Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.

Por Luis Fernando García Forero.- Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.

Su experiencia como asesora del Gobierno en la negociación en La Habana, fue fundamental para el trabajo legislativo con miras a seguir instaurando las herramientas jurídicas que permitan la reconciliación nacional, empezando por favorecer a las víctimas.

Sobre la coyuntura política en Colombia, principalmente con los temas de la paz, concedió darle una entrevista a www.ecospoliticos.com :

Ecos: ¿Desde cuándo se dio cuenta que nació para hacer política?

JG: Inicié como candidata en noviembre del 2017 cuando Angélica Lozano y Claudia López me propusieron que me lanzara a la Cámara de Representantes. Contaba con una experiencia técnica, como asesora del Gobierno Santos en temas de justicia transicional en el proceso de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Farc, en La Habana. Antes estaba en temas de seguridad, Derechos Humanos en la oficina del Alto Oficial de Seguridad Nacional en el Ministerio de Defensa.

Ecos: ¿Pero siempre ha estado en lo público?

JG: Siempre me ha gustado lo público, estoy convencida que desde la administración pública podemos ayudar a transformarla, eso tiene un potencial inmenso para el bienestar de los colombianos. No había dado el paso a la política electoral, creo que la vida le va abriendo a uno caminos, y ante la propuesta de Claudia López y Angélica Lozano, me pareció que no podía renunciar al aporte del desarrollo de las instituciones desde la Cámara de Representantes.

Ecos: ¿Cree que como asesora del Gobierno en la negociación de paz, también estaba haciendo política, pues a través de la política, se llegó al fin del conflicto con esa organización guerrillera?

JG: Estoy de acuerdo. Hay política con P mayúscula. La idea de hacer política pública, diseñar normas, instituciones y visión de país, de alguna manera es hacer política. Ahí he estado hace muchos años.

Ecos: ¿Entonces cuál es la política con p minúscula?

JG: En Colombia hablamos de política con p minúscula cuando nos referimos a lo electoral, de la cual la mayoría de ciudadanos desconfían. Estoy convencida que si más ciudadanos participan de la política, ayudamos a transformarla, porque al final el Estado somos también los ciudadanos y si más gente participa, más gente podrá transformar las instituciones para el desarrollo de la democracia.

Ecos: ¿Cuál le atrae más: la política electoral o aquella que se practica por nombramiento?

JG: Me gusta en el día a día la política con P mayúscula, en el diseño de política pública, pero a lo que me dedico y trato de batallar todos los días desde el Congreso, es poder hacer buena política, de calidad, con P mayúscula en lo electoral. Eso lo estoy tratando de combinar.

Ecos: ¿Me llama la atención el por qué ese mensaje a la entrada de su oficina y en la de su equipo de trabajo en la Cámara: ¡Sigan! Este es un espacio abierto para transformar LA POLITICA DESDE ADENTRO?

JG: Somos expertos en quejarnos, decimos políticos corruptos, todos son iguales, no van a trabajar, no hacen la tarea, son poco transparentes, eso no es gratis. Mucho de eso, ha sido cierto. Los ciudadanos no estamos ahí siendo injustos. Es cierto que ha sido así, pero quedarnos desde afuera criticando es muy cómodo porque hace que las instituciones nunca cambien. La idea es metámonos, remanguémonos, entendamos que es un  mundo difícil, pero apostémosle a que si los ciudadanos nos metemos a la política, ayudamos a transformarla.

Ecos: ¿Cómo lo hace en la práctica como legisladora?

JG: Tenemos un hashtag por la transparencia. Publico mi agenda todos los días, todo el tiempo contamos a la ciudadanía qué hacemos. Tengo un registro de votación donde todos nuestros votos, en cada escenario, son públicos y los explico. Recientemente debatíamos en internet el tema de los altos costos bancarios. Economistas de un lado y del otro que votaron por mí, unos dándome palo, otros defendiéndome, pero sobre la base de un debate, de liberación, de ideas, no de la política de la marrulla, de cuál es el interés, el negociado que está detrás, sino, el de la política de las ideas, de cuáles son las mejores políticas públicas para el bienestar de la mayor cantidad de ciudadanos.

Ecos: ¿Se considera una incesante ciudadana en la búsqueda de la  reconciliación y la paz en Colombia?

JG: Así es.

Ecos: ¿Se puso la camiseta por lograr la firma del acuerdo del fin del conflicto con las Farc, ahora en la implementación, cómo se siente?

JG: Es la motivación por el contenido que me tiene acá. Transformar la política es un escenario muy importante, uno viene  a transformarla política para algo, estoy convencida que el fin de la guerra después de cincuenta años de matarnos, es una oportunidad inmensa para transformar todos esos territorios que han estado más afectados. Regiones y localidades donde no hay vías terciarias para sacar los productos de los campesinos, no hay electricidad, no hay acueductos y que están esperando que ese fin de la guerra, verdaderamente se traduzca en oportunidades.

Ecos: ¿La polarización no lo está permitiendo?

JG: Para apostarle a esa implementación del acuerdo de paz se necesita que todos lo apoyemos. Se necesita colaboración desde la política pública, pero además que los políticos y que la política electoral, se vuelque  sobre la paz, que sea una prioridad. Por eso me metí a esto.

Ecos: ¿Cree usted que salen avante la implementación de los acuerdos?

JG: Soy una convencida que sí. Enfrenta muchos retos, 2017 nos demostró que la paz tenía muchos dividendos: la tasa más baja de homicidios de los últimos 30 años, la más baja en desplazamientos, de victimizaciones. Logramos los hechos más poquitos de accidentes con minas y sin embargo 2018 nos mostró la enorme fragilidad de la paz, subimos un punto porcentual los homicidios otra vez, empezamos a ver que hay bandas criminales, disidentes de las Farc, empezaron a subir los desplazamientos otra vez, empezaron  a subir los accidentes con minas.

Ecos: ¿Un ejemplo claro que nuestra búsqueda de la paz es frágil?

JG: Tiene un potencial inmenso, pero, si no llegamos a los territorios con administración de justicia, desarrollo rural, con participación ciudadana, se nos puede quemar el pan en la puerta del horno.

Ecos: ¿Convencida que la paz comienza en las regiones y localidades de Colombia?

JG: Soy una convencida que si todos los ciudadanos participamos, nos ponemos la camiseta, no la llamemos del acuerdo de paz, ni la del sí y los del no, llamémosla transformar esos territorios más afectados por la guerra, estamos seguros, que sacamos adelante esta paz. Es la manera más expedita para que el acuerdo salga avante.

Ecos: ¿Es más difícil implementar el acuerdo, que haber logrado la firma del fin de conflicto?

JG: Siempre dijimos durante el proceso que lo fácil era firmar el acuerdo. En ese momento nos parecía un absurdo después de horas y horas de trabajo, negociar con quienes fueron nuestros enemigos por muchísimos años. Venía de trabajar en el Ministerio de Defensa, conocí de primera mano las atrocidades de las Farc en la guerra y tratar de negociar con ellos, cómo ponerle fin a esa guerra no era fácil pero  siempre Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz durante el proceso nos decía: “esto es lo fácil, lo difícil son los 10-15 años que se nos vienen”, creo que tenía mucha razón.

Ecos: ¿Muy acertada la decisión de la Cámara al rechazar las objeciones del presidente Duque a la ley estatutaria de la JEP?

JG: Creo que fue un escenario muy importante donde partidos de oposición e independientes nos unimos para trabajar entendiendo que tenemos diferencias en muchos temas, pero que conjuntamente podíamos construir una ponencia para rechazar las objeciones a la ley de la JEP. Cambio Radical con más énfasis en la separación de poderes, Colombia Humana con más énfasis en la discusión de la lucha contra la pobreza rural, el partido Liberal con más énfasis en la importancia de  satisfacer los derechos de las víctimas, el partido de la U con más énfasis en la defensa del acuerdo de paz.  En mi opinión, destaco la importancia de garantizar condiciones de incertidumbre para excombatientes, para militares que se sometieron a la JEP y para las víctimas. Todos esos argumentos nos permitieron conjuntamente decir: acá hay muchas diferencias, pero por esto, nos unimos.

Ecos: ¿Cree en la terquedad, como la denominan ciertos sectores, del Gobierno en este aspecto?

JG: No entiendo al Gobierno y al Centro Democrático frente a este tema. Luego de la votación en el senado, es evidente que terminan derrotados, en un escenario, en el que además, leen muy mal al ciudadano. Si bien les funcionó en la campaña para el Plebiscito y para la presidencia, el argumento en contra del acuerdo de paz y en contra de los excombatientes de las Farc, ya el ciudadano se cansó de eso. Los ciudadanos quieren hablar qué va a pasar con sus pensiones, la lucha contra la corrupción, la salud, la política de generación de empleo, de eso quieren expresarse, por eso esperan que hablemos en el Congreso sobre esos temas, entre otros. Se equivoca el presidente del Centro Democrático devolviéndonos a esta conversación del 2016 que ya deberíamos superar. Debemos dedicarnos a transformar, insisto, los territorios más afectados por la guerra.

Ecos: ¿Cree que hay paz sin hacer una reforma a la justicia?

JG: Tenemos que entender distintas concepciones de paz. Hay un elemento esencial que era dejar de matarnos, terminar el conflicto armado, lograr la dejación de las armas, 13 mil excombatientes que se desmovilizaron y la entrega de más de 9000 armas que fueron extraídas por Naciones Unidas en contenedores. Hay un siguiente elemento el implementar los elementos del acuerdo que eran las condiciones que permitieron que el conflicto se perpetuara. Entonces, lograr el desarrollo rural, la participación ciudadana, una lucha efectiva contra las drogas y  solucionar ese problema, satisfacer los derechos de las víctimas, son esenciales para la construcción de la paz. La reforma a la justica es muy importante pero reformas a la justicia hay aquí y en cualquier lugar del mundo, y en esos otros lugares del mundo no están enfrentados a una guerra de más de 50 años.

Ecos: ¿Cree que el Congreso es capaz de hacerla?

JG: Sí. Hay que discutirla, hacerlo de una manera concertada, trabajar con las altas cortes, sobre todo preocuparnos y concentrarnos en la justicia del ciudadano, en la administración de justicia local y rural, allí en esos territorios que no tienen fiscales, que no tienen jueces, que no tienen investigadores de policía judicial.

Ecos: ¿Qué le espera al gobierno del Presidente Iván Duque en estos tres años cuando le acaban de aprobar el PND?

JG: Espero que el presidente Duque repiense su rumbo y se preocupe por su legado. Veo un Plan Nacional de Desarrollo contrario a lo que debería ser. Debió ser un PND con visión de país para los cuatro años, es más una colcha de retazos que no plantea realmente qué es lo que vamos a hacer. Ojalá Duque se preocupe  más por su legado, que por las elecciones de octubre.

Ecos: ¿A propósito del proceso electoral de octubre, será verde ese resultado?

JG: Risas…Espero que sí. Tenemos un partido que ha venido creciendo, que ha demostrado que está comprometido en la lucha contra la corrupción, en su compromiso con la paz, con visión de desarrollo sostenible, que le apuesta a la protección de nuestra biodiversidad, al crecimiento económico con base en la productividad, en el emprendimiento,  pero sobre la base de que esos recursos deben estar al servicio contra la pobreza y la desigualdad. Eso representamos, creo que cada vez más ciudadanos están viendo en nosotros, una alternativa.

 

para ver la entrevista en video

 

https://youtu.be/WbuGT1IbyQQ

Write comment (0 Comments)

El ex ministro de agricultura y Presidente del Partido de la U, Aurelio Iragorri Valencia, se mostró preocupado por los sectores de la sociedad colombiana que quieren seguirle poniendo talanquera a la implementación del proceso de paz, por considerar que las regiones y las localidades del territorio nacional, son las que más seguirán sufriendo si se vuelve al conflicto armado.

Por Luis Fernando García Forero. El ex ministro de agricultura y Presidente del Partido de la U, Aurelio Iragorri Valencia, se mostró preocupado por los sectores de la sociedad colombiana que quieren seguirle poniendo talanquera a la implementación del proceso de paz, por considerar que las regiones y las localidades del territorio nacional, son las que más seguirán sufriendo si se vuelve al conflicto armado.

En diálogo con Ecos Políticos Iragorri Valencia destacó la forma como la Cámara de Representantes negó las objeciones a la ley estatutaria de la JEP y se refirió a lo que puede pasar en el Senado de la República:      

Ecos: ¿Considera que el Senado de la República ratifica la decisión de la Cámara de negar las objeciones a la ley estatutaria de la JEP?

AIV: Cuando a uno le sirven el desayuno sabe cómo va a ser el almuerzo. El mensaje contundente y categórico de la Cámara ratifica la disciplina  de todos los parlamentarios respetando la decisión de bancadas. Entonces lo que va pasar en Senado es que se va a repetir el resultado de la Cámara.

Ecos: ¿Un triunfo de la independencia de poderes?

AIV: Sí, pero además de eso es un triunfo para todos los colombianos, un triunfo de la independencia de los poderes, un triunfo de la estabilidad de la rama judicial y un triunfo para quienes hemos vivido en zonas de conflicto porque nos tocó vivir esa guerra. Sabemos y somos conscientes lo que significa haber desarmado a 10 mil hombres que desangraron el país durante cincuenta años.

Ecos: ¿Cree en la disciplina de los senadores de la U para esa votación en Senado?

AIV: Igual que creía en la disciplina de los miembros de la Cámara de Representantes que son 27, así va a ser en el Senado de la República.

Ecos: El excandidato presidencial Humberto de la Calle le ha dicho al Presidente que retire las objeciones, ¿piensa lo mismo?

AI: Una opinión respetuosa. Le dije al Presidente de la República en comunicación antes que enviara las objeciones que no lo hiciera y lamentablemente fue oídos sordos. Ahí está el resultado, lo están derrotando en el Congreso. Ojalá le haga caso a Humberto De la Calle.

Ecos: ¿La U ya hizo acuerdos con el Partido Liberal y Cambio Radical. Esta fuerza representativa en el Congreso se va a mantener en qué aspectos?

AIV: Es un tema embrionario que nace con un acuerdo entre los parlamentarios para buscar la forma de impulsar en el Congreso una agenda que le sirva a la gente, resuelva los problemas cotidianos de los ciudadanos y no seguir con una agenda gubernamental demasiado improvisada, mal conectada con el Senado y la Cámara. Esa unión de fuerzas nace primero como un gran acuerdo entre varios parlamentarios, ojalá permita que esa agenda llegue y se desarrolle en temas trascendentales para la gente, no seguir discutiendo aspectos que ya sentíamos que estaban resueltos.

Ecos: ¿Cuál sería el mejor acuerdo para voltear la página de este tema del proceso de paz que tiene a Colombia completamente polarizada?

AIV: Que no haya engaños, mentiras, que se acepte un proceso de paz que fue fundamental para parar el desangre del país. No es perfecto, pero le parece poco haber desarmado por la vía del diálogo a 10 mil hombres que durante más de 50 años nos estábamos dando bala, entre los mismos colombianos. Que nos dejen implementar el acuerdo.

Ecos: ¿Qué permitan que la JEP realice su trabajo?

AIV: Sí, que se implemente esa paz para el bien de todos los Colombianos. Que no sigan diciendo que es un tema de impunidad y que todo el mundo se va a ir para la casa feliz. No, eso no es, ni será así, estamos propugnando por la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas con los bienes de las Farc y la no repetición.

Ecos: ¿Sin una verdadera reforma estructural a la justicia cree que logramos la paz, la convivencia ciudadana?

AIV: Hay un escenario legislativo sobre el tema y es la reforma que presentó Cambio Radical. Estamos de acuerdo porque contiene elementos fundamentales que permite a los habitantes de la calle, a las gentes comunes y corrientes, tener una justicia más ágil, rápida y más eficiente. Dejemos que se abra ese debate al interior de las cámaras y salga una nueva y buena iniciativa para bien de Colombia.

Ecos: El Congreso no ha podido hacer esa reforma, ¿Cómo hacerla?

AIV: En este momento necesitamos fortalecer las instituciones, incorporar  a las instituciones a quienes estaban por fuera de ellas. El proyecto de Cambio Radical abre la discusión con nuevos protagonistas.

Ecos: ¿Cree como lo han dicho algunos voceros de la sociedad, se debe hacer esa reforma con una constituyente?

AIV: No estoy de acuerdo con las constituyentes porque uno sabe cómo empiezan pero no sabe cómo terminan. Una constituyente en este momento de transición y polarización del país es muy riesgosa y no la apoyaría jamás.

Ecos: ¿Quieren regresar a la Seguridad Democrática?

AIV: No sé, pero la Seguridad Democrática fue un principio que defendió este partido. La U se creó para reelegir al Presidente Uribe con la política de Seguridad Democrática. El siguiente paso era negociar y acordar una paz para desarmar a los violentos, los guerrilleros, después del debilitamiento que sufrieron con la implementación de la Seguridad Democrática. Lo que sigue ahora es la reincorporación, la oportunidad, no para los guerrilleros, sino para todos los que han estado en esas zonas de conflicto y no han visto ni siquiera un integrante del Estado ni una política de Estado. A eso es a lo que nos debemos dedicar, a darle una oportunidad a nuestra gente.

Ecos: ¿Qué otros aspectos cree que son urgentes en el trabajo del Congreso?

AIV: La implementación de los acuerdos en el tema de tierras, la posibilidad de que los campesinos de Colombia tengan títulos de sus propiedades y ayudar al desarrollo social del campo colombiano.

Ecos: ¿El tema de la tierra cómo se debe implementar desde el Congreso?  

AIV: No puede ser que en este país se continúe con la desigualdad que  hace que quienes vivan en el campo sean tres veces más pobres con relación a los que vivimos en las ciudades y no pase nada. Soy un abanderado de esos temas porque creo que ahí está el futuro de Colombia y lo demostramos siendo Ministro de Agricultura, ese sector iba de últimas en la economía, lo entregamos de primeras y ya lo pusieron de último otra vez, o sea, sí se puede,  con esfuerzo y voluntad.

Ecos: ¿Cómo ve el futuro de Colombia?

AI: Un buen futuro lo lograríamos en la medida en que seamos incluyentes, reconozcamos que en el campo colombiano hay más de 15 millones de personas que han estado abandonadas por nosotros, por quienes vivimos en las ciudades. Tenemos que darles una oportunidad de incorporarlos a para que disfruten de las mieles del Estado, que les lleguen los beneficios, es lo único que están esperando. El futuro de Colombia está en el campo si somos incluyentes.

Write comment (0 Comments)

El senador Roy Barreras, uno de los congresistas que más le puso el pecho a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, para lograr el fin del conflicto, no ha perdido un instante en defender en el Congreso todos los temas que llegan a legislativo para implementar los acuerdos de La Habana.

Por Luis Fernando García Forero*.- El senador Roy Barreras, uno de los congresistas que más le puso el pecho a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, para lograr el fin del conflicto, no ha perdido un instante en defender en el Congreso todos los temas que llegan a legislativo para implementar los acuerdos de La Habana.

En diálogo con Ecos se mostró complacido y felicitó a sus colegas de la Cámara por votar, en su inmensa mayoría, el rechazo a las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP.  

Ecos: ¿Qué viene ahora después de ese histórico resultado en la Cámara?

RB: Seguir defendiendo la paz, creo que el Senado tiene que honrar la historia negando las objeciones.

Ecos: Senadores de la oposición e inclusive independientes, se refieren a que el Presidente del Senado Ernesto Macías, está asumiendo una actitud dilatoria con el tema de las objeciones en la plenaria de la corporación. ¿Piensa lo mismo?

RB: Por su puesto, la actitud dilatoria del Senador Macías pretende que la votación de las objeciones vaya hasta después de Semana Santa.

Ecos: ¿Con qué objeto?

RB: Para tener tiempo y así presionar a los congresistas con el objeto de que voten las objeciones. No van a lograrlo, el compromiso con la paz y con la JEP es ya internacional y universal, ojalá permitan que la JEP trabaje y dejen cerrar ese capítulo para que el Gobierno se dedique a resolver los problemas de Colombia.

Ecos: El ex candidato presidencial Humberto de la Calle le ha hecho un llamado al Presidente de la República para que retire las objeciones y así evitar un desgaste, ¿Está de acuerdo?

