Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida.-

-Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida.-

-Tenemos el compromiso de respetar los derechos de los otros y de repudiar quienes violan los derechos de los demás.-

Por Luis Fernando García Forero.- En medio de la celebración del día de los Derechos Humanos, Colombia se llenó de tristeza e indignación por la muerte de un abogado, Javier Ordoñez, producto del abuso de autoridad de unos agentes de la policía, pero se calentó más el tema cuando las protestas por esos hechos, se convirtieron en acciones vandálicas que llevaron al fallecimiento de diez personas y más de trescientos heridos entre la fuerza pública y civiles, que han convertido a la capital de la república en un verdadero caos.

www.ecospoliticos.com logró entrevistar a la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos Nancy Patricia Gutiérrez, quien respondió preguntas en medio del caos en Bogotá.

ECOS: Nos cogió la celebración de los D.D.H.H en Colombia con unas noticias desalentadoras, la muerte de un abogado por parte de agentes de la policía y actos vandálicos con más muertos en manifestaciones, ¿Qué piensa?

NPG: Lo rechazo enfáticamente. Ojalá saliera toda la Nación a decir no más violencia. Definitivamente nos hace falta una cultura del respeto a los D.D.H.H en todos los niveles. La situación que se presentó con la muerte del abogado Ordoñez no es excusa para mover a una cantidad de anarquistas que quieren acabar con la vida de otras personas, con los bienes públicos y privados.

ECOS: ¿En el caso del abogado Ordoñez se violaron los D.DH.H por parte de agentes de la policía?

NPG: Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida. No es normal, queremos que se investigue y se aplique justicia. He estado muy triste por el caso del abogado Ordoñez, sé que la familia está muy afectada, pero aun así, han condenado los actos violentos que se están presentando.

ECOS: ¿Los hechos que estamos presenciando en las localidades de Bogotá, demuestran que no estamos respetando los D.D.H.H?

NPG: Estos hechos conmueven a la opinión, debemos reflexionar, estos actos de violencia y de agresiones, como los que se están presentando, no solamente afectan a la vida misma sino también a las instituciones.

ECOS: ¿Qué balance presenta como Consejera Presidencial para los D.D.H.H?  

NPG: El presidente Iván Duque se ha comprometido a respetar y garantizar el ejercicio de los D.D.H.H., sin embargo tenemos factores de violencia muy arraigados que lamentablemente llevan a no respetarlos. Cuando se cometen atentados contra la vida, la integridad de otras personas, es muy triste y lamentablemente, en la mayoría de los casos es derivado de la delincuencia, de las actividades de los grupos armados organizados del narcotráfico y la explotación ilegal de minerales que tienen toda una maquinaria para causar graves daños en algunos territorios.

ECOS: ¿Desde su despacho que se está trabajando para que en Colombia se logre el respecto por los D.D.H.H?

NPG: En estos momentos trabajamos en un Plan Nacional de Acción de D.H.H.H. Hemos llamado a organizaciones sociales, autoridades territoriales, comunidad internacional para que todos construyamos un derrotero del manejo y respeto por parte de las autoridades de esos derechos con la educación, cultura de D.D.H.H, prevención del reclutamiento forzado, violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes de parte de grupos armados organizados. Son un conjunto de acciones que nos corresponde a las autoridades nacionales, regionales y municipales, pero también, a toda la sociedad.

ECOS: No paran los asesinatos y las masacres, ¿cómo evitar esa tragedia?

NPG: En la conmemoración del día de los D.D.H.H, se hizo un profundo análisis del tema. El presidente Iván Duque se refirió a la baja en la tasa de homicidios, sin embargo, los principales violadores de D.D.H.H son los grupos armados organizados que se disputan el control de las economías ilícitas y generan homicidios, desplazamientos, reclutamiento forzado. Es necesario que toda la sociedad rechace como un todo la violación a los D.D.H.H.

ECOS: ¿La sociedad debe actuar más en procura del respeto a los D.D.H.H?

NPG: La labor de las autoridades, en general del Estado, es promover los derechos humanos, garantizar su ejercicio, pero también en general tenemos el compromiso de respetar los derechos de los otros y de repudiar y las acciones de quienes violan los derechos de los demás.

ECOS: ¿Desde su óptica son asesinatos selectivos o masacres?

NPG: Hay diferentes figuras, de acuerdo con el Código Penal, en Colombia existen homicidios colectivos, es decir, cuando hay más de dos personas muertas en unas circunstancias de homicidios por los mismos perpetradores, se dan estos homicidios colectivos. Pero aquí no se sabe cuántos, cómo, la disculpa es que todos tenemos que garantizar la vida de todas las personas en igualdad de condiciones, no importa su condición social, su raza, su religión, su pensamiento ideológico. Los D.D.H.H hablan de la dignidad humana, todos somos libres e iguales frente a los otros.

ECOS: ¿Falta más presencia de la Fuerza Pública o del Estado en esas zonas de masacres?

NPG: Lamentablemente se llegó a pensar que tal vez se podría generar la paz en los territorios sin contar con la acción de la fuerza pública. Para una convivencia pacífica hay que respetar la autoridad, ese es un marco para garantizar la seguridad, la justicia y lograr esclarecer las responsabilidades y las sanciones de quienes atentan contra la población. También una acción integral en general de inversión social y de infraestructura del Estado, eso es muy importante.

ECOS: ¿En inversión social que nos puede decir?

NPG: Se ha creado por ejemplo el programa Zonas Futuro, que escogió los territorios más afectados por las disputas de las economías ilegales con el ánimo de combinar esta función del Estado, de la presencia de la Fuerza Pública, pero también de la inversión social.

ECOS: ¿En el fondo de todo es el narcotráfico?

NPG: Sí, está totalmente demostrado. Hay estudios, análisis serios de instituciones del Estado, organizaciones no gubernamentales y la comunidad internacional que demuestran que los grupos armados organizados criminales que se derivan del narcotráfico, son los responsables de estas terribles violaciones a los D.D.HH.

ECOS: ¿Hasta cuándo las víctimas, los trabajadores rurales, las personas de bien, todos los colombianos, debemos aguantarnos lo que nos está pasando?

NPG: Es importante tomar conciencia que la lucha del narcotráfico no es un problema del Gobierno, de la Policía o del Ejército, sino que tiene que ser un problema que convoque a todo el país, necesitamos solidaridad, mientras no acabemos con esa máquina de la guerra que es el narcotráfico, va a ser muy difícil mantener un territorio de convivencia pacífica.

ECOS: ¿Ya es hora que se revisen las políticas de la lucha contra el narcotráfico desde el punto de vista multilateral?

NPG: Somos una comunidad global y la pandemia misma lo comprobó demostrando cómo un virus afecta a toda la humanidad, es una afectación global. Lo mismo pasa con ese tema de las drogas y el narcotráfico, afecta globalmente a todos los países. Una decisión en solitario de Colombia frente a ese tema, no nos llevaría a ningún resultado.

ECOS: ¿Se atrevería este Gobierno a plantearlo a nivel de la ONU o la OEA?

NPG: Creo que va más allá de estos organismos multilaterales, debe ser un esfuerzo conjunto de la comunidad internacional para acabar con el narcotráfico. Tristemente Colombia es uno de los países donde más se produce la droga, de ahí los sacrificios que implica para el país en vidas, en esfuerzos presupuestales, en falta de actividad  y desarrollo de los territorios. Realmente es un flagelo que golpea muy duro a Colombia.

ECOS: ¿Se debe legislar más en materia de pedagogía para los derechos humanos?

NPG: Lo ideal sería  que hubiese una práctica obligatoria para que los niños desde muy chiquitos aprendieran los D.D.H.H, la Carta de las Naciones Unidas. Las tareas que nos proponemos los países a través de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, es una carta  de navegación para buscar equidad, igualdad, una vida digna para todas las personas. Actualmente existe la posibilidad que los propios planteles educativos puedan escoger como programas especiales la enseñanza del respeto por los D.D.H.H.

ECOS: ¿Cree que esa cultura por los D.D.H.H debe iniciarse desde las casas con los niños?

NPG: Desde la Consejería Presidencial de Derechos Humanos aspiramos a generar una cultura de respeto a los D.D.H.H para que se aprenda desde la primera infancia, pueda continuar siendo parte del proyecto de vida de los jóvenes y vayamos generando un cambio cultural en toda Colombia.

ECOS: ¿Cree que la polarización ha frenado la reconciliación en Colombia, qué hacer?

NP: Lamentablemente hay circunstancias de tantos años de violencia, la falta de aplicación de justicia como lo decía el Presidente Duque, deja unos resentimientos que generan esas discrepancias y esos odios. Ojalá se dejen atrás esos odios.

ECOS: ¿Quedarán atrás los odios, donde son evidente las posturas políticas de extremo a extremo?

NPG: Debemos buscar efectivamente una reconciliación sincera en medio de valores, lo que no implica que haya unanimidad con posturas políticas e ideológicas, somos un país democrático con una sociedad diversa, de variedad de razas, religión, pensamientos y eso hay que respetarlo. Una democracia activa y madura permite opiniones contrarias. El problema es que no hay esa cultura del respeto de los derechos del otro, eso genera polarizaciones que llevan incluso a acciones que terminan siendo injustas y violatorias de los D.D.H.H.

ECOS: ¿En medio de esta situación dónde empiezan los D.D.H.H y donde terminan?

NPG: Debemos partir que todas las personas tenemos derechos que se inician con la vida misma, la dignidad, pero también debemos respetar a los otros. Los límites de los derechos de cada persona, incluyendo el de la protesta, es la responsabilidad de respetar los derechos de los demás.

Bogotá, D.E, 10 de septiembre de 2020

Write comment (0 Comments)

En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.

-“Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia”.-

-“Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años”.-

Por Luis Fernando García Forero.- El senador Andrés Cristo Bustos,  oriundo de Norte de Santander y de la bancada del partido liberal, es un dirigente destacado dentro de la colectividad y el Congreso, por su liderazgo en temas que buscan el desarrollo regional, la defensa y cumplimiento de los Acuerdos de La Habana, toda vez que fue víctima del conflicto armado, la guerrilla del ELN le cegó la vida a su padre Jorge Cristo Sahium en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

Junto con su hermano, el exministro Juan Fernando Cristo, recogieron las banderas de su padre y han tenido un protagonismo político al servicio de Colombia.

En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.   

ECOS: ¿La situación del Catatumbo va de mal en peor?

ACB: El Catatumbo no ha dejado de ser una zona de conflicto. Subsisten grupos como el ELN, disidencias de las FARC, Bandas Criminales que quedan del paramilitarismo, entre otros grupos delincuenciales, que están peleando por las zonas donde se encuentra la mayor cantidad de cultivos ilícitos que tiene el país. Todos los grupos ilegales se están peleando el territorio.

ECOS: ¿El Congreso ha abordado el tema, que ha pasado desde la óptica legislativa?

ACB: Hubo una sesión virtual de la Comisión de Paz del senado donde se trató el tema, no solo con los congresistas, sino con las víctimas. No es un problema menor, se lo hemos puesto de presente a los ministros y a todos quienes tienen que ver con el sector. Hay grupos indígenas completamente perseguidos, niños que están siendo incorporados a los grupos ilegales. No ha habido forma de parar esta crisis en estos últimos tres o cuatro años.

ECOS: ¿Ausencia de programas estatales, gubernamentales?

ACB: Es una zona de frontera completamente a la deriva, no es por este Gobierno, estamos hablando de años y años de abandono, no ha habido forma de parar esta crisis.

ECOS: ¿Falta más presencia de la Fuerza Pública?

ACB: Uno no puede llegar solamente con el Ejército, allá todos los grupos están peleando el espacio, quieren tener territorio para sembrar cultivos ilícitos, no hay un hospital que preste servicios de segundo nivel. No pudieron volver a ejercer los profesores, no están los alcaldes con todas las facultades porque se encuentran amenazados. El tema es demasiado complejo, el Catatumbo es un punto neurálgico, es urgente la revisión de una forma diferente y singular por parte del Gobierno Nacional.

ECOS: ¿Se le está saliendo de las manos a la institucionalidad colombiana?

ACB: La gente de esa región se ha quejado de la ausencia de inversión social. Si llegan a esos municipios planes de desarrollo con inversión social para los colegios, hospitales, para la sustitución de cultivos ilícitos, de la manera como quedó contemplado en el Acuerdo de Paz;  si llega el Gobierno central acompañando al gobernador y alcaldes evaluando la problemática y soluciones, las condiciones serían diferentes.

ECOS: ¿El tema también es la presencia del narcotráfico?

ACB: Si no hay presencia gubernamental más van a seguir aumentando los cultivos ilícitos. Ese es el problema grande que tenemos en el Catatumbo, una región próspera pero sin inversión social y sin logística de parte del Gobierno central. Es imposible para un Gobernador o para un alcalde, lograr superar esa difícil situación por cuenta de sus propios medios.

ECOS: ¿El tránsito de los migrantes venezolanos a su país complica aún más en estos momentos la situación?

ACB: Todo el tema migratorio ha aumentado la problemática en Norte de Santander y en el Catatumbo. En el inicio de este mes se registran alrededor de 7 mil venezolanos parqueados en Villa del Rosario esperando una orden de entrada para Venezuela.

ECOS: ¿En ese aspecto grave el tema por el cierre de la frontera?

ACB: Al tener cerrada la frontera lo que hacen es abrir las 70 trochas en el área metropolitana por donde roban,  entran y sacan la droga, el contrabando y pasan por la zona haciendo lo que quieren.

ECOS: ¿Sin embargo,  se les ha brindado atención humanitaria?

ACB: Eso significa, como factor también migratorio, que al hospital Universitario Erasmo Meoz le deben $60.000 mil millones por la petición expresa del presidente de la República Iván Duque de atender humanitariamente a los venezolanos que entraban y salían. No veo verdaderamente la intensión del Gobierno de pagarle al hospital de Cúcuta.

ECOS: ¿El desempleo es alto no solo por el problema migratorio, ahora por la pandemia?

ACB: Estamos en un 30 % de desempleo y con más del 70 % de informalidad. Es la ceguera del Gobierno central, por eso insisto, necesitamos que el presidente de la república Iván Duque revise qué es lo que se debe adelantar frente al Gobierno venezolano. Nadie está diciendo que Nicolás Maduro sea un buen presidente, eso no lo está diciendo ningún cucuteño, norte santandereano y creo que ningún colombiano. Estamos disgustados porque llegan a Cúcuta, se quejan, hablan de política internacional, se largan de la ciudad  y dejan todos los problemas.

ECOS: ¿Está más interesado el jefe de Estado en la caída del presidente Maduro que en solucionar la problemática de Norte de Santander y el Catatumbo?

ACB: No hay derecho y no es fácil para una ciudad como Cúcuta, la quinta más poblada del país, con un altísimo desempleo y la mayor informalidad, inseguridad, todo, por cuenta de la crisis en la frontera entre Venezuela y Colombia.

ECOS: ¿Se le suma ahora otro tema y que toca al Gran Santander: la megaminería en el Páramo de Santurbán?

ECOS: Grave, como si fuera poco es otra situación que empieza a preocuparnos. Es lamentable porque en campaña escuchamos al presidente Duque referirse a la defensa de los páramos y quejándose de lo que significaba la megaminería.

ECOS: ¿Cree que está cambiando de parecer y explotar oro en ese páramo para reactivar la economía?

ACB: Estamos jugados a la reactivación económica pero si el Gobierno va a decir que por cuenta de la megaminería va a reactivar la economía, no se lo vamos a permitir. Es un atentado contra ese recurso natural que llevará a Bucaramanga a no tener en los próximos años agua, dejando a Norte de Santander, que posee casi el 70 % del páramo, sin condiciones ecológicas para sostener todo un sistema. Quieren atentar con el presente y futuro del agua en estas regiones del país. Esperamos que el Gobierno Nacional tenga una comunicación seria con los gobernadores y alcaldes, la clase dirigente y la misma ciudadanía, pero que entiendan que estamos en defensa de lo que significa el páramo de Santurban.

ECOS: ¿Es muy flexible la legislación en estos temas de la preservación de los recursos naturales?

ACB: Está la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ANLA, pero el páramo de Santurban es intocable para explotación de la megamineria.

ECOS: ¿La megaminería contra el páramo de Santurbán es un punto de honor, comunero, de los santanderes?

ACB: Estamos unidos en la defensa del páramo de Santurbán. Es el preciso momento para que los gobernadores Aguilar y Serrano inicien una convocatoria contra la megaminería con todas las personas que estén interesadas en la defensa del páramo de Santurbán, que es fuente de vida para los habitantes de esta región del país.

ECOS: ¿Han planteado otro debate, esta vez en el Senado sobre el tema?

ACB: Junto con los senadores Guillermo García y Jaime Durán vamos a realizar un debate con los Ministros de Ambiente, Minas y Energía, para que nos respondan sobre el tema. Necesitamos que el Gobierno nos diga de frente si están dispuestos a la explotación de la megaminería en Santurbán, le diga la verdad al país, no queremos evasivas. Sabemos que esto va a tener una reacción política, social en toda Colombia. El debate en el Senado es una oportunidad para ponerle freno a todas las iniciativas que pretendan afectar los páramos.

ECOS: ¿No se vieron los resultados esperados en el debate en la Cámara sobre el tema?

ACB: El Gobierno no ha sido capaz de decirlo. Estamos seguros que el Gobierno tiene como opción la megaminería en los páramos y no ha sido capaz de decirlo. No quieren tener en cuenta la posición política y social de los santandereanos en defensa del páramo. La idea de la megamineria en zonas de reserva natural no está dejando ningún tipo de herencia a las nuevas generaciones. Queremos escuchar al Ministro de Ambiente, que es de Santander, no va a tomar partida, me parece la posición más triste y deshonrosa que puede haber para este sector del país.

ECOS: Hablemos del Partido Liberal.  ¿Cómo ve los preparativos del Congreso virtual de la colectividad en los próximos días?

ACB: Entendemos que por la situación sanitaria no puede haber un Congreso presencial, de manera virtual solo se va a escuchar a los congresistas que no son ni el 10 por ciento de la colectividad. Están cerrando las puertas a las gentes que no han tenido garantías como militantes, vamos por un mal camino.

ECOS: ¿Por qué por un mal camino?

ACB: Hemos visto cómo ha disminuido el Partido Liberal. Hace tres años tuvimos un excelente candidato a la presidencia de la república, Humberto de la Calle, y el resultado no fue el mejor. La representación en el Senado disminuyó, también en la Cámara. No hay duda que en el partido la gente joven y las mujeres han dejado de tener importancia a nivel electoral. Sobre ese tema y otros, hemos pedido que se nos escuche y no hay respuesta.

ECOS: ¿Lo van a plantear en el Congreso virtual?

ACB: Nos toca porque no hemos sido escuchados. Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años, sin que hablen las mujeres y los jóvenes, los concejales y obreros, los campesinos liberales, también los empresarios, la gente que se ha apartado de la colectividad, que los podamos escuchar y ver qué proyecciones se pueden hacer en los próximos dos años. Mirar a ver si las personas que se han alejado de la colectividad, regresen.

ECOS: ¿Cuál es el fondo de las críticas que le hace al partido que representa?

ACB: El partido liberal ha dejado escapar la bandera de la paz, del medio ambiente, la bandera de los principios y programas liberales. La bandera de la reforma política y de la justicia, de la defensa de los derechos humanos. Hemos quedado en la mitad de la polarización política entre la  izquierda y derecha, no hemos sabido aprovechar la posición de centro, que siempre vamos a defender.

ECOS: Se ha referido al regreso de quienes se han alejado del partido. Cuál sería el milagro para que regresen, los acepten, entre ellos a su hermano Juan Fernando Cristo?

ACB: El milagro no lo podemos hacer nosotros, lo debe hacer el jefe del partido, César Gaviria, él debe decidir y entender que el partido Liberal tiene diferentes tendencias, de ahí su nombre. Hay gente que se queda en la izquierda, otra en el centro, otros que tienen una posición más arraigada frente al proceso de paz, pero obviamente es el expresidente Gaviria el que debe invitar y llamar a los dirigentes que se han ido.

ECOS: ¿Siente que el Partido Liberal va de mal en peor?

ACB: Hemos venido mal, la salida de dirigentes y militantes, es un ejemplo de la situación que vive la colectividad. Una encuesta reciente de una empresa seria mostró que el partido liberal ha pasado aun deshonroso tercer puesto. Es tarea del jefe del partido, además de defender el proceso de paz, abrir las puertas a las diferentes tendencias, no solamente a Juan Fernando Cristo, Amylkar Acosta y otros líderes que se han alejado del partido, sino a dirigentes que hacen política y defienden el ideario liberal para que nos encaminemos, bajo las tesis liberales y programas, permitan disminuir la inequidad, la pobreza y mejorar la calidad de vida de los colombianos, para recuperar el poder.  

ECOS: Por esos días se ha cuestionado mucho la posición del presidente Duque respecto a la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe, ¿Qué piensa al respecto?

ACB: Como se lo dijo la periodista Vanessa de la Torre, él es el presidente de todos los colombianos y no de un sector político o una ideología. Todo ciudadano debe acatar los fallos judiciales y el presidente debe dar ejemplo. Si bien es cierto que está opinando sobre el tema, debe recordar que el Presidente de la República es el símbolo de la unidad nacional.

ECOS: ¿La propuesta de una constituyente para reformar la justicia es un tema más pasional que racional, si nos referimos a la situación de la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez?

ACB: No se les había ocurrido hasta que no tocaron al expresidente y senador Uribe. Hablan de constituyente única y exclusivamente pensando en un debate para crear una corte única, son ideologías populistas o amarillistas. Ponen a la gente a salir a pelear a la calle. La Corte Suprema de Justicia y todos los tribunales, merecen respeto. Es una propuesta más con el corazón que con la razón.

ECOS: ¿No es el momento para una constituyente a pesar de las falencias en la justicia?

ACB: Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia.

Bogotá D.C, Agosto 9 de 2020

Write comment (0 Comments)

El senador Horacio José Serpa Moncada, en los últimos días ha sido protagonista de la controversia al interior del Partido Liberal al referirse a ciertas falencias que vienen sucediendo dentro de la colectividad y que está a pocos días de su Congreso Nacional.

Por Luis Fernando García Forero.- El senador Horacio José Serpa Moncada, en los últimos días ha sido protagonista de la controversia al interior del Partido Liberal al referirse a ciertas falencias que vienen sucediendo dentro de la colectividad y que está a pocos días de su Congreso Nacional.

A través de una declaración pidió una audiencia con el jefe de esa colectividad, expresidente César Gaviria, precisamente para que junto a otros congresistas se reúnan y hablen sobre los preparativos del Congreso Liberal, el presente y futuro del liberalismo en Colombia.

Sobre esos temas, su vida y la política nacional, aceptó una entrevista con www.ecospoliticos.com

ECOS: ¿Cómo se encuentra de salud, después del contagio del coronavirus?

HJS: Me encuentro bien, tuvimos en casa una coyuntura por el COVID19 porque sentimos síntomas mi esposa, mis hijos y la persona que nos acompaña como empleada. Fue difícil, gracias a Dios nos fue bien, no hubo inconveniente, desde hace varias semanas estamos recuperados al 100 por ciento.  Mantenemos el aislamiento, nos estamos cuidando y ya estoy retomando poco a poco actividades, si me lo permite la salud.

ECOS: Eso vemos, ya ha salido en las redes y con contundentes declaraciones. Hablemos de su pasado, nació en Barrancabermeja, pero se vino muy jovencito a la capital, ¿se siente rolo o realmente de las orillas del río Magdalena, en Barrancabermeja?

HJS: La sangre llama. Voy a Barrancabermeja y me siento feliz, recorro los pueblos de Santander y realmente me encanta hablar con la gente, me cuentan historias cuando mi padre hacía política allá, eso me emociona. Desde hace dos décadas vivo en Bogotá por decisión de mis padres, pero realmente soy santandereano y me gusta visitar la provincia, allí la política se siente más.

ECOS: ¿Empezó en la política electoral en Bogotá?

HJS: Fui dos veces elegido como concejal  y me ha ido bastante bien. Cumplo con el doble papel de ser de provincia y estar en los municipios, pero en Bogotá, también me siento bien, cumpliendo mis labores como senador y en el ejercicio de la política.

ECOS: ¿En qué aspectos se parece a Serpa y en cuál a Moncada?

HJS: Mitad Serpa y mitad Moncada. (Risas). La cercanía y lealtad con la gente, el cariño y aprecio, eso me ayuda, viene de Serpa. Mi mamá, con su forma de ser de la costa, rivereña, también tengo un poco de eso. Realmente tengo de ambos un poco.

ECOS: Salió con estudios en las Finanzas. ¿Cuándo y cómo se le dio por hacer política?

HJS: Me gradué de administrador de empresas, la política no me llamaba la atención. Trabajé dos años en Banco de Colombia en el sector financiero y en el 2009 Rafael Pardo me hace una invitación para acompañarlo en la campaña como candidato presidencial por el Partido Liberal. Después de varios días de pensarlo terminé renunciando y acompañé a Pardo en su propósito por la jefatura de Estado.

ECOS: ¿Ahí quedó picado con lo que llamamos el bicho de la política?

HJS: Me gustó compartir con la gente, escuchar su problemas, entenderla y de ver cómo la política puede ayudar realmente a solucionar muchas dificultades. En esa campaña decido que me gusta la política. Empiezo  a trabajar en Findeter y en el 20011 el mismo Pardo me llama  y me dice: usted tiene madera para hacer política por qué no se lanza al concejo de Bogotá. Le dije Doctor Pardo usted está loco, soy santandereano, no tengo ediles, no tengo amigos ni organización y me respondió que tenía carisma, nombre, fuerza, ¡hágale!.

ECOS: Qué le recomendó su padre, mentor y jefe?

HJS: Mi papá no quería, el que menos me impulsaba para esa aspiración, decía que la política estaba desprestigiada, muy difícil, de juego sucio, mucha maña. Sin embargo le dije papá toda la vida te he visto montado en una tarima, dando vivas al Partido Liberal, pues quiero intentarlo. Si me va bien maravilloso, si me va mal, regresaré a buscar trabajo en el sector financiero. Salí concejal con 28 mil votos, la segunda votación, de esa forma termino involucrado en todo este tema político, realmente me ha gustado bastante.

ECOS: ¿Ahora haciendo política ya no en las tarimas con los discursos, sino en las plataformas virtuales?

