Los corales a punto de desaparecer si o se asume una defensa de uno de los elementos más importantes de la vida marina.

Para 2050, el planeta podría despedirse de los corales, que sustentan a más de una cuarta parte de toda la existencia de la vida marina y proporcionan medios de supervivencia a cientos de millones de personas. 

Un grupo de líderes mundiales de organizaciones intergubernamentales, privadas y de la sociedad civil se reune en Egipto, durante la Conferencia de Biodiversidad de la ONU para a salvar los arrecifes de coral que, según los científicos, enfrentan su casi completa extinción para mediados de este siglo. 

Estos representantes de más de cien países hacen parte del Convenio sobre la Diversidad Biológica, quienes en un proceso de dos años, adoptarán un marco global para proteger la biodiversidad, que incluye los arrecifes de coral en todo el mundo. 

"Para quienquiera que ponga la cabeza bajo las olas está claro que el destino de los arrecifes de coral del mundo está en juego en este momento. Estas explosiones submarinas de color y vida enfrentan un futuro extremadamente sombrío”, aseguró Erik Solheim, Jefe de ONU Medio Ambiente. 

Estos arrecifes proporcionan alimentos y medios de vida a cientos de millones de personas en todo el mundo, apoyan a más de una cuarta parte de toda la vida marina y protegen a las comunidades y las costas de los desastres naturales, y si no se toman medidas urgentes, podrían perderse para siempre. 

El último informe del IPCC, publicado en octubre de 2018 predice que, incluso con las acciones más fuertes requeridas para estabilizar la temperatura de la superficie global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, en las próximas décadas se perderá del 70 al 90% de los arrecifes de coral. 

La pesca excesiva, la contaminación y el desarrollo costero han causado grandes pérdidas de arrecifes de coral en los últimos 30 años. 

El Cairo, 15 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
La recuperación completa de la capa de ozono del hemisferio norte para la década del 2030 es una noticia que no irá a los titulares, pero garantiza la vida futura.

La recuperación completa de la capa de ozono del hemisferio norte para la década del 2030 es una noticia que no irá a los titulares, pero garantiza la vida futura.

La concentración de sustancias dañinas para la capa de ozono continúa disminuyendo, reveló la última evaluación realizada por el panel científico del Protocolo de Montreal y presentada en Quito, a treinta años del histórico acuerdo mundial que estableció medidas para recuperar el ozono estratosférico, una capa que protege a la tierra de los dañinos rayos ultravioleta.

El ozono se ha recuperado a una tasa del 1% al 3% desde el año 2000. El pronóstico prueba, dicen los expertos, que la unión de los países puede enfrentar desafíos ambientales de gran magnitud.

El próximo año, el protocolo se reforzará con la Enmienda Kigali, que exige que los países reduzcan la producción y el consumo proyectados de hidrofluorocarbonos, sustancias que remplazaron los gases que agotaban la capa de ozono, pero que aceleran el calentamiento global.

Los científicos aseguran que es posible evitar hasta un 0,5°C de calentamiento global este siglo a través de la implementación de la Enmienda, lo cual reafirma su importancia crucial en los esfuerzos por mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2°C, como establece el Acuerdo de París.

Los HFC son gases contaminantes que aceleran el calentamiento global y el cambio climático. Se han utilizado en refrigeradores, aires acondicionados y otros artículos similares como reemplazo a las sustancias que agotan la capa de ozono, y aunque representan alrededor del 1% del total de los gases de efecto invernadero, su impacto puede ser cientos o miles de veces mayor que el del dióxido de carbono.

El cumplimiento total de la Enmienda reduciría el calentamiento global causado por estos gases en aproximadamente 50% para el año 2050.

Montreal, 7 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

Write comment (0 Comments)
Un equipo de más de 100 científicos descubrió que cierto tipo de hongos tienen el poder de descomponer el poliuretano en cuestión de semanas y aseguran que el llamado Reino Fungi podría contener la clave para combatir la contaminación por plástico, además de tener otras aplicaciones en sectores como el agrícola.

Un equipo de más de 100 científicos descubrió que cierto tipo de hongos tienen el poder de descomponer el poliuretano en cuestión de semanas y aseguran que el llamado Reino Fungi podría contener la clave para combatir la contaminación por plástico, además de tener otras aplicaciones en sectores como el agrícola.

Esta capacidad de los hongos fue descubierta en 2017 por un equipo de científicos de China y Pakistán que lograron aislar los organismos específicos en un vertedero de Islamabad. Los expertos fueron testigos de cómo el “aspergillus tubingensis” rompe los enlaces entre los diferentes polímeros.

Ilia Leitch, científica de Kew Botanical Gardens, la entidad inglesa líder del informe “El Estado Mundial de los Hongos”, asegura que “existe este reino misterioso y oculto que sustenta la mayor parte de la vida en la tierra. Simplemente no sabemos lo suficiente sobre ellos. Hay hongos dentro de las células de las plantas y pueden influir en la resistencia de una planta al cambio climático. Hay todos estos enlaces e impactos diferentes que damos por sentado, pero los ignoramos bajo nuestra responsabilidad", asegura la experta.

La investigación demuestra el tipo de pensamiento pionero que estará en el corazón de la cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente el próximo mes de marzo del 2019, cuyo tema será “soluciones innovadoras para los desafíos ambientales y el consumo y la producción sostenibles”.