RB: Sería un acto honroso porque ante la derrota en la Cámara lo que le corresponde al Presidente es retirar esas objeciones que ya tienen el rechazo de las mayorías. Más bien que el jefe de Estado nos proponga cómo le ayudamos a sacar adelante los demás problemas de Colombia. Mirar qué pasa en Tumaco, lo de Hidroituango y Electricaribe. Qué pasa en el Catatumbo y en Cúcuta con las migraciones y el desempleo. Así mismo con la inseguridad en Bogotá, Cali, Medellín, es decir a gobernar.

Ecos: ¿Dispuestos a buscar consensos con el gobierno en esos temas, entre otros?

RB: Estamos dispuestos a legislar en todo lo que le sirva a Colombia, pero para eso el Gobierno del Presidente Duque tiene que dejar de ver hacia el pasado y lo más importante, dejar de intentar hacer trizas la paz.

Ecos: ¿Cuál sería el mejor acuerdo que debe hacer el Presidente de la República para voltear esta página y acabar con la polarización?

RB: Entender que hay un compromiso del Estado: la paz está hecha y hay que respetarla. El Presidente Duque no debe hacerle caso a quienes quieren hacer trizas la paz.

Ecos: ¿Le llegó la hora al Congreso?

RB: El congreso ha cumplido con su deber. Le agradezco a los partidos que nos han acompañado desde que presenté el marco para la paz en el 2012. El Congreso de Colombia ha honrado la paz y la volvió a honrar cuando la Cámara negó las objeciones a la ley estatutaria de la JEP.

Bogotá, D. C, 9 de abril de 2019

*Director www.ecospoliticos.com

Write comment (0 Comments)

www.ecospolitios.com se dio a la tarea de entrevistar y dialogar con el Presidente de Fedegan, José Felix Lafaurie, uno de los personajes de la vida gremial y política nacional, que defiende a capa y espada la Seguridad Democrática instaurada por el expresidente Álvaro Uribe, pero además, lidera y defiende como militante del Centro Democrático, los postulados de ese partido que gobierna a Colombia en cabeza del jefe de Estado, Iván Duque Márquez.

Por Luis Fernando García Forero*.- www.ecospolitios.com se dio a la tarea de entrevistar y dialogar con el Presidente de Fedegan, José Felix Lafaurie, uno de los personajes de la vida gremial y política nacional, que defiende a capa y espada la Seguridad Democrática instaurada por el expresidente Álvaro Uribe, pero además, lidera y defiende como militante del Centro Democrático, los postulados de ese partido que gobierna a Colombia en cabeza del jefe de Estado, Iván Duque Márquez.

Ecos: ¿Estuvo acertada la decisión de la Corte Constitucional sobre las Objeciones Presidenciales al proyecto estatutario de la JEP  aprobado por el Congreso?

JFL: Por fortuna, preservando la refutación de la propia Corte y ante la filtración de una supuesta ponencia que iba a hacer el magistrado Lizarazo, la corte se abstuvo y se declaró inhibida. Era apenas obvio. Quién ha dicho que la Corte se pronuncia sobre un derecho de petición o sobre cartas que le manda otro órgano de los poderes públicos. Eso es el Consejo de Estado que tiene una Sala Consultiva, no la Corte Constitucional. Creo que eso al menos baja un poco las dinámicas de discusión política y obliga a la Corte a actuar con mucho rigor en temas que realmente no son tan sencillos.

Ecos: ¿En este momento el balón sobre el controvertido tema lo tiene ahora el Congreso de la República, por qué cree que el Congreso debe aceptar las objeciones a los seis artículos de la ley estatutaria de la JEP?

JFL: El Presidente Duque fue absolutamente claro cuando dijo que cumplió con objetar, y la objeción fue por inconveniencia. Es el Congreso el que tiene la palabra, ambas cámaras escogieron a quienes van a conformar las comisiones accidentales. Cada uno de ellos tiene una inmensa responsabilidad, los temas objetados no son de cualquier monta.

Ecos: ¿En el fondo las perjudicadas son las víctimas?

JFL: Se trata de que haya una genuina verdad, una genuina reparación, una genuina no repetición; por consiguiente, que haya una genuina justicia. Lo que no puede terminar por suceder es que las víctimas, que están en el corazón de todo este proceso, sean las primeras desestimadas a la hora en que la JEP tenga que aplicar el estatuto básico que les obliga a ellos en el juzgamiento de las personas que son de su competencia.

ECOS: ¿Qué le dice a aquellas personas que afirman que es un torpedo lanzado a lo que se ha denominado el corazón del proceso de paz, La JEP?

JFL: Son los mismos que cuando el Gobierno y los Negociadores siempre dijeron que iban a someter el acuerdo a un referendo y perdieron el referendo, pese a que el señor De la Calle dijo que si el país vota no, pues no; sin embargo terminaron presionando para que el Gobierno, por la puerta de atrás, a través de una proposición que llega al Congreso, burlara la soberanía popular. Fue la propia Corte la que en ese momento se encargó de darle un golpe de estado a la opinión pública, porque en una democracia, como la nuestra, de corte liberal, la última palabra la tiene el soberano, es decir el ciudadano, que se pronunció y dijo no, y sin embargo, le pusieron conejo. Ellos no tienen autoridad moral para estar diciendo eso, para estar nuevamente confrontando a ese otro país que ganó el referendo. Aquí no hay enemigos de la paz, lo que hay son ciudadanos que siguen creyendo en el Estado de Derecho, ese mismo que han vulnerado de manera permanente.

Ecos: ¿No le parece ganancia que 10 mil hombres se hayan desarmado, luego de una negociación, como aporte a la paz y al desarrollo de Colombia?

JFL: El señor Uribe desarmó 58 mil, entre guerrilleros y paramilitares. Jamás puso en riesgo ni el modelo de desarrollo económico, en el caso concreto del sector rural, como si se puso en riesgo en el Gobierno Santos, como se va ha demostrar dentro de pocos años. El gobierno Uribe no cambió la constitución. Santos cambió la constitución. Elevó a mandato constitucional un texto tan largo o más largo que la propia constitución vigente.

Ecos: ¿En su concepto fue una equivocación haber blindado en la constitución el Acuerdo firmado?

JFL: No creo que haya un esperpento jurídico peor que el que hizo el señor Santos con los acuerdos de La Habana. Para desmovilizar no 10 mil, vaya usted a contar cuántos son y vaya usted a contar cuántas son las disidencias y lo que están haciendo las disidencias. Con el ELN buena parte de ellos cambiaron su brazalete. Mire lo que está pasando en el Cauca, o usted cree que la minga no tiene involucrados guerrilleros que son los que están asesinando policías y los que están disparando de manera absolutamente aleatoria a todo el que pasa por la panamericana. No hay derecho. Este país debe dejar de estar metido en unas discusiones bizantinas. Aquí hay que cumplir la ley y la ley no se negocia con los criminales

Ecos: Respetable esa opinión, pero los organismos  y la comunidad internacional no ven el tema como usted lo acaba de señalar, es decir, ellos ven la proyección de la paz y que se debe cumplir el Acuerdo.

JFL: Comprados. ¿Han sacado cuentas cuánto le pagó el Estado Colombiano a la ONU para el supuesto acompañamiento? Miles de millones de pesos y ahora se pronuncian y por qué no se pronuncia la Corte Penal Internacional a propósito de lo que ha venido denunciando en estos últimos días los miembros de Rosa Blanca, que buena parte de los niños y niñas fueron violados por integrantes de las Farc. Y se lo han dicho: usted me violó. No he visto un pronunciamiento de la Corte Penal Internacional que ha sido dura en algunos casos precisamente con dictadorzuelos de derecha que obviamente han generado unas situaciones críticas en sus propias sociedades. Espero lo hagan.

Ecos: ¿No cree en los objetivos de la JEP?

JFL: Hay unos magistrados que fueron nombrados, no se olvide cómo fue el proceso de selección y cómo la integraron. Personas entre otras cosas de otros países con claros sesgos de izquierda, unos vinculados a sendero luminoso, otros a los montoneros en Uruguay, otros a la ETA en España , eso no empezó bien y tampoco va bien.

Ecos ¿Por qué no va bien?

JFL: Los contratos que hemos venido conociendo por ejemplo del hijo de Álvaro Leyva o de funcionarios vinculados con la JEP. Eso no va bien. Lo de Bermeo es una vergüenza. La Feria de contratos en la JEP en el poco tiempo que ha actuado y la malversación de recursos públicos, no le auguran un buen propósito. Por eso no creo que las objeciones del Presidente Duque, de seis de los  159 artículos de la ley Estatutaria de la JEP sean realmente el óbice para que estos señores no cumplan la ley, no prevariquen y dejen de estar jugando con los dineros del ciudadano colombiano.

Ecos: ¿No hay duda que el país sigue cada día más polarizado?

JFL: Claro por su puesto. No cabe la menor duda.

Ecos: ¿Cuál es la solución para pasar esa página, qué se debe hacer?

JFL: Cumplir la ley. Tenemos una Constitución y unas instituciones, lo que se debe hacer es fortalecerlas. Lo grave en las democracias y en los estados de derecho es jugar con las instituciones, cuando usted pretende permanentemente cambiar las reglas de juego de ese estado de derecho para satisfacer los intereses de unos criminales. O es que en el caso de las violaciones, ¿acaso hay un derecho revolucionario a la violación de menores?, no creo, eso es para usted, para mí y para cualquier ciudadano,  no importa el sesgo político que tengan. Aquí hay que dejar de estarse arropando con los falsos ideologismos políticos, la ley es la ley, dura es la ley, pero es para todos.

Ecos: ¿Ve cada día más cerca una constituyente, por ejemplo, para solucionar los temas de la justicia?

JFL: Creo que sí. El país cada vez está viéndose abocado a una constituyente así sea reducida a los temas que tiene que ver con el aparato que aplica justicia. Creo que el ciudadano de a pie, el que necesita la justicia para poder dirimir los conflictos familiares o interpersonales, el de la calle, está viendo que la delegación de justicia es plena. Lo del cartel de la toga, es vergonzoso. Hay una frase célebre que dice: “maldita aquella generación que tiene que juzgar a sus propios jueces”, estamos juzgando a  nuestros propios jueces.

Ecos: ¿Esto tendría que ser aprobado por el Congreso, cuál sería la figura jurídica, la herramienta para convocarla?

JFL: Ahí está en la Constitución, por su puesto bien sea a través de un referendo o a través de un acto legislativo, cualquiera que fuere. Creo que la mayor parte de los congresistas tienen conciencia que ellos no tienen capacidad de aprobar una reforma a la justicia que le sirva al ciudadano de a pie y que al mismo tiempo permita otra vez darle la majestad a la justicia.

Ecos: ¿Cree que estamos a punto en un determinado momento llegar a un conflicto institucional por todo esto que está pasando, un choque de trenes?

JFL: No puedo creer que la Corte Constitucional pueda actuar como actúan los individuos: ah, tu obraste en contra mía, ahora yo obro en contra tuya, no. Las instituciones ya sea Presidencia de la República, Congreso o Corte Constitucional o Suprema, tienen que actuar en el marco de lo que la Constitución y las normas le obligan y no en función de sus desamores o de sus inclinaciones políticas. Me parece terrible. Si estamos en eso con más razón se justifica una constituyente que le ponga punto final a tanta alevosía de aquellos que llegan a posiciones importantes en el entramado institucional, no ha cumplir la ley, sino a usarla como instrumento perverso de sus intereses personales o políticos.

Ecos: El Presidente de la República simboliza la Unidad Nacional. El país está polarizado, ¿Cree que el jefe de Estado buscaría una constituyente para despolarizar a los colombianos?

JFL: No creo que esté en el horizonte del gobierno, pero en política 2 más 2 no son cuatro. Hay hechos que eventualmente obligan a una sin salida como eventualmente puede ser esta. Las constituyentes no son buenas, la constituyente implica un escenario donde como el crupier en un casino, recoge las cartas y reparte, y de pronto con una constituyente las cosas pueden quedar peor o mejor. Lo ideal es que aquí en Colombia tomemos conciencia de que las cosas no van por buen camino y tratemos que los funcionarios cumplan la ley y no la interpreten a su acomodo para que el ciudadano del común se sienta seguro en un Estado de derecho. Nadie se siente hoy seguro en el Estado de derecho que tenemos en Colombia y eso tarde que temprano al margen de lo que piense el gobierno de pronto nos precipita a una constituyente como la del 91, con aciertos y desaciertos y vaya usted a saber si lo que hay que hacer es volver a intentarlo para tratar de hacer una cosa bastante mejor que la que tenemos hoy en día.

Ecos: ¿Cree que en las elecciones territoriales de octubre, pueda aparecer otra especie de papeleta para convocarla?

JFL: Lo está proponiendo usted.

Ecos: No, le estoy preguntando.

JFL: Una nueva papeleta para una constituyente, puede terminar prosperando. Mire usted, el plebiscito anticorrupción nadie le daba un peso y obtuvo 11 millones de votos. De llegarse a incluir una papeleta en las elecciones de octubre y vaya usted a saber cuántos votos tendría la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Ecos: ¿Qué le depara a Colombia?

JFL: Los políticos deben tener más rigor, pensar más en el país y menos en sus intereses personales. La política se corrompió, hay que hacerla con tono moral. Antes los partidos políticos eran partidos de opinión, tenían opiniones propias, decían cosas, hoy no. Ahora los partidos políticos administran una clientela. Tal y cómo va el país, no va bien.

Bogotá, D. C, 29 de marzo de 2019.

*Director, fundador www.ecospoliticos.com 

Write comment (0 Comments)

Lo primero que queremos y exigimos es que no le quiten dientes a las RAP que todavía no han nacido. Por el contrario las fortalezca, que haya una evolución muy grande en la discusión del PND, cuáles son los proyectos que finalmente deben estar en esa iniciativa para beneficio de las regiones.

Por Luis Fernando García Forero.- El Gobernador del Atlántico Eduardo Verano de la Rosa, uno de los principales forjadores de la Región Administrativa y de Planificación Caribe, RAP, no ha descansado para lograr al máximo un consenso con todos las bancadas de la Costa Caribe, en el Congreso de la República, con el objeto de alcanzar el mayor aporte a soluciones de las necesidades de los departamentos de la Costa Atlántica, en el Plan Nacional de Desarrollo, que inició en firme su análisis y discusión en las comisiones económicas de Senado Y Cámara.

En el último encuentro con los congresistas en el Capitolio Nacional, el gobernador Verano de la Rosa logró un excelente quorum para analizar el PND y su injerencia en la costa caribe.

El mandatario departamental, tuvo a bien responderle preguntas a Ecos sobre el PND y su incidencia en las regiones de Colombia.

Ecos: ¿El PND está directamente proporcional a los objetivos de la RAP?

EV: No. Lo primero que queremos y exigimos es que no le quiten dientes a las RAP que todavía no han nacido. Por el contrario, las fortalezca, que haya una evolución muy grande en la discusión del PND, cuáles son los proyectos que finalmente deben estar en esa iniciativa para beneficio de las regiones.

Ecos: ¿Si hay verdaderos criterios para la solución de los problemas regionales en el PND?

EV: Hay mucha desigualdad,  mucha inequidad, debe haber un reparto por Departamentos utilizando criterios como el de necesidades básicas insatisfechas. Hay una gran concentración de los más grandes proyectos en muy pocos departamentos, en los más ricos precisamente.

Ecos: ¿Cree usted que el escenario del Congreso de la República va a dar la pela para defender por ejemplo que haya más aportes en el PND en los departamentos más pobres?

EV: Creo que es una oportunidad histórica importante y que siempre se hace al inicio de cada Gobierno. En la discusión del Plan Nacional de Desarrollo se define la forma cómo se van a distribuir los recursos del Estado para evitar la inequidad.

Ecos: ¿El PND presentado por el Gobierno Duque busca la verdadera descentralización que necesita Colombia?

EV: Necesitamos que sea real. Estamos abogando por una descentralización, pero con dientes, con recursos, con verdadera capacidades de decisión. Insisto, no que se hable de descentralización y todo quede en el papel y después las decisiones finalmente no contribuyen para nada a un fortalecimiento de las regiones.

Ecos: ¿Reconoce el Gobierno lo que usted está diciendo?

EV: Esa es la esencia de la discusión. Creo que tenemos que ponernos de acuerdo para que el Plan salga aprobado en el Congreso de la República y sea en beneficio de las regiones.

Ecos: ¿En el caso de los parlamentarios costeños ve usted unidad y que se van a dar la pela en este sentido?

EV: Aquí lo acabamos de ver en esta reunión con las bancadas de la Reión Caribe. Hay identidad de propósito y veo que existe la firme voluntad de ir todos unidos.

Ecos: ¿Cuáles son los puntos básicos, las necesidades del PND para hacerlo realidad de manera urgente?

EV: Obras, obras concretas, no podemos decir que una sola obra, es de todo: vías, salud, educación, universidades, no creo que hay un solo énfasis, el Estado no puede tener un solo énfasis. Debe incluirse solución a las necesidades en  todos los departamentos.

Ecos: ¿El futuro de Colombia es la propuesta en las RAP, con la descentralización, con las nuevas regiones?

EV: Colombia es un país de regiones y eso debemos plasmarlo no solo en el papel sino hacerlo realidad, en el presupuesto y lo más importante en este Plan Nacional de Desarrollo.

Ecos: ¿Qué ha pasado con el nuevo ordenamiento territorial en Colombia?

EV: Ya está decidido, hay una nueva ley de regiones que está ad portas de ser ya conciliada entre senado y cámara y próximamente sancionada por el Presidente.

Ecos: ¿El futuro de Colombia está en la regionalización?

EV: Absolutamente. Eso es lo que le va a permitir tener una gran dinámica, un gran motor de desarrollo porque las estructuras regionales son mucho más veloces, mucho más presentes en la vida del ciudadano común y corriente.

Ecos: ¿Quién lo va a reemplazar a usted con esta iniciativa, ahora que termina su mandato?

EV: Mil personas, hay muchas personas que están en esto.

Bogotá, D. C, 3 de marzo de 2019.

Write comment (0 Comments)

El gobernador del Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, es consciente que está en la recta final de su administración y  refleja un optimismo considerado porque se siente seguro que le ha cumplido a los risaraldenses  para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los 14 municipios del departamento.

El gobernador del Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, es consciente que está en la recta final de su administración y  refleja un optimismo considerado porque se siente seguro que le ha cumplido a los risaraldenses  para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los 14 municipios del departamento.

A través de Ecos se refiere a la situación actual del departamento, su gestión, entre otros temas, a 10 meses de dejar su mandato:

ECOS: ¿Cómo está hoy el orden público en Risaralda?

SSO: Aquí nos unimos todos para atacar los focos de inseguridad: Policía, Ejército, la administración departamental y la Fiscalía General de la Nación. Esto lo hicimos para tener más turismo, más inversionistas, más empresarios.

ECOS: Sin embargo, hay un problema que persiste y es el que tiene que ver con el consumo de alucinógenos, que se dice está disparado en todo el departamento, y que tiene que ver con el microtráfico…

SSO: Es el problema más grande y grave de  los risaraldenses. Hemos desmantelado muchos de esos grupos delincuenciales que son los que venden estas sustancias a los muchachos. Les hemos dado fuerte y estamos trabajando con las familias, desde las secretarias, en las universidades, en los colegios, escuelas, en todos los escenarios que más podemos. No es fácil, pero lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo.

ECOS: Otro crítico que afecta a los ciudadanos es el robo de los celulares, ¿qué se está haciendo?

SSO: El 50% de los delitos se cometen por el tema del microtráfico, y el otro, por la intolerancia.  Hemos venido trabajando con todos los frentes, pero, complementariamente, tenemos un programa en las Secretarias de Educación y de Gobierno en donde estamos trabajando socialmente con los sectores más vulnerables y dando oportunidades. Estamos también haciendo operativos que planeamos con la Policía, el Ejército y la Fiscalía. Llevamos más de 200 y este año ya tenemos preparados más.

ECOS: ¿Qué piensa de las investigaciones por presunta corrupción en contra de su secretario de Gobierno y del alcalde de Dosquebradas, que pertenecen al partido Conservador, su mismo partido?