HJS: Risas…Toca combinar de todo un poco, realmente en tiempos de COVID19 uno tiene que ingeniárselas vía plataforma virtual, no es fácil, el coronavirus está cambiando la política, lo importante es que uno siempre esté ahí. No esconderse, dar la cara, trabajar, servir, colaborar y gestionar para los municipios y algo muy importante, buscar a toda costa que Colombia sea un país menos desigual.

ECOS: ¿La virtualidad en la política y la política a través de la virtualidad ya quedó instaurada en Colombia y el mundo?

HJS: El tema de la virtualidad no puede ser una excusa para que uno se pierda del mundo político, estar con los líderes, la gente, con los funcionarios de las entidades a través de llamadas, video llamadas, informando la gestión como senador, legislando y ejerciendo el control político, pero también, trabajar por las gentes vulnerables, el desarrollo de las localidades y regiones.

ECOS: A propósito de las llamadas o video llamadas, ya le respondió el director del Partido Liberal, César Gaviria, ante la solicitud que le hizo para hablar sobre las inquietudes que tienen dirigentes de la colectividad?

HJS: No me ha respondido. Hice estas declaraciones de la forma más respetuosa posible, porque cuando las cosas están mal hay que decirlas. Hay un rechazo a algunos de los liberales que no son cercanos a ese sector del partido.

ECOS: ¿Rechazo en que aspecto?

HJS: Nos esconden información, no nos cuentan las decisiones que toman o nos la dicen en el último minuto y eso no debería ser así. El Partido Liberal debe ser incluyente, una colectividad donde se logren consensos y no se esconda la información. El Partido debería estar en estos momentos atendiendo las necesidades de las gentes más necesitadas. También brindarle a su militancia los espacios y lo que están haciendo es cerrándoles oportunidades de expresar la palabra, eso está muy mal porque el liberalismo ha venido disminuyendo su protagonismo histórico desde hace varios años.

ECOS: ¿No se ve un horizonte prospero electoral para el Partido Liberal?

HJS: Nos preocupa que en las próximas elecciones pasemos de 14 a 10 senadores. Por un lado es el tratamiento interno actual y hacía afuera el liberalismo no está conectado con la opinión pública y en eso todos, todos, incluido Horacio José, tenemos que hacer una reflexión, sacudirnos, encausarnos  por las ideas liberales. Entiendo que hay dificultades pero, nosotros carecemos hoy  de identidad como liberales. Tenemos que pensar hacía dónde vamos, a qué le vamos a pegar, buscar la forma de reconectarnos con la opinión pública, porque hoy la tienen la oposición de la izquierda o su contra parte de la derecha. Y el partido que está en el centro está perdiendo.

ECOS: Como bancada, se declararon independientes.

HJS: Que seamos independientes no significa quedarnos callados. Las discusiones del país son Uribe versus Petro, eso no es así, ni debe seguir así. La gran mayoría de los colombianos son de centro.

ECOS: ¿El país sigue polarizado?

HJS: Claro, polarizado completamente entre dos grupos que creen tener la razón y el Partido Liberal en la mitad, callado, haciendo algunos esfuerzos individuales, porque no hay cohesión como colectividad. El Partido Liberal requiere Dirección y reconectarse con sus bases. Necesitamos trabajar por la inclusión, por mejorar la prestación de los servicios de salud y la calidad de la educación, una verdadera reforma política electoral y de la justicia, entre otras. También que los militantes excluidos regresen y se sientan orgullos de ser liberales, que haya mística en el momento de una elección, porque todo eso se ha perdido. El partido necesita reconectarse con la gente.

ECOS: ¿El Partido Liberal también polarizado?

HJS: No es que esté polarizado, lo que siento es que hoy en día en el Partido Liberal hay una línea liderando la Dirección Nacional y está buscando pasarle la aplanadora a los demás, así se van a quedar con un partido más pequeño, donde la gente va a quedar triste e indignada, poco a poco estamos perdiendo lo poquito que tenemos.

ECOS: ¿Por qué dice que están buscando pasarle la aplanadora?

HJS: Sí, a los que estamos inconformes. Lo único que dicen es que como tienen más parlamentarios pueden hacer lo que quieran. Me parece muy mal hecho, esa no debe ser la actitud. Abran las discusiones, abran el debate y permitan hacerlo, ese es mi llamado, siempre se lo digo y diré al presidente Gaviria de la forma más respetuosa. Así como vamos, poco a poco vamos a terminar todos perdiendo.

ECOS: ¿A pocos días del Congreso, es el escenario para correcciones?

HJS: Vamos a aprovechar este nuevo Congreso para ser incluyentes, hacerle un llamado a todos esos liberales que se han ido para que regresen. Hacer un debate nacional, hacía dónde debemos ir, qué debemos perseguir, qué debemos recuperar y permitir a los liberales que se han ido volver, volver, porque es un partido grande. Hoy en día en el Partido Liberal hay cero humildad y cero generosidad.

ECOS: ¿El Congreso será virtual, ese sería el escenario para abrir el debate frente al presente y futuro del Partido Liberal?

HJS: Ese es el escenario propicio pero ya se hicieron unas elecciones para escoger a las personas que van a ir a ese Congreso y resulta que no le dijeron a todos los liberales, solamente están los de la línea gavirista participando de ese Congreso. Esa es mi molestia. Le pido al Director del Partido retrasar por unos meses el Congreso Liberal, que vuelva a hacer elecciones y que invite a todos los liberales de Colombia a que hagamos un gran Congreso, sea virtual o no.

ECOS: ¿Cree que es un Congreso excluyente?

HJS: Están armando unos directorios que son los que eligen a los delegados al Congreso Nacional del Partido Liberal y todos van a ser gaviristas. Van a aplaudir todo lo que se ha hecho y entonces el partido va a terminar perdiendo. Debemos preguntarnos si estamos haciendo las cosas bien. No es una cosa contra el presidente Gaviria, es una reflexión de lo que el liberalismo debe hacer a futuro: cómo nos reconectamos con las causas que le pertenecen al Partido Liberal y que han retomado otros partidos como propios.

ECOS: ¿Cómo están las fuerzas al interior de la bancada, de Senado y Cámara?

HJS: No tengo ese dato, pero sé que hay unos congresistas que queremos decirle esto que le he comentado al expresidente Gaviria, con el mejor ánimo con la mejor actitud: presidente abramos el partido, busquemos la forma de que esto cambie. Obviamente no somos la mayoría de la bancada de la Cámara ni la de Senado, pero somos líderes, personas que queremos al partido y que estamos apostando para crecer, buscando fórmulas, sin exclusión, para la reconquista del poder. El llamado es a que se den cuenta que las cosas se están haciendo mal.

ECOS: El senador Luis Fernando Velasco dijo en entrevista con www.ecospolitios.com que el expresidente Gaviria tiene la gran oportunidad de ser el hombre de la transición del Partido Liberal. ¿Qué piensa sobre eso?

HJS: Es un debate que se debe dar y en medio de esa discusión se hace la propuesta, no cerrar esa posibilidad. Mi molestia se debe a los procedimientos para elegir a las personas que van a ir a ese Congreso Liberal. Todo se lo están tomando, como la gente está pensando en COVID, nadie está pendiente de unas elecciones, menos si no hay publicidad y menos si no se le envía invitación a todos los liberales. Son unas elecciones calladas, no le dicen a nadie, solo a algunos parlamentarios para que muevan a su gente, en últimas el que pierde es el Partido Liberal.  

ECOS: ¿Cuál debe ser el camino?

HJS: Si escogemos la Social Democracia, si queremos reconectarnos con las bases. Como está todo planteado, no hay espacios para debate. Quieren pasar la aplanadora porque lo único que vale es lo de ellos, eso está muy mal.

ECOS: El tren del Congreso ya está encima. ¿Qué hacer?

HJS: Espero que el presidente nos reciba, estamos pendientes de esa reunión con el senador Velasco y otros senadores que hemos pedido una entrevista con el expresidente Gaviria, pero hasta el momento no nos han confirmado nada. Si no hacemos la reunión nos tocará participar en el Congreso y decírselo en ese escenario. Reitero, están haciendo las cosas mal para quedarse con el poder, por quedarse con unos avales para el 2022 y no estar pensando en hacer crecer el Partido Liberal, sino cómo manejar una fábrica de avales.

ECOS: ¿Respecto a la agenda legislativa, hay una prioridad con el tema de la Renta Básica?

HJS: Si hay varios proyectos, está el de Renta Básica, iniciativa que va muchísimo más allá del Ingreso Solidario del Gobierno Nacional. Tenemos la Reforma Política del Partido que incluye el congelamiento del salario de altos funcionarios del Estado, de congresistas de magistrados; crear un Tribunal Electoral, la alternancia entre las listas cerradas y abiertas, entre otros.

ECOS: ¿Aspira a la Dirección del Partido Liberal?

HJS: No, realmente estoy concentrado con la iniciativa de facilitar que en la colectividad se abran espacios, que sea incluyente y podamos crecer, no como quieren los otros.

ECOS: No puedo dejar de terminar la entrevista sin preguntarle ¿Cómo se encuentra su señor padre Horacio Serpa Uribe?

HJS: Mi papá gracias a Dios está bien, aliviado, recuperado, contento en Bucaramanga con mi mamá. Con sus tratamientos de quimioterapia, pero bastante, bastante bien. Eso nos da mucha felicidad a todos en la familia. Muchas Gracias.

Bogotá, D. C, 3 de agosto de 2020

Write comment (0 Comments)

Uno de los dirigentes que últimamente se destaca en los foros de la política nacional por referirse a los temas de la realidad política de Colombia, es el senador del partido liberal, Luis Fernando Velasco.

"Es una vergüenza que el Gobierno haya expedido más de 170 decretos reglamentarios y el Congreso se haya tomado solo seis horas para estudiarlos".

Por Luis Fernando García Forero.- Uno de los dirigentes que últimamente se destaca en el Congreso y foros de la democracia, por ser contundente en los análisis de la realidad nacional, es el senador del partido liberal, Luis Fernando Velasco.

Su vehemencia en la actividad política y el trabajo como legislador, le han dado una connotada representación con un liderazgo dentro de su partido que es valorado no solo en el Congreso de la República, sino en la opinión nacional.

www.ecospoliticos.com lo interrogó para hablar de la presente coyuntura política del país, en medio de una pandemia que ha cambiado el desarrollo institucional y donde no dudó para hablar del pasado, presente y futuro del Partido Liberal.     

ECOS: ¿Sobre el fallo de la Corte Constitucional respecto a las sesiones virtuales y que expresa la autonomía del Congreso para el cumplimiento de sus funciones, cómo lo considera?

LFV: Un fallo interesante y respetable porque defiende la  autonomía del Congreso. El Ejecutivo mediante decreto no puede meterse a reglamentar algo que es propio del reglamento interno del Congreso y que se define por ley.

ECOS: ¿Si la Corte Constitucional dice que esas sesiones son inconstitucionales porque tenían como sustento un decreto del Gobierno, pensaría uno que está en riesgo lo que se aprobó, aunque señala que el fallo es hacia adelante?  

LFV: Me queda esa duda. Ahí creo que la Corte Constitucional va a tener dificultades con ese argumento, mientras que no declare algo inconstitucional, se presume su constitucionalidad. Cualquier Gobierno, mucho más adelante, podrá expedir normas manifiestamente inconstitucionales pero que necesita usar en un momento determinado, entonces, tendrá que esperar que ese tribunal se tome su tiempo, mientras tanto hará uso de ellas. En general, es un fallo que defiende la autonomía del Congreso.   

ECOS: ¿Tal como está la legislación, en la ley 5 de 1992, el Congreso tiene las herramientas jurídicas para que hubiese sesionado como lo hizo?

LFV: Hay un comunicado del presidente del senado y del secretario general de la corporación donde, después de un estudio jurídico a fondo, llegaron a la conclusión que no se puede sesionar virtualmente con la actual normatividad, lo que no significa que el Congreso no pueda cambiar ese reglamento interno para permitir las sesiones virtuales.

ECOS: ¿El Congreso debe legislar y habilitar sesiones virtuales para ejercer sus funciones?

LFV: Sí y de hecho viene un proyecto del representante José Daniel López que ya fue aprobado en la Cámara y está en comisión primera del senado. Si asumimos rápidamente ese proyecto, el 27 o 28 de julio de este año, ya podríamos estar habilitados para esas sesiones virtuales.

ECOS: ¿Para la elección de las mesas directivas de senado y cámara se establece el voto secreto, cómo van a hacer?

LFV: El Presidente de la República puede instalar invitando a los voceros y luego se hace el llamado a lista amplio y que se apruebe de una vez el orden del día que es básicamente la elección de dignidades de cámara y senado.

ECOS: ¿Se debe definir el lugar de la sesión presencial?

LFV: No necesariamente tiene que ser en el salón elíptico, ni siquiera en el salón del senado, se puede hacer en un sitio abierto dentro del Congreso. Puede ser el Patio de Mosquera, abrir la votación cuatro o cinco horas para que pausadamente y sin necesidad de aglomeración, se pueda votar, eso ya definiría la presencia de los congresistas.

ECOS: ¿Coincide precisamente el 20 de julio con una situación de aumento del contagio del COVID 19, muy elevado en Bogotá?

LFV: Efectivamente y por eso no es prudente ese tipo de reuniones, entonces tendremos que darnos la formas para hacer la sesión y que no signifique una aglomeración.

ECOS: ¿Así se garantiza el voto secreto para la elección de los dignatarios del congreso? 

LFV: Claro, el voto secreto es de rango constitucional y tiene que respetarse.

ECOS: ¿Qué se espera de la actividad legislativa y de control político a partir del 20 de julio?

LFV: De entrada, las tareas de control político. Es una vergüenza que el Gobierno haya expedido más de 170 decretos reglamentarios y el Congreso se haya tomado solo seis horas para estudiarlo. Es una vergüenza que después de esa sesión unánimemente el senado haya pedido la derogatoria de uno de esos decretos donde el Gobierno se auto-habilita para vender lo poco que  tenemos: Ecopetrol, Cenit y algunos bancos, y el Gobierno se auto habilita para comprar cualquier empresa que esté cotizando en bolsa. No es que no pueda vender o comprar. Se debe hacer un debate público y político. El Gobierno está representado en quienes ganaron las elecciones pero en el Congreso está representado todo el país.

ECOS: ¿Qué ha pasado con la proposición aprobada por más de 90 senadores que piden la derogatoria del decreto y que le daría vía libre a la venta de activos de la nación?

LFV: Fueron 99 senadores de todos los partidos, incluyendo senadores del Centro Democrático, oposición e independientes. Le pedimos derogar ese decreto y no ha habido respuesta. Es un acto de irrespeto a la democracia que el Gobierno no se haya pronunciado frente a esa proposición cien por ciento del senado.

ECOS: ¿Esperarían los colombianos que a partir del 20 de julio el tema del control político a esos decretos lo asuman como debe ser?

LFVC: El Congreso debe en varias sesiones dedicarle el tiempo suficiente al análisis de los más de 170 decretos expedidos por el Gobierno en esta pandemia.

ECOS: ¿Sería con sesiones virtuales?

LFV: Es probable, es una opción que se da en la medida que podamos rápidamente aprobar en comisión primera y luego en la plenaria, el proyecto que viene de cámara para reformar la ley quinta en ese sentido.

ECOS: ¿Le pediría a la próxima mesa directiva del Congreso que se elija, dar las suficientes garantías a todos los legisladores para el verdadero ejercicio del control político con los temas de los decretos por la emergencia?

LFV: No le pediría, le exigiría.

ECOS: ¿Qué otros temas deben estar de primera mano en la agenda del legislativo a partir del 20 de julio?

LFV: Es clave un tema que desde hace mucho tiempo vienen exigiendo los colombianos: una verdadera reforma a la justicia. También debemos hacer una reforma política seria,  que ataque problemas estructurales del sistema electoral. Y uno de mucha importancia por la coyuntura y que está firmado por 54 senadores: la necesidad de una Renta Básica para los colombianos en el marco de esta pandemia.

ECOS: ¿Esa iniciativa la radican de nuevo el 20 de julio?

LFV: Así es, el país está esperando que le digamos cómo la gente va a supervivir especialmente cuando estamos llegando a los picos de la pandemia. Es decir, cómo intentaremos relanzar la economía y recuperar el empleo perdido. Debemos darle oxígeno a nuestros pequeños, medianos empresarios que han tenido dificultades, a ellos, no los podemos abandonar. Hay mucha gente vulnerable y pobre que sale a conseguir cómo darle de comer a sus hijos.

ECOS: ¿El tema del campo no le preocupa?

LFV: Los incluimos dentro del apoyo que debemos darle a los pequeños y medianos empresarios.

ECOS: ¿Usted es un sobresaliente dirigente del partido liberal, cómo ve el presente y futuro de la colectividad?  

LFV: Parodiando al único jefe natural que tiene el partido y que no ha sido presidente de la república, Horacio Serpa, creo que el partido liberal debe dejar de estar en aguas mansas y que no siga siendo ni chicha ni limonada.

ECOS: ¿Cree que el partido no está verdaderamente metido en la búsqueda de soluciones de los grandes problemas del país?

LFV: El partido liberal tiene que asumir posiciones serias frente a la coyuntura del país. Tiene que volver a ser el partido de los ciudadanos y no un club para entregar avales. Debe dejar de ser un edificio lleno de unos burócratas que lo único que les hace falta es defender un salario y defender un modus vivendi, pero no les importa lo que está pasando en el país.

ECOS: ¿Algunos dirigentes de la colectividad señalan que el partido liberal ha perdido el rumbo? 

LFV: Quiero a mi partido comprometido con una concepción más popular en lo que tiene que ser el ejercicio del gobierno. Que entienda su compromiso socialdemócrata, no le tema al control político, en vez de estar esperando entidades para entregar licencias mineras como gran ejercicio de participación política, decida distanciarse del Gobierno y ser verdaderamente una colectividad con vocación de poder.

ECOS: ¿Cómo está actualmente, ve esas posibilidades de alcanzar el poder?

LFV: El partido liberal tiene una posibilidad gigantesca de ser un gran articulador para una coalición social demócrata con verdaderas propuestas para el pueblo. El partido no debe seguir siendo una cola de vagón a donde van a caer desperdicios de burocracia que van dejando quienes gobiernan y terminan en manos de los mismos de siempre, no del pueblo liberal, sino de unas personas que tienen unos intereses muy claros. Ese no es el partido que yo quiero.

ECOS: ¿Cómo lo quiere?  

LFV: Un partido digno, que entienda su historia, que defienda no solo derechos individuales sino derechos colectivos ambientales, económicos, derechos colectivos nuevos como los de los animalistas, derechos colectivos de la sociedad a la salud.

ECOS: ¿Qué entienda que se debe hacer una reforma estructural a la salud?

LFV: Que reconozca que no nos salió bien la ley 100 y nos sentemos a reformarla. Un partido que también pierda el miedo de jugársela por la defensa de la producción y el empleo nacional.

ECOS: ¿Un partido que tenga la suficiente capacidad de autocriticarse?

LFV: Eso debemos hacerlo. La nueva manera de hacer fortuna en nuestra sociedad es tener buenas relaciones en el Gobierno para conseguir una licencia minera o financiera, para conseguir los grandes contratos del Estado. Son los especuladores de poder los que están haciendo fortuna mientras el país pierde.

ECOS: ¿Un partido con dirigentes que tienen intereses particulares?

LFV: El partido tiene que alejarse de eso y jugársela con otros sectores. Quiero ver a un partido liberal diferente al que he visto en los últimos años.

ECOS: ¿Cuál debe ser el paso que debe dar la colectividad roja para lograr los propósitos que plantea? 

LFV: El director del partido, César Gaviria Trujillo,  tiene que entender que los tiempos van cambiando y él, que es un jefe natural del partido, que no necesita dignidad distinta de la de ser expresidente y por lo mismo es una persona que se respeta dentro del liberalismo, tiene que permitir nuevos liderazgos.

ECOS: ¿Sería en el Congreso virtual que se está preparando?

LFV: Querer aferrarse en un congreso virtual a la dirección del partido más parece el desespero de unos burócratas bien pagos que lo acompañan por no perder sus puestos. Hacerse a un lado es un acto político de grandeza que los colombianos y los liberales esperamos de una persona tan importante como el director del partido.

ECOS: ¿Quién debería asumir la dirección del partido?

LFV: Aclaro que no tengo ningún interés ni aspiro a esa dirección. Me gustaría ver en la misma a un número plural de hombres y mujeres que representen no solo a los parlamentarios, sino al país en general, las minorías étnicas, la juventud, pero una juventud digna, y no la que juega a la burocracia, a comprar unos votos sin pronunciarse frente a lo que está pasando en el país. La juventud no es un tema de edad, es un tema de ideas.

ECOS: ¿Cumplió su ciclo el expresidente César Gaviria como director de la colectividad?

LFV: El país le debe muchas cosas, no solo la constitución de 1991 sino en años más recientes el haber sido el mástil sobre el cual se plegaron las velas para defender al partido en el momento que tuvo que hacer una oposición y que la hizo recientemente. El expresidente Gaviria se la jugó en los acuerdos de paz. Ese es el partido donde los colombianos volvieron a ver el brillo antiguo del liberalismo.

ECOS: ¿El cambio en la dirección del partido liberal no da más espera?

LFV: Creo que Gaviria tiene la gran oportunidad de ser el hombre de la transición del partido liberal. Que lleve a un liberalismo joven, reposado, incluso que sea capaz de abrir la puerta a muchos líderes importantes que recientemente se han ido y que los necesitamos para las luchas que tenemos que dar entre un año y medio en los procesos electorales.

Bogotá, D. C, 12 de julio de 2020.

Write comment (0 Comments)

“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.

“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.

“Estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus COVID-19 no obedece a los decretos”.

Por Luis Fernando García Forero.- Son muchas las controversias que se han desatado  sobre la llegada a Colombia de una brigada de Estados Unidos para Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, y que no ha sido aprobada por el senado.

www.ecospoliticos.com dialogó con el expresidente de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández sobre ese tema y otros que tienen que ver con la situación que vive el país y el mundo, por los efectos del coronavirus:

ECOS: ¿Podríamos decir que un virus ha dejado  a los gobernantes sin manejo para superar la grave crisis sanitaria y económica por el COVID-19?

JGH: Es quizá la mayor catástrofe que se haya producido en muchísimos años en todo el mundo. Frente a esa pandemia, el poder se ha quedado corto.

ECOS: ¿Es decir, el poder como verbo?

JGH: El poder hacer algo, ese que ha fracasado no solamente en Colombia sino en el mundo. Lo vemos por ejemplo con la actitud del Presidente Trump al romper con la Organización Mundial de la Salud, echarle la culpa de sus falencias y de los más de 6.000 muertos en Estados Unidos, a la Organización Mundial de la Salud, aunque tampoco se puede decir que la OMS haya hecho lo mejor.

ECOS: ¿En el caso de Colombia, cómo ha actuado el Gobierno Nacional?

JGH: La Emergencia Económica estuvo bien decretada como lo dijo la Corte Constitucional. Evidentemente había una situación muy compleja para el momento de la declaratoria de la primera Emergencia Económica. Tengo mis dudas con la segunda, pero la primera tenía una razón en los hechos que en esos momentos se presentaban. Que sea válida la declaratoria no significa que los decretos sean exequibles, lo examinará la corte constitucional, pero me parece que no todos los decretos son acordes con la Constitución.

ECOS: ¿Cree que son muchos los decretos, van más de 100?

JGH: Ningún Gobierno en la historia de Colombia había utilizado en una Emergencia Económica desde su consagración, en 1968, dictar tantos decretos con fuerza de ley e inclusive en materias distintas de aquellas que justificaron la declaratoria de la emergencia. La corte constitucional tendrá que estudiar también la conexidad de esos decretos y la relación de cada uno con esa medida de emergencia.

ECOS: ¿Además de ser un gran número de decretos hay opiniones en el sentido que están llenos de textos y textos?

JGH: Sí, decretos muy largos en donde la motivación no contiene solamente hechos, circunstancias, sino una cantidad de jurisprudencias y de referencias didácticas que no guardan relación con lo que significa un decreto de esta naturaleza, eso no es una motivación.

ECOS: ¿El control político del Congreso, sobre estos decretos, ha estado a la altura de sus funciones?

JGH: Me da pena decirlo: hasta el momento el Congreso no ha ejercido el control político que le corresponde, ni el control específico en el caso de los decretos dictados en el ejercicio del estado de Emergencia Económica, Social por calamidad Pública y Ecológica.

ECOS: ¿Por las sesiones virtuales?

JGH: Es evidente que se han puesto a discutir si hacen sesiones virtuales o personales o presenciales, en eso nos hemos gastado una cantidad de tiempo. Además, ha habido unas reyertas de carácter político que son injustificables y han puesto al congreso a trabajar en otras materias distintas como por ejemplo la relativa a si el carriel de los antioqueños es un elemento de identificación nacional, por supuesto que todos lo queremos.

ECOS: ¿Debe sesionar el congreso en forma virtual, semipresencial o presencialmente?

JGH: Si la Corte Constitucional que es la guardiana de la integridad de la carta fundamental está sesionando virtualmente, creo completamente innecesario discutir acerca si el congreso puede sesionar virtualmente. Además hay una autorización mediante uno de los decretos legislativos para que todas las corporaciones puedan sesionar virtualmente.

ECOS: ¿Considera que se debe reformar el reglamento del congreso para votar proyectos, por ejemplo en esas circunstancias?

JGH: No, porque en 1992 cuando se aprobó la ley 5 de 1992, reglamento del congreso, a nadie se le ocurrió en ese momento que pudiera presentarse una situación como la que estamos viviendo por el coronavirus. Me parece que las sesiones pueden ser virtuales sin mayor problema. Además, cuando en este momento hay una apertura parcial, han autorizado la salida de personas, pues puede haber sesiones semipresenciales. No creo que eso vulnere la Constitución Política ni la ley. No hay duda, el congreso debe avanzar en los temas votando virtualmente, así como hemos actuado los profesores universitarios, como ha actuado la Corte Constitucional y la Corte Suprema de Justicia.

ECOS: ¿Considera que el Gobierno debe convocar a sesiones extraordinarias a partir del 20 de junio, por el represamiento de proyectos?

JGH: Claro, siempre y cuando no bloquee el control político. Todo indica que se van a convocar pero con una anotación desde el punto de vista constitucional: las sesiones extraordinarias solamente pueden ocuparse en aquellos asuntos que señale el jefe de Estado en el decreto de convocatoria. Además tiene que decir por cuanto tiempo extenderán las sesiones extraordinarias. Me parece que el Gobierno está creyendo que al convocar a sesiones extraordinarias, como quiera que establece el temario de las sesiones, va a impedir que el congreso ejerza el control y la función que le corresponde.