SSO: El tema del secretario de Gobierno está en investigación y hay que respetar el debido proceso.  El tema del alcalde de Dosquebradas estoy esperando para hacer el nombramiento. La justicia es la que debe señalar después de sus investigaciones, si son culpables.

ECOS: Dos de las víctimas del atentado del ELN en Bogotá eran jóvenes risaraldenses. ¿Qué piensa de lo sucedido?

SSO: Reprochable desde todo punto de vista. ¿Cómo estos barbaros hace estos actos terroristas? Cayeron dos de nuestros ciudadanos que fueron ejemplo para estudiantes y deportistas, hombres de bien que hoy lloramos en el departamento de Risaralda.

ECOS: ¿Qué hacer con este tema del ELN?

SSO: Que les caiga todo el peso de la ley a estos sinvergüenzas. Aquí estamos con la Fuerza Pública, apoyándola y lo seguiremos haciendo.

ECOS: ¿Cuáles cree que son los más importantes logros de su administración?

SSO: Construimos el Plan Nacional de Desarrollo con la gente. Cada una de las obras que hicimos en todo el departamento fue por mutuo acuerdo de la ciudadanía. Hicimos mesas de trabajo en todos los municipios, con toda la sociedad civil; trabajamos con las minorías étnicas, con los afros, con los discapacitados. Trabajamos varias áreas: social, salud, educación, medio ambiente, protección de los recursos naturales, desarrollo económico, ciencia y tecnología, inversión en el agro. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida para cada uno de los risaraldenses.

ECOS: ¿Cómo ha sido el trabajo con el nuevo gobierno de Iván Duque?

SSO: Debemos dar un compás de espera al presidente. Necesitamos que le vaya muy bien, porque si le va bien, le va bien a Colombia. Creceremos económicamente y este país será mucho mejor para todos.

ECOS: ¿Cree que se deben unificar los períodos de mandatarios en todo el país?

SSO: A mí me eligieron para cuatro años, termino el 31 de diciembre, pero el país debe entender que se deben unificar periodos porque estamos generando mucho traumatismo. Son cuatro años, pero resulta que dos son electorales y existe una Ley de Garantías que aplicar. El otro tema es que mientras la administración se acomoda es otro año y no se puede trabajar así. Hay que unificar periodos, ¿cuándo?, no sé, pero hay que hacerlo.

ECOS: ¿Cómo se están invirtiendo los recursos que llegan por regalías?

SSO: Tenemos proyectos por más de $140 mil millones y tenemos $90 mil para este año. Son $230 mil millones en total. De eso, el 60% es para vías y movilidad, pues allí  es donde está el desarrollo del departamento, pues nuestros campesinos podrán sacar sus productos. Otro de los proyectos es ‘Pacífico III, autopistas del café’, de esa forma nos estamos volviendo mucho más competitivos.

ECOS: ¿Cómo es el tema de los bomberos?

SSO: Vamos a construir siete estaciones de bomberos en siete municipios. Aquí tenemos que fortalecer este tema, ya estamos trabajando en tres de ellos. En lo de alertas tempranas, con una inversión de $13 mil millones. Son pueblos con encanto para el tema turístico.

ECOS: ¿Y en empleo y educación?

SSO: Este es el departamento que más colegios está construyendo: son 19 mega obras para mejorar la calidad de la educación, de la mano con el Ministerio de Educación Nacional.

ECOS: ¿Le ha cumplido a los risaraldenses?

SSO: Sí. Disminuimos la pobreza absoluta, somos un departamento que está entre los primeros del país en educación de competitividad; estamos de sextos entre los 32. Tenemos sólo un 7% de desempleo; tenemos 19 universidades capacitando gente; estamos fortaleciendo el campo. Es muy favorable lo que hemos hecho por la gente. 

Pereira, 1 de febrero de 2019

Por William Acero Arango.  

Write comment (0 Comments)

En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral en pleno posconflicto, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.

El proceso electoral en Colombia para elegir el 27 de octubre a Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Concejales y Ediles, se empieza a calentar en todo el territorio nacional.

En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.

Ecos: ¿Cómo ve el proceso electoral para las elecciones de nuevos mandatarios regionales y locales?

AB: Este año son las elecciones más importantes, por lo que representan sus resultados. Alrededor de 113 mil candidatos a gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos y ediles. Vamos a tener una campaña muy fuerte, no solo en el aspecto político sino por los asesinatos contra líderes sociales, políticos y comunales, y además, por el tema de la ilegalidad que hace muy difícil hacer un rastreo de la financiación de las campañas políticas.

Ecos: ¿El Gobierno anunció una Reforma Electoral para las sesiones extras del Congreso, pero no se incluyeron, qué piensa?

AB: Los temas que tienen que ver contra la corrupción incluyen en gran medida los políticos y electorales, y se están quedando por fuera de la agenda del Gobierno. Las sesiones extras hubieran sido una oportunidad muy interesante para poder seguir discutiendo la reforma política donde claramente no se están logrando los avances esperados. Sin embargo es una decisión correcta porque una reforma electoral tiene un altísimo contenido técnico y debe discutirse no solo con las organizaciones políticas, requieren de un análisis por el impacto de las modificaciones  que se hagan.

Ecos: ¿Está quedada la legislación en la lucha contra la corrupción?

AB: No haber incluido temas contra la corrupción, cuando cada día vemos un nuevo escándalo, es un mal mensaje a la ciudadanía, porque mientras  avanzamos, por ejemplo en una Reforma Tributaria, esos recursos que ingresan, terminan en manos privadas a través de contratos que se entregan a dedo en obras que no están bien hechas, fundaciones corruptas que no entregan la comida como debe ser a los niños, que no hacen los proyectos de educación o de atención a personas de avanzada edad como se esperaría que debería ser.

Ecos: ¿Los procesos electorales están ligados con la corrupción en Colombia?

AB: Claramente están cruzados con sistemas de corrupción y de ilegalidad. Son procesos electorales violentos, no solamente por las afectaciones de intolerancia que se ven en redes sociales, sino que históricamente han estado inmersos por las amenazas, asesinatos, secuestros, atentados contra candidatos. En elecciones locales es uno de los temas que más se pone de presente.

Ecos: ¿Las elecciones de octubre están en riesgo en algunas zonas del país?

AB: La debilidad institucional en las regiones no permite proteger no solo la vida de los candidatos, sino la libertad del voto de los ciudadanos frente a actores armados ilegales o grupos de corrupción, de economías ilegales. Eso ha estado presente. Lamentablemente no se ha modificado para estas elecciones. Seguimos con las mismas debilidades y eso significa que tenemos regiones en el país donde la libertad del votante se encuentra en crisis  para hacer proselitismo político.

Ecos: ¿Es una verdadera amenaza contra la paz regional y local?

AB: Desafortunadamente las debilidades electorales son una amenaza contra la paz regional y local.

Ecos: ¿La Reforma política que se aprobó en primera vuelta, si cree que es un avance para la democracia en Colombia?

AB: El Congreso de la República ha sido muy poco serio frente a las necesidades de una Reforma Política que de verdad permita la democratización, transparencia, control político, participación, representación política, entre otros. Han legislado a espaldas del país y de cara a sus intereses. No aparecen las listas cerradas, no se toca la autoridad electoral ni los verdaderos mecanismos de representación y participación política. Para qué mecanismos fuertes de democracia interna sin lista cerrada y sin esquemas de la financiación de la política.

Ecos: ¿Seguimos desactualizados en materia electoral?

AB: Tenemos un Código Electoral que es anterior a la Constitución del 91. Necesitamos actualizarlo para que no pase lo que ha ocurrido en los últimos cuatro procesos de elección del Congreso de la República que después de tres años y medio, se termina señalando por parte del Consejo de Estado que efectivamente hubo fraude y que hay que cambiar la composición del Congreso.

Ecos: El Gobierno debe ya dar a conocer los alcances del proyecto de Reforma Electoral?

AB: El contenido  específico no lo conocemos. Esperamos que a la mayor brevedad posible lo dé a conocer para empezar a hacer comentarios, recomendaciones y apoyar las medidas que conduzcan a un estructura electoral más transparente y no procesos electorales frágiles en términos de confianza en sus resultados.

Ecos. ¿Por ahora cuales podrían ser las medidas efectivas para que obtener el mejor resultado el 27 de octubre?

AB: Lograr a la mayor brevedad posible unos mecanismos de control y de verificación de seguridad a los líderes sociales. No puede funcionar solo en Bogotá, donde hacen parte la mayoría de Ministros, la Defensoría del Pueblo, Fuerzas Armadas; donde se establece cuáles son las políticas de protección. En departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Antioquia, Norte de Santander, que son los que tienen el mayor número de líderes políticos sociales asesinados, al menos en esos departamentos, debería tenerse una confianza específica para poner a marchar un plan de protección a los líderes.

Ecos: ¿No se ven resultados que paren los asesinatos?

AB: Hemos pedido reiteradamente al Gobierno un plan concreto, un compromiso de todas las autoridades, porque no solamente es la condena a los hechos y que no sigan pasando, se deben mostrar resultados claros porque estamos hablando de la afectación a la vida. No solo hablamos de las amenazas con fundamento, sino hechos muy, muy graves, que afectan la composición política del país, la tranquilidad.

Ecos: ¿De alguna manera estas elecciones van a marcar en sí lo que ha sido el desarrollo del posconflicto y de una vez por todas reafirmar que la paz comienza y termina en las regiones?

AB: La paz definitivamente comienza y termina en las regiones. Lo que sucede en Bogotá es una ilusión de lo que uno quisiera que fuera la paz, mientras en las regiones están viendo cómo quieren acabar con la tranquilidad. En las elecciones territoriales nos estamos jugando la representación política y la paz.

 

Bogotá, D. C, 1 de febrero de 2019

Por Luis Fernando García Forero.

Write comment (0 Comments)

“Barlovento es la puerta para entrar al cielo” son las palabras con las que el reconocido medallista mundial y ahora entrenador Lars Houbak, describió la magia que hay en La Buitrera, vereda entre Palmira y Pradera (Valle del Cauca).  Para Lars Houbak, Colombia tiene un sin número de sitios para visitar y conocer en sus 32 departamentos, y en más de mil municipios de todo el territorio nacional.

“Nosotros seremos embajadores de Colombia en el mundo”: Lars Houbak. 

“Barlovento es la puerta para entrar al cielo” son las palabras con las que el reconocido medallista mundial y ahora entrenador Lars Houbak, describió la magia que hay en La Buitrera, vereda entre Palmira y Pradera (Valle del Cauca).  Para Lars Houbak, Colombia tiene un sin número de sitios para visitar y conocer en sus 32 departamentos, y en más de mil municipios de todo el territorio nacional. 

A Colombia llego un grupo de gimnastas daneses quienes pasaron como un relámpago por Bogotá, y posteriormente se trasladaron al departamento del Valle del Cauca y aterrizaron en Palmira. Se maravillaron con Barlovento sitio que va a tender después de su adecuación, a miles de turistas, ya que los daneses  catalogaron esta parte de la patria como una de las maravillas del mundo. 

El “National Danish Performance Team”, catalogado entre los mejores equipos de la historia en gimnasia señalaron que: “jamás en nuestros múltiples viajes por todo el mundo habíamos visto o visitado un lugar tan exuberante en sus naturaleza y con esa magia que enamora”. 

Esta delegación de 36 personas que atravesaron el mundo para  llegar a Colombia, conformado por 28 atletas de alto rendimiento y 8 directivos, hoy hacen parte de los seleccionados entre más de 200  jóvenes daneses que compiten, entre sí, para ganarse, un lugar en la comitiva y poder regalarle al mundo una muestra de su trabajo. 

Según Lars Houbak: “Este viaje fue planeado desde hace más de 6 meses, cuando por Internet, fuimos contactados por la asesora de asuntos internacionales de la Alcaldía de Palmira en el Valle del Cauca, Liliana Ortiz y la Secretaria de Cultura, Ester Millán. Hemos descubierto un sitio mágico, alucinante, lleno de Verde, de cascadas de Ríos, de nacimientos de agua, de naturaleza pura, de montañas de aire sin contaminar, de campesinos maravillosos, que cuando uno está arañando la montaña para llegar a Barlovento, salen de sus casas adornadas con miles de bombillos que iluminan el paso de foráneos y turistas” dijo. 

El show Danés que trae gratis a los mejores del Mundo en la gimnasia artística de Dinamarca, se conformó desde 1920 y empezó por la necesidad de inculcarle a los seres humanos que se puede hacer algo por los demás, sobre todo por los niños, niñas y jóvenes donde lo más importante es hacer deporte, así no sea competitivo. 

Este grupo de atletas trabajan desde el siglo pasado recorriendo el mundo, y han transmitido de generación en generación que hay que ejercitar el cuerpo, si se quiere tener mejor salud y más vida. 

Han visitado más de 180 países llevando el mensaje de la necesidad de hacer educación física, y entregan en los coliseos, estadios, escuelas, colegios y todos los escenarios donde se han presentado, un espectáculo de gimnasia igual que los Olímpicos o cualquier torneo internacional de esta modalidad. 

Hablamos con Lars Houbak, quien dirige a este grupo de daneses encantados con Colombia, quien contó que su objetivo es regresar a Colombia pero con su familia: “antes se conocía a Colombia por el narcotráfico, hoy esta condición ha cambiado, hay muchas cosas más que mostrar de su país, tienen una nación y gentes maravillosas”. 

ECOS:¿Por qué nació esta idea de deporte y gimnasia sin competir entre naciones o países?

LH: Nuestro eslogan es dejar una marca, una inspiración, y dejar enseñanza principalmente a los niños y jóvenes, que hay que trabajar el cuerpo y no necesariamente a nivel competitivo, por salud, por una vida más saludable, por el amor a su cuerpo. 

ECOS: ¿Qué destaca de su paso por Colombia y claro Cali o el Valle del Cauca? LH: Sin duda alguna los bailarines de Salsa, la gente tan maravillosa de Palmira, de La Buitrera,  Barlovento. En nuestro paso relámpago por Bogotá, la ciclo vía es un ejemplo que debe seguir el mundo, es muy bueno. 

ECOS: ¿Qué conocía de Colombia, que sabía de nuestro país?

LH: Narcotráfico, (jajajajaja… risas, muchas risas). No,  en realidad se ve mucho tema turístico y es un país maravilloso. Su cultura abierta, su gente, la amabilidad de todos los ciudadanos, el paisaje, algo que sorprende es que después de los shows que hemos tenido la gente pide más y se emocionan como en ningún lado lo habíamos visto. 

ECOS: ¿Cuál fue la última nación en visitar antes de llegar a Colombia?

LH: Llegamos de Taiwán y Corea del Sur y el contraste de Asia, Colombia es muy grande, caótico. Liliana y la alcaldía, sus empleados nos han recibido como hermanos, el señor Edgar Gómez, de Barlovento es especial, tienen mucha sencillez, amabilidad, la gente es genial. 

ECOS: ¿Competir es muy difícil, en todos los sentidos de la palabra, ustedes quieren competir más o transmitir?

LH: En este proyecto que nosotros hacemos no están aquí para competir, estamos para transmitir, inspirar, enseñar, pero sin duda alguna las y los gimnastas que tenemos son profesionales para transmitir, somos muy competitivos y muy buenos. Qeremos ser campeones de transmitir la gimnasia. En Dinamarca la organización que representamos es DIF Organización de Deporte Voluntario, No Competitivo. 

ECOS: ¿Los gimnastas que hoy están aquí en Colombia, como se ganaron ese privilegio de estar en este grupo y en esta gira que  culminan en julio?

LH: Todos los gimnastas tienen muchos años de experiencia, y tenemos muchos entrenadores en Dinamarca donde se seleccionan los mejores de  cada una de las localidades. Allí compiten entre ellos, para conformar la selección nacional de voluntarios, esto se hizo en febrero para seleccionarlos. 

ECOS: ¿Entre cuántos se sacó esta selección de los 28 integrantes de gimnasia?

LH: Los 28 se seleccionaron de 184 que fueron los mejores de todas las localidades, posteriormente se eligieron 50 y de allí clasificaron 28. Los valores y las múltiples preguntas van de la mano de la competencia ya que para nosotros lo que cuenta son los valores y que realmente quieran transmitir lo que hacen. 

ECOS: ¿Estos gimnastas devengan un sueldo?

LH: No, los gimnastas tienen que aportar a la organización para poder estar en el equipo, entre todos pagaron 5 mil dólares. Además, es un recorrido que dura cerca de 10 meses donde no reciben sueldo, no se les paga, es voluntad, es amor, es querer transmitir lo que hacen. 

ECOS: ¿Cuándo terminen en Colombia, que nación van a visitar?

LH: Salimos para Argentina y el equipo sale cada dos años. 

ECOS: ¿Cómo les fue en China, Japón y Emiratos Árabes?

LH: A estos otros países de Asia ya fuimos, y posteriormente visitamos Emiratos Unidos. Pero es muy difícil, ya que es muy complicado porque casi no hay colaboradores para el tema de la logística, comida, dormida, transporte y más cosas que se requieren. “Aquí tenemos que destacar la labor de su país Colombia con la Gobernadora Dalian Francisca, los alcaldes de Pradera y Palmira, su ejército, la policía,  el sector privado y el comercio, que en general fueron los garantes y los colaboradores para brindar este espectáculo a los ciudadanos de este bello departamento.  El señor Edgar Gómez, dueño de este paraíso como lo es Barlovento es quien nos ha brindado parte del apoyo para poder seguir transmitiendo que el deporte y la gimnasia son vida y amor. 

ECOS: ¿Cómo seleccionan los países a los que llegan?

LH: Hay una administración en Dinamarca de 5 personas que trabajan todo el año para seleccionar las naciones. Desde 1920 existimos, pero paramos en 1986, y reiniciamos en 1996, todos los días tratamos de mejorar para bien del grupo y de la organización. 

ECOS: ¿Cuál es la satisfacción que ustedes se llevan de lo que hacen?

LH: Ver a los niños supremamente emocionados cada que nos ven en las presentaciones, en los shows que hacemos en cada una de las actuaciones, esa es la adrenalina que nos anima a seguir transmitiendo lo que hacemos. 

Visiblemente emocionado Lars Houbak dijo; “nosotros, este equipo se va a encargar de transmitirle al mundo que hay una nación que se debe de visitar en Sur América, Colombia, llena de gentes amables, de mujeres encantadoras, de niñas y niños con deseos de aprender y de campesinos que le reclaman al mundo que visiten esta tierra, y en especial el Valle del Cauca”.

Bogotá diciembre 29 de 2018

Por William Acero Arango

Write comment (0 Comments)

Uno de los Representantes a la Cámara que más le ha aportado al desarrollo de la institucionalidad del Congreso, no solo por sus conocimientos en el procedimiento para hacer las leyes y del control político, es el abogado penalista, Germán Navas Talero, quien tiene ya ganado un liderazgo en la corporación.

Uno de los Representantes a la Cámara que más le ha aportado al desarrollo de la institucionalidad del Congreso, no solo por sus conocimientos en el procedimiento para hacer las leyes y del control político, es el abogado penalista, Germán Navas Talero, quien tiene ya ganado un liderazgo en la corporación. 

Sus pronunciamientos siempre llaman la atención no solo en las comisiones sino en la plenaria, porque le pone el control de calidad y juridicidad al trabajo legislativo, para que muchos de los proyectos aprobados, no vayan a fracasar en su revisión ante la Corte Constitucional. 

Sobre su pasado, presente, futuro y sus posturas respecto a los temas que maneja actualmente la Cámara de Representantes, el congresista Germán Navas Talero, del Polo Democrático Alternativo, aceptó esta entrevista. 

LFGF: ¿Cuántos años en el Congreso?

GNT: Llevo 20 cumpliditos. Llegué como diría el Chavo del Ocho, sin querer queriendo. Intenté hacer política porque la gente me quería en la calle y la idea no era quedarme mucho tiempo, sobre todo por mi edad, estaba muy cerquita de la pensión, de tal manera que me quedé, pero me he comprometido tanto con el país que después de 20 años estoy acá. 

LFGF: ¿Siempre en la Cámara de Representantes?