ECOS: ¿Estaría actuando en contra de la Constitución?

JGH: Eso sería ajeno a la Constitución. El Gobierno no puede pretender que en ese tiempo se ocupe solo de asuntos de su interés sino también que el congreso lleve a cabo el control político y legislativo sobre los decretos.

ECOS: ¿El congreso puede modificar decretos del Gobierno?

JGH: El Congreso puede legislar en ese tiempo y en cualquier momento leyes mediante los cuales modifique, adicione, inclusive, derogue, los decretos dictados por el Presidente.

ECOS: ¿En el decreto de sesiones extraordinarias, el Gobierno debe incluir textualmente el control político, si nos atenemos a la exigencias de las normas?

JGH: El control político lo ha debido tener desde el primer decreto, el que dictó el 17 de marzo, cuando se decretó la primera emergencia, no lo previó, ha debido preverlo en el texto mismo. La Constitución en el artículo 215 declara que el Gobierno en el decreto declaratorio indicará por cuánto tiempo utilizará las facultades extraordinarias propias de los estados excepcionales y así mismo indicará que para los 10 días siguientes a la culminación del uso de esas facultades se reunirá el Congreso. Pero si el Congreso ya está reunido, puede ejercer ese control de manera inmediata, eso es lo lógico.

ECOS: ¿Muy complejo todo, volvemos al tema de muchos decretos, expiden normas casi todos los ministerios, las gobernaciones, alcaldías?

JGH: La gente está desesperada con la cantidad de normas, eso no es el Estado de Derecho, se está generando confusión y una gran inseguridad jurídica. La gente ya no sabe si por ejemplo una persona mayor de 70 años debe salir durante una hora, lo mismo pasa con los niños. Sectores de la sociedad que pueden salir en una supuesta cuarentena pero en realidad todo se ha liberado, como que no hay en realidad cuarentena, pero el Gobierno sigue diciendo que prorroga la cuarentena.

ECOS: ¿Ahí es dónde debe estar actuando el Congreso?

JGH: Hay una actividad gubernamental compleja que debería estar ya analizándola el senado y la cámara. No necesariamente con nuevas normas, aunque las puede expedir, pero debería haber ya un control y una integración entre los órganos del poder público consagrado en el artículo 113 de la constitución: una colaboración armónica entre los órganos y las ramas del poder público. Como vamos, estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus no obedece a los decretos.

ECOS: ¿El anuncio de la Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa sobre la llegada a Colombia de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, debe ser aprobada por el senado. El Presidente se extralimitó en sus funciones con el tema?

JGH: La ayuda que nos podría brindar otro país sería con el tema de la salud y de la vida de los colombianos, especialmente a temas científicos, técnicos, que pudieran colaborarnos contra el COVID19. La lucha contra el narcotráfico no justifica los medios. Se trata de trazar unas políticas adecuadas, no necesitamos de un apoyo extranjero para el efecto, menos en este momento. El Gobierno al albergar la presencia de tropas extranjeras debe cumplir la Constitución: es competencia exclusiva del senado y no del Presidente de la República. Cuando el congreso está en receso, el jefe de Estado puede autorizar el tránsito de tropas extranjeras, pero necesita concepto previo del Consejo de Estado. Eso no ha ocurrido.

ECOS: ¿Cree que el Presidente Duque se extralimitó en sus funciones, sin permiso del senado?

JGH: El Presidente Duque está violando la constitución por omisión. El jefe de Estado no se dirigió hacia el senado para preguntarle si acepta el paso de tropas. El senado le debería reclamar oficialmente al Gobierno que envíe el asunto para su consideración y es esa corporación la que debe verificar si es asesoría, son armas, es traslado de tropas. El Senado debe pronunciarse oficialmente sobre el tema con base en un análisis, no el Presidente, ni el Ministro de Defensa, ni del Interior. Lo que estoy diciendo no significa nada contra las tropas norteamericanas. Si nos quieren ayudar, magnifico que nos ayuden, pero debemos cumplir los requisitos internos.

ECOS: ¿En materia de justicia usted se ha referido a un nuevo virus, cuál es?

JGH: La interpretación de las normas no es que cada cual vaya sosteniendo lo que le parece. Hay ocasiones que alguien dice: interpreto la Constitución, y al interpretar, entre comillas, lo que hace es decirle a la norma lo contrario de lo que establece. Eso no es interpretación. La hermenéutica, que es la forma de interpretar las normas jurídicas es muy exigente. Hay unos principios que son los que conducen a la interpretación de la constitución y de la ley.

ECOS: ¿Todo el mundo trata de darle una interpretación a las normas?

JGH: No podemos interpretar la Constitución y la ley de cualquier manera. Cuando hablamos de abogados, de tribunales, de jueces, de altas corporaciones de justicia o de organismos de control, es inadmisible que salgan adelante con interpretaciones que son completamente contrarias a lo que establece una norma y que no tienen el rigor de la hermenéutica.

ECOS: ¿Qué opinión le merece la aceptación de la Corte Constitucional de haber aceptado una tutela para revisar el caso del exministro Andrés Felipe Arias?

JGH: El tema se ha politizado demasiado y esto hay que mirarlo con un sentido jurídico. Siempre tuvo el derecho acudir a un segundo grado de jurisdicción para que mirara su caso. También miremos los que están en la misma situación. No es admisible que se diga que hay unas personas de mejor familia que tienen el derecho a la doble instancia y otras que no. En este momento el Acto Legislativo número 1 de 2018 previó para los aforados el derecho a una segunda instancia pero hacia el futuro, sin embargo hay que decir que el derecho a la doble conformidad, que es el que reconoció la Corte Constitucional, si estaba en el bloque de constitucionalidad. En los tratados internacionales sobre derechos humanos y en al artículo 29 de la Constitución, el exministro Arias tenía derecho, se lo negaron, hay que reconocerle el derecho. Ahora, el derecho que se le reconozca no significa que le vayan a modificar la sentencia o revocarla o que le vayan a disminuir la pena.

ECOS: ¿El Acuerdo de Paz con las Farc, cree que está en peligro su aplicación, cómo salvarlo?

JGH: En un libro que publiqué sobre el tema considero que más que con el Acuerdo de Paz, he manifestado que fueron violadas varias normas constitucionales en su implementación. Con ese acuerdo de paz se desfiguró un poco la Constitución de 1991. Debemos tener en cuenta que la Corte Constitucional, esté de acuerdo o no, declaró exequibles las mayorías de las normas integrantes de los actos legislativos y de las leyes y decretos que se expidieron en desarrollo del Acuerdo de Paz. Ese acuerdo hay que respetarlo y cumplirlo, tengo discrepancias, están consignadas en muchos de mis escritos, pero hoy por hoy, avalados por nuestra Corte Constitucional y en un Estado de derecho tenemos que cumplir con lo pactado. Eso sí, no estoy de acuerdo con políticas oficiales que vengan a desconocer lo pactado y muchísimo menos, con actitudes violentas como las que se están presentando en muchos lugares del país donde están asesinado a los desmovilizados.

Bogotá, D. C, 2 de junio de 2020

 

 

Write comment (0 Comments)

“Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre”.

“Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre”.

Por Luis Fernando García Forero.- El senado de la república asume esta semana la iniciativa para que a través de una ley se establezca la Renta Básica que permita amortiguar la tragedia económica que agobia a millones de colombianos por la pandemia del coronavirus.

El senador Iván Marulanda lidera el proyecto, apoyado por 53 congresistas, por eso www.ecospoliticos.com lo interrogó sobre los alcances de la propuesta que está a punto de ser radicada en la cámara alta:

ECOS: ¿Qué es la Renta Básica que ustedes proponen para mitigar los graves efectos sociales y económicos por el COVID-19?

IM: 35 millones de colombianos pasan hambre por el Aislamiento Preventivo Obligatorio. Se encerraron empresarios, trabajadores, familias que viven del rebusque, entre otros. Pretendemos dar trámite a una propuesta que permita establecer una Renta Básica de un salario mínimo mensual durante tres meses, para efectos de esta pandemia.

ECOS: ¿Hay voluntad política de los congresistas, la iniciativa tiene soporte constitucional y legal para convertirla en ley?

IM: Es obligación del Estado proteger a los colombianos de una agresión de un virus. Tiene que proveer a esas familias que están con hambre y condiciones de vida digna. Es claro que el congreso tiene, de acuerdo con la constitución, la atribución de reformar, ampliar, inclusive revocar los decretos ley expedidos por el Gobierno con ocasión de la Emergencia Económica. En ese sentido, el legislativo recupera las iniciativas que normalmente no tiene: aprobar por si solo impuestos, promover movimientos de presupuesto o de crédito público.

ECOS: ¿Literalmente quiénes recibirían ese salario mínimo durante tres meses si se aprueba el proyecto en mención?

IM: Calculamos 3.5 millones de personas con micro negocios en condiciones de vulnerabilidad, trabajadores independientes, también formales, en condiciones de fragilidad. 9. 5 millones de familias que no tienen ingresos ni empleo, informales y que viven del rebusque. El Estado les haría llegar a sus hogares un cheque con un salario, por tres meses, para efectos de aliviar esta emergencia.

ECOS: ¿De dónde van a salir esos recursos?

IM: El Gobierno tiene que redireccionar recursos que están destinados a Familias en Acción, Adultos Mayores, devolución del IVA, entre otros, que lleguen a esa Renta Básica. Eso nos da más o menos un 2 % del PIB, que es lo que el gobierno ya tiene recaudado y que puede destinarse a este fin.

ECOS: ¿Eso es lo que hay, lo otro dónde se consigue?

IM: Lo que falta, recaudarlo con un impuesto al patrimonio superior a $3 mil millones que se gravaría entre el 3 % hasta un 9 % de los más ricos. También un impuesto al patrimonio de las empresas más ricas que son más o menos unas 500 en Colombia. Esos dos impuestos nos daría más o menos un 2 % del PIB.

ECOS: ¿A cuánto ascendería el total de esa Renta Básica?

IM: Aproximadamente a $29 billones, 2.9% del PIB, lo necesario para mitigar los efectos de la tragedia por la pandemia del coronavirus.

ECOS: ¿Considera que el tiempo es un enemigo y que el trámite del proyecto no sería fácil para conseguir esos recursos?

IM: Así es, se necesita una liquidez inmediata, estos impuestos se demoran cobrándolos y recaudándolos. El  Gobierno  debe conseguir un crédito inmediato con el Banco de la República con emisión de moneda y así logramos una fluidez suficiente para poder pagar la Renta Básica.

ECOS: ¿Qué bancadas promueven y firman la propuesta?

IM: Esta iniciativa la construimos y estamos promoviendo la mitad de los congresistas de la corporación de distintos partidos: Partido Verde, Liberal, Polo Democrático, Partido de la U, senadores de Cambio Radical, Partido Colombia Humana, los Decentes, Mais, Partido Farc. Nueve partidos estamos involucrados y ya se sumó un senador de Colombia Justa y Libres.  

ECOS: ¿Han tenido reuniones con el Ministro de Hacienda sobre este particular. Qué ha respondido el Gobierno ante esta iniciativa?

IM: Nosotros le planteamos al Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla la iniciativa que está como constancia en el senado. Le enviamos los documentos, el Ministro nos contestó aclarándole unos textos que él nos planteó. Estamos pendientes de una respuesta, no obstante aclarándole que actuamos  de acuerdo a la Constitución y la ley.

ECOS: ¿Qué pasa si el gobierno no avala la propuesta?

IM: Si no llegamos a un acuerdo tramitaremos los proyectos necesarios para que sean ley. Creemos tener las mayorías tanto en el senado como en la cámara.

ECOS: ¿Entonces cuál es el desacuerdo que hay ante esta propuesta de origen parlamentario?

IM: El Gobierno considera que es un programa muy costoso y que no tiene los recursos.

ECOS: ¿Ustedes qué le responden?

IM: Es una obligación del Gobierno garantizar, de acuerdo con la constitución, una vida digna a todos los colombianos. Además esta es una nación fundada en la solidaridad, no solo es una obligación del Gobierno, sino de todos los colombianos, por supuesto de los que más tienen, para que contribuyan solidariamente a que los compatriotas que están pasando hambre salgan de su situación de indigencia y penuria.

ECOS: ¿Se trata de aplicar las responsabilidades que tiene el Estado frente a la sociedad en crisis?

IM: Se trata de evocar los valores sobre los cuales está evocada la nación y las responsabilidades que tiene el Estado frente a la sociedad. Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre. La Renta Básica es una propuesta ética, política y jurídica para salvar la tragedia del COVID-19.  

ECOS: ¿El Gobierno ha entendido ese mensaje, sobre todo cuando ustedes plantean que debe ser una iniciativa de la  rama ejecutiva y legislativa del poder público?

IM: Así lo propusimos. El diálogo con el Ministro de Hacienda ha sido cordial, sin embargo nosotros tenemos que observar que el punto nuestro tiene más determinación que lo que piensa el Gobierno, porque está dudando, pensando, no está resuelto.

ECOS: ¿No hay voluntad por parte del Gobierno?

IM: Hay una diferencia en la voluntad política. Al Gobierno hay que sacarlo de su timidez, de su temor, llevarlo a que dé este paso, si no lo da y no logramos hacerlo juntos, que es lo ideal, lo haremos por nuestra cuenta.

ECOS: ¿Tienen listo el proyecto o los proyectos de ley para sacar adelante la propuesta?

IM: Estamos consultando con los 53 senadores dos proyectos de ley que ya tenemos preparados a este respecto. Espero recibir inquietudes de los senadores a los borradores que les envié en este festivo para ir el próximo miércoles con las dos propuestas consensuadas y radicarlas en el senado.

ECOS: ¿Con Gobierno o sin Gobierno se la juegan para aprobar la iniciativa?

IM: Así es. Reitero, son 35 millones de colombianos padeciendo hambre, no tienen ingresos, no pueden trabajar, llevan más de dos meses encerrados en las casas. Gente pobre, perdió el empleo y sus posibilidades de trabajo e inclusive sus medios del rebusque. Toda esa población necesita y exige una respuesta de Colombia para que podamos decir: aquí tenemos una nación y un Estado, de lo contrario, entraríamos en la ley de la selva, ¡sálvese quien pueda!, y eso no lo podemos permitir. Tenemos que responder por la población pobre debido a tanta desigualdad.

ECOS: ¿Podríamos ser espectadores a un trámite en el congreso de una iniciativa fundamental y necesaria en estos momentos, sin el respaldo del Gobierno?

IM: No queremos ir en discordancia con el Gobierno, queremos el apoyo del ejecutivo. Si no accede, tenemos el deber moral de tramitar las propuestas para dar una solución a los colombianos que esperan una mano de solidaridad del Estado. Necesitamos socorrer y darle respuesta a las necesidades del pueblo. Eso es lo que pretendemos y queremos hacer.

ECOS: ¿El Congreso le está dando la oportunidad al Gobierno al decirle por aquí es y salvemos a Colombia?

IM: Exactamente, esa es la definición de todo este proceso. Hemos tenido unas magníficas conversaciones con el Ministro Carrasquilla, pero falta la determinación del Gobierno. Ojalá que dé el paso, si no, lo damos los congresistas.       

Bogotá, D. C, 25 de mayo de 2020

Write comment (0 Comments)

En momentos de crisis como la que estamos viviendo actualmente, no solamente en Colombia, sino en el mundo, por el Covid-19, es importante tener en cuenta conceptos de sus grandes dirigentes y estadistas, entre los que se destaca Horacio Serpa, quien en medio de su enfermedad, hizo un alto en su recuperación después de una cirugía, para atender una entrevista a www.ecospoliticos.com:

“El sistema financiero es avaro, gana mucha plata y no la redistribuye”

“Nunca pensamos que la pobreza en Colombia fuera tan profunda, tan lacerante, da mucha vergüenza que los colombianos no nos hayamos percatado de este fenómeno a fondo”.

Por Luis Fernando García Forero.- En momentos de crisis como la que estamos viviendo actualmente, no solamente en Colombia, sino en el mundo, por el Covid-19, es importante tener en cuenta conceptos de sus grandes dirigentes y estadistas, entre los que se destaca Horacio Serpa, quien en medio de su enfermedad hizo un alto en su recuperación, después de una cirugía, para atender una entrevista a www.ecospoliticos.com:

ECOS: ¿Cómo se encuentra de salud?

HS: En estos momentos me siento bien, claro, es un asunto demorado, requiere paciencia, mucha disciplina, contar con el cariño de los familiares, amigos y desde luego con la ayuda de Dios, considero que voy bien.

ECOS: ¿Hay Serpa para mucho rato?

HS: Risas…, no sé, eso lo dispone el de arriba. Sé que de la vida Dios dispone,  tengo razones para  justificar vivir un poco más, esperar a ver qué ocurre, haré todo lo posible por mantenerme bien, con vida, atento a los requerimientos médicos. Afortunadamente cuento con Rosita, los hijos, la familia, muchos amigos, con la presencia permanente del todopoderoso al que invoco a diario para que me acompañe en este momento.

ECOS: ¿Podemos decir del Gran Arquitecto del universo?

HS: Dios, como dicen en las religiones. Soy católico. Pienso en un ser que cubre todo el universo, llámese como se llame. El gran arquitecto del universo lo llamamos los masones.

ECOS: ¿Ante la pandemia por el Covid19, cómo ve lo que está pasando, qué piensa?

HS: Es un asunto demasiado grave, está afectando a toda la humanidad, nadie lo esperaba ni estaba preparado para una situación de esta naturaleza, y se está haciendo lo que se puede para ver la manera de salir adelante y vencer al virus que nos tiene amenazados a todos.

ECOS: Ausente de la política, ¿le ha hecho falta?

HS: Claro, mucho. Soy un político, ahora en retiro pero con grandes recuerdos, con enormes inquietudes y también con propósitos que tienen que ver con el asunto político. No estoy en la política electoral pero si para escribir y contar experiencias, hacer referencia a temas que son de actualidad.

ECOS: ¿Cuál de los temas de actualidad?

HS: La pobreza. Por lo menos en Colombia esta crisis de la pandemia ha destapado y destacado una gran pobreza que nadie se la imaginaba, ni siquiera los que la hemos vivido o la hemos estudiado. La viví en mi niñez y la he estudiado siempre. Nunca pensamos que la pobreza en Colombia fuera tan profunda, tan lacerante, da mucha vergüenza que los colombianos no nos hayamos percatado de este fenómeno a fondo. La verdad va mucho más allá de lo que señalan las estadísticas. Es un fenómeno al cual tendremos que dedicarle mucho tiempo y el Estado muchos recursos, ahora que podamos superar la pandemia, ojalá sea pronto.

ECOS: ¿Me imagino que otra de las inquietudes es el tema de la paz?

HS: Sigo pensando en ese tema, ha sido siempre mi gran preocupación. En este momento formo parte de la Comisión Facilitadora de Acuerdos con el Ejército de Liberación Nacional, una Comisión que integramos doce personas, dirigentes importantes del país y que coordina el doctor Jaime Bernal Cuellar.

ECOS: ¿Sí ha trabajado esa Comisión en sus propósitos?

HS: Hemos estado haciendo algunas diligencias, avanzando notas, conversaciones, etc. Hasta el momento no hay nada que se pueda comentar, pero por lo menos existe la preocupación, creo que eso es suficiente para mantener el tema en primera línea.

ECOS: ¿En primera línea significan cartas, conversaciones de parte de los integrantes de esa comisión con guerrilleros del ELN?

HS: Sí ha habido conversaciones en un sentido y en otro, con autoridades y representantes de entidades internacionales, pero no ha habido ningún contacto por lo menos de parte nuestra.

ECOS: ¿El Gobierno debe reanudar las conversaciones con el ELN o buscar un sometimiento con esa guerrilla?

HS: El sometimiento es muy difícil y no se va a dar. Lo importante es mantener el tema de la paz. En la medida que se avanza en la guerra, crece la violencia, vienen los asaltos, asesinatos, atentados y eso perjudica en forma grave a todos los colombianos. Debemos mantener esa llamita prendida buscando siempre posibilidades y en eso estamos algunos.

ECOS: ¿Lo visitó el presidente Iván Duque, trataron el tema del ELN?

HS: Fue una visita muy amable del señor Presidente por cuestión de amistad y por la salud que he padecido en el último año. Fue una charla muy amena, me contó sus esfuerzos por lograr sacar adelante al país y encontrar soluciones adecuadas. Cuando eso, ni pensábamos que iba a llegar una crisis como esta pandemia.

ECOS: ¿Qué se le ha ocurrido como integrante de la Comisión Facilitadora para lograr que el Gobierno y ELN encuentren el camino que permita un fin del conflicto?

HS: Seguir creando condiciones, hablando con unos y con otros, insistiendo en la necesidad de la reconciliación y la paz, buscando caminos más gratos de solución a los problemas colombianos.

ECOS: ¿Cómo ve la gestión del jefe de Estado en este momento de crisis?

HS: Lo está haciendo bien, con carácter, con la asesoría de los expertos, buscando soluciones en un lado y en otro. Como colombiano me llena de satisfacción.

ECOS: ¿El Presidente amplió el Aislamiento Preventivo Obligatorio hasta el 11 de mayo, fue acertado?

HS: Son decisiones que se toman con detenimiento y razonamiento, con mucho estudio. Se debe atender el llamado del señor Presidente y ver la manera, entre todos, de ayudarnos para superar esta dificultad tan grande. Veo con satisfacción lo que está haciendo el Gobierno y mucha gente que está ayudando a superar toda esta dificultad de la pobreza que se ha notado durante la crisis.

ECOS: Muchas críticas a la actitud que ha asumido el sistema financiero en el país en esta crisis, ¿Piensa lo mismo?

HS: Es un sistema avaro y así lo cree también el país, gana mucha plata y no la redistribuye. La Banca debe dar la cara y decir: estamos equivocados, es  un momento en el que los que tienen, deben dar a los que no tienen. Ojalá el sistema financiero se conmueva y fuera más solidario con Colombia.

ECOS: ¿Qué hacer para que la banca acceda a darle crédito a las micro, pequeña y medianas empresas, que son junto a la economía informal las que padecen más los efectos de la pandemia?

HS: Hay mecanismos para que las instituciones induzcan al sector bancario y sean más solidarios con los colombianos. El Estado debe coadyuvar y respaldar para que los bancos presten la plata, haya fluidez y salve los empleos. Es desafortunado lo que está ocurriendo.

ECOS: Hay voces que piden al Gobierno liderar con los países latinoamericanos mecanismos para que actúen ante la banca financiera internacional y se condonen las deudas, en este momento difícil para las economías de estos países. ¿Está de acuerdo?

HS: Se deben juntar los gobiernos, entidades y organizaciones del orden internacional, para propiciar situaciones de esta naturaleza. No soy tan optimista para pensar en condonación de deudas, pero sí en plazos, rebaja de intereses, ojalá que haya soluciones que sean favorables a los colombianos en este momento tan difícil.

ECOS: ¿Después de salir de esta crisis, cuál cree que sería el sector de la economía que debemos potencializar para aliviar todo lo que nos va a dejar esta pandemia?

HS: El campo es un sector fundamental para lo económico, pero en espacial para la vida. Por lo demás, pienso que vamos a salir no sin dificultades, no sin problemas o sin desastres. Llegará el día en que tengamos una vacuna, que seamos mucho más juiciosos y disciplinados. Ayudemos al Gobierno y a las autoridades en sus buenos propósitos para encontrar salidas a esta gran catástrofe que estamos padeciendo. La inteligencia del hombre es ilimitada y tengo la seguridad que vamos a encontrar la solución.

ECOS: ¿Cómo ve a su Partido Liberal?

HS: En este momento lo veo borrado, figuran algunos dirigentes que traen ideas y proponen cosas, particularmente en el seno del Congreso, y eso está muy bien, pero como colectividad, no se nota la presencia del liberalismo colombiano, eso me duele profundamente.

ECOS: ¿Cuál es la solución para que eso no siga ocurriendo?

HS: Por ahora no tengo soluciones, sería muy atrevido con tantos dirigentes y personas dentro de la colectividad, pretender dar catedra al respecto. Necesitamos que el liberalismo tenga presencia, que actúe. Debe obrar como una auténtica colectividad, buscar la forma de encontrar soluciones para el pueblo. De eso trata la política y ojalá se logre.

ECOS: ¿Siente que el Partido Liberal está más ausente del pueblo?

HS: Muy ausente, muy ausente. Ojalá que la situación se remedie, por ahora, mucho más allá de las cosas partidistas, todos tenemos que aplicarnos en ayudar a solucionar el problemón tan grande que tenemos entre manos.

ECOS: Cierto. ¿Cómo ve ahora la práctica de la política, por ejemplo, con las sesiones virtuales del congreso, las redes sociales?

HS: Como algo bastante extraño, es hacer política a distancia, pero en el futuro se deben ligar las dos maneras de hacerla: la personal, dialogando con las comunidades, visitando regiones, participando en los debates públicos, estando cerca de la gente del pueblo. La otra es la que estamos viendo, la virtual. La publicidad ahora es más eficaz utilizando los instrumentos virtuales.

ECOS: ¿Se esperaría que la publicidad, los mensajes de los programas de los políticos en las redes, fuesen directamente proporcional a los votos, al resultado en las urnas?

HS: En un sistema capitalista, el que tiene más saliva, come más harina. Eso es muy difícil graduarlo, es casi un imposible, en la medida en que unos tienen más que otros.

ECOS: ¿En estos momentos cómo ve a sus contradictores políticos, me refiero por ejemplo al expresidente Uribe?

HS: A estas alturas no veo contradictores, desde luego sigo manteniendo mis derroteros ideológicos, pero no encuentro en nadie a un rival para emular en la política. En este momento lo hago a través de los medios virtuales, la prensa, entrevistas, comentarios, conferencias en las universidades, pensando en el futuro.

ECOS: ¿Se ha desprestigiado la política?

HS: Me parece que el país debe prestarle más atención a la política, no es cierto que la política sea dañina, mala y que corrompe. Ha habido quienes corrompen a la política y es una desgracia, pero ese no es el sentido de la política. Se debe propugnar por una política buena, sana y eficaz, que represente las ideas y busque las mejores soluciones generales para mejorar la calidad de vida a la comunidad.

ECOS: Es indudable que hemos tenido una polarización política y que se bajó el tono, por el momento que vivimos, pero seguimos polarizados y eso empezó y sigue por la forma como llegamos a la paz con las Farc. ¿Qué hacer para despolarizar a Colombia?

HS: Ojalá que los colombianos entendamos que hay cosas que son de todos y para todos y que en esas cosas no debe haber controversia política. Ese día avanzaremos más en la civilidad del ejercicio de la política y mucho más en la solución, desde lo político, a los problemas de los colombianos. Aspiro que después de esta lección, que estamos recibiendo, encontremos caminos más adecuados para hacer la política.

ECOS: A propósito ¿Dónde se encuentra doctor Serpa?    

HS: Estoy en Bucaramanga con Rosita, nuestros hijos están en Bogotá todos  afortunadamente bien.

ECOS: ¿Los acerca la virtualidad?

HS: Todos los días nos acerca la virtualidad con los hijos y los nietos.

ECOS: ¿Cómo ve, siente, olfatea a nuestro Santander?

HS: Con muchas necesidades, mucha pobreza, falta de mayor desarrollo. Esas son cosas que no vamos a entender ahora, esperemos que pase este  desastre que nos ha tocado vivir.

ECOS: Le agradezco que me haya concedido esta entrevista, deseo que  se siga mejorando y que ese jardín del serpismo, junto a Rosita, no solo tenga un presente, sino también un futuro ahora con su hijo Horacio José.

HS: Muchas gracias, usted acaba de mencionar a una persona que hay que tener en cuenta en el futuro.

Bogotá, D. C, 26 de abril de 2020

Write comment (0 Comments)

“Para salvar las empresas y el empleo, me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última va a beneficiar al sistema financiero”, sostiene el senador Luis Fernando Velasco.

“Para salvar las empresas y el empleo, me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última van a beneficiar al sistema financiero”, sostiene el senador Luis Fernando Velasco.

Por Luis Fernando García Forero.- El lunes 13 de abril el Senado de la República está convocado para una sesión virtual y www.ecospoliticos.com estableció que uno de los temas centrales de esa plenaria virtual tiene que ver con las medidas del Gobierno Nacional bajo el amparo del Decreto de Emergencia por la pandemia del covid-19.

Sobre el tema, el senador Luis Fernando Velasco nos respondió:       

ECOS: ¿Cómo ha visto las medidas del Gobierno en materia sanitaria contra el contagio del coronavirus?

LFV: El presidente tomó una decisión valiente al ordenar la cuarentena, incluso de ampliarla. Espero que la decisión se haya tomado a tiempo.

ECOS: ¿Considera que el Presidente Duque está bien asesorado en materia epidemiológica, para contrarrestar la pandemia?

LFV: Quiero ver al Presidente escuchando más a los Colegios Médicos que a algunos dirigentes gremiales. No es un tema para hacer ejercicio político. Es un tema donde los políticos tenemos que escuchar a los que saben, que son los epidemiólogos, infectólogos, los médicos, los que están en sector salud, escuchémoslos a ellos. Por no escuchar a estos sectores, países como Italia, el propio Estados Unidos, están viviendo lo que están viviendo.

ECOS: ¿Cómo evalúa las decisiones en materia económica bajo el amparo del Decreto de Emergencia?  

LFV: No me la juego con la lógica del Gobierno de entregarle a los bancos la responsabilidad para que a través de los créditos se recupere el empleo, la economía. Esos créditos tienen el respaldo del Fondo Nacional de Garantías, que es ahorro de todos los colombianos. Un crédito que van a aprovechar los bancos para arreglar la cartera y conseguir un mejor codeudor, en este caso el propio Gobierno.

ECOS: ¿Entonces cómo salvar las empresas y el empleo?

LFV: Me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última benefician al sistema financiero.

ECOS: ¿Quiere decir que los créditos los terminaría pagando el Fondo Nacional de Garantías?

LFV: Los termina pagando el Gobierno a través del Fondo Nacional de Garantías. Por qué más bien no hacemos un aporte directo, o unos créditos directos de Bancoldex sin utilizar el sistema financiero. Para los bancos es cómodo refinanciar obligaciones manteniendo altas tasas de interés, porque el codeudor va a ser básicamente el Fondo Nacional de Garantías, o sea el Estado, todos los colombianos.

ECOS: ¿La idea es que el sistema financiero no sea el puente que restablezca la caída del empleo y  recupere la economía?  

LFV: Mejor una estrategia de subsidios directos a los productores y que sean menos altos, serían más transparentes y no dejaríamos a una inmensa cantidad de gente, como decimos, colgada de la brocha, en estos momentos de dificultades con unos créditos que luego no van a poder pagar y que al final, terminamos pagando los colombianos a través del Fondo Nacional de Garantías.

ECOS: ¿De dónde se saca la plata para estos subsidios que usted plantea?

LFV: La plata está. Con la bancada del Partido Liberal remitimos una carta al presidente Duque en ese sentido. El Banco de la República que maneja la reserva de todos los colombianos, no del banco, sino de todos los colombianos y que tiene que defender la economía y particularmente la inflación, tendrá al finalizar 2020 utilidades superiores a los $100 Billones, por efecto de la tasa de cambio. Estoy dando una cifra muy conservadora porque algunos economistas que hemos consultado, nos dicen que son recursos mucho más altos. Esos $100 billones, por efecto de las normas legales, no van a utilidades sino a fortalecer el patrimonio del banco.

ECOS: ¿Un Banco de la República patrimonialmente muy fuerte, en medio de una economía que se puede quebrar?

LFV: Por su puesto, por eso se debe buscar un mecanismo para que parte de esos $100 billones se inyecten a la economía, que sea de verdad y no a través de créditos. Ya el Banco de la República le prestó a los bancos a tasas muy favorables.

ECOS: ¿En definitiva, más que un crédito hay que entregar subsidios?

LFV: Pensaría que el Banco de la República puede perfectamente entregarle al gobierno central créditos sin intereses a largo plazo, puede ser aproximadamente $30 billones para relanzar la economía y que salen de la valorización de las reservas internacionales en dólares y euros.

ECOS: ¿Esa plata del patrimonio del Banco de la República, debe ser intocable para los bancos y otros sectores, menos para salvar la crisis de la economía por la pandemia?

LFV: No vamos a coger esa plata y se la vamos a entregar a los petroleros ni a los propios  bancos que es lo que estamos haciendo ahora. El Banco de la República salió con $10 billones y se lo entregó a los bancos para que los prestaran. Eso demuestra que tenemos un modelo económico que favorece a los que ya tienen y menos a los que están tratando de tener algo.

ECOS: ¿Es el modelo Neoliberal?

LFV: Sí, el que nos ha llevado a unas desigualdades terribles. Un modelo tan malo, tan malo y tan malo, que se nos viene una pandemia y no hemos sido capaces, a pesar de haber tenido unos interesantes precios petroleros en los últimos años, contar con un fondo, mediante el cual nos podamos defender inmediatamente y atender situaciones terribles como la que estamos viviendo.

ECOS: ¿Cree que es un modelo que ha sido la constante en las últimas décadas?

LFV: Los economistas nos han estado orientando mal, debemos evaluar si le vamos a entregar la salvación de la economía a los mismos que nos llevaron a un modelo económico terriblemente desigual. Oí a un expresidente hablando de una comisión de sabios para salvar la economía, pues lo más sabio que podríamos hacer para salvar la economía, es no llamar a esa comisión a ninguno de los sabios que se tiraron la economía y que nos han gobernado en los últimos 50 años.

ECOS: ¿Qué hacemos con la deuda externa?

LFV: Que la Canciller haga algo y diga no tenemos cómo pagar intereses de deuda externa, se hable con sus homólogos de América Latina y se asuma conjuntamente una posición coherente frente al pago de intereses. No podemos pagarlos porque esa plata se necesita para enfrentar la pandemia. Los acreedores van a tener que inventarse algo para renegociar y entender que este año no pagamos intereses de esa deuda.

ECOS: ¿De dónde lograr más recursos?

LFV: Debemos activar la economía agilizando los próximos meses los proyectos de regalías, que deben ser menos centralizados. El gobierno tiene la potestad, hay un nuevo sistema general, una reforma constitucional que acabamos de aprobar en el Congreso y hay que sacar la ley.

ECOS: ¿Cómo sacar la ley si el aislamiento ha dificultado las sesiones, se han hecho reuniones virtuales pero de control político?

LFV: Que la saque por decreto mientras la estudiamos en el Congreso y agilice la ejecución de esos recursos para que la economía reciba entre 18 y 19 billones de regalías que las podrían recibir las regiones en los próximos dos años. Los recursos están, el problema es que los busquemos, los encontremos y se los entreguemos al sector financiero. Esa es mi preocupación.

ECOS: ¿Está convencido que se va a favorecer de nuevo al sistema financiero, a ganar intereses por la emergencia, a costa de la crisis de la pandemia?

LFV: Al paso que vamos sí, es preferible entregar subsidios directos. Señor empresario de las confecciones usted tiene 2000 trabajadores y los va a mantener, tome le doy una plata para ayudarle a pagar la nómina, incluso puedo hasta flexibilizar en algo las relaciones laborales, pero salvemos el empleo, no lo dejemos perder. Que el empresario haga un pequeño esfuerzo, el gobierno también, todos. Esa plata no funciona si se la dan a los bancos, deben dársela a quien realmente la necesita.

ECOS: ¿El Gobierno destaca que los bancos solo van a intermediar?

LFV: Lo han hecho toda la vida a unas tasas de interés que tiene asfixiada la economía. En la última reforma tributaria se entregaron exoneraciones y exenciones por casi $11 billones a los más ricos, por qué no le ayudamos a toda la economía comenzando por los pequeños talleres y por los pequeños emprendimientos.

Ecos: ¿El Presidente del Senado los convocó el próximo lunes a sesión virtual, va a presentar alguna proposición para que se lleve a cabo un debate sobre las medidas económicas que inciden en la emergencia por el Covid-19?

 LFV: Sí señor, eso es lo que estoy pensando y espero tener el respaldo de la bancada de mi partido liberal para que no sea un documento de Luis Fernando Velasco sino de los liberales.

ECOS: ¿Empieza usted con un tema que va a generar discusión y polémica al interior del Senado?

LFV: Se trata de interrogar al Gobierno y debatir para que las cosas resulten mejor. La idea no es atacar por atacar, sino evidenciar que el esfuerzo que estamos haciendo es para salvar los bancos y no la economía.

Bogotá, D. C, 11 de abril de 2020

Write comment (0 Comments)

El senador liberal santandereano, Jaime Durán Barrera, no ha guardado silencio en pleno Aislamiento Preventivo Obligatorio respecto algunos temas sobre la crisis que estamos viviendo.

Por Luis Fernando García Forero.- En plena crisis por la pandemia del coronavirus la dirigencia política del país se ha pronunciado en diferentes aspectos en torno a soluciones que permitan contrarrestar los efectos del Covid19.

El senador liberal santandereano, Jaime Durán Barrera, no ha guardado silencio en pleno Aislamiento Preventivo Obligatorio respecto algunos temas sobre la crisis que estamos viviendo.

En www.ecospoliticos.com lo abordamos y nos aceptó la entrevista:

ECOS: ¿Cómo ha visto la acción gubernamental en esta crisis causada por el Covid-19?

JDB: Al principio se demoraron en tomar decisiones, por ejemplo, en cerrar los terminales aéreos, todos sabemos que el coronavirus entró por El Dorado. Sin embargo, el Gobierno está haciendo esfuerzos para disminuir el contagio. Ampliar el periodo del Aislamiento Preventivo Obligatorio fue una decisión responsable del Presidente Duque. Seguir en casa es la medida  preventiva más eficiente.

ECOS: ¿Nos cogió como se dice, con los calzones abajo?

JDB: No solo eso. Los Gobiernos nunca han prestado atención a las políticas efectivas en materia de medicina preventiva. Nuestro sistema de salud está diseñado para diagnósticos y tratamientos a los pacientes, más no para prevenir las enfermedades.

ECOS: ¿Más que una prevención no cree que la pandemia está azotando al mundo?

JDB: Sí pero si tuviéramos una estructura de hospitales con suficientes camas, aparatos respiradores de base para emergencias, una cultura de prevención de enfermedades, no nos estuviera atacando tanto el covid19. Razón tenía el profesor Guillermo Fergusson, decano de medicina de la Universidad Nacional, quien advirtió lo que estamos viviendo en este momento, precisamente porque no nos preparamos con acciones preventivas para superar estas crisis. La salud de una nación está en la medicina preventiva.  

ECOS: ¿Cree que nuestro sistema de salud cada día va de para atrás?

JDB: De para atrás para los usuarios del sistema de salud, pero para adelante para los empresarios que prestan dichos servicio. No hay duda, tenemos un sistema de salud estructurado para el negocio y no con un verdadero sentido de bienestar, servicio social y humanitario.

ECOS: Es sabido que para superar esta crisis se necesitan millones y millones de recursos, usted dijo que debemos recurrir a las reservas internacionales, ¿Está en mora el Gobierno para hacerlo?

JDB: Es una petición que le hice al Presidente Duque porque es plata de los colombianos y que asciende a $53.000 millones de dólares. De esos recursos se puede sacar perfectamente un porcentaje y aliviar a un 47 por ciento de compatriotas que viven de la economía informal y están por fuera de los programas institucionales: Familias en Acción, Adultos Mayores, Jóvenes Rurales, entre otros.

ECOS: ¿Cree que esos recursos en dólares son intocables por los compromisos internacionales y respaldo a la deuda externa, como lo consideran algunos economistas?

JDB: Estamos atravesando una crisis mundial muy grave y Colombia cada día tiene más contagiados y muertos. Acudamos a un porcentaje de esa cuantía y estamos seguros que aliviará la situación de millones de colombianos que no van a tener como alimentarse y en última instancia saldrán de sus casas a buscar que comer. El Gobierno debe solicitar urgente al Banco de la República para que acuda a parte de ese dinero, el mismo decreto de emergencia le da herramientas jurídicas y constitucionales para acceder a esos recursos. Insisto, después será tarde.

ECOS: ¿$160.000 que está girando el Gobierno a las personas por fuera de los programas a que usted se refiere, alivian la situación?

JDB: Sí, pero no es suficiente. Esto va para largo. El Gobierno debe acudir a las reservas internacionales y en eso está de acuerdo mi bancada del partido Liberal que ya le hizo la petición al Gobierno, o sino, por ejemplo, lo que ha planteado el exministro Amylkar Acosta de solicitarle al Banco de la República la emisión de más moneda. Eso sería otra alternativa, pero ni lo uno, ni lo otro.

ECOS: ¿Está haciendo política como lo señaló un medio radial de Bogotá cuando usted y la representante Nubia López donaron su sueldo para entregarle mercados a sectores vulnerables del departamento de Santander?

JDB: Con la representante Nubia López decidimos de nuestro sueldo del mes de marzo comprar mercados, lo certificamos  con recibos y que están a disposición de cualquier persona. Nos adelantamos a la alcaldesa de Bogotá Claudia López quien nos pidió que donáramos el sueldo como congresista para ayudar a solucionar la crisis. Entregamos esos mercados a alcaldes de varios municipios que se lo hicieron llegar a gentes pobres de sus localidades. Desde acá anuncio que nuevamente utilizaré parte de mi sueldo este mes para seguir entregando mercados a familias que verdaderamente están angustiadas y necesitan darle de comer a sus hijos.

ECOS: Sostienen sus críticos que un stiker marca el sello en cada mercado de Jaime Durán y Nubia López. ¿Qué responde?

JDB: Creo que es lógico, pues lo estamos haciendo nosotros, cuál es el pecado porque salga nuestro nombre, además no estamos en campaña política ni electoral, será que les duele a algunos porque estamos haciendo una labor humanitaria en nuestro departamento. Un gesto humanitario en momentos de crisis, no debe ser cuestionado.

ECOS: ¿Cree que esta situación le bajó el tono a la polarización en Colombia?

JDB: Nos llegó la hora de pensar que en estos momentos tan difíciles debemos actuar unidos para superar y salir bien de esta difícil situación que pone en riesgo la vida de cientos de compatriotas. La pandemia no respeta color político, ni raza, ni religión, desafortunadamente nos llegó, pero debe servir para que cuando la sobrepasemos, salgamos de nuestras casas y trabajemos juntos, sin distingo, para alcanzar una Colombia con justicia social, más equidad y en paz, porque nuestros hijos merecen un mejor futuro. Eso lo debemos liderar los políticos.

ECOS: ¿Ha estado a la altura el presidente del Congreso Lidio García para no parar el desarrollo institucional del Congreso en plena crisis del coronavirus por el Aislamiento Preventivo Obligatorio?

JDB: En la reunión virtual de la Comisión  Segunda del Senado le manifesté al Presidente del Congreso Lidio  García mi respaldo por las decisiones que ha tomado en medio de esta grave situación. No es fácil, ha actuado en la medida de sus posibilidades e influyó para que el Gobierno diera las herramientas jurídicas que permitieran el trabajo virtual en control político en las comisiones como ya lo hemos venido haciendo.

ECOS: ¿Considera riesgosa una sesión presencial?

JDB: Con las circunstancias que estamos viviendo es muy riesgoso una sesión presencial, hay congresistas con años de edad que podrían estar poniendo en juego un contagio y trasmitírselo a sus familiares. Eso lo está previendo y lo entiende la mesa directiva de la corporación por eso no descartan el tema virtual.

ECOS: ¿Asistirá a la citación del 13 de abril a la plenaria de la corporación?

JDB: Lo estoy considerando porque mi familia está de por medio. Prefiero contestar presente virtualmente para hacer control político porque para discutir y aprobar proyectos de ley y de reforma constitucional, no se puede en forma virtual. Hago un llamado a mis colegas para no cometer errores.

Write comment (0 Comments)

El obispo de Quibdó en el departamento de Chocó, Colombia, Juan Carlos Barrientos, ha sorprendido con pronunciamientos que tienen que ver con la situación que estamos viviendo y sufriendo por la pandemia del coronavirus.

Por Luis Fernando García Forero.- El obispo de Quibdó en el departamento de Chocó, Colombia, Juan Carlos Barreto, ha sorprendido con pronunciamientos que tienen que ver con la situación que estamos viviendo y sufriendo por la pandemia del coronavirus.

Sobre el tema y lo que estamos afrontando por la crisis de salud, monseñor Barreto respondió preguntas a través de www.ecospoliticos.com :

ECOS: ¿Cómo se siente la cuarentena en Quibdó?

JCB: Siguiendo las recomendaciones de las autoridades por el Aislamiento Preventivo Obligatorio y tratando de animar a la comunidad en medio de las dificultades que sufre esta región por los problemas económicos y  las limitaciones en el campo sanitario.

ECOS: ¿Nos cogió esta pandemia con los calzones abajo?

JCB: Se ha hecho un esfuerzo por anticipar ciertas cosas pero las dimensiones son tan grandes que hay muchos aspectos que no hemos podido prever. La sociedad colombiana está muy debilitada por todo el sistema sanitario y la pobreza de sus gentes. No hay duda, tenemos pobreza económica y exclusión social que hacen la situación más difícil de lo que se ha vivido en otros países.

ECOS: ¿Cómo ve las medidas departamentales en torno a combatir el covid-19?

JCB: Estamos logrando niveles de articulación, hay poca información conjunta. Recibimos muchas preguntas de la gente y no hemos encontrado una respuesta oficial. Gobernación, alcaldía y la cooperación internacional están trabajando, lo mismo grupos de ciudadanos. A nivel de la Diócesis de Quibdó y las otras del departamento, estamos haciendo esfuerzos. Nos falta integración para mirar cuáles son las capacidades, las necesidades y rutas de atención.

ECOS: ¿Cómo observa las medidas del Gobierno Nacional contra la pandemia?

JCB: Por ahora son paliativos, buenas intenciones pero realmente tendrán que ser mucho más robustas, con una institucionalidad mucho más organizada y articulada. Las medidas deben mejorar y ampliar en muchos aspectos, Colombia tiene una población muy alta viviendo en la pobreza económica y son ellos los que van a sufrir las consecuencias de esta difícil situación.

ECOS: ¿De dónde deben salir los recursos para que se puedan superar los efectos del coronavirus?

JCB: Recursos del Gobierno Nacional, pero se requiere que las personas que tienen el dinero en el país, los grandes empresarios y el sector financiero deben hacer un aporte significativo porque son realmente muchísimas las ganancias que obtienen. En los últimos cuatro años las mil empresas más grandes de Colombia se han ganado $200 billones, el sector financiero ha obtenido $70 Billones en los últimos cuatro años. Estamos esperando que el Sistema Financiero nos diga cuánto va a aportar por crisis del covid-19.

ECOS: ¿Deberían pronunciarse y decir cuánto sería el aporte de esos dos sectores?

JCB: Ojalá hubiera una respuesta, no solo repartiendo mercaditos porque sería como una limosna que se le da a la sociedad. No deben quedarse ahí, necesitamos un compromiso serio de los grandes empresarios y del sector financiero, que lo anuncien  con cifras concretas y significativas.

ECOS: ¿Cuándo se refiere a limosna, son paños de agua tibia a los que está acostumbrada la sociedad colombiana?

JCB: A veces repartir unos cuantos mercaditos implican toda una publicidad, pero por ejemplo cuál será el aporte de esos sectores para los hospitales que se necesitan en estos momentos, cuántos médicos están contratando las personas que realmente tienen el dinero, cómo se apoyará al sector más desfavorecido en esta crisis. No queremos soluciones con paños de agua tibia, sino con elementos y herramientas que sean verdaderamente importantes para afrontar esta crisis tan difícil.

ECOS: ¿Qué otros sectores deben aportar ante esta situación?

JCB: Todos los sectores de la sociedad debemos aportar. Los pequeños y medianos empresarios, los ciudadanos que puedan aportar también. Debemos   ser solidarios con esa gran población excluida del país: los desempleados, vendedores informales, campesinos y trabajadores rurales, los reclusos y sectores de la sociedad que están desprotegidos. Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto, aportar desde nuestras posibilidades.

ECOS: ¿Pero cómo obligar a los sectores poderosos de la nación, a los que usted se refiere, que aporten para superar esta crisis?

JCB: El Gobierno debe liderar y buscar ese espacio. Los empresarios y el sistema financiero deben responder a ese llamado y espacio. Nos han vendido la idea que los jóvenes empresarios no pueden ni siquiera pagar impuesto y se les hace grandes exenciones, cuando sus ganancias se están multiplicando cada días más. Realmente con la verdad es como deben hacer su aporte a la sociedad en este momento. Después que pase la pandemia, Dios quiera sea pronto, reflexionemos qué es lo que ha pasado en Colombia: por qué somos el país más desigual del mundo, por qué mientras unos se enriquecen exorbitantemente otros viven un proceso generalizado de empobrecimiento.

ECOS: ¿Muy generoso el Gobierno con el tema, por ejemplo, de las exenciones de impuestos para los grupos económicos y el sistema financiero?

JCB: Sí, siempre el sector financiero ha tenido el apoyo del Estado. En este momento las ganancias obtenidas sobreabundan, lo ha dicho la Superintendencia de Sociedades, la Superintendencia Financiera, ellos mismos lo han publicado y se encuentran en los medios de comunicación que tienen actualmente. Es importante que ese privilegio de los grandes poderes económicos tengan un pare a favor de las necesidades de los más vulnerables.

ECOS: Cuatro muertos, 470 contagios por el covid-19 ¿Qué piensa?

JCB: Es una crisis que apenas está comenzando, es un drama al no tener los hospitales suficientes para la atención de pacientes. Imagínese en Chocó, Nariño, Cauca, Putumayo, El Catatumbo, cuántas camas hay disponibles. Debemos apuntarle a solucionar esa situación. Cuántos médicos y cuántas enfermeras están desempleados que podrían ser contratados para atender a los pacientes. En todos estos aspectos habría que contribuir sistemática y organizadamente. Las grandes, medianas y pequeñas empresas, la Iglesia, la industria, el comercio, todos, todos los sectores de la sociedad debemos colaborar y aportar de una u otra manera.

ECOS: ¿Un campanazo a Colombia y al mundo que se deben tener siempre medidas preventivas para evitar estas epidemias que se convierten en pandemias?

JCB: Sí. Habrá muchos aprendizajes a partir de la situación que estamos viviendo. Debemos analizar también que por ejemplo los campesinos, indígenas y los afros del Chocó y Costa Pacífica, han estado confinados hace mucho tiempo por la ausencia del Estado y la acción de los grupos armados.

ECOS: No hay duda que se agrava mucho más la situación del país y del mundo…

JCB: Ojalá en estos momentos nos podamos concientizar que vivimos una situación de inequidad social. El Papa Francisco cuando estuvo en Colombia dijo que la inequidad es la causa de los males sociales. Hay que atacar esa causa para poder solucionar  los problemas del país.

ECOS: ¿Llegó el momento de acabar con la polarización en Colombia?

JCB: Llegó el momento de  la unidad, la solidaridad,  tener un enfoque de derechos. Hemos estado muy ideologizados: ideologías de derecha y de izquierda, pero no hemos tenido el enfoque de derechos que nos corresponde, fraternidad, lograr objetivos comunes, brindar oportunidades a todos como pasa en los países nórdicos en Europa que han logrado garantizar estudio, trabajo y servicios de salud para todos. Con esos tres derechos básicos se va construyendo una economía colectiva, sin limosnas, con enfoques de derecho y respondiendo a las situaciones que reclaman justicia social.

ECOS: ¿ Cómo pastor de la Iglesia católica qué llamado nos hace para ojalá podamos salir adelante de esta situación tan difícil para el mundo?

JCB: Este virus nos cogió de sorpresa a todos y nos va a causar afectaciones. Lo importante es que no nos quede remordimientos de conciencia, por qué no me cuidé, no es un problema para cada uno sino para los demás, incluso, para nuestros seres queridos.

ECOS: Todos en Casa.

JCB: Solamente las personas que cumplen actividades esenciales para la vida y las que realicen tareas humanitarias, pueden estar circulando en las calles, pero los demás, debemos asumir el compromiso de estar en las casas, tomar en serio la prevención porque desafortunadamente es un problema que ha tomado grandes dimensiones, por tanto necesita muchos sacrificios por parte de toda la ciudadanía.