GNT: Sí y creo que será mi último período y no más Cámara de Representantes. No le envidio  nada al Senado, no lo deseo, me gusta más esto porque aquí estoy representando a una ciudad olvidada como es Bogotá. Siempre he peleado con los alcaldes. Ningún alcalde le ha cumplido a Bogotá como la ciudad se lo merece. 

LFGF: ¿De los pocos representantes a la Cámara que llega sin gastar mucho dinero. No queda nunca endeudado?

GNT: No porque he destinado a las campañas pequeñas sumas de dinero. Recuerdo que para una campaña teníamos un ahorro como de 10 o 12 millones de pesos para empezar y resulta que me costó como 18 o 20 millones. Unos amigos me ayudaron, pero la verdad, ninguna campaña ha superado los 120 millones, eso es lo máximo que he pagado y que es lo que me han dado por reposición de votos. Esa suma la guardo, la tengo ahorrada y cuando llega la otra campaña la utilizo. No es mi obsesión hipotecar mi casa. 

LFGF: ¿Cómo considera que debe ser el ejercicio de la política en Colombia?

GNT: Servir, buscar las soluciones a las gentes más vulnerables. El de lograr que haya y se aplique justicia. Jamás se debe utilizar el noble ejercicio de la política para atropellar y a través de la ilegalidad, enriquecerse, por eso somos uno de los países más desiguales del mundo. Acabar con la corrupción es una de las prioridades actualmente en el ejercicio de la política. 

LFGF: ¿En 20 años en la Cámara, qué es lo que más le ha incomodado o se arrepiente en el ejercicio como legislador?

GNT: Me duele que los congresistas no recuerden a su elector. Llega el momento en que los representantes y senadores piensan más en el Ministerio de Hacienda, pero no piensan en su elector. Por qué no salen a defender al elector?, porque el Ministro de Hacienda es  el que les da la limosnita. Estos congresos han sido mendigantes, es lamentable decirlo, pero es cierto. 

LFGF: ¿Debe existir en Colombia un Congreso Bicameral o Unicameral?

GNT: Considero que Bicameral. Si este Congreso hubiera sido unicameral cuando Pastrana intentó consolidarse como gobernante y exprimir al Congreso, luego del llamado “Pomaricaso”, sino hubiese sido por la Cámara, se lleva de calle la institución. Ellos querían cerrarlo. Permitir que Pastrana legislara por seis meses mientras que convocaban a nuevas elecciones del legislativo. 

LFGF: ¿Qué sucedió luego?

GNT: La Cámara a través de este personaje se les atravesó,  presenté una ponencia convocando a elecciones generales, o sea Congreso y Presidente. Fui el autor, no fue Pastrana, no fue Serpa como dicen,  ahí están los archivos. Presenté ponencia a las 5 PM, antes que retiraran el proyecto. Así frené esa iniciativa, le gente entendió que había dos soluciones no una sola. Una era convocar a elección de Congreso y la otra, elección de Presidente. Eso indudablemente le gustó a la gente. Recuerdo que Horacio Serpa en Palmira hizo una marcha roja pero con la idea mía y con el proyecto mío que ya estaba en camino. 

LFGF: ¿Nos tiene atrasados en democracia y desarrollo el Sistema Presidencialista?

GNT: Sí, e insisto que sí. Siempre he dicho que el Congreso de la República es como una notaría donde se auténtica la voluntad del Presidente de la República. Aquí el Congreso no raciocina, obedece a la Casa de Nariño. 

LFGF: ¿Aún en esta época que suena la falta de mermelada?

GNT: Veo que la Rama del poder legislativo quiere mostrar independencia, aún nos falta. El Presidente de la Cámara Carlos Chacón ha manejado muchos temas con firmeza, eso hace grande la institución y demuestra que se debe respetar al Congreso, pero aún más, hacer valer la independencia de los poderes públicos. 

LFGF: ¿Cómo acabar con la influencia del Ejecutivo en las decisiones del Legislativo?

GNT: Vengo trabajando un tema y surge de la necesidad que tiene el Congresista de llevar algo a su región, demostrar que trabajó por sus electores, porque si él lleva una ley que dice que habrá descuento para tal cosa, por ejemplo, eso el pueblo no lo siente, nuestros pueblos no están preparados como el Sueco para entender eso. A nuestro pueblo le gustan las cosas tangibles, si usted llega con el puente o con el parque, eso sí gusta, pero  eso no lo pueden hacer ahora porque los Congresistas no pueden ordenar un gasto de un solo peso. Entonces para conseguir la plata, el Congresista se le arrodilla al Ministro para que él, muy generoso, le dé eso que llaman mermelada, le dé la partidita que requiere para el puente o para el parque. 

LFGF: ¿Cuál en sí ha sido su propuesta sobre el tema?

GNT: En esta iniciativa me ha acompañado el Presidente de la Cámara Carlos Chacón. Permitirle al Congreso que en forma directa y pública asigne recursos para sus regiones. Hay sumas intocables: pago de deuda externa, educación, salud, etc. Pero esas sumas que se reparten a capricho de los ministros, lo que constituye la mermelada, se van a entregar en plenarias en la aprobación del presupuesto, con la intervención de los Congresistas. Cada uno dice qué está necesitando su región, hacia donde van esos recursos. De tajo acabamos con esa humillación, porque si usted quiere comprar una carretilla para el pueblito donde nació, tiene que decirle al Ministro que le ayude. 

LFGF: ¿Simple y llanamente participan del presupuesto para obras en sus regiones?

GNT: Obvio, no podrán ser partidas improvisadas, cuando usted le solicita a esa comisión del Congreso, a la plenaria, la adjudicación, tiene que estar demostrado cuál es el fin. Se trata de acabar con lo que sucede actualmente, que el Ministro llama al congresista y le dice camine tomamos un tinto en el Ministerio y le pregunta que es lo que tú quieres, qué es lo que necesitas?, entonces el Parlamentario, normalmente un tipo de provincia, le dice que estamos con tal proyecto y lo queremos viabilizar, sí, pero ayúdeme con tal ley, le contesta el Ministro. 

LFGF: ¿Si son varios Congresistas de determinada región, cómo se establecería el tema de las prioridades?

GNT: Precisamente el voto se hará en la plenaria, ella es la que va a decidir. Lógicamente las comisiones económicas presentan los presupuestos, las partidas y nosotros vamos a entregarlas así, que todo el mundo intervenga. Ahora solo interviene el Ministro y el parlamentario que está sentado en la silla o en las rodillas del ministro. Aquí todos intervienen. Obviamente toda reforma constitucional requiere una ley que la reglamente, estaremos pendientes una vez que se apruebe esta iniciativa comenzar a trabajar para evitar que los Congresistas sigan siendo convidados de piedra en la adjudicación de las partidas presupuestales. 

LFGF: ¿El  tema arranca desde el punto de vista constitucional y el legislador reglamenta el trámite de un 20 % de las asignaciones para las regiones?

GNT: Así es. 

LFGF: ¿Qué le quitaría en este momento a la Constitución del 91 y qué le pondría?

GNT: No le quito nada. Le agrego la posibilidad a los Parlamentarios de intervenir en la adjudicación del presupuesto. Aquí hay gente que le quiere quitar la tutela, esos son dictadores. 

LFGF: ¿Es intocable la tutela?

GNT: La tutela es un patrimonio de los Colombianos, de los nacidos y de los que aún están por nacer, porque una madre en estado de embarazo puede tutelar en beneficio de ese niño que está por nacer. Para todo la tutela no debe tocarse. Es cierto que a los empresarios y a ciertos personajes no les gusta porque los volvieron vulnerables, los obligaron a entender; anteriormente mandaban, hoy en día, tienen que entender. 

LFGF: ¿El tema de la reelección presidencial fue un error para el desarrollo institucional y que ocupó la democracia por espacio de 16 años?

GNT: No fue un error, fue un pecado mortal, sobre todo en la forma como se hizo la de Uribe. 

LFGF: ¿Está blindada completamente la Constitución sobre ese tema  para que no se repita en la historia política del país?

GNT: Yo creí que estaba listo antes, porque a mí me enseñaron en la universidad que las prohibiciones taxativas del constituyente primario no podían ser derogadas ni modificadas por el constituyente secundario que sería el Congreso y siempre se lo decíamos no matar, no habrá esclavos en Colombia, no hay reelección, y resulta que nos voltearon la torta con una mayoría acomodaticia y una tesis de la Corte terminó aceptándola, no importa que haya una Yidis y un Teodolindo detrás. 

LFGF: ¿Qué papel tuvo la Rama Judicial respecto al control en ese tema?

GNT: Nos salvaron los jueces de una dictadura. Los jueces tienen que controlar los desmanes del ejecutivo. 

LFGF: ¿Cómo ve la reforma Política que están tramitando?

GNT: Para mí lo  fundamental sería el voto electrónico que no les gusta a ciertas personas, a las mayorías de los partidos no les gusta porque acabarían con es vagabundería de la forma como se hacen las elecciones. 

LFGF: ¿El Voto obligatorio reduce los costos en las campañas?

GNT: A mí me gusta. Claro que reduce los costos, no viola los derechos fundamentales porque yo no obligo a nadie a que vote por alguien sino que vote. 

LFGF: ¿Acabar con el Consejo Nacional Electoral por un Tribunal Electoral?

GNT: A mí sí me gusta porque lo actual no es organismo que administre justicia, sino que es vocero de los partidos. Lo vimos cómo los amigos de Peñalosa todos los que dijeron que no podía haber revocatoria, ellos no administran justicia, ellos acomodan mayorías. Se requiere un Tribunal Electoral que bajo los patrones de administrar justicia, cumplan con su mandato. 

LFGF: ¿Las listas cerradas?

GNT: A los partidos pequeños no les sirve, a los grandes sí. Hay que llegar a un acuerdo con ellos porque a los partidos pequeños y los líderes pequeños no tienen votos en todas partes, entonces no es fácil. Aceptaría cualquiera de las dos, con las dos he jugado, no tengo problema. 

LFGF: Qué espera usted de este Congreso y de este gobierno?

GNT: Que recapacite y entiendan que al Congreso se viene legislar y no a obedecer. El Presidente Duque que por favor mire cuál fue su plan de gobierno, cuáles fueron sus promesas y que las cumpla y no haga ahora todo lo contrario de lo que dijo en campaña. 

LFGF: ¿Por qué quiere que lo recuerden los bogotanos mientras ha sido Representante a la Cámara por Bogotá?

GNT: Que me recuerden porque siempre he sido su defensor. Nunca he ido a pedirles nada a ninguno de los Alcaldes e incluso siendo copartidario míos, llegado el momento, les exigí cuentas. 

LFGF: Si la memoria no me falla ¿a través de su ejercicio de control político ha traído a los alcaldes al Congreso?

GNT: Si claro. Recuerdo que el Señor Garzón vino una vez citado, me reconvino, inclusive dije que si tocaba traerlo con policía, que lo trajeran. 

LFGF: ¿Cuál alcalde de Bogotá, le ha servido y ha mejorado la calidad de vida de sus habitantes?

GNT: Ninguno. Petro, pocón pocón, hay que reconocerle -no fui Petrista-  se preocupó por la alimentación, la educación de los marginados por eso en los barrios pobres lo quieren mucho. Se ocupó bastante de ellos. Debo reconocerlo. 

LFGF: ¿Cómo ve este nuevo Congreso sobre todo en la Cámara, a esa nueva generación qué les dice?

GNT: Que trabajen y que no le obedezcan todo al Ejecutivo. Nos eligieron para representar al pueblo, no para buscar prebendas políticas. 

Bogotá, d. c, 28 de diciembre de 2018 

Por Luis Fernando García Forero.

Fuente Revista Poder Legislativo.

Write comment (0 Comments)

El General de la Sexta División del Ejército, Cesar Augusto Parra León, quien es comandante de esta división desde hace más de dos años, en diálogo con ECOS se refirió a varios temas que tienen que ver con el desarrollo de la institucionalidad en Colombia.

El comandante de la la Sexta División del Ejército,  General Cesar Augusto Parra León, en diálogo con ECOS se refirió a varios temas que tienen que ver con el desarrollo de la institucionalidad en Colombia. 

ECOS: ¿Qué opinión le merece la nueva cúpula militar?

CAPL: Son oficiales de lujo y es del resorte del señor Presidente de la República y de su Ministro de la Defensa, hacer estos cambios. La mayor parte de los Generales, Almirantes y en general los oficiales, todos aspiramos a ser comandantes de sus respectivas áreas. Sí, es un anhelo el querer ser comandante de mi Ejército Nacional. 

ECOS: ¿Es consciente de que lo pueden llamar a calificar servicios?

CAPL: Cuando se llega a General en cualquier momento uno se puede ir. Claro que estoy consciente de eso, el día que me tenga que ir me voy feliz de mí ejercito, he disfrutado mí trabajo, he servido con mi trabajo, me he formado con mi trabajo, le he servido con amor a la patria,  y a éste país, y hasta cuando el señor Presidente lo tenga a bien, estaré aquí respondiendo. 

ECOS: ¿Pensó  que llegaría a ser General?

CAPL: Claro que sí. Cuando usted entra como cadete, lo ve lejos, difícil, pero a la luz del túnel, lo ve. La vida lo va llevando a ser merecedor de este  grado. Parte de mi vida militar se la debo a muchos de los que han estado a mi lado, mis soldados. No se puede llegar a ser General sin el trabajo de los hombres que lo acompañan a uno. 

ECOS: ¿Cuántos años en el ejército?

CAPL: Cumplo 34 años el 19 de enero de 2019, tenía 19 años cuando ingrese a mi glorioso ejército. 

ECOS: ¿Cuál es su mayor satisfacción en el Ejército?

CAPL: Muchas, mi padre siempre quiso que fuese general. Recuerdo que me dijo: “hijo por lo menos que llegue a ser General”, se lo cumplí, pero él solo me vio como Coronel. La otra  satisfacción grande, cuando me llamaron a ser General del Ejército de Colombia. 

ECOS: ¿Ha soñado con ser Comandante General de las Fuerzas Militares?

CAPL: Si claro, creo que tengo las convicciones y las capacidades, eso solo lo sabe Dios y el Presidente; he aprendido que al que le van a dar, le guardan. 

ECOS: ¿Tenemos más o menos 250 mil hombres en el Ejército y en el Presupuesto General de la Nación el Ministerio de Defensa es la segunda partida en recursos. Hay muchos hombres en las Fuerzas Armadas?

CAPL: Es una buena pregunta William, nuestros comandantes señalan que cada día debemos ser más fuertes y los hombres hay que mantenerlos. Tenemos que cuidar  las fronteras por las amenazas de grupos delincuenciales y amenazas que persisten en algunas regiones. 

ECOS: Todos los colombianos nos sentimos orgullosos de nuestro Ejército, esto es innegable, pero ¿250 mil hombres no cree que son muchos, teniendo en cuenta que las FARC ya son un partido político?

CAPL: No es un Ejército grande, es normal. Tenemos unas fronteras porosas por eso debemos tener batallones fuertes porque hay que combatir las disidencias, el ELN, las bandas criminales, la defensa de la soberanía Nacional, es lo más importante. 

ECOS: Putumayo, Caquetá y Amazonas, se caracterizaron ayer por el tema de la coca y la violencia. ¿Ha cambiado todo?

CAPL: Si claro, después de que llegué aquí a esta zona como General le hice un llamado a los empresarios, ganaderos, comerciantes de los tres departamentos y le hemos cambiado la cara a esta zona del país. Tenemos miles de turistas que llegan a diario a estos lugares, porque  disfrutamos la fauna, flora, ríos y mil cosas para mostrar. Toda esa maravilla la hemos conseguido con la comunidad, los civiles los empresarios y el Ejército. 

ECOS: ¿Cómo está el orden público en estos tres departamentos?

CAPL: Desde el 2016 cuando las disidencias nos mataron dos soldados, no hemos tenido más hombres asesinados, pero lo más importante es que seguimos trabajando con la Fiscalía y todas las autoridades para combatir las disidencias, pero también trabajando con la comunidad. 

ECOS: ¿Esas disidencias le siguen haciendo daño a las comunidades de la zona que usted maneja?

CAPL: Tenemos criminalidad y son fuertes. Alias “cadete” es uno de los bandidos que tenemos en la mira, son estructuras disidentes que se dedicaron al narcotráfico pero seguimos trabajando para capturarlos o darlos de baja. Este año hemos capturado 26 bandidos, nos preocupan dos casos en Caquetá y Putumayo que son la extorsión y el narcotráfico, pero seguimos adelante trabajando para brindar la tranquilidad y seguridad a nuestras comunidades. 

ECOS: ¿El tema de los falsos positivos es el lunar negro del ejército, pero los colombianos y el mundo entienden que son unos pocos que dañan la buena imagen de nuestro ejército. Qué está haciendo usted para que no pase eso con los más de 20 mil hombres que están a su cargo?

CAPL: Tenemos unas fuerzas militares mucho más organizadas, estructuradas y más conocimiento en la aplicación de los D.D.H.H., con más capacitación a nuestros hombres. Mis superiores diariamente nos están señalando el camino, la ruta, los valores y la honestidad. El trabajo por parte de cada uno de los comandantes es ejemplar. 

ECOS: ¿Cómo trabaja con la comunidad, que parámetros sigue?

CAPL: Hace más de 34 años entendí, gracias a mis padres, que el poder es para servir y gracias a estas enseñanzas, lo he hecho y sigo haciendo. Desde que ingresé al ejército, nunca he mirado a nadie por encima del hombro. 

ECOS: El tema de la fumigación aérea tiene muchos contradictores a favor y en contra, ¿qué piensa?

CAPL: Nosotros venimos trabajando en las distintas áreas de erradicación con las políticas del Gobierno Nacional, hemos erradicado manualmente más de 12 mil hectáreas en los tres departamentos. 

ECOS: ¿Pero están trabajando mancomunadamente con la población y los campesinos?

CAPL: En el Putumayo fue muy difícil, desde el año pasado venimos trabajando con los campesinos para erradicar y lo estamos haciendo. Reunimos las comunidades y entendieron que había que hacerlo, hoy es un éxito. En el putumayo ya no hay bloqueos, tenemos total control del territorio.

ECOS: ¿Y están de algún modo sustituyendo, por el pan coger los cultivos ilícitos?

CAPL: En algunos lados sí, les presentamos los proyectos y los están ejecutando. 

ECOS: ¿Percibe que los campesinos no quieren seguir en la siembra de Coca?

CAPL: Sí. Los campesinos están cansados de este tema ilícito que solo les ha dejado desolación, desgracia y amargura. Siguen igual de pobres, no quieren seguir en esto. También porque sienten la presión del Ejército, de la Policía y del Estado. 

ECOS: ¿Muchos problemas con las disidencias de las FARC?

CAPL: Han venido generando problemas, extorsionando y llamando a muchos de los que se desmovilizaron para que vuelvan a las cuadrillas de bandoleros, pero les estamos llegando con todo el peso de la ley, la Policía, la Fiscalía, el Ejército y todos los Estamentos del Estado, respetando los derechos, pero combatiéndolos. 

ECOS: Vio caer a muchos de sus soldados, ¿Cambió esto con la paz, qué cambio?

CAPL: Sí claro, tengo que reconocerlo, fui el comandante del comando operativo 6 y desafortunadamente en muchas oportunidades me tocó recoger a mis soldados mutilados, sin piernas, sin una mano, ciegos, quemados, muertos.  En el tiempo que llevo aquí, no hay toma de poblaciones, ni muertos, ni heridos, tenemos total control de la zona, es evidente que seguimos combatiendo, pero no como cuando estaban las FARC. 

Bogotá, D, C, 17 de diciembre de 2018

Por William Acero Arango.

                                  

Write comment (0 Comments)
Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.

Por Luis Fernando García Forero.- Desde que se posesionó como representante a la Cámara, Juanita Goebertus, no ha dejado de seguir insistiendo en la necesidad que el Congreso implemente los acuerdos que llevaron al fin del conflicto con las Farc.

Su experiencia como asesora del Gobierno en la negociación en La Habana, fue fundamental para el trabajo legislativo con miras a seguir instaurando las herramientas jurídicas que permitan la reconciliación nacional, empezando por favorecer a las víctimas.