Bogotá, D. C, 25 de marzo de 2020

Write comment (0 Comments)
Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida.-

-Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida.-

-Tenemos el compromiso de respetar los derechos de los otros y de repudiar quienes violan los derechos de los demás.-

Por Luis Fernando García Forero.- En medio de la celebración del día de los Derechos Humanos, Colombia se llenó de tristeza e indignación por la muerte de un abogado, Javier Ordoñez, producto del abuso de autoridad de unos agentes de la policía, pero se calentó más el tema cuando las protestas por esos hechos, se convirtieron en acciones vandálicas que llevaron al fallecimiento de diez personas y más de trescientos heridos entre la fuerza pública y civiles, que han convertido a la capital de la república en un verdadero caos.

www.ecospoliticos.com logró entrevistar a la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos Nancy Patricia Gutiérrez, quien respondió preguntas en medio del caos en Bogotá.

ECOS: Nos cogió la celebración de los D.D.H.H en Colombia con unas noticias desalentadoras, la muerte de un abogado por parte de agentes de la policía y actos vandálicos con más muertos en manifestaciones, ¿Qué piensa?

NPG: Lo rechazo enfáticamente. Ojalá saliera toda la Nación a decir no más violencia. Definitivamente nos hace falta una cultura del respeto a los D.D.H.H en todos los niveles. La situación que se presentó con la muerte del abogado Ordoñez no es excusa para mover a una cantidad de anarquistas que quieren acabar con la vida de otras personas, con los bienes públicos y privados.

ECOS: ¿En el caso del abogado Ordoñez se violaron los D.DH.H por parte de agentes de la policía?

NPG: Es lamentable y reprochable que el abuso de autoridad, lleve a la pérdida de una vida. No es normal, queremos que se investigue y se aplique justicia. He estado muy triste por el caso del abogado Ordoñez, sé que la familia está muy afectada, pero aun así, han condenado los actos violentos que se están presentando.

ECOS: ¿Los hechos que estamos presenciando en las localidades de Bogotá, demuestran que no estamos respetando los D.D.H.H?

NPG: Estos hechos conmueven a la opinión, debemos reflexionar, estos actos de violencia y de agresiones, como los que se están presentando, no solamente afectan a la vida misma sino también a las instituciones.

ECOS: ¿Qué balance presenta como Consejera Presidencial para los D.D.H.H?  

NPG: El presidente Iván Duque se ha comprometido a respetar y garantizar el ejercicio de los D.D.H.H., sin embargo tenemos factores de violencia muy arraigados que lamentablemente llevan a no respetarlos. Cuando se cometen atentados contra la vida, la integridad de otras personas, es muy triste y lamentablemente, en la mayoría de los casos es derivado de la delincuencia, de las actividades de los grupos armados organizados del narcotráfico y la explotación ilegal de minerales que tienen toda una maquinaria para causar graves daños en algunos territorios.

ECOS: ¿Desde su despacho que se está trabajando para que en Colombia se logre el respecto por los D.D.H.H?

NPG: En estos momentos trabajamos en un Plan Nacional de Acción de D.H.H.H. Hemos llamado a organizaciones sociales, autoridades territoriales, comunidad internacional para que todos construyamos un derrotero del manejo y respeto por parte de las autoridades de esos derechos con la educación, cultura de D.D.H.H, prevención del reclutamiento forzado, violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes de parte de grupos armados organizados. Son un conjunto de acciones que nos corresponde a las autoridades nacionales, regionales y municipales, pero también, a toda la sociedad.

ECOS: No paran los asesinatos y las masacres, ¿cómo evitar esa tragedia?

NPG: En la conmemoración del día de los D.D.H.H, se hizo un profundo análisis del tema. El presidente Iván Duque se refirió a la baja en la tasa de homicidios, sin embargo, los principales violadores de D.D.H.H son los grupos armados organizados que se disputan el control de las economías ilícitas y generan homicidios, desplazamientos, reclutamiento forzado. Es necesario que toda la sociedad rechace como un todo la violación a los D.D.H.H.

ECOS: ¿La sociedad debe actuar más en procura del respeto a los D.D.H.H?

NPG: La labor de las autoridades, en general del Estado, es promover los derechos humanos, garantizar su ejercicio, pero también en general tenemos el compromiso de respetar los derechos de los otros y de repudiar y las acciones de quienes violan los derechos de los demás.

ECOS: ¿Desde su óptica son asesinatos selectivos o masacres?

NPG: Hay diferentes figuras, de acuerdo con el Código Penal, en Colombia existen homicidios colectivos, es decir, cuando hay más de dos personas muertas en unas circunstancias de homicidios por los mismos perpetradores, se dan estos homicidios colectivos. Pero aquí no se sabe cuántos, cómo, la disculpa es que todos tenemos que garantizar la vida de todas las personas en igualdad de condiciones, no importa su condición social, su raza, su religión, su pensamiento ideológico. Los D.D.H.H hablan de la dignidad humana, todos somos libres e iguales frente a los otros.

ECOS: ¿Falta más presencia de la Fuerza Pública o del Estado en esas zonas de masacres?

NPG: Lamentablemente se llegó a pensar que tal vez se podría generar la paz en los territorios sin contar con la acción de la fuerza pública. Para una convivencia pacífica hay que respetar la autoridad, ese es un marco para garantizar la seguridad, la justicia y lograr esclarecer las responsabilidades y las sanciones de quienes atentan contra la población. También una acción integral en general de inversión social y de infraestructura del Estado, eso es muy importante.

ECOS: ¿En inversión social que nos puede decir?

NPG: Se ha creado por ejemplo el programa Zonas Futuro, que escogió los territorios más afectados por las disputas de las economías ilegales con el ánimo de combinar esta función del Estado, de la presencia de la Fuerza Pública, pero también de la inversión social.

ECOS: ¿En el fondo de todo es el narcotráfico?

NPG: Sí, está totalmente demostrado. Hay estudios, análisis serios de instituciones del Estado, organizaciones no gubernamentales y la comunidad internacional que demuestran que los grupos armados organizados criminales que se derivan del narcotráfico, son los responsables de estas terribles violaciones a los D.D.HH.

ECOS: ¿Hasta cuándo las víctimas, los trabajadores rurales, las personas de bien, todos los colombianos, debemos aguantarnos lo que nos está pasando?

NPG: Es importante tomar conciencia que la lucha del narcotráfico no es un problema del Gobierno, de la Policía o del Ejército, sino que tiene que ser un problema que convoque a todo el país, necesitamos solidaridad, mientras no acabemos con esa máquina de la guerra que es el narcotráfico, va a ser muy difícil mantener un territorio de convivencia pacífica.

ECOS: ¿Ya es hora que se revisen las políticas de la lucha contra el narcotráfico desde el punto de vista multilateral?

NPG: Somos una comunidad global y la pandemia misma lo comprobó demostrando cómo un virus afecta a toda la humanidad, es una afectación global. Lo mismo pasa con ese tema de las drogas y el narcotráfico, afecta globalmente a todos los países. Una decisión en solitario de Colombia frente a ese tema, no nos llevaría a ningún resultado.

ECOS: ¿Se atrevería este Gobierno a plantearlo a nivel de la ONU o la OEA?

NPG: Creo que va más allá de estos organismos multilaterales, debe ser un esfuerzo conjunto de la comunidad internacional para acabar con el narcotráfico. Tristemente Colombia es uno de los países donde más se produce la droga, de ahí los sacrificios que implica para el país en vidas, en esfuerzos presupuestales, en falta de actividad  y desarrollo de los territorios. Realmente es un flagelo que golpea muy duro a Colombia.

ECOS: ¿Se debe legislar más en materia de pedagogía para los derechos humanos?

NPG: Lo ideal sería  que hubiese una práctica obligatoria para que los niños desde muy chiquitos aprendieran los D.D.H.H, la Carta de las Naciones Unidas. Las tareas que nos proponemos los países a través de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, es una carta  de navegación para buscar equidad, igualdad, una vida digna para todas las personas. Actualmente existe la posibilidad que los propios planteles educativos puedan escoger como programas especiales la enseñanza del respeto por los D.D.H.H.

ECOS: ¿Cree que esa cultura por los D.D.H.H debe iniciarse desde las casas con los niños?

NPG: Desde la Consejería Presidencial de Derechos Humanos aspiramos a generar una cultura de respeto a los D.D.H.H para que se aprenda desde la primera infancia, pueda continuar siendo parte del proyecto de vida de los jóvenes y vayamos generando un cambio cultural en toda Colombia.

ECOS: ¿Cree que la polarización ha frenado la reconciliación en Colombia, qué hacer?

NP: Lamentablemente hay circunstancias de tantos años de violencia, la falta de aplicación de justicia como lo decía el Presidente Duque, deja unos resentimientos que generan esas discrepancias y esos odios. Ojalá se dejen atrás esos odios.

ECOS: ¿Quedarán atrás los odios, donde son evidente las posturas políticas de extremo a extremo?

NPG: Debemos buscar efectivamente una reconciliación sincera en medio de valores, lo que no implica que haya unanimidad con posturas políticas e ideológicas, somos un país democrático con una sociedad diversa, de variedad de razas, religión, pensamientos y eso hay que respetarlo. Una democracia activa y madura permite opiniones contrarias. El problema es que no hay esa cultura del respeto de los derechos del otro, eso genera polarizaciones que llevan incluso a acciones que terminan siendo injustas y violatorias de los D.D.H.H.

ECOS: ¿En medio de esta situación dónde empiezan los D.D.H.H y donde terminan?

NPG: Debemos partir que todas las personas tenemos derechos que se inician con la vida misma, la dignidad, pero también debemos respetar a los otros. Los límites de los derechos de cada persona, incluyendo el de la protesta, es la responsabilidad de respetar los derechos de los demás.

Bogotá, D.E, 10 de septiembre de 2020

Write comment (0 Comments)
En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.

-“Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia”.-

-“Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años”.-

Por Luis Fernando García Forero.- El senador Andrés Cristo Bustos,  oriundo de Norte de Santander y de la bancada del partido liberal, es un dirigente destacado dentro de la colectividad y el Congreso, por su liderazgo en temas que buscan el desarrollo regional, la defensa y cumplimiento de los Acuerdos de La Habana, toda vez que fue víctima del conflicto armado, la guerrilla del ELN le cegó la vida a su padre Jorge Cristo Sahium en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

Junto con su hermano, el exministro Juan Fernando Cristo, recogieron las banderas de su padre y han tenido un protagonismo político al servicio de Colombia.

En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.   

ECOS: ¿La situación del Catatumbo va de mal en peor?

ACB: El Catatumbo no ha dejado de ser una zona de conflicto. Subsisten grupos como el ELN, disidencias de las FARC, Bandas Criminales que quedan del paramilitarismo, entre otros grupos delincuenciales, que están peleando por las zonas donde se encuentra la mayor cantidad de cultivos ilícitos que tiene el país. Todos los grupos ilegales se están peleando el territorio.

ECOS: ¿El Congreso ha abordado el tema, que ha pasado desde la óptica legislativa?

ACB: Hubo una sesión virtual de la Comisión de Paz del senado donde se trató el tema, no solo con los congresistas, sino con las víctimas. No es un problema menor, se lo hemos puesto de presente a los ministros y a todos quienes tienen que ver con el sector. Hay grupos indígenas completamente perseguidos, niños que están siendo incorporados a los grupos ilegales. No ha habido forma de parar esta crisis en estos últimos tres o cuatro años.

ECOS: ¿Ausencia de programas estatales, gubernamentales?

ACB: Es una zona de frontera completamente a la deriva, no es por este Gobierno, estamos hablando de años y años de abandono, no ha habido forma de parar esta crisis.

ECOS: ¿Falta más presencia de la Fuerza Pública?

ACB: Uno no puede llegar solamente con el Ejército, allá todos los grupos están peleando el espacio, quieren tener territorio para sembrar cultivos ilícitos, no hay un hospital que preste servicios de segundo nivel. No pudieron volver a ejercer los profesores, no están los alcaldes con todas las facultades porque se encuentran amenazados. El tema es demasiado complejo, el Catatumbo es un punto neurálgico, es urgente la revisión de una forma diferente y singular por parte del Gobierno Nacional.

ECOS: ¿Se le está saliendo de las manos a la institucionalidad colombiana?

ACB: La gente de esa región se ha quejado de la ausencia de inversión social. Si llegan a esos municipios planes de desarrollo con inversión social para los colegios, hospitales, para la sustitución de cultivos ilícitos, de la manera como quedó contemplado en el Acuerdo de Paz;  si llega el Gobierno central acompañando al gobernador y alcaldes evaluando la problemática y soluciones, las condiciones serían diferentes.

ECOS: ¿El tema también es la presencia del narcotráfico?

ACB: Si no hay presencia gubernamental más van a seguir aumentando los cultivos ilícitos. Ese es el problema grande que tenemos en el Catatumbo, una región próspera pero sin inversión social y sin logística de parte del Gobierno central. Es imposible para un Gobernador o para un alcalde, lograr superar esa difícil situación por cuenta de sus propios medios.

ECOS: ¿El tránsito de los migrantes venezolanos a su país complica aún más en estos momentos la situación?

ACB: Todo el tema migratorio ha aumentado la problemática en Norte de Santander y en el Catatumbo. En el inicio de este mes se registran alrededor de 7 mil venezolanos parqueados en Villa del Rosario esperando una orden de entrada para Venezuela.

ECOS: ¿En ese aspecto grave el tema por el cierre de la frontera?

ACB: Al tener cerrada la frontera lo que hacen es abrir las 70 trochas en el área metropolitana por donde roban,  entran y sacan la droga, el contrabando y pasan por la zona haciendo lo que quieren.

ECOS: ¿Sin embargo,  se les ha brindado atención humanitaria?

ACB: Eso significa, como factor también migratorio, que al hospital Universitario Erasmo Meoz le deben $60.000 mil millones por la petición expresa del presidente de la República Iván Duque de atender humanitariamente a los venezolanos que entraban y salían. No veo verdaderamente la intensión del Gobierno de pagarle al hospital de Cúcuta.

ECOS: ¿El desempleo es alto no solo por el problema migratorio, ahora por la pandemia?

ACB: Estamos en un 30 % de desempleo y con más del 70 % de informalidad. Es la ceguera del Gobierno central, por eso insisto, necesitamos que el presidente de la república Iván Duque revise qué es lo que se debe adelantar frente al Gobierno venezolano. Nadie está diciendo que Nicolás Maduro sea un buen presidente, eso no lo está diciendo ningún cucuteño, norte santandereano y creo que ningún colombiano. Estamos disgustados porque llegan a Cúcuta, se quejan, hablan de política internacional, se largan de la ciudad  y dejan todos los problemas.

ECOS: ¿Está más interesado el jefe de Estado en la caída del presidente Maduro que en solucionar la problemática de Norte de Santander y el Catatumbo?

ACB: No hay derecho y no es fácil para una ciudad como Cúcuta, la quinta más poblada del país, con un altísimo desempleo y la mayor informalidad, inseguridad, todo, por cuenta de la crisis en la frontera entre Venezuela y Colombia.

ECOS: ¿Se le suma ahora otro tema y que toca al Gran Santander: la megaminería en el Páramo de Santurbán?

ECOS: Grave, como si fuera poco es otra situación que empieza a preocuparnos. Es lamentable porque en campaña escuchamos al presidente Duque referirse a la defensa de los páramos y quejándose de lo que significaba la megaminería.

ECOS: ¿Cree que está cambiando de parecer y explotar oro en ese páramo para reactivar la economía?

ACB: Estamos jugados a la reactivación económica pero si el Gobierno va a decir que por cuenta de la megaminería va a reactivar la economía, no se lo vamos a permitir. Es un atentado contra ese recurso natural que llevará a Bucaramanga a no tener en los próximos años agua, dejando a Norte de Santander, que posee casi el 70 % del páramo, sin condiciones ecológicas para sostener todo un sistema. Quieren atentar con el presente y futuro del agua en estas regiones del país. Esperamos que el Gobierno Nacional tenga una comunicación seria con los gobernadores y alcaldes, la clase dirigente y la misma ciudadanía, pero que entiendan que estamos en defensa de lo que significa el páramo de Santurban.

ECOS: ¿Es muy flexible la legislación en estos temas de la preservación de los recursos naturales?

ACB: Está la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ANLA, pero el páramo de Santurban es intocable para explotación de la megamineria.

ECOS: ¿La megaminería contra el páramo de Santurbán es un punto de honor, comunero, de los santanderes?

ACB: Estamos unidos en la defensa del páramo de Santurbán. Es el preciso momento para que los gobernadores Aguilar y Serrano inicien una convocatoria contra la megaminería con todas las personas que estén interesadas en la defensa del páramo de Santurbán, que es fuente de vida para los habitantes de esta región del país.

ECOS: ¿Han planteado otro debate, esta vez en el Senado sobre el tema?

ACB: Junto con los senadores Guillermo García y Jaime Durán vamos a realizar un debate con los Ministros de Ambiente, Minas y Energía, para que nos respondan sobre el tema. Necesitamos que el Gobierno nos diga de frente si están dispuestos a la explotación de la megaminería en Santurbán, le diga la verdad al país, no queremos evasivas. Sabemos que esto va a tener una reacción política, social en toda Colombia. El debate en el Senado es una oportunidad para ponerle freno a todas las iniciativas que pretendan afectar los páramos.

ECOS: ¿No se vieron los resultados esperados en el debate en la Cámara sobre el tema?

ACB: El Gobierno no ha sido capaz de decirlo. Estamos seguros que el Gobierno tiene como opción la megaminería en los páramos y no ha sido capaz de decirlo. No quieren tener en cuenta la posición política y social de los santandereanos en defensa del páramo. La idea de la megamineria en zonas de reserva natural no está dejando ningún tipo de herencia a las nuevas generaciones. Queremos escuchar al Ministro de Ambiente, que es de Santander, no va a tomar partida, me parece la posición más triste y deshonrosa que puede haber para este sector del país.

ECOS: Hablemos del Partido Liberal.  ¿Cómo ve los preparativos del Congreso virtual de la colectividad en los próximos días?

ACB: Entendemos que por la situación sanitaria no puede haber un Congreso presencial, de manera virtual solo se va a escuchar a los congresistas que no son ni el 10 por ciento de la colectividad. Están cerrando las puertas a las gentes que no han tenido garantías como militantes, vamos por un mal camino.

ECOS: ¿Por qué por un mal camino?

ACB: Hemos visto cómo ha disminuido el Partido Liberal. Hace tres años tuvimos un excelente candidato a la presidencia de la república, Humberto de la Calle, y el resultado no fue el mejor. La representación en el Senado disminuyó, también en la Cámara. No hay duda que en el partido la gente joven y las mujeres han dejado de tener importancia a nivel electoral. Sobre ese tema y otros, hemos pedido que se nos escuche y no hay respuesta.

ECOS: ¿Lo van a plantear en el Congreso virtual?

ACB: Nos toca porque no hemos sido escuchados. Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años, sin que hablen las mujeres y los jóvenes, los concejales y obreros, los campesinos liberales, también los empresarios, la gente que se ha apartado de la colectividad, que los podamos escuchar y ver qué proyecciones se pueden hacer en los próximos dos años. Mirar a ver si las personas que se han alejado de la colectividad, regresen.

ECOS: ¿Cuál es el fondo de las críticas que le hace al partido que representa?

ACB: El partido liberal ha dejado escapar la bandera de la paz, del medio ambiente, la bandera de los principios y programas liberales. La bandera de la reforma política y de la justicia, de la defensa de los derechos humanos. Hemos quedado en la mitad de la polarización política entre la  izquierda y derecha, no hemos sabido aprovechar la posición de centro, que siempre vamos a defender.

ECOS: Se ha referido al regreso de quienes se han alejado del partido. Cuál sería el milagro para que regresen, los acepten, entre ellos a su hermano Juan Fernando Cristo?

ACB: El milagro no lo podemos hacer nosotros, lo debe hacer el jefe del partido, César Gaviria, él debe decidir y entender que el partido Liberal tiene diferentes tendencias, de ahí su nombre. Hay gente que se queda en la izquierda, otra en el centro, otros que tienen una posición más arraigada frente al proceso de paz, pero obviamente es el expresidente Gaviria el que debe invitar y llamar a los dirigentes que se han ido.

ECOS: ¿Siente que el Partido Liberal va de mal en peor?

ACB: Hemos venido mal, la salida de dirigentes y militantes, es un ejemplo de la situación que vive la colectividad. Una encuesta reciente de una empresa seria mostró que el partido liberal ha pasado aun deshonroso tercer puesto. Es tarea del jefe del partido, además de defender el proceso de paz, abrir las puertas a las diferentes tendencias, no solamente a Juan Fernando Cristo, Amylkar Acosta y otros líderes que se han alejado del partido, sino a dirigentes que hacen política y defienden el ideario liberal para que nos encaminemos, bajo las tesis liberales y programas, permitan disminuir la inequidad, la pobreza y mejorar la calidad de vida de los colombianos, para recuperar el poder.  

ECOS: Por esos días se ha cuestionado mucho la posición del presidente Duque respecto a la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe, ¿Qué piensa al respecto?

ACB: Como se lo dijo la periodista Vanessa de la Torre, él es el presidente de todos los colombianos y no de un sector político o una ideología. Todo ciudadano debe acatar los fallos judiciales y el presidente debe dar ejemplo. Si bien es cierto que está opinando sobre el tema, debe recordar que el Presidente de la República es el símbolo de la unidad nacional.

ECOS: ¿La propuesta de una constituyente para reformar la justicia es un tema más pasional que racional, si nos referimos a la situación de la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez?

ACB: No se les había ocurrido hasta que no tocaron al expresidente y senador Uribe. Hablan de constituyente única y exclusivamente pensando en un debate para crear una corte única, son ideologías populistas o amarillistas. Ponen a la gente a salir a pelear a la calle. La Corte Suprema de Justicia y todos los tribunales, merecen respeto. Es una propuesta más con el corazón que con la razón.

ECOS: ¿No es el momento para una constituyente a pesar de las falencias en la justicia?

ACB: Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia.

Bogotá D.C, Agosto 9 de 2020

Write comment (0 Comments)
El senador Horacio José Serpa Moncada, en los últimos días ha sido protagonista de la controversia al interior del Partido Liberal al referirse a ciertas falencias que vienen sucediendo dentro de la colectividad y que está a pocos días de su Congreso Nacional.

Por Luis Fernando García Forero.- El senador Horacio José Serpa Moncada, en los últimos días ha sido protagonista de la controversia al interior del Partido Liberal al referirse a ciertas falencias que vienen sucediendo dentro de la colectividad y que está a pocos días de su Congreso Nacional.

A través de una declaración pidió una audiencia con el jefe de esa colectividad, expresidente César Gaviria, precisamente para que junto a otros congresistas se reúnan y hablen sobre los preparativos del Congreso Liberal, el presente y futuro del liberalismo en Colombia.

Sobre esos temas, su vida y la política nacional, aceptó una entrevista con www.ecospoliticos.com

ECOS: ¿Cómo se encuentra de salud, después del contagio del coronavirus?

HJS: Me encuentro bien, tuvimos en casa una coyuntura por el COVID19 porque sentimos síntomas mi esposa, mis hijos y la persona que nos acompaña como empleada. Fue difícil, gracias a Dios nos fue bien, no hubo inconveniente, desde hace varias semanas estamos recuperados al 100 por ciento.  Mantenemos el aislamiento, nos estamos cuidando y ya estoy retomando poco a poco actividades, si me lo permite la salud.

ECOS: Eso vemos, ya ha salido en las redes y con contundentes declaraciones. Hablemos de su pasado, nació en Barrancabermeja, pero se vino muy jovencito a la capital, ¿se siente rolo o realmente de las orillas del río Magdalena, en Barrancabermeja?

HJS: La sangre llama. Voy a Barrancabermeja y me siento feliz, recorro los pueblos de Santander y realmente me encanta hablar con la gente, me cuentan historias cuando mi padre hacía política allá, eso me emociona. Desde hace dos décadas vivo en Bogotá por decisión de mis padres, pero realmente soy santandereano y me gusta visitar la provincia, allí la política se siente más.

ECOS: ¿Empezó en la política electoral en Bogotá?

HJS: Fui dos veces elegido como concejal  y me ha ido bastante bien. Cumplo con el doble papel de ser de provincia y estar en los municipios, pero en Bogotá, también me siento bien, cumpliendo mis labores como senador y en el ejercicio de la política.

ECOS: ¿En qué aspectos se parece a Serpa y en cuál a Moncada?

HJS: Mitad Serpa y mitad Moncada. (Risas). La cercanía y lealtad con la gente, el cariño y aprecio, eso me ayuda, viene de Serpa. Mi mamá, con su forma de ser de la costa, rivereña, también tengo un poco de eso. Realmente tengo de ambos un poco.

ECOS: Salió con estudios en las Finanzas. ¿Cuándo y cómo se le dio por hacer política?

HJS: Me gradué de administrador de empresas, la política no me llamaba la atención. Trabajé dos años en Banco de Colombia en el sector financiero y en el 2009 Rafael Pardo me hace una invitación para acompañarlo en la campaña como candidato presidencial por el Partido Liberal. Después de varios días de pensarlo terminé renunciando y acompañé a Pardo en su propósito por la jefatura de Estado.

ECOS: ¿Ahí quedó picado con lo que llamamos el bicho de la política?

HJS: Me gustó compartir con la gente, escuchar su problemas, entenderla y de ver cómo la política puede ayudar realmente a solucionar muchas dificultades. En esa campaña decido que me gusta la política. Empiezo  a trabajar en Findeter y en el 20011 el mismo Pardo me llama  y me dice: usted tiene madera para hacer política por qué no se lanza al concejo de Bogotá. Le dije Doctor Pardo usted está loco, soy santandereano, no tengo ediles, no tengo amigos ni organización y me respondió que tenía carisma, nombre, fuerza, ¡hágale!.

ECOS: Qué le recomendó su padre, mentor y jefe?

HJS: Mi papá no quería, el que menos me impulsaba para esa aspiración, decía que la política estaba desprestigiada, muy difícil, de juego sucio, mucha maña. Sin embargo le dije papá toda la vida te he visto montado en una tarima, dando vivas al Partido Liberal, pues quiero intentarlo. Si me va bien maravilloso, si me va mal, regresaré a buscar trabajo en el sector financiero. Salí concejal con 28 mil votos, la segunda votación, de esa forma termino involucrado en todo este tema político, realmente me ha gustado bastante.

ECOS: ¿Ahora haciendo política ya no en las tarimas con los discursos, sino en las plataformas virtuales?

HJS: Risas…Toca combinar de todo un poco, realmente en tiempos de COVID19 uno tiene que ingeniárselas vía plataforma virtual, no es fácil, el coronavirus está cambiando la política, lo importante es que uno siempre esté ahí. No esconderse, dar la cara, trabajar, servir, colaborar y gestionar para los municipios y algo muy importante, buscar a toda costa que Colombia sea un país menos desigual.

ECOS: ¿La virtualidad en la política y la política a través de la virtualidad ya quedó instaurada en Colombia y el mundo?

HJS: El tema de la virtualidad no puede ser una excusa para que uno se pierda del mundo político, estar con los líderes, la gente, con los funcionarios de las entidades a través de llamadas, video llamadas, informando la gestión como senador, legislando y ejerciendo el control político, pero también, trabajar por las gentes vulnerables, el desarrollo de las localidades y regiones.

ECOS: A propósito de las llamadas o video llamadas, ya le respondió el director del Partido Liberal, César Gaviria, ante la solicitud que le hizo para hablar sobre las inquietudes que tienen dirigentes de la colectividad?

HJS: No me ha respondido. Hice estas declaraciones de la forma más respetuosa posible, porque cuando las cosas están mal hay que decirlas. Hay un rechazo a algunos de los liberales que no son cercanos a ese sector del partido.

ECOS: ¿Rechazo en que aspecto?

HJS: Nos esconden información, no nos cuentan las decisiones que toman o nos la dicen en el último minuto y eso no debería ser así. El Partido Liberal debe ser incluyente, una colectividad donde se logren consensos y no se esconda la información. El Partido debería estar en estos momentos atendiendo las necesidades de las gentes más necesitadas. También brindarle a su militancia los espacios y lo que están haciendo es cerrándoles oportunidades de expresar la palabra, eso está muy mal porque el liberalismo ha venido disminuyendo su protagonismo histórico desde hace varios años.

ECOS: ¿No se ve un horizonte prospero electoral para el Partido Liberal?

HJS: Nos preocupa que en las próximas elecciones pasemos de 14 a 10 senadores. Por un lado es el tratamiento interno actual y hacía afuera el liberalismo no está conectado con la opinión pública y en eso todos, todos, incluido Horacio José, tenemos que hacer una reflexión, sacudirnos, encausarnos  por las ideas liberales. Entiendo que hay dificultades pero, nosotros carecemos hoy  de identidad como liberales. Tenemos que pensar hacía dónde vamos, a qué le vamos a pegar, buscar la forma de reconectarnos con la opinión pública, porque hoy la tienen la oposición de la izquierda o su contra parte de la derecha. Y el partido que está en el centro está perdiendo.

ECOS: Como bancada, se declararon independientes.

HJS: Que seamos independientes no significa quedarnos callados. Las discusiones del país son Uribe versus Petro, eso no es así, ni debe seguir así. La gran mayoría de los colombianos son de centro.

ECOS: ¿El país sigue polarizado?

HJS: Claro, polarizado completamente entre dos grupos que creen tener la razón y el Partido Liberal en la mitad, callado, haciendo algunos esfuerzos individuales, porque no hay cohesión como colectividad. El Partido Liberal requiere Dirección y reconectarse con sus bases. Necesitamos trabajar por la inclusión, por mejorar la prestación de los servicios de salud y la calidad de la educación, una verdadera reforma política electoral y de la justicia, entre otras. También que los militantes excluidos regresen y se sientan orgullos de ser liberales, que haya mística en el momento de una elección, porque todo eso se ha perdido. El partido necesita reconectarse con la gente.

ECOS: ¿El Partido Liberal también polarizado?

HJS: No es que esté polarizado, lo que siento es que hoy en día en el Partido Liberal hay una línea liderando la Dirección Nacional y está buscando pasarle la aplanadora a los demás, así se van a quedar con un partido más pequeño, donde la gente va a quedar triste e indignada, poco a poco estamos perdiendo lo poquito que tenemos.

ECOS: ¿Por qué dice que están buscando pasarle la aplanadora?

HJS: Sí, a los que estamos inconformes. Lo único que dicen es que como tienen más parlamentarios pueden hacer lo que quieran. Me parece muy mal hecho, esa no debe ser la actitud. Abran las discusiones, abran el debate y permitan hacerlo, ese es mi llamado, siempre se lo digo y diré al presidente Gaviria de la forma más respetuosa. Así como vamos, poco a poco vamos a terminar todos perdiendo.

ECOS: ¿A pocos días del Congreso, es el escenario para correcciones?

HJS: Vamos a aprovechar este nuevo Congreso para ser incluyentes, hacerle un llamado a todos esos liberales que se han ido para que regresen. Hacer un debate nacional, hacía dónde debemos ir, qué debemos perseguir, qué debemos recuperar y permitir a los liberales que se han ido volver, volver, porque es un partido grande. Hoy en día en el Partido Liberal hay cero humildad y cero generosidad.

ECOS: ¿El Congreso será virtual, ese sería el escenario para abrir el debate frente al presente y futuro del Partido Liberal?

HJS: Ese es el escenario propicio pero ya se hicieron unas elecciones para escoger a las personas que van a ir a ese Congreso y resulta que no le dijeron a todos los liberales, solamente están los de la línea gavirista participando de ese Congreso. Esa es mi molestia. Le pido al Director del Partido retrasar por unos meses el Congreso Liberal, que vuelva a hacer elecciones y que invite a todos los liberales de Colombia a que hagamos un gran Congreso, sea virtual o no.

ECOS: ¿Cree que es un Congreso excluyente?

HJS: Están armando unos directorios que son los que eligen a los delegados al Congreso Nacional del Partido Liberal y todos van a ser gaviristas. Van a aplaudir todo lo que se ha hecho y entonces el partido va a terminar perdiendo. Debemos preguntarnos si estamos haciendo las cosas bien. No es una cosa contra el presidente Gaviria, es una reflexión de lo que el liberalismo debe hacer a futuro: cómo nos reconectamos con las causas que le pertenecen al Partido Liberal y que han retomado otros partidos como propios.

ECOS: ¿Cómo están las fuerzas al interior de la bancada, de Senado y Cámara?

HJS: No tengo ese dato, pero sé que hay unos congresistas que queremos decirle esto que le he comentado al expresidente Gaviria, con el mejor ánimo con la mejor actitud: presidente abramos el partido, busquemos la forma de que esto cambie. Obviamente no somos la mayoría de la bancada de la Cámara ni la de Senado, pero somos líderes, personas que queremos al partido y que estamos apostando para crecer, buscando fórmulas, sin exclusión, para la reconquista del poder. El llamado es a que se den cuenta que las cosas se están haciendo mal.

ECOS: El senador Luis Fernando Velasco dijo en entrevista con www.ecospolitios.com que el expresidente Gaviria tiene la gran oportunidad de ser el hombre de la transición del Partido Liberal. ¿Qué piensa sobre eso?

HJS: Es un debate que se debe dar y en medio de esa discusión se hace la propuesta, no cerrar esa posibilidad. Mi molestia se debe a los procedimientos para elegir a las personas que van a ir a ese Congreso Liberal. Todo se lo están tomando, como la gente está pensando en COVID, nadie está pendiente de unas elecciones, menos si no hay publicidad y menos si no se le envía invitación a todos los liberales. Son unas elecciones calladas, no le dicen a nadie, solo a algunos parlamentarios para que muevan a su gente, en últimas el que pierde es el Partido Liberal.  

ECOS: ¿Cuál debe ser el camino?

HJS: Si escogemos la Social Democracia, si queremos reconectarnos con las bases. Como está todo planteado, no hay espacios para debate. Quieren pasar la aplanadora porque lo único que vale es lo de ellos, eso está muy mal.

ECOS: El tren del Congreso ya está encima. ¿Qué hacer?

HJS: Espero que el presidente nos reciba, estamos pendientes de esa reunión con el senador Velasco y otros senadores que hemos pedido una entrevista con el expresidente Gaviria, pero hasta el momento no nos han confirmado nada. Si no hacemos la reunión nos tocará participar en el Congreso y decírselo en ese escenario. Reitero, están haciendo las cosas mal para quedarse con el poder, por quedarse con unos avales para el 2022 y no estar pensando en hacer crecer el Partido Liberal, sino cómo manejar una fábrica de avales.

ECOS: ¿Respecto a la agenda legislativa, hay una prioridad con el tema de la Renta Básica?

HJS: Si hay varios proyectos, está el de Renta Básica, iniciativa que va muchísimo más allá del Ingreso Solidario del Gobierno Nacional. Tenemos la Reforma Política del Partido que incluye el congelamiento del salario de altos funcionarios del Estado, de congresistas de magistrados; crear un Tribunal Electoral, la alternancia entre las listas cerradas y abiertas, entre otros.

ECOS: ¿Aspira a la Dirección del Partido Liberal?

HJS: No, realmente estoy concentrado con la iniciativa de facilitar que en la colectividad se abran espacios, que sea incluyente y podamos crecer, no como quieren los otros.

ECOS: No puedo dejar de terminar la entrevista sin preguntarle ¿Cómo se encuentra su señor padre Horacio Serpa Uribe?

HJS: Mi papá gracias a Dios está bien, aliviado, recuperado, contento en Bucaramanga con mi mamá. Con sus tratamientos de quimioterapia, pero bastante, bastante bien. Eso nos da mucha felicidad a todos en la familia. Muchas Gracias.

Bogotá, D. C, 3 de agosto de 2020

Write comment (0 Comments)
Uno de los dirigentes que últimamente se destaca en los foros de la política nacional por referirse a los temas de la realidad política de Colombia, es el senador del partido liberal, Luis Fernando Velasco.

"Es una vergüenza que el Gobierno haya expedido más de 170 decretos reglamentarios y el Congreso se haya tomado solo seis horas para estudiarlos".

Por Luis Fernando García Forero.- Uno de los dirigentes que últimamente se destaca en el Congreso y foros de la democracia, por ser contundente en los análisis de la realidad nacional, es el senador del partido liberal, Luis Fernando Velasco.

Su vehemencia en la actividad política y el trabajo como legislador, le han dado una connotada representación con un liderazgo dentro de su partido que es valorado no solo en el Congreso de la República, sino en la opinión nacional.

www.ecospoliticos.com lo interrogó para hablar de la presente coyuntura política del país, en medio de una pandemia que ha cambiado el desarrollo institucional y donde no dudó para hablar del pasado, presente y futuro del Partido Liberal.     

ECOS: ¿Sobre el fallo de la Corte Constitucional respecto a las sesiones virtuales y que expresa la autonomía del Congreso para el cumplimiento de sus funciones, cómo lo considera?

LFV: Un fallo interesante y respetable porque defiende la  autonomía del Congreso. El Ejecutivo mediante decreto no puede meterse a reglamentar algo que es propio del reglamento interno del Congreso y que se define por ley.

ECOS: ¿Si la Corte Constitucional dice que esas sesiones son inconstitucionales porque tenían como sustento un decreto del Gobierno, pensaría uno que está en riesgo lo que se aprobó, aunque señala que el fallo es hacia adelante?  

LFV: Me queda esa duda. Ahí creo que la Corte Constitucional va a tener dificultades con ese argumento, mientras que no declare algo inconstitucional, se presume su constitucionalidad. Cualquier Gobierno, mucho más adelante, podrá expedir normas manifiestamente inconstitucionales pero que necesita usar en un momento determinado, entonces, tendrá que esperar que ese tribunal se tome su tiempo, mientras tanto hará uso de ellas. En general, es un fallo que defiende la autonomía del Congreso.   

ECOS: ¿Tal como está la legislación, en la ley 5 de 1992, el Congreso tiene las herramientas jurídicas para que hubiese sesionado como lo hizo?

LFV: Hay un comunicado del presidente del senado y del secretario general de la corporación donde, después de un estudio jurídico a fondo, llegaron a la conclusión que no se puede sesionar virtualmente con la actual normatividad, lo que no significa que el Congreso no pueda cambiar ese reglamento interno para permitir las sesiones virtuales.

ECOS: ¿El Congreso debe legislar y habilitar sesiones virtuales para ejercer sus funciones?

LFV: Sí y de hecho viene un proyecto del representante José Daniel López que ya fue aprobado en la Cámara y está en comisión primera del senado. Si asumimos rápidamente ese proyecto, el 27 o 28 de julio de este año, ya podríamos estar habilitados para esas sesiones virtuales.

ECOS: ¿Para la elección de las mesas directivas de senado y cámara se establece el voto secreto, cómo van a hacer?

LFV: El Presidente de la República puede instalar invitando a los voceros y luego se hace el llamado a lista amplio y que se apruebe de una vez el orden del día que es básicamente la elección de dignidades de cámara y senado.

ECOS: ¿Se debe definir el lugar de la sesión presencial?

LFV: No necesariamente tiene que ser en el salón elíptico, ni siquiera en el salón del senado, se puede hacer en un sitio abierto dentro del Congreso. Puede ser el Patio de Mosquera, abrir la votación cuatro o cinco horas para que pausadamente y sin necesidad de aglomeración, se pueda votar, eso ya definiría la presencia de los congresistas.

ECOS: ¿Coincide precisamente el 20 de julio con una situación de aumento del contagio del COVID 19, muy elevado en Bogotá?

LFV: Efectivamente y por eso no es prudente ese tipo de reuniones, entonces tendremos que darnos la formas para hacer la sesión y que no signifique una aglomeración.

ECOS: ¿Así se garantiza el voto secreto para la elección de los dignatarios del congreso? 

LFV: Claro, el voto secreto es de rango constitucional y tiene que respetarse.

ECOS: ¿Qué se espera de la actividad legislativa y de control político a partir del 20 de julio?

LFV: De entrada, las tareas de control político. Es una vergüenza que el Gobierno haya expedido más de 170 decretos reglamentarios y el Congreso se haya tomado solo seis horas para estudiarlo. Es una vergüenza que después de esa sesión unánimemente el senado haya pedido la derogatoria de uno de esos decretos donde el Gobierno se auto-habilita para vender lo poco que  tenemos: Ecopetrol, Cenit y algunos bancos, y el Gobierno se auto habilita para comprar cualquier empresa que esté cotizando en bolsa. No es que no pueda vender o comprar. Se debe hacer un debate público y político. El Gobierno está representado en quienes ganaron las elecciones pero en el Congreso está representado todo el país.

ECOS: ¿Qué ha pasado con la proposición aprobada por más de 90 senadores que piden la derogatoria del decreto y que le daría vía libre a la venta de activos de la nación?

LFV: Fueron 99 senadores de todos los partidos, incluyendo senadores del Centro Democrático, oposición e independientes. Le pedimos derogar ese decreto y no ha habido respuesta. Es un acto de irrespeto a la democracia que el Gobierno no se haya pronunciado frente a esa proposición cien por ciento del senado.

ECOS: ¿Esperarían los colombianos que a partir del 20 de julio el tema del control político a esos decretos lo asuman como debe ser?

LFVC: El Congreso debe en varias sesiones dedicarle el tiempo suficiente al análisis de los más de 170 decretos expedidos por el Gobierno en esta pandemia.

ECOS: ¿Sería con sesiones virtuales?

LFV: Es probable, es una opción que se da en la medida que podamos rápidamente aprobar en comisión primera y luego en la plenaria, el proyecto que viene de cámara para reformar la ley quinta en ese sentido.

ECOS: ¿Le pediría a la próxima mesa directiva del Congreso que se elija, dar las suficientes garantías a todos los legisladores para el verdadero ejercicio del control político con los temas de los decretos por la emergencia?

LFV: No le pediría, le exigiría.

ECOS: ¿Qué otros temas deben estar de primera mano en la agenda del legislativo a partir del 20 de julio?

LFV: Es clave un tema que desde hace mucho tiempo vienen exigiendo los colombianos: una verdadera reforma a la justicia. También debemos hacer una reforma política seria,  que ataque problemas estructurales del sistema electoral. Y uno de mucha importancia por la coyuntura y que está firmado por 54 senadores: la necesidad de una Renta Básica para los colombianos en el marco de esta pandemia.

ECOS: ¿Esa iniciativa la radican de nuevo el 20 de julio?

LFV: Así es, el país está esperando que le digamos cómo la gente va a supervivir especialmente cuando estamos llegando a los picos de la pandemia. Es decir, cómo intentaremos relanzar la economía y recuperar el empleo perdido. Debemos darle oxígeno a nuestros pequeños, medianos empresarios que han tenido dificultades, a ellos, no los podemos abandonar. Hay mucha gente vulnerable y pobre que sale a conseguir cómo darle de comer a sus hijos.

ECOS: ¿El tema del campo no le preocupa?

LFV: Los incluimos dentro del apoyo que debemos darle a los pequeños y medianos empresarios.

ECOS: ¿Usted es un sobresaliente dirigente del partido liberal, cómo ve el presente y futuro de la colectividad?  

LFV: Parodiando al único jefe natural que tiene el partido y que no ha sido presidente de la república, Horacio Serpa, creo que el partido liberal debe dejar de estar en aguas mansas y que no siga siendo ni chicha ni limonada.

ECOS: ¿Cree que el partido no está verdaderamente metido en la búsqueda de soluciones de los grandes problemas del país?

LFV: El partido liberal tiene que asumir posiciones serias frente a la coyuntura del país. Tiene que volver a ser el partido de los ciudadanos y no un club para entregar avales. Debe dejar de ser un edificio lleno de unos burócratas que lo único que les hace falta es defender un salario y defender un modus vivendi, pero no les importa lo que está pasando en el país.

ECOS: ¿Algunos dirigentes de la colectividad señalan que el partido liberal ha perdido el rumbo? 

LFV: Quiero a mi partido comprometido con una concepción más popular en lo que tiene que ser el ejercicio del gobierno. Que entienda su compromiso socialdemócrata, no le tema al control político, en vez de estar esperando entidades para entregar licencias mineras como gran ejercicio de participación política, decida distanciarse del Gobierno y ser verdaderamente una colectividad con vocación de poder.

ECOS: ¿Cómo está actualmente, ve esas posibilidades de alcanzar el poder?

LFV: El partido liberal tiene una posibilidad gigantesca de ser un gran articulador para una coalición social demócrata con verdaderas propuestas para el pueblo. El partido no debe seguir siendo una cola de vagón a donde van a caer desperdicios de burocracia que van dejando quienes gobiernan y terminan en manos de los mismos de siempre, no del pueblo liberal, sino de unas personas que tienen unos intereses muy claros. Ese no es el partido que yo quiero.

ECOS: ¿Cómo lo quiere?  

LFV: Un partido digno, que entienda su historia, que defienda no solo derechos individuales sino derechos colectivos ambientales, económicos, derechos colectivos nuevos como los de los animalistas, derechos colectivos de la sociedad a la salud.

ECOS: ¿Qué entienda que se debe hacer una reforma estructural a la salud?

LFV: Que reconozca que no nos salió bien la ley 100 y nos sentemos a reformarla. Un partido que también pierda el miedo de jugársela por la defensa de la producción y el empleo nacional.

ECOS: ¿Un partido que tenga la suficiente capacidad de autocriticarse?

LFV: Eso debemos hacerlo. La nueva manera de hacer fortuna en nuestra sociedad es tener buenas relaciones en el Gobierno para conseguir una licencia minera o financiera, para conseguir los grandes contratos del Estado. Son los especuladores de poder los que están haciendo fortuna mientras el país pierde.

ECOS: ¿Un partido con dirigentes que tienen intereses particulares?

LFV: El partido tiene que alejarse de eso y jugársela con otros sectores. Quiero ver a un partido liberal diferente al que he visto en los últimos años.

ECOS: ¿Cuál debe ser el paso que debe dar la colectividad roja para lograr los propósitos que plantea? 

LFV: El director del partido, César Gaviria Trujillo,  tiene que entender que los tiempos van cambiando y él, que es un jefe natural del partido, que no necesita dignidad distinta de la de ser expresidente y por lo mismo es una persona que se respeta dentro del liberalismo, tiene que permitir nuevos liderazgos.

ECOS: ¿Sería en el Congreso virtual que se está preparando?

LFV: Querer aferrarse en un congreso virtual a la dirección del partido más parece el desespero de unos burócratas bien pagos que lo acompañan por no perder sus puestos. Hacerse a un lado es un acto político de grandeza que los colombianos y los liberales esperamos de una persona tan importante como el director del partido.

ECOS: ¿Quién debería asumir la dirección del partido?

LFV: Aclaro que no tengo ningún interés ni aspiro a esa dirección. Me gustaría ver en la misma a un número plural de hombres y mujeres que representen no solo a los parlamentarios, sino al país en general, las minorías étnicas, la juventud, pero una juventud digna, y no la que juega a la burocracia, a comprar unos votos sin pronunciarse frente a lo que está pasando en el país. La juventud no es un tema de edad, es un tema de ideas.

ECOS: ¿Cumplió su ciclo el expresidente César Gaviria como director de la colectividad?

LFV: El país le debe muchas cosas, no solo la constitución de 1991 sino en años más recientes el haber sido el mástil sobre el cual se plegaron las velas para defender al partido en el momento que tuvo que hacer una oposición y que la hizo recientemente. El expresidente Gaviria se la jugó en los acuerdos de paz. Ese es el partido donde los colombianos volvieron a ver el brillo antiguo del liberalismo.

ECOS: ¿El cambio en la dirección del partido liberal no da más espera?

LFV: Creo que Gaviria tiene la gran oportunidad de ser el hombre de la transición del partido liberal. Que lleve a un liberalismo joven, reposado, incluso que sea capaz de abrir la puerta a muchos líderes importantes que recientemente se han ido y que los necesitamos para las luchas que tenemos que dar entre un año y medio en los procesos electorales.

Bogotá, D. C, 12 de julio de 2020.

Write comment (0 Comments)
“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.

“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.

“Estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus COVID-19 no obedece a los decretos”.

Por Luis Fernando García Forero.- Son muchas las controversias que se han desatado  sobre la llegada a Colombia de una brigada de Estados Unidos para Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, y que no ha sido aprobada por el senado.

www.ecospoliticos.com dialogó con el expresidente de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández sobre ese tema y otros que tienen que ver con la situación que vive el país y el mundo, por los efectos del coronavirus:

ECOS: ¿Podríamos decir que un virus ha dejado  a los gobernantes sin manejo para superar la grave crisis sanitaria y económica por el COVID-19?

JGH: Es quizá la mayor catástrofe que se haya producido en muchísimos años en todo el mundo. Frente a esa pandemia, el poder se ha quedado corto.

ECOS: ¿Es decir, el poder como verbo?

JGH: El poder hacer algo, ese que ha fracasado no solamente en Colombia sino en el mundo. Lo vemos por ejemplo con la actitud del Presidente Trump al romper con la Organización Mundial de la Salud, echarle la culpa de sus falencias y de los más de 6.000 muertos en Estados Unidos, a la Organización Mundial de la Salud, aunque tampoco se puede decir que la OMS haya hecho lo mejor.

ECOS: ¿En el caso de Colombia, cómo ha actuado el Gobierno Nacional?

JGH: La Emergencia Económica estuvo bien decretada como lo dijo la Corte Constitucional. Evidentemente había una situación muy compleja para el momento de la declaratoria de la primera Emergencia Económica. Tengo mis dudas con la segunda, pero la primera tenía una razón en los hechos que en esos momentos se presentaban. Que sea válida la declaratoria no significa que los decretos sean exequibles, lo examinará la corte constitucional, pero me parece que no todos los decretos son acordes con la Constitución.

ECOS: ¿Cree que son muchos los decretos, van más de 100?

JGH: Ningún Gobierno en la historia de Colombia había utilizado en una Emergencia Económica desde su consagración, en 1968, dictar tantos decretos con fuerza de ley e inclusive en materias distintas de aquellas que justificaron la declaratoria de la emergencia. La corte constitucional tendrá que estudiar también la conexidad de esos decretos y la relación de cada uno con esa medida de emergencia.

ECOS: ¿Además de ser un gran número de decretos hay opiniones en el sentido que están llenos de textos y textos?

JGH: Sí, decretos muy largos en donde la motivación no contiene solamente hechos, circunstancias, sino una cantidad de jurisprudencias y de referencias didácticas que no guardan relación con lo que significa un decreto de esta naturaleza, eso no es una motivación.

ECOS: ¿El control político del Congreso, sobre estos decretos, ha estado a la altura de sus funciones?

JGH: Me da pena decirlo: hasta el momento el Congreso no ha ejercido el control político que le corresponde, ni el control específico en el caso de los decretos dictados en el ejercicio del estado de Emergencia Económica, Social por calamidad Pública y Ecológica.

ECOS: ¿Por las sesiones virtuales?

JGH: Es evidente que se han puesto a discutir si hacen sesiones virtuales o personales o presenciales, en eso nos hemos gastado una cantidad de tiempo. Además, ha habido unas reyertas de carácter político que son injustificables y han puesto al congreso a trabajar en otras materias distintas como por ejemplo la relativa a si el carriel de los antioqueños es un elemento de identificación nacional, por supuesto que todos lo queremos.

ECOS: ¿Debe sesionar el congreso en forma virtual, semipresencial o presencialmente?

JGH: Si la Corte Constitucional que es la guardiana de la integridad de la carta fundamental está sesionando virtualmente, creo completamente innecesario discutir acerca si el congreso puede sesionar virtualmente. Además hay una autorización mediante uno de los decretos legislativos para que todas las corporaciones puedan sesionar virtualmente.

ECOS: ¿Considera que se debe reformar el reglamento del congreso para votar proyectos, por ejemplo en esas circunstancias?

JGH: No, porque en 1992 cuando se aprobó la ley 5 de 1992, reglamento del congreso, a nadie se le ocurrió en ese momento que pudiera presentarse una situación como la que estamos viviendo por el coronavirus. Me parece que las sesiones pueden ser virtuales sin mayor problema. Además, cuando en este momento hay una apertura parcial, han autorizado la salida de personas, pues puede haber sesiones semipresenciales. No creo que eso vulnere la Constitución Política ni la ley. No hay duda, el congreso debe avanzar en los temas votando virtualmente, así como hemos actuado los profesores universitarios, como ha actuado la Corte Constitucional y la Corte Suprema de Justicia.

ECOS: ¿Considera que el Gobierno debe convocar a sesiones extraordinarias a partir del 20 de junio, por el represamiento de proyectos?

JGH: Claro, siempre y cuando no bloquee el control político. Todo indica que se van a convocar pero con una anotación desde el punto de vista constitucional: las sesiones extraordinarias solamente pueden ocuparse en aquellos asuntos que señale el jefe de Estado en el decreto de convocatoria. Además tiene que decir por cuanto tiempo extenderán las sesiones extraordinarias. Me parece que el Gobierno está creyendo que al convocar a sesiones extraordinarias, como quiera que establece el temario de las sesiones, va a impedir que el congreso ejerza el control y la función que le corresponde.