Sobre la coyuntura política en Colombia, principalmente con los temas de la paz, concedió darle una entrevista a www.ecospoliticos.com :

Ecos: ¿Desde cuándo se dio cuenta que nació para hacer política?

JG: Inicié como candidata en noviembre del 2017 cuando Angélica Lozano y Claudia López me propusieron que me lanzara a la Cámara de Representantes. Contaba con una experiencia técnica, como asesora del Gobierno Santos en temas de justicia transicional en el proceso de paz entre el gobierno y la guerrilla de las Farc, en La Habana. Antes estaba en temas de seguridad, Derechos Humanos en la oficina del Alto Oficial de Seguridad Nacional en el Ministerio de Defensa.

Ecos: ¿Pero siempre ha estado en lo público?

JG: Siempre me ha gustado lo público, estoy convencida que desde la administración pública podemos ayudar a transformarla, eso tiene un potencial inmenso para el bienestar de los colombianos. No había dado el paso a la política electoral, creo que la vida le va abriendo a uno caminos, y ante la propuesta de Claudia López y Angélica Lozano, me pareció que no podía renunciar al aporte del desarrollo de las instituciones desde la Cámara de Representantes.

Ecos: ¿Cree que como asesora del Gobierno en la negociación de paz, también estaba haciendo política, pues a través de la política, se llegó al fin del conflicto con esa organización guerrillera?

JG: Estoy de acuerdo. Hay política con P mayúscula. La idea de hacer política pública, diseñar normas, instituciones y visión de país, de alguna manera es hacer política. Ahí he estado hace muchos años.

Ecos: ¿Entonces cuál es la política con p minúscula?

JG: En Colombia hablamos de política con p minúscula cuando nos referimos a lo electoral, de la cual la mayoría de ciudadanos desconfían. Estoy convencida que si más ciudadanos participan de la política, ayudamos a transformarla, porque al final el Estado somos también los ciudadanos y si más gente participa, más gente podrá transformar las instituciones para el desarrollo de la democracia.

Ecos: ¿Cuál le atrae más: la política electoral o aquella que se practica por nombramiento?

JG: Me gusta en el día a día la política con P mayúscula, en el diseño de política pública, pero a lo que me dedico y trato de batallar todos los días desde el Congreso, es poder hacer buena política, de calidad, con P mayúscula en lo electoral. Eso lo estoy tratando de combinar.

Ecos: ¿Me llama la atención el por qué ese mensaje a la entrada de su oficina y en la de su equipo de trabajo en la Cámara: ¡Sigan! Este es un espacio abierto para transformar LA POLITICA DESDE ADENTRO?

JG: Somos expertos en quejarnos, decimos políticos corruptos, todos son iguales, no van a trabajar, no hacen la tarea, son poco transparentes, eso no es gratis. Mucho de eso, ha sido cierto. Los ciudadanos no estamos ahí siendo injustos. Es cierto que ha sido así, pero quedarnos desde afuera criticando es muy cómodo porque hace que las instituciones nunca cambien. La idea es metámonos, remanguémonos, entendamos que es un  mundo difícil, pero apostémosle a que si los ciudadanos nos metemos a la política, ayudamos a transformarla.

Ecos: ¿Cómo lo hace en la práctica como legisladora?

JG: Tenemos un hashtag por la transparencia. Publico mi agenda todos los días, todo el tiempo contamos a la ciudadanía qué hacemos. Tengo un registro de votación donde todos nuestros votos, en cada escenario, son públicos y los explico. Recientemente debatíamos en internet el tema de los altos costos bancarios. Economistas de un lado y del otro que votaron por mí, unos dándome palo, otros defendiéndome, pero sobre la base de un debate, de liberación, de ideas, no de la política de la marrulla, de cuál es el interés, el negociado que está detrás, sino, el de la política de las ideas, de cuáles son las mejores políticas públicas para el bienestar de la mayor cantidad de ciudadanos.

Ecos: ¿Se considera una incesante ciudadana en la búsqueda de la  reconciliación y la paz en Colombia?

JG: Así es.

Ecos: ¿Se puso la camiseta por lograr la firma del acuerdo del fin del conflicto con las Farc, ahora en la implementación, cómo se siente?

JG: Es la motivación por el contenido que me tiene acá. Transformar la política es un escenario muy importante, uno viene  a transformarla política para algo, estoy convencida que el fin de la guerra después de cincuenta años de matarnos, es una oportunidad inmensa para transformar todos esos territorios que han estado más afectados. Regiones y localidades donde no hay vías terciarias para sacar los productos de los campesinos, no hay electricidad, no hay acueductos y que están esperando que ese fin de la guerra, verdaderamente se traduzca en oportunidades.

Ecos: ¿La polarización no lo está permitiendo?

JG: Para apostarle a esa implementación del acuerdo de paz se necesita que todos lo apoyemos. Se necesita colaboración desde la política pública, pero además que los políticos y que la política electoral, se vuelque  sobre la paz, que sea una prioridad. Por eso me metí a esto.

Ecos: ¿Cree usted que salen avante la implementación de los acuerdos?

JG: Soy una convencida que sí. Enfrenta muchos retos, 2017 nos demostró que la paz tenía muchos dividendos: la tasa más baja de homicidios de los últimos 30 años, la más baja en desplazamientos, de victimizaciones. Logramos los hechos más poquitos de accidentes con minas y sin embargo 2018 nos mostró la enorme fragilidad de la paz, subimos un punto porcentual los homicidios otra vez, empezamos a ver que hay bandas criminales, disidentes de las Farc, empezaron a subir los desplazamientos otra vez, empezaron  a subir los accidentes con minas.

Ecos: ¿Un ejemplo claro que nuestra búsqueda de la paz es frágil?

JG: Tiene un potencial inmenso, pero, si no llegamos a los territorios con administración de justicia, desarrollo rural, con participación ciudadana, se nos puede quemar el pan en la puerta del horno.

Ecos: ¿Convencida que la paz comienza en las regiones y localidades de Colombia?

JG: Soy una convencida que si todos los ciudadanos participamos, nos ponemos la camiseta, no la llamemos del acuerdo de paz, ni la del sí y los del no, llamémosla transformar esos territorios más afectados por la guerra, estamos seguros, que sacamos adelante esta paz. Es la manera más expedita para que el acuerdo salga avante.

Ecos: ¿Es más difícil implementar el acuerdo, que haber logrado la firma del fin de conflicto?

JG: Siempre dijimos durante el proceso que lo fácil era firmar el acuerdo. En ese momento nos parecía un absurdo después de horas y horas de trabajo, negociar con quienes fueron nuestros enemigos por muchísimos años. Venía de trabajar en el Ministerio de Defensa, conocí de primera mano las atrocidades de las Farc en la guerra y tratar de negociar con ellos, cómo ponerle fin a esa guerra no era fácil pero  siempre Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz durante el proceso nos decía: “esto es lo fácil, lo difícil son los 10-15 años que se nos vienen”, creo que tenía mucha razón.

Ecos: ¿Muy acertada la decisión de la Cámara al rechazar las objeciones del presidente Duque a la ley estatutaria de la JEP?

JG: Creo que fue un escenario muy importante donde partidos de oposición e independientes nos unimos para trabajar entendiendo que tenemos diferencias en muchos temas, pero que conjuntamente podíamos construir una ponencia para rechazar las objeciones a la ley de la JEP. Cambio Radical con más énfasis en la separación de poderes, Colombia Humana con más énfasis en la discusión de la lucha contra la pobreza rural, el partido Liberal con más énfasis en la importancia de  satisfacer los derechos de las víctimas, el partido de la U con más énfasis en la defensa del acuerdo de paz.  En mi opinión, destaco la importancia de garantizar condiciones de incertidumbre para excombatientes, para militares que se sometieron a la JEP y para las víctimas. Todos esos argumentos nos permitieron conjuntamente decir: acá hay muchas diferencias, pero por esto, nos unimos.

Ecos: ¿Cree en la terquedad, como la denominan ciertos sectores, del Gobierno en este aspecto?

JG: No entiendo al Gobierno y al Centro Democrático frente a este tema. Luego de la votación en el senado, es evidente que terminan derrotados, en un escenario, en el que además, leen muy mal al ciudadano. Si bien les funcionó en la campaña para el Plebiscito y para la presidencia, el argumento en contra del acuerdo de paz y en contra de los excombatientes de las Farc, ya el ciudadano se cansó de eso. Los ciudadanos quieren hablar qué va a pasar con sus pensiones, la lucha contra la corrupción, la salud, la política de generación de empleo, de eso quieren expresarse, por eso esperan que hablemos en el Congreso sobre esos temas, entre otros. Se equivoca el presidente del Centro Democrático devolviéndonos a esta conversación del 2016 que ya deberíamos superar. Debemos dedicarnos a transformar, insisto, los territorios más afectados por la guerra.

Ecos: ¿Cree que hay paz sin hacer una reforma a la justicia?

JG: Tenemos que entender distintas concepciones de paz. Hay un elemento esencial que era dejar de matarnos, terminar el conflicto armado, lograr la dejación de las armas, 13 mil excombatientes que se desmovilizaron y la entrega de más de 9000 armas que fueron extraídas por Naciones Unidas en contenedores. Hay un siguiente elemento el implementar los elementos del acuerdo que eran las condiciones que permitieron que el conflicto se perpetuara. Entonces, lograr el desarrollo rural, la participación ciudadana, una lucha efectiva contra las drogas y  solucionar ese problema, satisfacer los derechos de las víctimas, son esenciales para la construcción de la paz. La reforma a la justica es muy importante pero reformas a la justicia hay aquí y en cualquier lugar del mundo, y en esos otros lugares del mundo no están enfrentados a una guerra de más de 50 años.

Ecos: ¿Cree que el Congreso es capaz de hacerla?

JG: Sí. Hay que discutirla, hacerlo de una manera concertada, trabajar con las altas cortes, sobre todo preocuparnos y concentrarnos en la justicia del ciudadano, en la administración de justicia local y rural, allí en esos territorios que no tienen fiscales, que no tienen jueces, que no tienen investigadores de policía judicial.

Ecos: ¿Qué le espera al gobierno del Presidente Iván Duque en estos tres años cuando le acaban de aprobar el PND?

JG: Espero que el presidente Duque repiense su rumbo y se preocupe por su legado. Veo un Plan Nacional de Desarrollo contrario a lo que debería ser. Debió ser un PND con visión de país para los cuatro años, es más una colcha de retazos que no plantea realmente qué es lo que vamos a hacer. Ojalá Duque se preocupe  más por su legado, que por las elecciones de octubre.

Ecos: ¿A propósito del proceso electoral de octubre, será verde ese resultado?

JG: Risas…Espero que sí. Tenemos un partido que ha venido creciendo, que ha demostrado que está comprometido en la lucha contra la corrupción, en su compromiso con la paz, con visión de desarrollo sostenible, que le apuesta a la protección de nuestra biodiversidad, al crecimiento económico con base en la productividad, en el emprendimiento,  pero sobre la base de que esos recursos deben estar al servicio contra la pobreza y la desigualdad. Eso representamos, creo que cada vez más ciudadanos están viendo en nosotros, una alternativa.

 

para ver la entrevista en video

 

https://youtu.be/WbuGT1IbyQQ

Write comment (0 Comments)
El ex ministro de agricultura y Presidente del Partido de la U, Aurelio Iragorri Valencia, se mostró preocupado por los sectores de la sociedad colombiana que quieren seguirle poniendo talanquera a la implementación del proceso de paz, por considerar que las regiones y las localidades del territorio nacional, son las que más seguirán sufriendo si se vuelve al conflicto armado.

Por Luis Fernando García Forero. El ex ministro de agricultura y Presidente del Partido de la U, Aurelio Iragorri Valencia, se mostró preocupado por los sectores de la sociedad colombiana que quieren seguirle poniendo talanquera a la implementación del proceso de paz, por considerar que las regiones y las localidades del territorio nacional, son las que más seguirán sufriendo si se vuelve al conflicto armado.

En diálogo con Ecos Políticos Iragorri Valencia destacó la forma como la Cámara de Representantes negó las objeciones a la ley estatutaria de la JEP y se refirió a lo que puede pasar en el Senado de la República:      

Ecos: ¿Considera que el Senado de la República ratifica la decisión de la Cámara de negar las objeciones a la ley estatutaria de la JEP?

AIV: Cuando a uno le sirven el desayuno sabe cómo va a ser el almuerzo. El mensaje contundente y categórico de la Cámara ratifica la disciplina  de todos los parlamentarios respetando la decisión de bancadas. Entonces lo que va pasar en Senado es que se va a repetir el resultado de la Cámara.

Ecos: ¿Un triunfo de la independencia de poderes?

AIV: Sí, pero además de eso es un triunfo para todos los colombianos, un triunfo de la independencia de los poderes, un triunfo de la estabilidad de la rama judicial y un triunfo para quienes hemos vivido en zonas de conflicto porque nos tocó vivir esa guerra. Sabemos y somos conscientes lo que significa haber desarmado a 10 mil hombres que desangraron el país durante cincuenta años.

Ecos: ¿Cree en la disciplina de los senadores de la U para esa votación en Senado?

AIV: Igual que creía en la disciplina de los miembros de la Cámara de Representantes que son 27, así va a ser en el Senado de la República.

Ecos: El excandidato presidencial Humberto de la Calle le ha dicho al Presidente que retire las objeciones, ¿piensa lo mismo?

AI: Una opinión respetuosa. Le dije al Presidente de la República en comunicación antes que enviara las objeciones que no lo hiciera y lamentablemente fue oídos sordos. Ahí está el resultado, lo están derrotando en el Congreso. Ojalá le haga caso a Humberto De la Calle.

Ecos: ¿La U ya hizo acuerdos con el Partido Liberal y Cambio Radical. Esta fuerza representativa en el Congreso se va a mantener en qué aspectos?

AIV: Es un tema embrionario que nace con un acuerdo entre los parlamentarios para buscar la forma de impulsar en el Congreso una agenda que le sirva a la gente, resuelva los problemas cotidianos de los ciudadanos y no seguir con una agenda gubernamental demasiado improvisada, mal conectada con el Senado y la Cámara. Esa unión de fuerzas nace primero como un gran acuerdo entre varios parlamentarios, ojalá permita que esa agenda llegue y se desarrolle en temas trascendentales para la gente, no seguir discutiendo aspectos que ya sentíamos que estaban resueltos.

Ecos: ¿Cuál sería el mejor acuerdo para voltear la página de este tema del proceso de paz que tiene a Colombia completamente polarizada?

AIV: Que no haya engaños, mentiras, que se acepte un proceso de paz que fue fundamental para parar el desangre del país. No es perfecto, pero le parece poco haber desarmado por la vía del diálogo a 10 mil hombres que durante más de 50 años nos estábamos dando bala, entre los mismos colombianos. Que nos dejen implementar el acuerdo.

Ecos: ¿Qué permitan que la JEP realice su trabajo?

AIV: Sí, que se implemente esa paz para el bien de todos los Colombianos. Que no sigan diciendo que es un tema de impunidad y que todo el mundo se va a ir para la casa feliz. No, eso no es, ni será así, estamos propugnando por la verdad, la justicia y la reparación a las víctimas con los bienes de las Farc y la no repetición.

Ecos: ¿Sin una verdadera reforma estructural a la justicia cree que logramos la paz, la convivencia ciudadana?

AIV: Hay un escenario legislativo sobre el tema y es la reforma que presentó Cambio Radical. Estamos de acuerdo porque contiene elementos fundamentales que permite a los habitantes de la calle, a las gentes comunes y corrientes, tener una justicia más ágil, rápida y más eficiente. Dejemos que se abra ese debate al interior de las cámaras y salga una nueva y buena iniciativa para bien de Colombia.

Ecos: El Congreso no ha podido hacer esa reforma, ¿Cómo hacerla?

AIV: En este momento necesitamos fortalecer las instituciones, incorporar  a las instituciones a quienes estaban por fuera de ellas. El proyecto de Cambio Radical abre la discusión con nuevos protagonistas.

Ecos: ¿Cree como lo han dicho algunos voceros de la sociedad, se debe hacer esa reforma con una constituyente?

AIV: No estoy de acuerdo con las constituyentes porque uno sabe cómo empiezan pero no sabe cómo terminan. Una constituyente en este momento de transición y polarización del país es muy riesgosa y no la apoyaría jamás.

Ecos: ¿Quieren regresar a la Seguridad Democrática?

AIV: No sé, pero la Seguridad Democrática fue un principio que defendió este partido. La U se creó para reelegir al Presidente Uribe con la política de Seguridad Democrática. El siguiente paso era negociar y acordar una paz para desarmar a los violentos, los guerrilleros, después del debilitamiento que sufrieron con la implementación de la Seguridad Democrática. Lo que sigue ahora es la reincorporación, la oportunidad, no para los guerrilleros, sino para todos los que han estado en esas zonas de conflicto y no han visto ni siquiera un integrante del Estado ni una política de Estado. A eso es a lo que nos debemos dedicar, a darle una oportunidad a nuestra gente.

Ecos: ¿Qué otros aspectos cree que son urgentes en el trabajo del Congreso?

AIV: La implementación de los acuerdos en el tema de tierras, la posibilidad de que los campesinos de Colombia tengan títulos de sus propiedades y ayudar al desarrollo social del campo colombiano.

Ecos: ¿El tema de la tierra cómo se debe implementar desde el Congreso?  

AIV: No puede ser que en este país se continúe con la desigualdad que  hace que quienes vivan en el campo sean tres veces más pobres con relación a los que vivimos en las ciudades y no pase nada. Soy un abanderado de esos temas porque creo que ahí está el futuro de Colombia y lo demostramos siendo Ministro de Agricultura, ese sector iba de últimas en la economía, lo entregamos de primeras y ya lo pusieron de último otra vez, o sea, sí se puede,  con esfuerzo y voluntad.

Ecos: ¿Cómo ve el futuro de Colombia?

AI: Un buen futuro lo lograríamos en la medida en que seamos incluyentes, reconozcamos que en el campo colombiano hay más de 15 millones de personas que han estado abandonadas por nosotros, por quienes vivimos en las ciudades. Tenemos que darles una oportunidad de incorporarlos a para que disfruten de las mieles del Estado, que les lleguen los beneficios, es lo único que están esperando. El futuro de Colombia está en el campo si somos incluyentes.

Write comment (0 Comments)
El senador Roy Barreras, uno de los congresistas que más le puso el pecho a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, para lograr el fin del conflicto, no ha perdido un instante en defender en el Congreso todos los temas que llegan a legislativo para implementar los acuerdos de La Habana.

Por Luis Fernando García Forero*.- El senador Roy Barreras, uno de los congresistas que más le puso el pecho a las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, para lograr el fin del conflicto, no ha perdido un instante en defender en el Congreso todos los temas que llegan a legislativo para implementar los acuerdos de La Habana.

En diálogo con Ecos se mostró complacido y felicitó a sus colegas de la Cámara por votar, en su inmensa mayoría, el rechazo a las objeciones presidenciales a la ley estatutaria de la JEP.  

Ecos: ¿Qué viene ahora después de ese histórico resultado en la Cámara?

RB: Seguir defendiendo la paz, creo que el Senado tiene que honrar la historia negando las objeciones.

Ecos: Senadores de la oposición e inclusive independientes, se refieren a que el Presidente del Senado Ernesto Macías, está asumiendo una actitud dilatoria con el tema de las objeciones en la plenaria de la corporación. ¿Piensa lo mismo?

RB: Por su puesto, la actitud dilatoria del Senador Macías pretende que la votación de las objeciones vaya hasta después de Semana Santa.

Ecos: ¿Con qué objeto?

RB: Para tener tiempo y así presionar a los congresistas con el objeto de que voten las objeciones. No van a lograrlo, el compromiso con la paz y con la JEP es ya internacional y universal, ojalá permitan que la JEP trabaje y dejen cerrar ese capítulo para que el Gobierno se dedique a resolver los problemas de Colombia.

Ecos: El ex candidato presidencial Humberto de la Calle le ha hecho un llamado al Presidente de la República para que retire las objeciones y así evitar un desgaste, ¿Está de acuerdo?