ECOS: ¿Estaría actuando en contra de la Constitución?

JGH: Eso sería ajeno a la Constitución. El Gobierno no puede pretender que en ese tiempo se ocupe solo de asuntos de su interés sino también que el congreso lleve a cabo el control político y legislativo sobre los decretos.

ECOS: ¿El congreso puede modificar decretos del Gobierno?

JGH: El Congreso puede legislar en ese tiempo y en cualquier momento leyes mediante los cuales modifique, adicione, inclusive, derogue, los decretos dictados por el Presidente.

ECOS: ¿En el decreto de sesiones extraordinarias, el Gobierno debe incluir textualmente el control político, si nos atenemos a la exigencias de las normas?

JGH: El control político lo ha debido tener desde el primer decreto, el que dictó el 17 de marzo, cuando se decretó la primera emergencia, no lo previó, ha debido preverlo en el texto mismo. La Constitución en el artículo 215 declara que el Gobierno en el decreto declaratorio indicará por cuánto tiempo utilizará las facultades extraordinarias propias de los estados excepcionales y así mismo indicará que para los 10 días siguientes a la culminación del uso de esas facultades se reunirá el Congreso. Pero si el Congreso ya está reunido, puede ejercer ese control de manera inmediata, eso es lo lógico.

ECOS: ¿Muy complejo todo, volvemos al tema de muchos decretos, expiden normas casi todos los ministerios, las gobernaciones, alcaldías?

JGH: La gente está desesperada con la cantidad de normas, eso no es el Estado de Derecho, se está generando confusión y una gran inseguridad jurídica. La gente ya no sabe si por ejemplo una persona mayor de 70 años debe salir durante una hora, lo mismo pasa con los niños. Sectores de la sociedad que pueden salir en una supuesta cuarentena pero en realidad todo se ha liberado, como que no hay en realidad cuarentena, pero el Gobierno sigue diciendo que prorroga la cuarentena.

ECOS: ¿Ahí es dónde debe estar actuando el Congreso?

JGH: Hay una actividad gubernamental compleja que debería estar ya analizándola el senado y la cámara. No necesariamente con nuevas normas, aunque las puede expedir, pero debería haber ya un control y una integración entre los órganos del poder público consagrado en el artículo 113 de la constitución: una colaboración armónica entre los órganos y las ramas del poder público. Como vamos, estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus no obedece a los decretos.

ECOS: ¿El anuncio de la Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa sobre la llegada a Colombia de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, debe ser aprobada por el senado. El Presidente se extralimitó en sus funciones con el tema?

JGH: La ayuda que nos podría brindar otro país sería con el tema de la salud y de la vida de los colombianos, especialmente a temas científicos, técnicos, que pudieran colaborarnos contra el COVID19. La lucha contra el narcotráfico no justifica los medios. Se trata de trazar unas políticas adecuadas, no necesitamos de un apoyo extranjero para el efecto, menos en este momento. El Gobierno al albergar la presencia de tropas extranjeras debe cumplir la Constitución: es competencia exclusiva del senado y no del Presidente de la República. Cuando el congreso está en receso, el jefe de Estado puede autorizar el tránsito de tropas extranjeras, pero necesita concepto previo del Consejo de Estado. Eso no ha ocurrido.

ECOS: ¿Cree que el Presidente Duque se extralimitó en sus funciones, sin permiso del senado?

JGH: El Presidente Duque está violando la constitución por omisión. El jefe de Estado no se dirigió hacia el senado para preguntarle si acepta el paso de tropas. El senado le debería reclamar oficialmente al Gobierno que envíe el asunto para su consideración y es esa corporación la que debe verificar si es asesoría, son armas, es traslado de tropas. El Senado debe pronunciarse oficialmente sobre el tema con base en un análisis, no el Presidente, ni el Ministro de Defensa, ni del Interior. Lo que estoy diciendo no significa nada contra las tropas norteamericanas. Si nos quieren ayudar, magnifico que nos ayuden, pero debemos cumplir los requisitos internos.

ECOS: ¿En materia de justicia usted se ha referido a un nuevo virus, cuál es?

JGH: La interpretación de las normas no es que cada cual vaya sosteniendo lo que le parece. Hay ocasiones que alguien dice: interpreto la Constitución, y al interpretar, entre comillas, lo que hace es decirle a la norma lo contrario de lo que establece. Eso no es interpretación. La hermenéutica, que es la forma de interpretar las normas jurídicas es muy exigente. Hay unos principios que son los que conducen a la interpretación de la constitución y de la ley.

ECOS: ¿Todo el mundo trata de darle una interpretación a las normas?

JGH: No podemos interpretar la Constitución y la ley de cualquier manera. Cuando hablamos de abogados, de tribunales, de jueces, de altas corporaciones de justicia o de organismos de control, es inadmisible que salgan adelante con interpretaciones que son completamente contrarias a lo que establece una norma y que no tienen el rigor de la hermenéutica.

ECOS: ¿Qué opinión le merece la aceptación de la Corte Constitucional de haber aceptado una tutela para revisar el caso del exministro Andrés Felipe Arias?

JGH: El tema se ha politizado demasiado y esto hay que mirarlo con un sentido jurídico. Siempre tuvo el derecho acudir a un segundo grado de jurisdicción para que mirara su caso. También miremos los que están en la misma situación. No es admisible que se diga que hay unas personas de mejor familia que tienen el derecho a la doble instancia y otras que no. En este momento el Acto Legislativo número 1 de 2018 previó para los aforados el derecho a una segunda instancia pero hacia el futuro, sin embargo hay que decir que el derecho a la doble conformidad, que es el que reconoció la Corte Constitucional, si estaba en el bloque de constitucionalidad. En los tratados internacionales sobre derechos humanos y en al artículo 29 de la Constitución, el exministro Arias tenía derecho, se lo negaron, hay que reconocerle el derecho. Ahora, el derecho que se le reconozca no significa que le vayan a modificar la sentencia o revocarla o que le vayan a disminuir la pena.

ECOS: ¿El Acuerdo de Paz con las Farc, cree que está en peligro su aplicación, cómo salvarlo?

JGH: En un libro que publiqué sobre el tema considero que más que con el Acuerdo de Paz, he manifestado que fueron violadas varias normas constitucionales en su implementación. Con ese acuerdo de paz se desfiguró un poco la Constitución de 1991. Debemos tener en cuenta que la Corte Constitucional, esté de acuerdo o no, declaró exequibles las mayorías de las normas integrantes de los actos legislativos y de las leyes y decretos que se expidieron en desarrollo del Acuerdo de Paz. Ese acuerdo hay que respetarlo y cumplirlo, tengo discrepancias, están consignadas en muchos de mis escritos, pero hoy por hoy, avalados por nuestra Corte Constitucional y en un Estado de derecho tenemos que cumplir con lo pactado. Eso sí, no estoy de acuerdo con políticas oficiales que vengan a desconocer lo pactado y muchísimo menos, con actitudes violentas como las que se están presentando en muchos lugares del país donde están asesinado a los desmovilizados.

Bogotá, D. C, 2 de junio de 2020

 

 

Write comment (0 Comments)
“Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre”.

“Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre”.

Por Luis Fernando García Forero.- El senado de la república asume esta semana la iniciativa para que a través de una ley se establezca la Renta Básica que permita amortiguar la tragedia económica que agobia a millones de colombianos por la pandemia del coronavirus.

El senador Iván Marulanda lidera el proyecto, apoyado por 53 congresistas, por eso www.ecospoliticos.com lo interrogó sobre los alcances de la propuesta que está a punto de ser radicada en la cámara alta:

ECOS: ¿Qué es la Renta Básica que ustedes proponen para mitigar los graves efectos sociales y económicos por el COVID-19?

IM: 35 millones de colombianos pasan hambre por el Aislamiento Preventivo Obligatorio. Se encerraron empresarios, trabajadores, familias que viven del rebusque, entre otros. Pretendemos dar trámite a una propuesta que permita establecer una Renta Básica de un salario mínimo mensual durante tres meses, para efectos de esta pandemia.

ECOS: ¿Hay voluntad política de los congresistas, la iniciativa tiene soporte constitucional y legal para convertirla en ley?

IM: Es obligación del Estado proteger a los colombianos de una agresión de un virus. Tiene que proveer a esas familias que están con hambre y condiciones de vida digna. Es claro que el congreso tiene, de acuerdo con la constitución, la atribución de reformar, ampliar, inclusive revocar los decretos ley expedidos por el Gobierno con ocasión de la Emergencia Económica. En ese sentido, el legislativo recupera las iniciativas que normalmente no tiene: aprobar por si solo impuestos, promover movimientos de presupuesto o de crédito público.

ECOS: ¿Literalmente quiénes recibirían ese salario mínimo durante tres meses si se aprueba el proyecto en mención?

IM: Calculamos 3.5 millones de personas con micro negocios en condiciones de vulnerabilidad, trabajadores independientes, también formales, en condiciones de fragilidad. 9. 5 millones de familias que no tienen ingresos ni empleo, informales y que viven del rebusque. El Estado les haría llegar a sus hogares un cheque con un salario, por tres meses, para efectos de aliviar esta emergencia.

ECOS: ¿De dónde van a salir esos recursos?

IM: El Gobierno tiene que redireccionar recursos que están destinados a Familias en Acción, Adultos Mayores, devolución del IVA, entre otros, que lleguen a esa Renta Básica. Eso nos da más o menos un 2 % del PIB, que es lo que el gobierno ya tiene recaudado y que puede destinarse a este fin.

ECOS: ¿Eso es lo que hay, lo otro dónde se consigue?

IM: Lo que falta, recaudarlo con un impuesto al patrimonio superior a $3 mil millones que se gravaría entre el 3 % hasta un 9 % de los más ricos. También un impuesto al patrimonio de las empresas más ricas que son más o menos unas 500 en Colombia. Esos dos impuestos nos daría más o menos un 2 % del PIB.

ECOS: ¿A cuánto ascendería el total de esa Renta Básica?

IM: Aproximadamente a $29 billones, 2.9% del PIB, lo necesario para mitigar los efectos de la tragedia por la pandemia del coronavirus.

ECOS: ¿Considera que el tiempo es un enemigo y que el trámite del proyecto no sería fácil para conseguir esos recursos?

IM: Así es, se necesita una liquidez inmediata, estos impuestos se demoran cobrándolos y recaudándolos. El  Gobierno  debe conseguir un crédito inmediato con el Banco de la República con emisión de moneda y así logramos una fluidez suficiente para poder pagar la Renta Básica.

ECOS: ¿Qué bancadas promueven y firman la propuesta?

IM: Esta iniciativa la construimos y estamos promoviendo la mitad de los congresistas de la corporación de distintos partidos: Partido Verde, Liberal, Polo Democrático, Partido de la U, senadores de Cambio Radical, Partido Colombia Humana, los Decentes, Mais, Partido Farc. Nueve partidos estamos involucrados y ya se sumó un senador de Colombia Justa y Libres.  

ECOS: ¿Han tenido reuniones con el Ministro de Hacienda sobre este particular. Qué ha respondido el Gobierno ante esta iniciativa?

IM: Nosotros le planteamos al Ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla la iniciativa que está como constancia en el senado. Le enviamos los documentos, el Ministro nos contestó aclarándole unos textos que él nos planteó. Estamos pendientes de una respuesta, no obstante aclarándole que actuamos  de acuerdo a la Constitución y la ley.

ECOS: ¿Qué pasa si el gobierno no avala la propuesta?

IM: Si no llegamos a un acuerdo tramitaremos los proyectos necesarios para que sean ley. Creemos tener las mayorías tanto en el senado como en la cámara.

ECOS: ¿Entonces cuál es el desacuerdo que hay ante esta propuesta de origen parlamentario?

IM: El Gobierno considera que es un programa muy costoso y que no tiene los recursos.

ECOS: ¿Ustedes qué le responden?

IM: Es una obligación del Gobierno garantizar, de acuerdo con la constitución, una vida digna a todos los colombianos. Además esta es una nación fundada en la solidaridad, no solo es una obligación del Gobierno, sino de todos los colombianos, por supuesto de los que más tienen, para que contribuyan solidariamente a que los compatriotas que están pasando hambre salgan de su situación de indigencia y penuria.

ECOS: ¿Se trata de aplicar las responsabilidades que tiene el Estado frente a la sociedad en crisis?

IM: Se trata de evocar los valores sobre los cuales está evocada la nación y las responsabilidades que tiene el Estado frente a la sociedad. Decirle a quienes tienen: señores, ustedes en estas condiciones de crisis tienen la obligación de contribuir a que los colombianos no se mueran de hambre. La Renta Básica es una propuesta ética, política y jurídica para salvar la tragedia del COVID-19.  

ECOS: ¿El Gobierno ha entendido ese mensaje, sobre todo cuando ustedes plantean que debe ser una iniciativa de la  rama ejecutiva y legislativa del poder público?

IM: Así lo propusimos. El diálogo con el Ministro de Hacienda ha sido cordial, sin embargo nosotros tenemos que observar que el punto nuestro tiene más determinación que lo que piensa el Gobierno, porque está dudando, pensando, no está resuelto.

ECOS: ¿No hay voluntad por parte del Gobierno?

IM: Hay una diferencia en la voluntad política. Al Gobierno hay que sacarlo de su timidez, de su temor, llevarlo a que dé este paso, si no lo da y no logramos hacerlo juntos, que es lo ideal, lo haremos por nuestra cuenta.

ECOS: ¿Tienen listo el proyecto o los proyectos de ley para sacar adelante la propuesta?

IM: Estamos consultando con los 53 senadores dos proyectos de ley que ya tenemos preparados a este respecto. Espero recibir inquietudes de los senadores a los borradores que les envié en este festivo para ir el próximo miércoles con las dos propuestas consensuadas y radicarlas en el senado.

ECOS: ¿Con Gobierno o sin Gobierno se la juegan para aprobar la iniciativa?

IM: Así es. Reitero, son 35 millones de colombianos padeciendo hambre, no tienen ingresos, no pueden trabajar, llevan más de dos meses encerrados en las casas. Gente pobre, perdió el empleo y sus posibilidades de trabajo e inclusive sus medios del rebusque. Toda esa población necesita y exige una respuesta de Colombia para que podamos decir: aquí tenemos una nación y un Estado, de lo contrario, entraríamos en la ley de la selva, ¡sálvese quien pueda!, y eso no lo podemos permitir. Tenemos que responder por la población pobre debido a tanta desigualdad.

ECOS: ¿Podríamos ser espectadores a un trámite en el congreso de una iniciativa fundamental y necesaria en estos momentos, sin el respaldo del Gobierno?

IM: No queremos ir en discordancia con el Gobierno, queremos el apoyo del ejecutivo. Si no accede, tenemos el deber moral de tramitar las propuestas para dar una solución a los colombianos que esperan una mano de solidaridad del Estado. Necesitamos socorrer y darle respuesta a las necesidades del pueblo. Eso es lo que pretendemos y queremos hacer.

ECOS: ¿El Congreso le está dando la oportunidad al Gobierno al decirle por aquí es y salvemos a Colombia?

IM: Exactamente, esa es la definición de todo este proceso. Hemos tenido unas magníficas conversaciones con el Ministro Carrasquilla, pero falta la determinación del Gobierno. Ojalá que dé el paso, si no, lo damos los congresistas.       

Bogotá, D. C, 25 de mayo de 2020

Write comment (0 Comments)
En momentos de crisis como la que estamos viviendo actualmente, no solamente en Colombia, sino en el mundo, por el Covid-19, es importante tener en cuenta conceptos de sus grandes dirigentes y estadistas, entre los que se destaca Horacio Serpa, quien en medio de su enfermedad, hizo un alto en su recuperación después de una cirugía, para atender una entrevista a www.ecospoliticos.com:

“El sistema financiero es avaro, gana mucha plata y no la redistribuye”

“Nunca pensamos que la pobreza en Colombia fuera tan profunda, tan lacerante, da mucha vergüenza que los colombianos no nos hayamos percatado de este fenómeno a fondo”.

Por Luis Fernando García Forero.- En momentos de crisis como la que estamos viviendo actualmente, no solamente en Colombia, sino en el mundo, por el Covid-19, es importante tener en cuenta conceptos de sus grandes dirigentes y estadistas, entre los que se destaca Horacio Serpa, quien en medio de su enfermedad hizo un alto en su recuperación, después de una cirugía, para atender una entrevista a www.ecospoliticos.com:

ECOS: ¿Cómo se encuentra de salud?

HS: En estos momentos me siento bien, claro, es un asunto demorado, requiere paciencia, mucha disciplina, contar con el cariño de los familiares, amigos y desde luego con la ayuda de Dios, considero que voy bien.

ECOS: ¿Hay Serpa para mucho rato?

HS: Risas…, no sé, eso lo dispone el de arriba. Sé que de la vida Dios dispone,  tengo razones para  justificar vivir un poco más, esperar a ver qué ocurre, haré todo lo posible por mantenerme bien, con vida, atento a los requerimientos médicos. Afortunadamente cuento con Rosita, los hijos, la familia, muchos amigos, con la presencia permanente del todopoderoso al que invoco a diario para que me acompañe en este momento.

ECOS: ¿Podemos decir del Gran Arquitecto del universo?

HS: Dios, como dicen en las religiones. Soy católico. Pienso en un ser que cubre todo el universo, llámese como se llame. El gran arquitecto del universo lo llamamos los masones.

ECOS: ¿Ante la pandemia por el Covid19, cómo ve lo que está pasando, qué piensa?

HS: Es un asunto demasiado grave, está afectando a toda la humanidad, nadie lo esperaba ni estaba preparado para una situación de esta naturaleza, y se está haciendo lo que se puede para ver la manera de salir adelante y vencer al virus que nos tiene amenazados a todos.

ECOS: Ausente de la política, ¿le ha hecho falta?

HS: Claro, mucho. Soy un político, ahora en retiro pero con grandes recuerdos, con enormes inquietudes y también con propósitos que tienen que ver con el asunto político. No estoy en la política electoral pero si para escribir y contar experiencias, hacer referencia a temas que son de actualidad.

ECOS: ¿Cuál de los temas de actualidad?

HS: La pobreza. Por lo menos en Colombia esta crisis de la pandemia ha destapado y destacado una gran pobreza que nadie se la imaginaba, ni siquiera los que la hemos vivido o la hemos estudiado. La viví en mi niñez y la he estudiado siempre. Nunca pensamos que la pobreza en Colombia fuera tan profunda, tan lacerante, da mucha vergüenza que los colombianos no nos hayamos percatado de este fenómeno a fondo. La verdad va mucho más allá de lo que señalan las estadísticas. Es un fenómeno al cual tendremos que dedicarle mucho tiempo y el Estado muchos recursos, ahora que podamos superar la pandemia, ojalá sea pronto.

ECOS: ¿Me imagino que otra de las inquietudes es el tema de la paz?

HS: Sigo pensando en ese tema, ha sido siempre mi gran preocupación. En este momento formo parte de la Comisión Facilitadora de Acuerdos con el Ejército de Liberación Nacional, una Comisión que integramos doce personas, dirigentes importantes del país y que coordina el doctor Jaime Bernal Cuellar.

ECOS: ¿Sí ha trabajado esa Comisión en sus propósitos?

HS: Hemos estado haciendo algunas diligencias, avanzando notas, conversaciones, etc. Hasta el momento no hay nada que se pueda comentar, pero por lo menos existe la preocupación, creo que eso es suficiente para mantener el tema en primera línea.

ECOS: ¿En primera línea significan cartas, conversaciones de parte de los integrantes de esa comisión con guerrilleros del ELN?

HS: Sí ha habido conversaciones en un sentido y en otro, con autoridades y representantes de entidades internacionales, pero no ha habido ningún contacto por lo menos de parte nuestra.

ECOS: ¿El Gobierno debe reanudar las conversaciones con el ELN o buscar un sometimiento con esa guerrilla?

HS: El sometimiento es muy difícil y no se va a dar. Lo importante es mantener el tema de la paz. En la medida que se avanza en la guerra, crece la violencia, vienen los asaltos, asesinatos, atentados y eso perjudica en forma grave a todos los colombianos. Debemos mantener esa llamita prendida buscando siempre posibilidades y en eso estamos algunos.

ECOS: ¿Lo visitó el presidente Iván Duque, trataron el tema del ELN?

HS: Fue una visita muy amable del señor Presidente por cuestión de amistad y por la salud que he padecido en el último año. Fue una charla muy amena, me contó sus esfuerzos por lograr sacar adelante al país y encontrar soluciones adecuadas. Cuando eso, ni pensábamos que iba a llegar una crisis como esta pandemia.

ECOS: ¿Qué se le ha ocurrido como integrante de la Comisión Facilitadora para lograr que el Gobierno y ELN encuentren el camino que permita un fin del conflicto?

HS: Seguir creando condiciones, hablando con unos y con otros, insistiendo en la necesidad de la reconciliación y la paz, buscando caminos más gratos de solución a los problemas colombianos.

ECOS: ¿Cómo ve la gestión del jefe de Estado en este momento de crisis?

HS: Lo está haciendo bien, con carácter, con la asesoría de los expertos, buscando soluciones en un lado y en otro. Como colombiano me llena de satisfacción.

ECOS: ¿El Presidente amplió el Aislamiento Preventivo Obligatorio hasta el 11 de mayo, fue acertado?

HS: Son decisiones que se toman con detenimiento y razonamiento, con mucho estudio. Se debe atender el llamado del señor Presidente y ver la manera, entre todos, de ayudarnos para superar esta dificultad tan grande. Veo con satisfacción lo que está haciendo el Gobierno y mucha gente que está ayudando a superar toda esta dificultad de la pobreza que se ha notado durante la crisis.

ECOS: Muchas críticas a la actitud que ha asumido el sistema financiero en el país en esta crisis, ¿Piensa lo mismo?

HS: Es un sistema avaro y así lo cree también el país, gana mucha plata y no la redistribuye. La Banca debe dar la cara y decir: estamos equivocados, es  un momento en el que los que tienen, deben dar a los que no tienen. Ojalá el sistema financiero se conmueva y fuera más solidario con Colombia.

ECOS: ¿Qué hacer para que la banca acceda a darle crédito a las micro, pequeña y medianas empresas, que son junto a la economía informal las que padecen más los efectos de la pandemia?

HS: Hay mecanismos para que las instituciones induzcan al sector bancario y sean más solidarios con los colombianos. El Estado debe coadyuvar y respaldar para que los bancos presten la plata, haya fluidez y salve los empleos. Es desafortunado lo que está ocurriendo.

ECOS: Hay voces que piden al Gobierno liderar con los países latinoamericanos mecanismos para que actúen ante la banca financiera internacional y se condonen las deudas, en este momento difícil para las economías de estos países. ¿Está de acuerdo?

HS: Se deben juntar los gobiernos, entidades y organizaciones del orden internacional, para propiciar situaciones de esta naturaleza. No soy tan optimista para pensar en condonación de deudas, pero sí en plazos, rebaja de intereses, ojalá que haya soluciones que sean favorables a los colombianos en este momento tan difícil.

ECOS: ¿Después de salir de esta crisis, cuál cree que sería el sector de la economía que debemos potencializar para aliviar todo lo que nos va a dejar esta pandemia?

HS: El campo es un sector fundamental para lo económico, pero en espacial para la vida. Por lo demás, pienso que vamos a salir no sin dificultades, no sin problemas o sin desastres. Llegará el día en que tengamos una vacuna, que seamos mucho más juiciosos y disciplinados. Ayudemos al Gobierno y a las autoridades en sus buenos propósitos para encontrar salidas a esta gran catástrofe que estamos padeciendo. La inteligencia del hombre es ilimitada y tengo la seguridad que vamos a encontrar la solución.

ECOS: ¿Cómo ve a su Partido Liberal?

HS: En este momento lo veo borrado, figuran algunos dirigentes que traen ideas y proponen cosas, particularmente en el seno del Congreso, y eso está muy bien, pero como colectividad, no se nota la presencia del liberalismo colombiano, eso me duele profundamente.

ECOS: ¿Cuál es la solución para que eso no siga ocurriendo?

HS: Por ahora no tengo soluciones, sería muy atrevido con tantos dirigentes y personas dentro de la colectividad, pretender dar catedra al respecto. Necesitamos que el liberalismo tenga presencia, que actúe. Debe obrar como una auténtica colectividad, buscar la forma de encontrar soluciones para el pueblo. De eso trata la política y ojalá se logre.

ECOS: ¿Siente que el Partido Liberal está más ausente del pueblo?

HS: Muy ausente, muy ausente. Ojalá que la situación se remedie, por ahora, mucho más allá de las cosas partidistas, todos tenemos que aplicarnos en ayudar a solucionar el problemón tan grande que tenemos entre manos.

ECOS: Cierto. ¿Cómo ve ahora la práctica de la política, por ejemplo, con las sesiones virtuales del congreso, las redes sociales?

HS: Como algo bastante extraño, es hacer política a distancia, pero en el futuro se deben ligar las dos maneras de hacerla: la personal, dialogando con las comunidades, visitando regiones, participando en los debates públicos, estando cerca de la gente del pueblo. La otra es la que estamos viendo, la virtual. La publicidad ahora es más eficaz utilizando los instrumentos virtuales.

ECOS: ¿Se esperaría que la publicidad, los mensajes de los programas de los políticos en las redes, fuesen directamente proporcional a los votos, al resultado en las urnas?

HS: En un sistema capitalista, el que tiene más saliva, come más harina. Eso es muy difícil graduarlo, es casi un imposible, en la medida en que unos tienen más que otros.

ECOS: ¿En estos momentos cómo ve a sus contradictores políticos, me refiero por ejemplo al expresidente Uribe?

HS: A estas alturas no veo contradictores, desde luego sigo manteniendo mis derroteros ideológicos, pero no encuentro en nadie a un rival para emular en la política. En este momento lo hago a través de los medios virtuales, la prensa, entrevistas, comentarios, conferencias en las universidades, pensando en el futuro.

ECOS: ¿Se ha desprestigiado la política?

HS: Me parece que el país debe prestarle más atención a la política, no es cierto que la política sea dañina, mala y que corrompe. Ha habido quienes corrompen a la política y es una desgracia, pero ese no es el sentido de la política. Se debe propugnar por una política buena, sana y eficaz, que represente las ideas y busque las mejores soluciones generales para mejorar la calidad de vida a la comunidad.