RB: Sería un acto honroso porque ante la derrota en la Cámara lo que le corresponde al Presidente es retirar esas objeciones que ya tienen el rechazo de las mayorías. Más bien que el jefe de Estado nos proponga cómo le ayudamos a sacar adelante los demás problemas de Colombia. Mirar qué pasa en Tumaco, lo de Hidroituango y Electricaribe. Qué pasa en el Catatumbo y en Cúcuta con las migraciones y el desempleo. Así mismo con la inseguridad en Bogotá, Cali, Medellín, es decir a gobernar.

Ecos: ¿Dispuestos a buscar consensos con el gobierno en esos temas, entre otros?

RB: Estamos dispuestos a legislar en todo lo que le sirva a Colombia, pero para eso el Gobierno del Presidente Duque tiene que dejar de ver hacia el pasado y lo más importante, dejar de intentar hacer trizas la paz.

Ecos: ¿Cuál sería el mejor acuerdo que debe hacer el Presidente de la República para voltear esta página y acabar con la polarización?

RB: Entender que hay un compromiso del Estado: la paz está hecha y hay que respetarla. El Presidente Duque no debe hacerle caso a quienes quieren hacer trizas la paz.

Ecos: ¿Le llegó la hora al Congreso?

RB: El congreso ha cumplido con su deber. Le agradezco a los partidos que nos han acompañado desde que presenté el marco para la paz en el 2012. El Congreso de Colombia ha honrado la paz y la volvió a honrar cuando la Cámara negó las objeciones a la ley estatutaria de la JEP.

Bogotá, D. C, 9 de abril de 2019

*Director www.ecospoliticos.com

Write comment (0 Comments)
www.ecospolitios.com se dio a la tarea de entrevistar y dialogar con el Presidente de Fedegan, José Felix Lafaurie, uno de los personajes de la vida gremial y política nacional, que defiende a capa y espada la Seguridad Democrática instaurada por el expresidente Álvaro Uribe, pero además, lidera y defiende como militante del Centro Democrático, los postulados de ese partido que gobierna a Colombia en cabeza del jefe de Estado, Iván Duque Márquez.

Por Luis Fernando García Forero*.- www.ecospolitios.com se dio a la tarea de entrevistar y dialogar con el Presidente de Fedegan, José Felix Lafaurie, uno de los personajes de la vida gremial y política nacional, que defiende a capa y espada la Seguridad Democrática instaurada por el expresidente Álvaro Uribe, pero además, lidera y defiende como militante del Centro Democrático, los postulados de ese partido que gobierna a Colombia en cabeza del jefe de Estado, Iván Duque Márquez.

Ecos: ¿Estuvo acertada la decisión de la Corte Constitucional sobre las Objeciones Presidenciales al proyecto estatutario de la JEP  aprobado por el Congreso?

JFL: Por fortuna, preservando la refutación de la propia Corte y ante la filtración de una supuesta ponencia que iba a hacer el magistrado Lizarazo, la corte se abstuvo y se declaró inhibida. Era apenas obvio. Quién ha dicho que la Corte se pronuncia sobre un derecho de petición o sobre cartas que le manda otro órgano de los poderes públicos. Eso es el Consejo de Estado que tiene una Sala Consultiva, no la Corte Constitucional. Creo que eso al menos baja un poco las dinámicas de discusión política y obliga a la Corte a actuar con mucho rigor en temas que realmente no son tan sencillos.

Ecos: ¿En este momento el balón sobre el controvertido tema lo tiene ahora el Congreso de la República, por qué cree que el Congreso debe aceptar las objeciones a los seis artículos de la ley estatutaria de la JEP?

JFL: El Presidente Duque fue absolutamente claro cuando dijo que cumplió con objetar, y la objeción fue por inconveniencia. Es el Congreso el que tiene la palabra, ambas cámaras escogieron a quienes van a conformar las comisiones accidentales. Cada uno de ellos tiene una inmensa responsabilidad, los temas objetados no son de cualquier monta.

Ecos: ¿En el fondo las perjudicadas son las víctimas?

JFL: Se trata de que haya una genuina verdad, una genuina reparación, una genuina no repetición; por consiguiente, que haya una genuina justicia. Lo que no puede terminar por suceder es que las víctimas, que están en el corazón de todo este proceso, sean las primeras desestimadas a la hora en que la JEP tenga que aplicar el estatuto básico que les obliga a ellos en el juzgamiento de las personas que son de su competencia.

ECOS: ¿Qué le dice a aquellas personas que afirman que es un torpedo lanzado a lo que se ha denominado el corazón del proceso de paz, La JEP?

JFL: Son los mismos que cuando el Gobierno y los Negociadores siempre dijeron que iban a someter el acuerdo a un referendo y perdieron el referendo, pese a que el señor De la Calle dijo que si el país vota no, pues no; sin embargo terminaron presionando para que el Gobierno, por la puerta de atrás, a través de una proposición que llega al Congreso, burlara la soberanía popular. Fue la propia Corte la que en ese momento se encargó de darle un golpe de estado a la opinión pública, porque en una democracia, como la nuestra, de corte liberal, la última palabra la tiene el soberano, es decir el ciudadano, que se pronunció y dijo no, y sin embargo, le pusieron conejo. Ellos no tienen autoridad moral para estar diciendo eso, para estar nuevamente confrontando a ese otro país que ganó el referendo. Aquí no hay enemigos de la paz, lo que hay son ciudadanos que siguen creyendo en el Estado de Derecho, ese mismo que han vulnerado de manera permanente.

Ecos: ¿No le parece ganancia que 10 mil hombres se hayan desarmado, luego de una negociación, como aporte a la paz y al desarrollo de Colombia?

JFL: El señor Uribe desarmó 58 mil, entre guerrilleros y paramilitares. Jamás puso en riesgo ni el modelo de desarrollo económico, en el caso concreto del sector rural, como si se puso en riesgo en el Gobierno Santos, como se va ha demostrar dentro de pocos años. El gobierno Uribe no cambió la constitución. Santos cambió la constitución. Elevó a mandato constitucional un texto tan largo o más largo que la propia constitución vigente.

Ecos: ¿En su concepto fue una equivocación haber blindado en la constitución el Acuerdo firmado?

JFL: No creo que haya un esperpento jurídico peor que el que hizo el señor Santos con los acuerdos de La Habana. Para desmovilizar no 10 mil, vaya usted a contar cuántos son y vaya usted a contar cuántas son las disidencias y lo que están haciendo las disidencias. Con el ELN buena parte de ellos cambiaron su brazalete. Mire lo que está pasando en el Cauca, o usted cree que la minga no tiene involucrados guerrilleros que son los que están asesinando policías y los que están disparando de manera absolutamente aleatoria a todo el que pasa por la panamericana. No hay derecho. Este país debe dejar de estar metido en unas discusiones bizantinas. Aquí hay que cumplir la ley y la ley no se negocia con los criminales

Ecos: Respetable esa opinión, pero los organismos  y la comunidad internacional no ven el tema como usted lo acaba de señalar, es decir, ellos ven la proyección de la paz y que se debe cumplir el Acuerdo.

JFL: Comprados. ¿Han sacado cuentas cuánto le pagó el Estado Colombiano a la ONU para el supuesto acompañamiento? Miles de millones de pesos y ahora se pronuncian y por qué no se pronuncia la Corte Penal Internacional a propósito de lo que ha venido denunciando en estos últimos días los miembros de Rosa Blanca, que buena parte de los niños y niñas fueron violados por integrantes de las Farc. Y se lo han dicho: usted me violó. No he visto un pronunciamiento de la Corte Penal Internacional que ha sido dura en algunos casos precisamente con dictadorzuelos de derecha que obviamente han generado unas situaciones críticas en sus propias sociedades. Espero lo hagan.

Ecos: ¿No cree en los objetivos de la JEP?

JFL: Hay unos magistrados que fueron nombrados, no se olvide cómo fue el proceso de selección y cómo la integraron. Personas entre otras cosas de otros países con claros sesgos de izquierda, unos vinculados a sendero luminoso, otros a los montoneros en Uruguay, otros a la ETA en España , eso no empezó bien y tampoco va bien.

Ecos ¿Por qué no va bien?

JFL: Los contratos que hemos venido conociendo por ejemplo del hijo de Álvaro Leyva o de funcionarios vinculados con la JEP. Eso no va bien. Lo de Bermeo es una vergüenza. La Feria de contratos en la JEP en el poco tiempo que ha actuado y la malversación de recursos públicos, no le auguran un buen propósito. Por eso no creo que las objeciones del Presidente Duque, de seis de los  159 artículos de la ley Estatutaria de la JEP sean realmente el óbice para que estos señores no cumplan la ley, no prevariquen y dejen de estar jugando con los dineros del ciudadano colombiano.

Ecos: ¿No hay duda que el país sigue cada día más polarizado?

JFL: Claro por su puesto. No cabe la menor duda.

Ecos: ¿Cuál es la solución para pasar esa página, qué se debe hacer?

JFL: Cumplir la ley. Tenemos una Constitución y unas instituciones, lo que se debe hacer es fortalecerlas. Lo grave en las democracias y en los estados de derecho es jugar con las instituciones, cuando usted pretende permanentemente cambiar las reglas de juego de ese estado de derecho para satisfacer los intereses de unos criminales. O es que en el caso de las violaciones, ¿acaso hay un derecho revolucionario a la violación de menores?, no creo, eso es para usted, para mí y para cualquier ciudadano,  no importa el sesgo político que tengan. Aquí hay que dejar de estarse arropando con los falsos ideologismos políticos, la ley es la ley, dura es la ley, pero es para todos.

Ecos: ¿Ve cada día más cerca una constituyente, por ejemplo, para solucionar los temas de la justicia?

JFL: Creo que sí. El país cada vez está viéndose abocado a una constituyente así sea reducida a los temas que tiene que ver con el aparato que aplica justicia. Creo que el ciudadano de a pie, el que necesita la justicia para poder dirimir los conflictos familiares o interpersonales, el de la calle, está viendo que la delegación de justicia es plena. Lo del cartel de la toga, es vergonzoso. Hay una frase célebre que dice: “maldita aquella generación que tiene que juzgar a sus propios jueces”, estamos juzgando a  nuestros propios jueces.

Ecos: ¿Esto tendría que ser aprobado por el Congreso, cuál sería la figura jurídica, la herramienta para convocarla?

JFL: Ahí está en la Constitución, por su puesto bien sea a través de un referendo o a través de un acto legislativo, cualquiera que fuere. Creo que la mayor parte de los congresistas tienen conciencia que ellos no tienen capacidad de aprobar una reforma a la justicia que le sirva al ciudadano de a pie y que al mismo tiempo permita otra vez darle la majestad a la justicia.

Ecos: ¿Cree que estamos a punto en un determinado momento llegar a un conflicto institucional por todo esto que está pasando, un choque de trenes?

JFL: No puedo creer que la Corte Constitucional pueda actuar como actúan los individuos: ah, tu obraste en contra mía, ahora yo obro en contra tuya, no. Las instituciones ya sea Presidencia de la República, Congreso o Corte Constitucional o Suprema, tienen que actuar en el marco de lo que la Constitución y las normas le obligan y no en función de sus desamores o de sus inclinaciones políticas. Me parece terrible. Si estamos en eso con más razón se justifica una constituyente que le ponga punto final a tanta alevosía de aquellos que llegan a posiciones importantes en el entramado institucional, no ha cumplir la ley, sino a usarla como instrumento perverso de sus intereses personales o políticos.

Ecos: El Presidente de la República simboliza la Unidad Nacional. El país está polarizado, ¿Cree que el jefe de Estado buscaría una constituyente para despolarizar a los colombianos?

JFL: No creo que esté en el horizonte del gobierno, pero en política 2 más 2 no son cuatro. Hay hechos que eventualmente obligan a una sin salida como eventualmente puede ser esta. Las constituyentes no son buenas, la constituyente implica un escenario donde como el crupier en un casino, recoge las cartas y reparte, y de pronto con una constituyente las cosas pueden quedar peor o mejor. Lo ideal es que aquí en Colombia tomemos conciencia de que las cosas no van por buen camino y tratemos que los funcionarios cumplan la ley y no la interpreten a su acomodo para que el ciudadano del común se sienta seguro en un Estado de derecho. Nadie se siente hoy seguro en el Estado de derecho que tenemos en Colombia y eso tarde que temprano al margen de lo que piense el gobierno de pronto nos precipita a una constituyente como la del 91, con aciertos y desaciertos y vaya usted a saber si lo que hay que hacer es volver a intentarlo para tratar de hacer una cosa bastante mejor que la que tenemos hoy en día.

Ecos: ¿Cree que en las elecciones territoriales de octubre, pueda aparecer otra especie de papeleta para convocarla?

JFL: Lo está proponiendo usted.

Ecos: No, le estoy preguntando.

JFL: Una nueva papeleta para una constituyente, puede terminar prosperando. Mire usted, el plebiscito anticorrupción nadie le daba un peso y obtuvo 11 millones de votos. De llegarse a incluir una papeleta en las elecciones de octubre y vaya usted a saber cuántos votos tendría la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Ecos: ¿Qué le depara a Colombia?

JFL: Los políticos deben tener más rigor, pensar más en el país y menos en sus intereses personales. La política se corrompió, hay que hacerla con tono moral. Antes los partidos políticos eran partidos de opinión, tenían opiniones propias, decían cosas, hoy no. Ahora los partidos políticos administran una clientela. Tal y cómo va el país, no va bien.

Bogotá, D. C, 29 de marzo de 2019.

*Director, fundador www.ecospoliticos.com 

Write comment (0 Comments)
Lo primero que queremos y exigimos es que no le quiten dientes a las RAP que todavía no han nacido. Por el contrario las fortalezca, que haya una evolución muy grande en la discusión del PND, cuáles son los proyectos que finalmente deben estar en esa iniciativa para beneficio de las regiones.

Por Luis Fernando García Forero.- El Gobernador del Atlántico Eduardo Verano de la Rosa, uno de los principales forjadores de la Región Administrativa y de Planificación Caribe, RAP, no ha descansado para lograr al máximo un consenso con todos las bancadas de la Costa Caribe, en el Congreso de la República, con el objeto de alcanzar el mayor aporte a soluciones de las necesidades de los departamentos de la Costa Atlántica, en el Plan Nacional de Desarrollo, que inició en firme su análisis y discusión en las comisiones económicas de Senado Y Cámara.

En el último encuentro con los congresistas en el Capitolio Nacional, el gobernador Verano de la Rosa logró un excelente quorum para analizar el PND y su injerencia en la costa caribe.

El mandatario departamental, tuvo a bien responderle preguntas a Ecos sobre el PND y su incidencia en las regiones de Colombia.

Ecos: ¿El PND está directamente proporcional a los objetivos de la RAP?

EV: No. Lo primero que queremos y exigimos es que no le quiten dientes a las RAP que todavía no han nacido. Por el contrario, las fortalezca, que haya una evolución muy grande en la discusión del PND, cuáles son los proyectos que finalmente deben estar en esa iniciativa para beneficio de las regiones.

Ecos: ¿Si hay verdaderos criterios para la solución de los problemas regionales en el PND?

EV: Hay mucha desigualdad,  mucha inequidad, debe haber un reparto por Departamentos utilizando criterios como el de necesidades básicas insatisfechas. Hay una gran concentración de los más grandes proyectos en muy pocos departamentos, en los más ricos precisamente.

Ecos: ¿Cree usted que el escenario del Congreso de la República va a dar la pela para defender por ejemplo que haya más aportes en el PND en los departamentos más pobres?

EV: Creo que es una oportunidad histórica importante y que siempre se hace al inicio de cada Gobierno. En la discusión del Plan Nacional de Desarrollo se define la forma cómo se van a distribuir los recursos del Estado para evitar la inequidad.

Ecos: ¿El PND presentado por el Gobierno Duque busca la verdadera descentralización que necesita Colombia?

EV: Necesitamos que sea real. Estamos abogando por una descentralización, pero con dientes, con recursos, con verdadera capacidades de decisión. Insisto, no que se hable de descentralización y todo quede en el papel y después las decisiones finalmente no contribuyen para nada a un fortalecimiento de las regiones.

Ecos: ¿Reconoce el Gobierno lo que usted está diciendo?

EV: Esa es la esencia de la discusión. Creo que tenemos que ponernos de acuerdo para que el Plan salga aprobado en el Congreso de la República y sea en beneficio de las regiones.

Ecos: ¿En el caso de los parlamentarios costeños ve usted unidad y que se van a dar la pela en este sentido?

EV: Aquí lo acabamos de ver en esta reunión con las bancadas de la Reión Caribe. Hay identidad de propósito y veo que existe la firme voluntad de ir todos unidos.

Ecos: ¿Cuáles son los puntos básicos, las necesidades del PND para hacerlo realidad de manera urgente?

EV: Obras, obras concretas, no podemos decir que una sola obra, es de todo: vías, salud, educación, universidades, no creo que hay un solo énfasis, el Estado no puede tener un solo énfasis. Debe incluirse solución a las necesidades en  todos los departamentos.

Ecos: ¿El futuro de Colombia es la propuesta en las RAP, con la descentralización, con las nuevas regiones?

EV: Colombia es un país de regiones y eso debemos plasmarlo no solo en el papel sino hacerlo realidad, en el presupuesto y lo más importante en este Plan Nacional de Desarrollo.

Ecos: ¿Qué ha pasado con el nuevo ordenamiento territorial en Colombia?

EV: Ya está decidido, hay una nueva ley de regiones que está ad portas de ser ya conciliada entre senado y cámara y próximamente sancionada por el Presidente.

Ecos: ¿El futuro de Colombia está en la regionalización?

EV: Absolutamente. Eso es lo que le va a permitir tener una gran dinámica, un gran motor de desarrollo porque las estructuras regionales son mucho más veloces, mucho más presentes en la vida del ciudadano común y corriente.

Ecos: ¿Quién lo va a reemplazar a usted con esta iniciativa, ahora que termina su mandato?

EV: Mil personas, hay muchas personas que están en esto.

Bogotá, D. C, 3 de marzo de 2019.

Write comment (0 Comments)
El gobernador del Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, es consciente que está en la recta final de su administración y  refleja un optimismo considerado porque se siente seguro que le ha cumplido a los risaraldenses  para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los 14 municipios del departamento.

El gobernador del Risaralda, Sigifredo Salazar Osorio, es consciente que está en la recta final de su administración y  refleja un optimismo considerado porque se siente seguro que le ha cumplido a los risaraldenses  para mejorar la calidad de vida de los habitantes de los 14 municipios del departamento.

A través de Ecos se refiere a la situación actual del departamento, su gestión, entre otros temas, a 10 meses de dejar su mandato:

ECOS: ¿Cómo está hoy el orden público en Risaralda?

SSO: Aquí nos unimos todos para atacar los focos de inseguridad: Policía, Ejército, la administración departamental y la Fiscalía General de la Nación. Esto lo hicimos para tener más turismo, más inversionistas, más empresarios.

ECOS: Sin embargo, hay un problema que persiste y es el que tiene que ver con el consumo de alucinógenos, que se dice está disparado en todo el departamento, y que tiene que ver con el microtráfico…

SSO: Es el problema más grande y grave de  los risaraldenses. Hemos desmantelado muchos de esos grupos delincuenciales que son los que venden estas sustancias a los muchachos. Les hemos dado fuerte y estamos trabajando con las familias, desde las secretarias, en las universidades, en los colegios, escuelas, en todos los escenarios que más podemos. No es fácil, pero lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo.

ECOS: Otro crítico que afecta a los ciudadanos es el robo de los celulares, ¿qué se está haciendo?

SSO: El 50% de los delitos se cometen por el tema del microtráfico, y el otro, por la intolerancia.  Hemos venido trabajando con todos los frentes, pero, complementariamente, tenemos un programa en las Secretarias de Educación y de Gobierno en donde estamos trabajando socialmente con los sectores más vulnerables y dando oportunidades. Estamos también haciendo operativos que planeamos con la Policía, el Ejército y la Fiscalía. Llevamos más de 200 y este año ya tenemos preparados más.

ECOS: ¿Qué piensa de las investigaciones por presunta corrupción en contra de su secretario de Gobierno y del alcalde de Dosquebradas, que pertenecen al partido Conservador, su mismo partido?

SSO: El tema del secretario de Gobierno está en investigación y hay que respetar el debido proceso.  El tema del alcalde de Dosquebradas estoy esperando para hacer el nombramiento. La justicia es la que debe señalar después de sus investigaciones, si son culpables.

ECOS: Dos de las víctimas del atentado del ELN en Bogotá eran jóvenes risaraldenses. ¿Qué piensa de lo sucedido?

SSO: Reprochable desde todo punto de vista. ¿Cómo estos barbaros hace estos actos terroristas? Cayeron dos de nuestros ciudadanos que fueron ejemplo para estudiantes y deportistas, hombres de bien que hoy lloramos en el departamento de Risaralda.

ECOS: ¿Qué hacer con este tema del ELN?

SSO: Que les caiga todo el peso de la ley a estos sinvergüenzas. Aquí estamos con la Fuerza Pública, apoyándola y lo seguiremos haciendo.

ECOS: ¿Cuáles cree que son los más importantes logros de su administración?

SSO: Construimos el Plan Nacional de Desarrollo con la gente. Cada una de las obras que hicimos en todo el departamento fue por mutuo acuerdo de la ciudadanía. Hicimos mesas de trabajo en todos los municipios, con toda la sociedad civil; trabajamos con las minorías étnicas, con los afros, con los discapacitados. Trabajamos varias áreas: social, salud, educación, medio ambiente, protección de los recursos naturales, desarrollo económico, ciencia y tecnología, inversión en el agro. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida para cada uno de los risaraldenses.

ECOS: ¿Cómo ha sido el trabajo con el nuevo gobierno de Iván Duque?

SSO: Debemos dar un compás de espera al presidente. Necesitamos que le vaya muy bien, porque si le va bien, le va bien a Colombia. Creceremos económicamente y este país será mucho mejor para todos.

ECOS: ¿Cree que se deben unificar los períodos de mandatarios en todo el país?

SSO: A mí me eligieron para cuatro años, termino el 31 de diciembre, pero el país debe entender que se deben unificar periodos porque estamos generando mucho traumatismo. Son cuatro años, pero resulta que dos son electorales y existe una Ley de Garantías que aplicar. El otro tema es que mientras la administración se acomoda es otro año y no se puede trabajar así. Hay que unificar periodos, ¿cuándo?, no sé, pero hay que hacerlo.

ECOS: ¿Cómo se están invirtiendo los recursos que llegan por regalías?

SSO: Tenemos proyectos por más de $140 mil millones y tenemos $90 mil para este año. Son $230 mil millones en total. De eso, el 60% es para vías y movilidad, pues allí  es donde está el desarrollo del departamento, pues nuestros campesinos podrán sacar sus productos. Otro de los proyectos es ‘Pacífico III, autopistas del café’, de esa forma nos estamos volviendo mucho más competitivos.

ECOS: ¿Cómo es el tema de los bomberos?

SSO: Vamos a construir siete estaciones de bomberos en siete municipios. Aquí tenemos que fortalecer este tema, ya estamos trabajando en tres de ellos. En lo de alertas tempranas, con una inversión de $13 mil millones. Son pueblos con encanto para el tema turístico.

ECOS: ¿Y en empleo y educación?

SSO: Este es el departamento que más colegios está construyendo: son 19 mega obras para mejorar la calidad de la educación, de la mano con el Ministerio de Educación Nacional.

ECOS: ¿Le ha cumplido a los risaraldenses?

SSO: Sí. Disminuimos la pobreza absoluta, somos un departamento que está entre los primeros del país en educación de competitividad; estamos de sextos entre los 32. Tenemos sólo un 7% de desempleo; tenemos 19 universidades capacitando gente; estamos fortaleciendo el campo. Es muy favorable lo que hemos hecho por la gente. 

Pereira, 1 de febrero de 2019

Por William Acero Arango.  

Write comment (0 Comments)
En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral en pleno posconflicto, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.

El proceso electoral en Colombia para elegir el 27 de octubre a Gobernadores, Alcaldes, Diputados, Concejales y Ediles, se empieza a calentar en todo el territorio nacional.

En Ecos Políticos dialogamos con la Directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, quien se refirió no solo a lo que significan esas elecciones para el desarrollo de la convivencia nacional y el futuro de la democracia, sino a sus falencias y a la necesidad de reformas urgentes en materia de la política electoral, donde de una manera u otra,  se mide la presencia estatal en todos los rincones del país, en pleno desarrollo del posconflicto.

Ecos: ¿Cómo ve el proceso electoral para las elecciones de nuevos mandatarios regionales y locales?

AB: Este año son las elecciones más importantes, por lo que representan sus resultados. Alrededor de 113 mil candidatos a gobernaciones, alcaldías, asambleas, concejos y ediles. Vamos a tener una campaña muy fuerte, no solo en el aspecto político sino por los asesinatos contra líderes sociales, políticos y comunales, y además, por el tema de la ilegalidad que hace muy difícil hacer un rastreo de la financiación de las campañas políticas.

Ecos: ¿El Gobierno anunció una Reforma Electoral para las sesiones extras del Congreso, pero no se incluyeron, qué piensa?

AB: Los temas que tienen que ver contra la corrupción incluyen en gran medida los políticos y electorales, y se están quedando por fuera de la agenda del Gobierno. Las sesiones extras hubieran sido una oportunidad muy interesante para poder seguir discutiendo la reforma política donde claramente no se están logrando los avances esperados. Sin embargo es una decisión correcta porque una reforma electoral tiene un altísimo contenido técnico y debe discutirse no solo con las organizaciones políticas, requieren de un análisis por el impacto de las modificaciones  que se hagan.

Ecos: ¿Está quedada la legislación en la lucha contra la corrupción?

AB: No haber incluido temas contra la corrupción, cuando cada día vemos un nuevo escándalo, es un mal mensaje a la ciudadanía, porque mientras  avanzamos, por ejemplo en una Reforma Tributaria, esos recursos que ingresan, terminan en manos privadas a través de contratos que se entregan a dedo en obras que no están bien hechas, fundaciones corruptas que no entregan la comida como debe ser a los niños, que no hacen los proyectos de educación o de atención a personas de avanzada edad como se esperaría que debería ser.

Ecos: ¿Los procesos electorales están ligados con la corrupción en Colombia?

AB: Claramente están cruzados con sistemas de corrupción y de ilegalidad. Son procesos electorales violentos, no solamente por las afectaciones de intolerancia que se ven en redes sociales, sino que históricamente han estado inmersos por las amenazas, asesinatos, secuestros, atentados contra candidatos. En elecciones locales es uno de los temas que más se pone de presente.

Ecos: ¿Las elecciones de octubre están en riesgo en algunas zonas del país?

AB: La debilidad institucional en las regiones no permite proteger no solo la vida de los candidatos, sino la libertad del voto de los ciudadanos frente a actores armados ilegales o grupos de corrupción, de economías ilegales. Eso ha estado presente. Lamentablemente no se ha modificado para estas elecciones. Seguimos con las mismas debilidades y eso significa que tenemos regiones en el país donde la libertad del votante se encuentra en crisis  para hacer proselitismo político.

Ecos: ¿Es una verdadera amenaza contra la paz regional y local?

AB: Desafortunadamente las debilidades electorales son una amenaza contra la paz regional y local.

Ecos: ¿La Reforma política que se aprobó en primera vuelta, si cree que es un avance para la democracia en Colombia?

AB: El Congreso de la República ha sido muy poco serio frente a las necesidades de una Reforma Política que de verdad permita la democratización, transparencia, control político, participación, representación política, entre otros. Han legislado a espaldas del país y de cara a sus intereses. No aparecen las listas cerradas, no se toca la autoridad electoral ni los verdaderos mecanismos de representación y participación política. Para qué mecanismos fuertes de democracia interna sin lista cerrada y sin esquemas de la financiación de la política.

Ecos: ¿Seguimos desactualizados en materia electoral?

AB: Tenemos un Código Electoral que es anterior a la Constitución del 91. Necesitamos actualizarlo para que no pase lo que ha ocurrido en los últimos cuatro procesos de elección del Congreso de la República que después de tres años y medio, se termina señalando por parte del Consejo de Estado que efectivamente hubo fraude y que hay que cambiar la composición del Congreso.

Ecos: El Gobierno debe ya dar a conocer los alcances del proyecto de Reforma Electoral?

AB: El contenido  específico no lo conocemos. Esperamos que a la mayor brevedad posible lo dé a conocer para empezar a hacer comentarios, recomendaciones y apoyar las medidas que conduzcan a un estructura electoral más transparente y no procesos electorales frágiles en términos de confianza en sus resultados.

Ecos. ¿Por ahora cuales podrían ser las medidas efectivas para que obtener el mejor resultado el 27 de octubre?

AB: Lograr a la mayor brevedad posible unos mecanismos de control y de verificación de seguridad a los líderes sociales. No puede funcionar solo en Bogotá, donde hacen parte la mayoría de Ministros, la Defensoría del Pueblo, Fuerzas Armadas; donde se establece cuáles son las políticas de protección. En departamentos como Cauca, Valle del Cauca, Antioquia, Norte de Santander, que son los que tienen el mayor número de líderes políticos sociales asesinados, al menos en esos departamentos, debería tenerse una confianza específica para poner a marchar un plan de protección a los líderes.

Ecos: ¿No se ven resultados que paren los asesinatos?

AB: Hemos pedido reiteradamente al Gobierno un plan concreto, un compromiso de todas las autoridades, porque no solamente es la condena a los hechos y que no sigan pasando, se deben mostrar resultados claros porque estamos hablando de la afectación a la vida. No solo hablamos de las amenazas con fundamento, sino hechos muy, muy graves, que afectan la composición política del país, la tranquilidad.

Ecos: ¿De alguna manera estas elecciones van a marcar en sí lo que ha sido el desarrollo del posconflicto y de una vez por todas reafirmar que la paz comienza y termina en las regiones?

AB: La paz definitivamente comienza y termina en las regiones. Lo que sucede en Bogotá es una ilusión de lo que uno quisiera que fuera la paz, mientras en las regiones están viendo cómo quieren acabar con la tranquilidad. En las elecciones territoriales nos estamos jugando la representación política y la paz.

 

Bogotá, D. C, 1 de febrero de 2019

Por Luis Fernando García Forero.

Write comment (0 Comments)
“Barlovento es la puerta para entrar al cielo” son las palabras con las que el reconocido medallista mundial y ahora entrenador Lars Houbak, describió la magia que hay en La Buitrera, vereda entre Palmira y Pradera (Valle del Cauca).  Para Lars Houbak, Colombia tiene un sin número de sitios para visitar y conocer en sus 32 departamentos, y en más de mil municipios de todo el territorio nacional.

“Nosotros seremos embajadores de Colombia en el mundo”: Lars Houbak. 

“Barlovento es la puerta para entrar al cielo” son las palabras con las que el reconocido medallista mundial y ahora entrenador Lars Houbak, describió la magia que hay en La Buitrera, vereda entre Palmira y Pradera (Valle del Cauca).  Para Lars Houbak, Colombia tiene un sin número de sitios para visitar y conocer en sus 32 departamentos, y en más de mil municipios de todo el territorio nacional. 

A Colombia llego un grupo de gimnastas daneses quienes pasaron como un relámpago por Bogotá, y posteriormente se trasladaron al departamento del Valle del Cauca y aterrizaron en Palmira. Se maravillaron con Barlovento sitio que va a tender después de su adecuación, a miles de turistas, ya que los daneses  catalogaron esta parte de la patria como una de las maravillas del mundo. 

El “National Danish Performance Team”, catalogado entre los mejores equipos de la historia en gimnasia señalaron que: “jamás en nuestros múltiples viajes por todo el mundo habíamos visto o visitado un lugar tan exuberante en sus naturaleza y con esa magia que enamora”. 

Esta delegación de 36 personas que atravesaron el mundo para  llegar a Colombia, conformado por 28 atletas de alto rendimiento y 8 directivos, hoy hacen parte de los seleccionados entre más de 200  jóvenes daneses que compiten, entre sí, para ganarse, un lugar en la comitiva y poder regalarle al mundo una muestra de su trabajo. 

Según Lars Houbak: “Este viaje fue planeado desde hace más de 6 meses, cuando por Internet, fuimos contactados por la asesora de asuntos internacionales de la Alcaldía de Palmira en el Valle del Cauca, Liliana Ortiz y la Secretaria de Cultura, Ester Millán. Hemos descubierto un sitio mágico, alucinante, lleno de Verde, de cascadas de Ríos, de nacimientos de agua, de naturaleza pura, de montañas de aire sin contaminar, de campesinos maravillosos, que cuando uno está arañando la montaña para llegar a Barlovento, salen de sus casas adornadas con miles de bombillos que iluminan el paso de foráneos y turistas” dijo. 

El show Danés que trae gratis a los mejores del Mundo en la gimnasia artística de Dinamarca, se conformó desde 1920 y empezó por la necesidad de inculcarle a los seres humanos que se puede hacer algo por los demás, sobre todo por los niños, niñas y jóvenes donde lo más importante es hacer deporte, así no sea competitivo. 

Este grupo de atletas trabajan desde el siglo pasado recorriendo el mundo, y han transmitido de generación en generación que hay que ejercitar el cuerpo, si se quiere tener mejor salud y más vida. 

Han visitado más de 180 países llevando el mensaje de la necesidad de hacer educación física, y entregan en los coliseos, estadios, escuelas, colegios y todos los escenarios donde se han presentado, un espectáculo de gimnasia igual que los Olímpicos o cualquier torneo internacional de esta modalidad. 

Hablamos con Lars Houbak, quien dirige a este grupo de daneses encantados con Colombia, quien contó que su objetivo es regresar a Colombia pero con su familia: “antes se conocía a Colombia por el narcotráfico, hoy esta condición ha cambiado, hay muchas cosas más que mostrar de su país, tienen una nación y gentes maravillosas”. 

ECOS:¿Por qué nació esta idea de deporte y gimnasia sin competir entre naciones o países?

LH: Nuestro eslogan es dejar una marca, una inspiración, y dejar enseñanza principalmente a los niños y jóvenes, que hay que trabajar el cuerpo y no necesariamente a nivel competitivo, por salud, por una vida más saludable, por el amor a su cuerpo. 

ECOS: ¿Qué destaca de su paso por Colombia y claro Cali o el Valle del Cauca? LH: Sin duda alguna los bailarines de Salsa, la gente tan maravillosa de Palmira, de La Buitrera,  Barlovento. En nuestro paso relámpago por Bogotá, la ciclo vía es un ejemplo que debe seguir el mundo, es muy bueno. 

ECOS: ¿Qué conocía de Colombia, que sabía de nuestro país?

LH: Narcotráfico, (jajajajaja… risas, muchas risas). No,  en realidad se ve mucho tema turístico y es un país maravilloso. Su cultura abierta, su gente, la amabilidad de todos los ciudadanos, el paisaje, algo que sorprende es que después de los shows que hemos tenido la gente pide más y se emocionan como en ningún lado lo habíamos visto. 

ECOS: ¿Cuál fue la última nación en visitar antes de llegar a Colombia?

LH: Llegamos de Taiwán y Corea del Sur y el contraste de Asia, Colombia es muy grande, caótico. Liliana y la alcaldía, sus empleados nos han recibido como hermanos, el señor Edgar Gómez, de Barlovento es especial, tienen mucha sencillez, amabilidad, la gente es genial. 

ECOS: ¿Competir es muy difícil, en todos los sentidos de la palabra, ustedes quieren competir más o transmitir?

LH: En este proyecto que nosotros hacemos no están aquí para competir, estamos para transmitir, inspirar, enseñar, pero sin duda alguna las y los gimnastas que tenemos son profesionales para transmitir, somos muy competitivos y muy buenos. Qeremos ser campeones de transmitir la gimnasia. En Dinamarca la organización que representamos es DIF Organización de Deporte Voluntario, No Competitivo. 

ECOS: ¿Los gimnastas que hoy están aquí en Colombia, como se ganaron ese privilegio de estar en este grupo y en esta gira que  culminan en julio?

LH: Todos los gimnastas tienen muchos años de experiencia, y tenemos muchos entrenadores en Dinamarca donde se seleccionan los mejores de  cada una de las localidades. Allí compiten entre ellos, para conformar la selección nacional de voluntarios, esto se hizo en febrero para seleccionarlos. 

ECOS: ¿Entre cuántos se sacó esta selección de los 28 integrantes de gimnasia?

LH: Los 28 se seleccionaron de 184 que fueron los mejores de todas las localidades, posteriormente se eligieron 50 y de allí clasificaron 28. Los valores y las múltiples preguntas van de la mano de la competencia ya que para nosotros lo que cuenta son los valores y que realmente quieran transmitir lo que hacen. 

ECOS: ¿Estos gimnastas devengan un sueldo?

LH: No, los gimnastas tienen que aportar a la organización para poder estar en el equipo, entre todos pagaron 5 mil dólares. Además, es un recorrido que dura cerca de 10 meses donde no reciben sueldo, no se les paga, es voluntad, es amor, es querer transmitir lo que hacen. 

ECOS: ¿Cuándo terminen en Colombia, que nación van a visitar?

LH: Salimos para Argentina y el equipo sale cada dos años. 

ECOS: ¿Cómo les fue en China, Japón y Emiratos Árabes?

LH: A estos otros países de Asia ya fuimos, y posteriormente visitamos Emiratos Unidos. Pero es muy difícil, ya que es muy complicado porque casi no hay colaboradores para el tema de la logística, comida, dormida, transporte y más cosas que se requieren. “Aquí tenemos que destacar la labor de su país Colombia con la Gobernadora Dalian Francisca, los alcaldes de Pradera y Palmira, su ejército, la policía,  el sector privado y el comercio, que en general fueron los garantes y los colaboradores para brindar este espectáculo a los ciudadanos de este bello departamento.  El señor Edgar Gómez, dueño de este paraíso como lo es Barlovento es quien nos ha brindado parte del apoyo para poder seguir transmitiendo que el deporte y la gimnasia son vida y amor. 

ECOS: ¿Cómo seleccionan los países a los que llegan?

LH: Hay una administración en Dinamarca de 5 personas que trabajan todo el año para seleccionar las naciones. Desde 1920 existimos, pero paramos en 1986, y reiniciamos en 1996, todos los días tratamos de mejorar para bien del grupo y de la organización. 

ECOS: ¿Cuál es la satisfacción que ustedes se llevan de lo que hacen?

LH: Ver a los niños supremamente emocionados cada que nos ven en las presentaciones, en los shows que hacemos en cada una de las actuaciones, esa es la adrenalina que nos anima a seguir transmitiendo lo que hacemos. 

Visiblemente emocionado Lars Houbak dijo; “nosotros, este equipo se va a encargar de transmitirle al mundo que hay una nación que se debe de visitar en Sur América, Colombia, llena de gentes amables, de mujeres encantadoras, de niñas y niños con deseos de aprender y de campesinos que le reclaman al mundo que visiten esta tierra, y en especial el Valle del Cauca”.

Bogotá diciembre 29 de 2018

Por William Acero Arango

Write comment (0 Comments)
Uno de los Representantes a la Cámara que más le ha aportado al desarrollo de la institucionalidad del Congreso, no solo por sus conocimientos en el procedimiento para hacer las leyes y del control político, es el abogado penalista, Germán Navas Talero, quien tiene ya ganado un liderazgo en la corporación.

Uno de los Representantes a la Cámara que más le ha aportado al desarrollo de la institucionalidad del Congreso, no solo por sus conocimientos en el procedimiento para hacer las leyes y del control político, es el abogado penalista, Germán Navas Talero, quien tiene ya ganado un liderazgo en la corporación. 

Sus pronunciamientos siempre llaman la atención no solo en las comisiones sino en la plenaria, porque le pone el control de calidad y juridicidad al trabajo legislativo, para que muchos de los proyectos aprobados, no vayan a fracasar en su revisión ante la Corte Constitucional. 

Sobre su pasado, presente, futuro y sus posturas respecto a los temas que maneja actualmente la Cámara de Representantes, el congresista Germán Navas Talero, del Polo Democrático Alternativo, aceptó esta entrevista. 