ECOS: Es indudable que hemos tenido una polarización política y que se bajó el tono, por el momento que vivimos, pero seguimos polarizados y eso empezó y sigue por la forma como llegamos a la paz con las Farc. ¿Qué hacer para despolarizar a Colombia?

HS: Ojalá que los colombianos entendamos que hay cosas que son de todos y para todos y que en esas cosas no debe haber controversia política. Ese día avanzaremos más en la civilidad del ejercicio de la política y mucho más en la solución, desde lo político, a los problemas de los colombianos. Aspiro que después de esta lección, que estamos recibiendo, encontremos caminos más adecuados para hacer la política.

ECOS: A propósito ¿Dónde se encuentra doctor Serpa?    

HS: Estoy en Bucaramanga con Rosita, nuestros hijos están en Bogotá todos  afortunadamente bien.

ECOS: ¿Los acerca la virtualidad?

HS: Todos los días nos acerca la virtualidad con los hijos y los nietos.

ECOS: ¿Cómo ve, siente, olfatea a nuestro Santander?

HS: Con muchas necesidades, mucha pobreza, falta de mayor desarrollo. Esas son cosas que no vamos a entender ahora, esperemos que pase este  desastre que nos ha tocado vivir.

ECOS: Le agradezco que me haya concedido esta entrevista, deseo que  se siga mejorando y que ese jardín del serpismo, junto a Rosita, no solo tenga un presente, sino también un futuro ahora con su hijo Horacio José.

HS: Muchas gracias, usted acaba de mencionar a una persona que hay que tener en cuenta en el futuro.

Bogotá, D. C, 26 de abril de 2020

Write comment (0 Comments)
“Para salvar las empresas y el empleo, me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última va a beneficiar al sistema financiero”, sostiene el senador Luis Fernando Velasco.

“Para salvar las empresas y el empleo, me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última van a beneficiar al sistema financiero”, sostiene el senador Luis Fernando Velasco.

Por Luis Fernando García Forero.- El lunes 13 de abril el Senado de la República está convocado para una sesión virtual y www.ecospoliticos.com estableció que uno de los temas centrales de esa plenaria virtual tiene que ver con las medidas del Gobierno Nacional bajo el amparo del Decreto de Emergencia por la pandemia del covid-19.

Sobre el tema, el senador Luis Fernando Velasco nos respondió:       

ECOS: ¿Cómo ha visto las medidas del Gobierno en materia sanitaria contra el contagio del coronavirus?

LFV: El presidente tomó una decisión valiente al ordenar la cuarentena, incluso de ampliarla. Espero que la decisión se haya tomado a tiempo.

ECOS: ¿Considera que el Presidente Duque está bien asesorado en materia epidemiológica, para contrarrestar la pandemia?

LFV: Quiero ver al Presidente escuchando más a los Colegios Médicos que a algunos dirigentes gremiales. No es un tema para hacer ejercicio político. Es un tema donde los políticos tenemos que escuchar a los que saben, que son los epidemiólogos, infectólogos, los médicos, los que están en sector salud, escuchémoslos a ellos. Por no escuchar a estos sectores, países como Italia, el propio Estados Unidos, están viviendo lo que están viviendo.

ECOS: ¿Cómo evalúa las decisiones en materia económica bajo el amparo del Decreto de Emergencia?  

LFV: No me la juego con la lógica del Gobierno de entregarle a los bancos la responsabilidad para que a través de los créditos se recupere el empleo, la economía. Esos créditos tienen el respaldo del Fondo Nacional de Garantías, que es ahorro de todos los colombianos. Un crédito que van a aprovechar los bancos para arreglar la cartera y conseguir un mejor codeudor, en este caso el propio Gobierno.

ECOS: ¿Entonces cómo salvar las empresas y el empleo?

LFV: Me la jugaría con subsidios directos a los pequeños y medianos empresarios, a las microempresas y los trabajadores informales, a profesionales independientes. Esa debe ser la estrategia a cambio de créditos que en última benefician al sistema financiero.

ECOS: ¿Quiere decir que los créditos los terminaría pagando el Fondo Nacional de Garantías?

LFV: Los termina pagando el Gobierno a través del Fondo Nacional de Garantías. Por qué más bien no hacemos un aporte directo, o unos créditos directos de Bancoldex sin utilizar el sistema financiero. Para los bancos es cómodo refinanciar obligaciones manteniendo altas tasas de interés, porque el codeudor va a ser básicamente el Fondo Nacional de Garantías, o sea el Estado, todos los colombianos.

ECOS: ¿La idea es que el sistema financiero no sea el puente que restablezca la caída del empleo y  recupere la economía?  

LFV: Mejor una estrategia de subsidios directos a los productores y que sean menos altos, serían más transparentes y no dejaríamos a una inmensa cantidad de gente, como decimos, colgada de la brocha, en estos momentos de dificultades con unos créditos que luego no van a poder pagar y que al final, terminamos pagando los colombianos a través del Fondo Nacional de Garantías.

ECOS: ¿De dónde se saca la plata para estos subsidios que usted plantea?

LFV: La plata está. Con la bancada del Partido Liberal remitimos una carta al presidente Duque en ese sentido. El Banco de la República que maneja la reserva de todos los colombianos, no del banco, sino de todos los colombianos y que tiene que defender la economía y particularmente la inflación, tendrá al finalizar 2020 utilidades superiores a los $100 Billones, por efecto de la tasa de cambio. Estoy dando una cifra muy conservadora porque algunos economistas que hemos consultado, nos dicen que son recursos mucho más altos. Esos $100 billones, por efecto de las normas legales, no van a utilidades sino a fortalecer el patrimonio del banco.

ECOS: ¿Un Banco de la República patrimonialmente muy fuerte, en medio de una economía que se puede quebrar?

LFV: Por su puesto, por eso se debe buscar un mecanismo para que parte de esos $100 billones se inyecten a la economía, que sea de verdad y no a través de créditos. Ya el Banco de la República le prestó a los bancos a tasas muy favorables.

ECOS: ¿En definitiva, más que un crédito hay que entregar subsidios?

LFV: Pensaría que el Banco de la República puede perfectamente entregarle al gobierno central créditos sin intereses a largo plazo, puede ser aproximadamente $30 billones para relanzar la economía y que salen de la valorización de las reservas internacionales en dólares y euros.

ECOS: ¿Esa plata del patrimonio del Banco de la República, debe ser intocable para los bancos y otros sectores, menos para salvar la crisis de la economía por la pandemia?

LFV: No vamos a coger esa plata y se la vamos a entregar a los petroleros ni a los propios  bancos que es lo que estamos haciendo ahora. El Banco de la República salió con $10 billones y se lo entregó a los bancos para que los prestaran. Eso demuestra que tenemos un modelo económico que favorece a los que ya tienen y menos a los que están tratando de tener algo.

ECOS: ¿Es el modelo Neoliberal?

LFV: Sí, el que nos ha llevado a unas desigualdades terribles. Un modelo tan malo, tan malo y tan malo, que se nos viene una pandemia y no hemos sido capaces, a pesar de haber tenido unos interesantes precios petroleros en los últimos años, contar con un fondo, mediante el cual nos podamos defender inmediatamente y atender situaciones terribles como la que estamos viviendo.

ECOS: ¿Cree que es un modelo que ha sido la constante en las últimas décadas?

LFV: Los economistas nos han estado orientando mal, debemos evaluar si le vamos a entregar la salvación de la economía a los mismos que nos llevaron a un modelo económico terriblemente desigual. Oí a un expresidente hablando de una comisión de sabios para salvar la economía, pues lo más sabio que podríamos hacer para salvar la economía, es no llamar a esa comisión a ninguno de los sabios que se tiraron la economía y que nos han gobernado en los últimos 50 años.

ECOS: ¿Qué hacemos con la deuda externa?

LFV: Que la Canciller haga algo y diga no tenemos cómo pagar intereses de deuda externa, se hable con sus homólogos de América Latina y se asuma conjuntamente una posición coherente frente al pago de intereses. No podemos pagarlos porque esa plata se necesita para enfrentar la pandemia. Los acreedores van a tener que inventarse algo para renegociar y entender que este año no pagamos intereses de esa deuda.

ECOS: ¿De dónde lograr más recursos?

LFV: Debemos activar la economía agilizando los próximos meses los proyectos de regalías, que deben ser menos centralizados. El gobierno tiene la potestad, hay un nuevo sistema general, una reforma constitucional que acabamos de aprobar en el Congreso y hay que sacar la ley.

ECOS: ¿Cómo sacar la ley si el aislamiento ha dificultado las sesiones, se han hecho reuniones virtuales pero de control político?

LFV: Que la saque por decreto mientras la estudiamos en el Congreso y agilice la ejecución de esos recursos para que la economía reciba entre 18 y 19 billones de regalías que las podrían recibir las regiones en los próximos dos años. Los recursos están, el problema es que los busquemos, los encontremos y se los entreguemos al sector financiero. Esa es mi preocupación.

ECOS: ¿Está convencido que se va a favorecer de nuevo al sistema financiero, a ganar intereses por la emergencia, a costa de la crisis de la pandemia?

LFV: Al paso que vamos sí, es preferible entregar subsidios directos. Señor empresario de las confecciones usted tiene 2000 trabajadores y los va a mantener, tome le doy una plata para ayudarle a pagar la nómina, incluso puedo hasta flexibilizar en algo las relaciones laborales, pero salvemos el empleo, no lo dejemos perder. Que el empresario haga un pequeño esfuerzo, el gobierno también, todos. Esa plata no funciona si se la dan a los bancos, deben dársela a quien realmente la necesita.

ECOS: ¿El Gobierno destaca que los bancos solo van a intermediar?

LFV: Lo han hecho toda la vida a unas tasas de interés que tiene asfixiada la economía. En la última reforma tributaria se entregaron exoneraciones y exenciones por casi $11 billones a los más ricos, por qué no le ayudamos a toda la economía comenzando por los pequeños talleres y por los pequeños emprendimientos.

Ecos: ¿El Presidente del Senado los convocó el próximo lunes a sesión virtual, va a presentar alguna proposición para que se lleve a cabo un debate sobre las medidas económicas que inciden en la emergencia por el Covid-19?

 LFV: Sí señor, eso es lo que estoy pensando y espero tener el respaldo de la bancada de mi partido liberal para que no sea un documento de Luis Fernando Velasco sino de los liberales.

ECOS: ¿Empieza usted con un tema que va a generar discusión y polémica al interior del Senado?

LFV: Se trata de interrogar al Gobierno y debatir para que las cosas resulten mejor. La idea no es atacar por atacar, sino evidenciar que el esfuerzo que estamos haciendo es para salvar los bancos y no la economía.

Bogotá, D. C, 11 de abril de 2020

Write comment (0 Comments)
El senador liberal santandereano, Jaime Durán Barrera, no ha guardado silencio en pleno Aislamiento Preventivo Obligatorio respecto algunos temas sobre la crisis que estamos viviendo.

Por Luis Fernando García Forero.- En plena crisis por la pandemia del coronavirus la dirigencia política del país se ha pronunciado en diferentes aspectos en torno a soluciones que permitan contrarrestar los efectos del Covid19.

El senador liberal santandereano, Jaime Durán Barrera, no ha guardado silencio en pleno Aislamiento Preventivo Obligatorio respecto algunos temas sobre la crisis que estamos viviendo.

En www.ecospoliticos.com lo abordamos y nos aceptó la entrevista:

ECOS: ¿Cómo ha visto la acción gubernamental en esta crisis causada por el Covid-19?

JDB: Al principio se demoraron en tomar decisiones, por ejemplo, en cerrar los terminales aéreos, todos sabemos que el coronavirus entró por El Dorado. Sin embargo, el Gobierno está haciendo esfuerzos para disminuir el contagio. Ampliar el periodo del Aislamiento Preventivo Obligatorio fue una decisión responsable del Presidente Duque. Seguir en casa es la medida  preventiva más eficiente.

ECOS: ¿Nos cogió como se dice, con los calzones abajo?

JDB: No solo eso. Los Gobiernos nunca han prestado atención a las políticas efectivas en materia de medicina preventiva. Nuestro sistema de salud está diseñado para diagnósticos y tratamientos a los pacientes, más no para prevenir las enfermedades.

ECOS: ¿Más que una prevención no cree que la pandemia está azotando al mundo?

JDB: Sí pero si tuviéramos una estructura de hospitales con suficientes camas, aparatos respiradores de base para emergencias, una cultura de prevención de enfermedades, no nos estuviera atacando tanto el covid19. Razón tenía el profesor Guillermo Fergusson, decano de medicina de la Universidad Nacional, quien advirtió lo que estamos viviendo en este momento, precisamente porque no nos preparamos con acciones preventivas para superar estas crisis. La salud de una nación está en la medicina preventiva.  

ECOS: ¿Cree que nuestro sistema de salud cada día va de para atrás?

JDB: De para atrás para los usuarios del sistema de salud, pero para adelante para los empresarios que prestan dichos servicio. No hay duda, tenemos un sistema de salud estructurado para el negocio y no con un verdadero sentido de bienestar, servicio social y humanitario.

ECOS: Es sabido que para superar esta crisis se necesitan millones y millones de recursos, usted dijo que debemos recurrir a las reservas internacionales, ¿Está en mora el Gobierno para hacerlo?

JDB: Es una petición que le hice al Presidente Duque porque es plata de los colombianos y que asciende a $53.000 millones de dólares. De esos recursos se puede sacar perfectamente un porcentaje y aliviar a un 47 por ciento de compatriotas que viven de la economía informal y están por fuera de los programas institucionales: Familias en Acción, Adultos Mayores, Jóvenes Rurales, entre otros.

ECOS: ¿Cree que esos recursos en dólares son intocables por los compromisos internacionales y respaldo a la deuda externa, como lo consideran algunos economistas?

JDB: Estamos atravesando una crisis mundial muy grave y Colombia cada día tiene más contagiados y muertos. Acudamos a un porcentaje de esa cuantía y estamos seguros que aliviará la situación de millones de colombianos que no van a tener como alimentarse y en última instancia saldrán de sus casas a buscar que comer. El Gobierno debe solicitar urgente al Banco de la República para que acuda a parte de ese dinero, el mismo decreto de emergencia le da herramientas jurídicas y constitucionales para acceder a esos recursos. Insisto, después será tarde.

ECOS: ¿$160.000 que está girando el Gobierno a las personas por fuera de los programas a que usted se refiere, alivian la situación?

JDB: Sí, pero no es suficiente. Esto va para largo. El Gobierno debe acudir a las reservas internacionales y en eso está de acuerdo mi bancada del partido Liberal que ya le hizo la petición al Gobierno, o sino, por ejemplo, lo que ha planteado el exministro Amylkar Acosta de solicitarle al Banco de la República la emisión de más moneda. Eso sería otra alternativa, pero ni lo uno, ni lo otro.

ECOS: ¿Está haciendo política como lo señaló un medio radial de Bogotá cuando usted y la representante Nubia López donaron su sueldo para entregarle mercados a sectores vulnerables del departamento de Santander?

JDB: Con la representante Nubia López decidimos de nuestro sueldo del mes de marzo comprar mercados, lo certificamos  con recibos y que están a disposición de cualquier persona. Nos adelantamos a la alcaldesa de Bogotá Claudia López quien nos pidió que donáramos el sueldo como congresista para ayudar a solucionar la crisis. Entregamos esos mercados a alcaldes de varios municipios que se lo hicieron llegar a gentes pobres de sus localidades. Desde acá anuncio que nuevamente utilizaré parte de mi sueldo este mes para seguir entregando mercados a familias que verdaderamente están angustiadas y necesitan darle de comer a sus hijos.

ECOS: Sostienen sus críticos que un stiker marca el sello en cada mercado de Jaime Durán y Nubia López. ¿Qué responde?

JDB: Creo que es lógico, pues lo estamos haciendo nosotros, cuál es el pecado porque salga nuestro nombre, además no estamos en campaña política ni electoral, será que les duele a algunos porque estamos haciendo una labor humanitaria en nuestro departamento. Un gesto humanitario en momentos de crisis, no debe ser cuestionado.

ECOS: ¿Cree que esta situación le bajó el tono a la polarización en Colombia?

JDB: Nos llegó la hora de pensar que en estos momentos tan difíciles debemos actuar unidos para superar y salir bien de esta difícil situación que pone en riesgo la vida de cientos de compatriotas. La pandemia no respeta color político, ni raza, ni religión, desafortunadamente nos llegó, pero debe servir para que cuando la sobrepasemos, salgamos de nuestras casas y trabajemos juntos, sin distingo, para alcanzar una Colombia con justicia social, más equidad y en paz, porque nuestros hijos merecen un mejor futuro. Eso lo debemos liderar los políticos.

ECOS: ¿Ha estado a la altura el presidente del Congreso Lidio García para no parar el desarrollo institucional del Congreso en plena crisis del coronavirus por el Aislamiento Preventivo Obligatorio?

JDB: En la reunión virtual de la Comisión  Segunda del Senado le manifesté al Presidente del Congreso Lidio  García mi respaldo por las decisiones que ha tomado en medio de esta grave situación. No es fácil, ha actuado en la medida de sus posibilidades e influyó para que el Gobierno diera las herramientas jurídicas que permitieran el trabajo virtual en control político en las comisiones como ya lo hemos venido haciendo.

ECOS: ¿Considera riesgosa una sesión presencial?

JDB: Con las circunstancias que estamos viviendo es muy riesgoso una sesión presencial, hay congresistas con años de edad que podrían estar poniendo en juego un contagio y trasmitírselo a sus familiares. Eso lo está previendo y lo entiende la mesa directiva de la corporación por eso no descartan el tema virtual.

ECOS: ¿Asistirá a la citación del 13 de abril a la plenaria de la corporación?

JDB: Lo estoy considerando porque mi familia está de por medio. Prefiero contestar presente virtualmente para hacer control político porque para discutir y aprobar proyectos de ley y de reforma constitucional, no se puede en forma virtual. Hago un llamado a mis colegas para no cometer errores.

Write comment (0 Comments)
El obispo de Quibdó en el departamento de Chocó, Colombia, Juan Carlos Barrientos, ha sorprendido con pronunciamientos que tienen que ver con la situación que estamos viviendo y sufriendo por la pandemia del coronavirus.

Por Luis Fernando García Forero.- El obispo de Quibdó en el departamento de Chocó, Colombia, Juan Carlos Barreto, ha sorprendido con pronunciamientos que tienen que ver con la situación que estamos viviendo y sufriendo por la pandemia del coronavirus.

Sobre el tema y lo que estamos afrontando por la crisis de salud, monseñor Barreto respondió preguntas a través de www.ecospoliticos.com :

ECOS: ¿Cómo se siente la cuarentena en Quibdó?

JCB: Siguiendo las recomendaciones de las autoridades por el Aislamiento Preventivo Obligatorio y tratando de animar a la comunidad en medio de las dificultades que sufre esta región por los problemas económicos y  las limitaciones en el campo sanitario.

ECOS: ¿Nos cogió esta pandemia con los calzones abajo?

JCB: Se ha hecho un esfuerzo por anticipar ciertas cosas pero las dimensiones son tan grandes que hay muchos aspectos que no hemos podido prever. La sociedad colombiana está muy debilitada por todo el sistema sanitario y la pobreza de sus gentes. No hay duda, tenemos pobreza económica y exclusión social que hacen la situación más difícil de lo que se ha vivido en otros países.

ECOS: ¿Cómo ve las medidas departamentales en torno a combatir el covid-19?

JCB: Estamos logrando niveles de articulación, hay poca información conjunta. Recibimos muchas preguntas de la gente y no hemos encontrado una respuesta oficial. Gobernación, alcaldía y la cooperación internacional están trabajando, lo mismo grupos de ciudadanos. A nivel de la Diócesis de Quibdó y las otras del departamento, estamos haciendo esfuerzos. Nos falta integración para mirar cuáles son las capacidades, las necesidades y rutas de atención.

ECOS: ¿Cómo observa las medidas del Gobierno Nacional contra la pandemia?

JCB: Por ahora son paliativos, buenas intenciones pero realmente tendrán que ser mucho más robustas, con una institucionalidad mucho más organizada y articulada. Las medidas deben mejorar y ampliar en muchos aspectos, Colombia tiene una población muy alta viviendo en la pobreza económica y son ellos los que van a sufrir las consecuencias de esta difícil situación.

ECOS: ¿De dónde deben salir los recursos para que se puedan superar los efectos del coronavirus?

JCB: Recursos del Gobierno Nacional, pero se requiere que las personas que tienen el dinero en el país, los grandes empresarios y el sector financiero deben hacer un aporte significativo porque son realmente muchísimas las ganancias que obtienen. En los últimos cuatro años las mil empresas más grandes de Colombia se han ganado $200 billones, el sector financiero ha obtenido $70 Billones en los últimos cuatro años. Estamos esperando que el Sistema Financiero nos diga cuánto va a aportar por crisis del covid-19.

ECOS: ¿Deberían pronunciarse y decir cuánto sería el aporte de esos dos sectores?

JCB: Ojalá hubiera una respuesta, no solo repartiendo mercaditos porque sería como una limosna que se le da a la sociedad. No deben quedarse ahí, necesitamos un compromiso serio de los grandes empresarios y del sector financiero, que lo anuncien  con cifras concretas y significativas.

ECOS: ¿Cuándo se refiere a limosna, son paños de agua tibia a los que está acostumbrada la sociedad colombiana?

JCB: A veces repartir unos cuantos mercaditos implican toda una publicidad, pero por ejemplo cuál será el aporte de esos sectores para los hospitales que se necesitan en estos momentos, cuántos médicos están contratando las personas que realmente tienen el dinero, cómo se apoyará al sector más desfavorecido en esta crisis. No queremos soluciones con paños de agua tibia, sino con elementos y herramientas que sean verdaderamente importantes para afrontar esta crisis tan difícil.

ECOS: ¿Qué otros sectores deben aportar ante esta situación?

JCB: Todos los sectores de la sociedad debemos aportar. Los pequeños y medianos empresarios, los ciudadanos que puedan aportar también. Debemos   ser solidarios con esa gran población excluida del país: los desempleados, vendedores informales, campesinos y trabajadores rurales, los reclusos y sectores de la sociedad que están desprotegidos. Tenemos que hacer un esfuerzo conjunto, aportar desde nuestras posibilidades.

ECOS: ¿Pero cómo obligar a los sectores poderosos de la nación, a los que usted se refiere, que aporten para superar esta crisis?

JCB: El Gobierno debe liderar y buscar ese espacio. Los empresarios y el sistema financiero deben responder a ese llamado y espacio. Nos han vendido la idea que los jóvenes empresarios no pueden ni siquiera pagar impuesto y se les hace grandes exenciones, cuando sus ganancias se están multiplicando cada días más. Realmente con la verdad es como deben hacer su aporte a la sociedad en este momento. Después que pase la pandemia, Dios quiera sea pronto, reflexionemos qué es lo que ha pasado en Colombia: por qué somos el país más desigual del mundo, por qué mientras unos se enriquecen exorbitantemente otros viven un proceso generalizado de empobrecimiento.

ECOS: ¿Muy generoso el Gobierno con el tema, por ejemplo, de las exenciones de impuestos para los grupos económicos y el sistema financiero?

JCB: Sí, siempre el sector financiero ha tenido el apoyo del Estado. En este momento las ganancias obtenidas sobreabundan, lo ha dicho la Superintendencia de Sociedades, la Superintendencia Financiera, ellos mismos lo han publicado y se encuentran en los medios de comunicación que tienen actualmente. Es importante que ese privilegio de los grandes poderes económicos tengan un pare a favor de las necesidades de los más vulnerables.

ECOS: Cuatro muertos, 470 contagios por el covid-19 ¿Qué piensa?

JCB: Es una crisis que apenas está comenzando, es un drama al no tener los hospitales suficientes para la atención de pacientes. Imagínese en Chocó, Nariño, Cauca, Putumayo, El Catatumbo, cuántas camas hay disponibles. Debemos apuntarle a solucionar esa situación. Cuántos médicos y cuántas enfermeras están desempleados que podrían ser contratados para atender a los pacientes. En todos estos aspectos habría que contribuir sistemática y organizadamente. Las grandes, medianas y pequeñas empresas, la Iglesia, la industria, el comercio, todos, todos los sectores de la sociedad debemos colaborar y aportar de una u otra manera.

ECOS: ¿Un campanazo a Colombia y al mundo que se deben tener siempre medidas preventivas para evitar estas epidemias que se convierten en pandemias?

JCB: Sí. Habrá muchos aprendizajes a partir de la situación que estamos viviendo. Debemos analizar también que por ejemplo los campesinos, indígenas y los afros del Chocó y Costa Pacífica, han estado confinados hace mucho tiempo por la ausencia del Estado y la acción de los grupos armados.

ECOS: No hay duda que se agrava mucho más la situación del país y del mundo…

JCB: Ojalá en estos momentos nos podamos concientizar que vivimos una situación de inequidad social. El Papa Francisco cuando estuvo en Colombia dijo que la inequidad es la causa de los males sociales. Hay que atacar esa causa para poder solucionar  los problemas del país.

ECOS: ¿Llegó el momento de acabar con la polarización en Colombia?

JCB: Llegó el momento de  la unidad, la solidaridad,  tener un enfoque de derechos. Hemos estado muy ideologizados: ideologías de derecha y de izquierda, pero no hemos tenido el enfoque de derechos que nos corresponde, fraternidad, lograr objetivos comunes, brindar oportunidades a todos como pasa en los países nórdicos en Europa que han logrado garantizar estudio, trabajo y servicios de salud para todos. Con esos tres derechos básicos se va construyendo una economía colectiva, sin limosnas, con enfoques de derecho y respondiendo a las situaciones que reclaman justicia social.

ECOS: ¿ Cómo pastor de la Iglesia católica qué llamado nos hace para ojalá podamos salir adelante de esta situación tan difícil para el mundo?

JCB: Este virus nos cogió de sorpresa a todos y nos va a causar afectaciones. Lo importante es que no nos quede remordimientos de conciencia, por qué no me cuidé, no es un problema para cada uno sino para los demás, incluso, para nuestros seres queridos.

ECOS: Todos en Casa.

JCB: Solamente las personas que cumplen actividades esenciales para la vida y las que realicen tareas humanitarias, pueden estar circulando en las calles, pero los demás, debemos asumir el compromiso de estar en las casas, tomar en serio la prevención porque desafortunadamente es un problema que ha tomado grandes dimensiones, por tanto necesita muchos sacrificios por parte de toda la ciudadanía.

Bogotá, D. C, 25 de marzo de 2020

Write comment (0 Comments)