LFGF: ¿Cuántos años en el Congreso?

GNT: Llevo 20 cumpliditos. Llegué como diría el Chavo del Ocho, sin querer queriendo. Intenté hacer política porque la gente me quería en la calle y la idea no era quedarme mucho tiempo, sobre todo por mi edad, estaba muy cerquita de la pensión, de tal manera que me quedé, pero me he comprometido tanto con el país que después de 20 años estoy acá. 

LFGF: ¿Siempre en la Cámara de Representantes?

GNT: Sí y creo que será mi último período y no más Cámara de Representantes. No le envidio  nada al Senado, no lo deseo, me gusta más esto porque aquí estoy representando a una ciudad olvidada como es Bogotá. Siempre he peleado con los alcaldes. Ningún alcalde le ha cumplido a Bogotá como la ciudad se lo merece. 

LFGF: ¿De los pocos representantes a la Cámara que llega sin gastar mucho dinero. No queda nunca endeudado?

GNT: No porque he destinado a las campañas pequeñas sumas de dinero. Recuerdo que para una campaña teníamos un ahorro como de 10 o 12 millones de pesos para empezar y resulta que me costó como 18 o 20 millones. Unos amigos me ayudaron, pero la verdad, ninguna campaña ha superado los 120 millones, eso es lo máximo que he pagado y que es lo que me han dado por reposición de votos. Esa suma la guardo, la tengo ahorrada y cuando llega la otra campaña la utilizo. No es mi obsesión hipotecar mi casa. 

LFGF: ¿Cómo considera que debe ser el ejercicio de la política en Colombia?

GNT: Servir, buscar las soluciones a las gentes más vulnerables. El de lograr que haya y se aplique justicia. Jamás se debe utilizar el noble ejercicio de la política para atropellar y a través de la ilegalidad, enriquecerse, por eso somos uno de los países más desiguales del mundo. Acabar con la corrupción es una de las prioridades actualmente en el ejercicio de la política. 

LFGF: ¿En 20 años en la Cámara, qué es lo que más le ha incomodado o se arrepiente en el ejercicio como legislador?

GNT: Me duele que los congresistas no recuerden a su elector. Llega el momento en que los representantes y senadores piensan más en el Ministerio de Hacienda, pero no piensan en su elector. Por qué no salen a defender al elector?, porque el Ministro de Hacienda es  el que les da la limosnita. Estos congresos han sido mendigantes, es lamentable decirlo, pero es cierto. 

LFGF: ¿Debe existir en Colombia un Congreso Bicameral o Unicameral?

GNT: Considero que Bicameral. Si este Congreso hubiera sido unicameral cuando Pastrana intentó consolidarse como gobernante y exprimir al Congreso, luego del llamado “Pomaricaso”, sino hubiese sido por la Cámara, se lleva de calle la institución. Ellos querían cerrarlo. Permitir que Pastrana legislara por seis meses mientras que convocaban a nuevas elecciones del legislativo. 

LFGF: ¿Qué sucedió luego?

GNT: La Cámara a través de este personaje se les atravesó,  presenté una ponencia convocando a elecciones generales, o sea Congreso y Presidente. Fui el autor, no fue Pastrana, no fue Serpa como dicen,  ahí están los archivos. Presenté ponencia a las 5 PM, antes que retiraran el proyecto. Así frené esa iniciativa, le gente entendió que había dos soluciones no una sola. Una era convocar a elección de Congreso y la otra, elección de Presidente. Eso indudablemente le gustó a la gente. Recuerdo que Horacio Serpa en Palmira hizo una marcha roja pero con la idea mía y con el proyecto mío que ya estaba en camino. 

LFGF: ¿Nos tiene atrasados en democracia y desarrollo el Sistema Presidencialista?

GNT: Sí, e insisto que sí. Siempre he dicho que el Congreso de la República es como una notaría donde se auténtica la voluntad del Presidente de la República. Aquí el Congreso no raciocina, obedece a la Casa de Nariño. 

LFGF: ¿Aún en esta época que suena la falta de mermelada?

GNT: Veo que la Rama del poder legislativo quiere mostrar independencia, aún nos falta. El Presidente de la Cámara Carlos Chacón ha manejado muchos temas con firmeza, eso hace grande la institución y demuestra que se debe respetar al Congreso, pero aún más, hacer valer la independencia de los poderes públicos. 

LFGF: ¿Cómo acabar con la influencia del Ejecutivo en las decisiones del Legislativo?

GNT: Vengo trabajando un tema y surge de la necesidad que tiene el Congresista de llevar algo a su región, demostrar que trabajó por sus electores, porque si él lleva una ley que dice que habrá descuento para tal cosa, por ejemplo, eso el pueblo no lo siente, nuestros pueblos no están preparados como el Sueco para entender eso. A nuestro pueblo le gustan las cosas tangibles, si usted llega con el puente o con el parque, eso sí gusta, pero  eso no lo pueden hacer ahora porque los Congresistas no pueden ordenar un gasto de un solo peso. Entonces para conseguir la plata, el Congresista se le arrodilla al Ministro para que él, muy generoso, le dé eso que llaman mermelada, le dé la partidita que requiere para el puente o para el parque. 

LFGF: ¿Cuál en sí ha sido su propuesta sobre el tema?

GNT: En esta iniciativa me ha acompañado el Presidente de la Cámara Carlos Chacón. Permitirle al Congreso que en forma directa y pública asigne recursos para sus regiones. Hay sumas intocables: pago de deuda externa, educación, salud, etc. Pero esas sumas que se reparten a capricho de los ministros, lo que constituye la mermelada, se van a entregar en plenarias en la aprobación del presupuesto, con la intervención de los Congresistas. Cada uno dice qué está necesitando su región, hacia donde van esos recursos. De tajo acabamos con esa humillación, porque si usted quiere comprar una carretilla para el pueblito donde nació, tiene que decirle al Ministro que le ayude. 

LFGF: ¿Simple y llanamente participan del presupuesto para obras en sus regiones?

GNT: Obvio, no podrán ser partidas improvisadas, cuando usted le solicita a esa comisión del Congreso, a la plenaria, la adjudicación, tiene que estar demostrado cuál es el fin. Se trata de acabar con lo que sucede actualmente, que el Ministro llama al congresista y le dice camine tomamos un tinto en el Ministerio y le pregunta que es lo que tú quieres, qué es lo que necesitas?, entonces el Parlamentario, normalmente un tipo de provincia, le dice que estamos con tal proyecto y lo queremos viabilizar, sí, pero ayúdeme con tal ley, le contesta el Ministro. 

LFGF: ¿Si son varios Congresistas de determinada región, cómo se establecería el tema de las prioridades?

GNT: Precisamente el voto se hará en la plenaria, ella es la que va a decidir. Lógicamente las comisiones económicas presentan los presupuestos, las partidas y nosotros vamos a entregarlas así, que todo el mundo intervenga. Ahora solo interviene el Ministro y el parlamentario que está sentado en la silla o en las rodillas del ministro. Aquí todos intervienen. Obviamente toda reforma constitucional requiere una ley que la reglamente, estaremos pendientes una vez que se apruebe esta iniciativa comenzar a trabajar para evitar que los Congresistas sigan siendo convidados de piedra en la adjudicación de las partidas presupuestales. 

LFGF: ¿El  tema arranca desde el punto de vista constitucional y el legislador reglamenta el trámite de un 20 % de las asignaciones para las regiones?

GNT: Así es. 

LFGF: ¿Qué le quitaría en este momento a la Constitución del 91 y qué le pondría?

GNT: No le quito nada. Le agrego la posibilidad a los Parlamentarios de intervenir en la adjudicación del presupuesto. Aquí hay gente que le quiere quitar la tutela, esos son dictadores. 

LFGF: ¿Es intocable la tutela?

GNT: La tutela es un patrimonio de los Colombianos, de los nacidos y de los que aún están por nacer, porque una madre en estado de embarazo puede tutelar en beneficio de ese niño que está por nacer. Para todo la tutela no debe tocarse. Es cierto que a los empresarios y a ciertos personajes no les gusta porque los volvieron vulnerables, los obligaron a entender; anteriormente mandaban, hoy en día, tienen que entender. 

LFGF: ¿El tema de la reelección presidencial fue un error para el desarrollo institucional y que ocupó la democracia por espacio de 16 años?

GNT: No fue un error, fue un pecado mortal, sobre todo en la forma como se hizo la de Uribe. 

LFGF: ¿Está blindada completamente la Constitución sobre ese tema  para que no se repita en la historia política del país?

GNT: Yo creí que estaba listo antes, porque a mí me enseñaron en la universidad que las prohibiciones taxativas del constituyente primario no podían ser derogadas ni modificadas por el constituyente secundario que sería el Congreso y siempre se lo decíamos no matar, no habrá esclavos en Colombia, no hay reelección, y resulta que nos voltearon la torta con una mayoría acomodaticia y una tesis de la Corte terminó aceptándola, no importa que haya una Yidis y un Teodolindo detrás. 

LFGF: ¿Qué papel tuvo la Rama Judicial respecto al control en ese tema?

GNT: Nos salvaron los jueces de una dictadura. Los jueces tienen que controlar los desmanes del ejecutivo. 

LFGF: ¿Cómo ve la reforma Política que están tramitando?

GNT: Para mí lo  fundamental sería el voto electrónico que no les gusta a ciertas personas, a las mayorías de los partidos no les gusta porque acabarían con es vagabundería de la forma como se hacen las elecciones. 

LFGF: ¿El Voto obligatorio reduce los costos en las campañas?

GNT: A mí me gusta. Claro que reduce los costos, no viola los derechos fundamentales porque yo no obligo a nadie a que vote por alguien sino que vote. 

LFGF: ¿Acabar con el Consejo Nacional Electoral por un Tribunal Electoral?

GNT: A mí sí me gusta porque lo actual no es organismo que administre justicia, sino que es vocero de los partidos. Lo vimos cómo los amigos de Peñalosa todos los que dijeron que no podía haber revocatoria, ellos no administran justicia, ellos acomodan mayorías. Se requiere un Tribunal Electoral que bajo los patrones de administrar justicia, cumplan con su mandato. 

LFGF: ¿Las listas cerradas?

GNT: A los partidos pequeños no les sirve, a los grandes sí. Hay que llegar a un acuerdo con ellos porque a los partidos pequeños y los líderes pequeños no tienen votos en todas partes, entonces no es fácil. Aceptaría cualquiera de las dos, con las dos he jugado, no tengo problema. 

LFGF: Qué espera usted de este Congreso y de este gobierno?

GNT: Que recapacite y entiendan que al Congreso se viene legislar y no a obedecer. El Presidente Duque que por favor mire cuál fue su plan de gobierno, cuáles fueron sus promesas y que las cumpla y no haga ahora todo lo contrario de lo que dijo en campaña. 

LFGF: ¿Por qué quiere que lo recuerden los bogotanos mientras ha sido Representante a la Cámara por Bogotá?

GNT: Que me recuerden porque siempre he sido su defensor. Nunca he ido a pedirles nada a ninguno de los Alcaldes e incluso siendo copartidario míos, llegado el momento, les exigí cuentas. 

LFGF: Si la memoria no me falla ¿a través de su ejercicio de control político ha traído a los alcaldes al Congreso?

GNT: Si claro. Recuerdo que el Señor Garzón vino una vez citado, me reconvino, inclusive dije que si tocaba traerlo con policía, que lo trajeran. 

LFGF: ¿Cuál alcalde de Bogotá, le ha servido y ha mejorado la calidad de vida de sus habitantes?

GNT: Ninguno. Petro, pocón pocón, hay que reconocerle -no fui Petrista-  se preocupó por la alimentación, la educación de los marginados por eso en los barrios pobres lo quieren mucho. Se ocupó bastante de ellos. Debo reconocerlo. 

LFGF: ¿Cómo ve este nuevo Congreso sobre todo en la Cámara, a esa nueva generación qué les dice?

GNT: Que trabajen y que no le obedezcan todo al Ejecutivo. Nos eligieron para representar al pueblo, no para buscar prebendas políticas. 

Bogotá, d. c, 28 de diciembre de 2018 

Por Luis Fernando García Forero.

Fuente Revista Poder Legislativo.

Write comment (0 Comments)
El General de la Sexta División del Ejército, Cesar Augusto Parra León, quien es comandante de esta división desde hace más de dos años, en diálogo con ECOS se refirió a varios temas que tienen que ver con el desarrollo de la institucionalidad en Colombia.

El comandante de la la Sexta División del Ejército,  General Cesar Augusto Parra León, en diálogo con ECOS se refirió a varios temas que tienen que ver con el desarrollo de la institucionalidad en Colombia. 

ECOS: ¿Qué opinión le merece la nueva cúpula militar?

CAPL: Son oficiales de lujo y es del resorte del señor Presidente de la República y de su Ministro de la Defensa, hacer estos cambios. La mayor parte de los Generales, Almirantes y en general los oficiales, todos aspiramos a ser comandantes de sus respectivas áreas. Sí, es un anhelo el querer ser comandante de mi Ejército Nacional. 

ECOS: ¿Es consciente de que lo pueden llamar a calificar servicios?

CAPL: Cuando se llega a General en cualquier momento uno se puede ir. Claro que estoy consciente de eso, el día que me tenga que ir me voy feliz de mí ejercito, he disfrutado mí trabajo, he servido con mi trabajo, me he formado con mi trabajo, le he servido con amor a la patria,  y a éste país, y hasta cuando el señor Presidente lo tenga a bien, estaré aquí respondiendo. 

ECOS: ¿Pensó  que llegaría a ser General?

CAPL: Claro que sí. Cuando usted entra como cadete, lo ve lejos, difícil, pero a la luz del túnel, lo ve. La vida lo va llevando a ser merecedor de este  grado. Parte de mi vida militar se la debo a muchos de los que han estado a mi lado, mis soldados. No se puede llegar a ser General sin el trabajo de los hombres que lo acompañan a uno. 

ECOS: ¿Cuántos años en el ejército?

CAPL: Cumplo 34 años el 19 de enero de 2019, tenía 19 años cuando ingrese a mi glorioso ejército. 

ECOS: ¿Cuál es su mayor satisfacción en el Ejército?

CAPL: Muchas, mi padre siempre quiso que fuese general. Recuerdo que me dijo: “hijo por lo menos que llegue a ser General”, se lo cumplí, pero él solo me vio como Coronel. La otra  satisfacción grande, cuando me llamaron a ser General del Ejército de Colombia. 

ECOS: ¿Ha soñado con ser Comandante General de las Fuerzas Militares?

CAPL: Si claro, creo que tengo las convicciones y las capacidades, eso solo lo sabe Dios y el Presidente; he aprendido que al que le van a dar, le guardan. 

ECOS: ¿Tenemos más o menos 250 mil hombres en el Ejército y en el Presupuesto General de la Nación el Ministerio de Defensa es la segunda partida en recursos. Hay muchos hombres en las Fuerzas Armadas?

CAPL: Es una buena pregunta William, nuestros comandantes señalan que cada día debemos ser más fuertes y los hombres hay que mantenerlos. Tenemos que cuidar  las fronteras por las amenazas de grupos delincuenciales y amenazas que persisten en algunas regiones. 

ECOS: Todos los colombianos nos sentimos orgullosos de nuestro Ejército, esto es innegable, pero ¿250 mil hombres no cree que son muchos, teniendo en cuenta que las FARC ya son un partido político?

CAPL: No es un Ejército grande, es normal. Tenemos unas fronteras porosas por eso debemos tener batallones fuertes porque hay que combatir las disidencias, el ELN, las bandas criminales, la defensa de la soberanía Nacional, es lo más importante. 

ECOS: Putumayo, Caquetá y Amazonas, se caracterizaron ayer por el tema de la coca y la violencia. ¿Ha cambiado todo?

CAPL: Si claro, después de que llegué aquí a esta zona como General le hice un llamado a los empresarios, ganaderos, comerciantes de los tres departamentos y le hemos cambiado la cara a esta zona del país. Tenemos miles de turistas que llegan a diario a estos lugares, porque  disfrutamos la fauna, flora, ríos y mil cosas para mostrar. Toda esa maravilla la hemos conseguido con la comunidad, los civiles los empresarios y el Ejército. 

ECOS: ¿Cómo está el orden público en estos tres departamentos?

CAPL: Desde el 2016 cuando las disidencias nos mataron dos soldados, no hemos tenido más hombres asesinados, pero lo más importante es que seguimos trabajando con la Fiscalía y todas las autoridades para combatir las disidencias, pero también trabajando con la comunidad. 

ECOS: ¿Esas disidencias le siguen haciendo daño a las comunidades de la zona que usted maneja?

CAPL: Tenemos criminalidad y son fuertes. Alias “cadete” es uno de los bandidos que tenemos en la mira, son estructuras disidentes que se dedicaron al narcotráfico pero seguimos trabajando para capturarlos o darlos de baja. Este año hemos capturado 26 bandidos, nos preocupan dos casos en Caquetá y Putumayo que son la extorsión y el narcotráfico, pero seguimos adelante trabajando para brindar la tranquilidad y seguridad a nuestras comunidades. 

ECOS: ¿El tema de los falsos positivos es el lunar negro del ejército, pero los colombianos y el mundo entienden que son unos pocos que dañan la buena imagen de nuestro ejército. Qué está haciendo usted para que no pase eso con los más de 20 mil hombres que están a su cargo?

CAPL: Tenemos unas fuerzas militares mucho más organizadas, estructuradas y más conocimiento en la aplicación de los D.D.H.H., con más capacitación a nuestros hombres. Mis superiores diariamente nos están señalando el camino, la ruta, los valores y la honestidad. El trabajo por parte de cada uno de los comandantes es ejemplar. 

ECOS: ¿Cómo trabaja con la comunidad, que parámetros sigue?

CAPL: Hace más de 34 años entendí, gracias a mis padres, que el poder es para servir y gracias a estas enseñanzas, lo he hecho y sigo haciendo. Desde que ingresé al ejército, nunca he mirado a nadie por encima del hombro. 

ECOS: El tema de la fumigación aérea tiene muchos contradictores a favor y en contra, ¿qué piensa?

CAPL: Nosotros venimos trabajando en las distintas áreas de erradicación con las políticas del Gobierno Nacional, hemos erradicado manualmente más de 12 mil hectáreas en los tres departamentos. 

ECOS: ¿Pero están trabajando mancomunadamente con la población y los campesinos?

CAPL: En el Putumayo fue muy difícil, desde el año pasado venimos trabajando con los campesinos para erradicar y lo estamos haciendo. Reunimos las comunidades y entendieron que había que hacerlo, hoy es un éxito. En el putumayo ya no hay bloqueos, tenemos total control del territorio.

ECOS: ¿Y están de algún modo sustituyendo, por el pan coger los cultivos ilícitos?

CAPL: En algunos lados sí, les presentamos los proyectos y los están ejecutando. 

ECOS: ¿Percibe que los campesinos no quieren seguir en la siembra de Coca?

CAPL: Sí. Los campesinos están cansados de este tema ilícito que solo les ha dejado desolación, desgracia y amargura. Siguen igual de pobres, no quieren seguir en esto. También porque sienten la presión del Ejército, de la Policía y del Estado. 

ECOS: ¿Muchos problemas con las disidencias de las FARC?

CAPL: Han venido generando problemas, extorsionando y llamando a muchos de los que se desmovilizaron para que vuelvan a las cuadrillas de bandoleros, pero les estamos llegando con todo el peso de la ley, la Policía, la Fiscalía, el Ejército y todos los Estamentos del Estado, respetando los derechos, pero combatiéndolos. 

ECOS: Vio caer a muchos de sus soldados, ¿Cambió esto con la paz, qué cambio?

CAPL: Sí claro, tengo que reconocerlo, fui el comandante del comando operativo 6 y desafortunadamente en muchas oportunidades me tocó recoger a mis soldados mutilados, sin piernas, sin una mano, ciegos, quemados, muertos.  En el tiempo que llevo aquí, no hay toma de poblaciones, ni muertos, ni heridos, tenemos total control de la zona, es evidente que seguimos combatiendo, pero no como cuando estaban las FARC. 

Bogotá, D, C, 17 de diciembre de 2018

Por William Acero Arango.

                                  

Write comment (0 Comments)