En el mundo hay más de 3,8 millones de especies de hongos,y solo 144.000 son estudiados en el informe. “Una mayor investigación sobre estos organismos podría proporcionar respuestas a algunos de los mayores desafíos de la humanidad”, aseguran los autores.

Además de reciclar los nutrientes y ayudar a los cultivos a crecer de manera eficiente, los hongos también proporcionan compuestos que producen antibióticos, inmunosupresores y estatinas, que bloquean la acción de las enzimas hepáticas que producen colesterol.

Reino Unido, 4 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: Royal Bothanics Garden Kew. State of the World´s Fungi. 2018.

Write comment (0 Comments)
El Director General de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, delineó una serie de estrategias para conseguir esta meta, pero manifestó la necesidad de reunir un compromiso político para lograrlo.

El Director General de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, delineó una serie de estrategias para conseguir esta meta, pero manifestó la necesidad de reunir un compromiso político para lograrlo.

"Nuestro sueño es un mundo libre de contaminación atmosférica. Para lograrlo, necesitamos establecer una meta ambiciosa como la de reducir el número de muertes en dos tercios para el año 2030”, anheló  Tedros, durante la jornada de clausura de la Conferencia Mundial sobre Contaminación del Aire.

Para lograrlo, Adhanom Ghebreyesus señaló que su Organización perseguirá una serie de estrategias como, por ejemplo, garantizar la energía no contaminante en los centros de salud de todo el mundo o establecer una nueva Plataforma de Acción Mundial de Energía y Salud con múltiples actores.

Esta Plataforma buscará alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 3 sobre salud y bienestar, y el número 7 sobre energía asequible y no contaminante.

El primer paso de la iniciativa será impulsar la promoción de cocinas “limpias” que no usen combustibles contaminantes en el interior de sus hogares.

El segundo, promover el papel de los trabajadores de la salud como agentes potenciadores de este cambio; y aumentar los programas de limpieza de la contaminación atmosférica, a través de la futura creación de un fondo fiduciario dedicado a financiar programas relacionados con el clima y el medio ambiente, fueron otros objetivos por los que abogó Tedros.

Finalmente, solicitó el establecimiento o consolidación de nuevos mecanismos internacionales de control de la contaminación  para proteger la salud de las personas.

Junto a estos objetivos manifestó la necesidad de movilizar un compromiso político ya que en su ausencia “no creo que podamos hacer progresos palpables”, resaltó Tedros.

La Primera Conferencia Mundial sobre Contaminación del Aire y Salud se celebró en la sede de la OMS en Suiza y contó con la participación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización Meteorológica Mundial, la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, entre otras organizaciones.

Lucerna, 3 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Cerca de tres de cada cinco ciudades del mundo, con al menos 500.000 habitantes, corren un alto riesgo de padecer un desastre natural, advierte el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA) en su último informe.

Cerca de tres de cada cinco ciudades del mundo, con al menos 500.000 habitantes, corren un alto riesgo de padecer un desastre natural, advierte el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (DESA) en su último informe.

En conjunto, estas ciudades albergan a 1400 millones de personas, es decir, alrededor de un tercio de la población urbana del mundo.

La publicación, lanzada con motivo del Día Mundial de las Ciudades, reveló que 679 de las 1146 ciudades son vulnerables a ciclones, inundaciones, sequías, terremotos, deslizamientos de tierra o erupciones volcánicas o a una combinación de estos fenómenos.

Un claro ejemplo son grandes centros urbanos como Manila, Tokyo, Santiago de Chile o la Ciudad de Guatemala que están expuestas a cuatro o cinco tipos de los desastres naturales previamente mencionados.

Entre las ciudades con más de 10 millones de habitantes, únicamente Moscú, El Cairo y Kinshasa tienen un bajo o nulo riesgo de sufrir alguno de los seis riesgos que analiza el estudio.

El autor principal del estudio de DESA, Danan Gu, destacó que las zonas urbanas concentran entre un 70% y 80% de la producción económica mundial y reúnen al 55% de la población: "Tal concentración de gente y actividad económica significa que los desastres naturales podrían ser potencialmente más costosos y letales si golpean las ciudades."

Gu añadió que el informe busca ahondar sobre las vulnerabilidades de las ciudades a los desastres naturales, con atención especial a la mortalidad y las pérdidas económicas.

La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) señala que durante los últimos 20 años los desastres naturales han provocado la muerte de 1300 millones de personas y que 4400 resultaron heridas, perdieron su hogar o precisaron ayuda de emergencia.

Las ciudades no paran de crecer

“Cada semana 1,4 millones de personas se trasladan a las ciudades”, resaltó el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, en su mensaje por el Día Mundial de las Ciudades.

“Esa rápida urbanización puede poner a prueba la capacidad local y contribuir a un mayor riesgo de desastres, tanto naturales como provocados por el hombre”, dijo.

La solución a ese problema reside en “crear resiliencia”, subrayó Guterres quien indicó que ciudades como Quito, Bangkok o Johannesburgo ya emprendieron ese camino.

De la capital ecuatoriana destacó la regeneración o protección de más de 200.000 hectáreas usadas “para aumentar la protección contra las inundaciones, reducir la erosión y salvaguardar el suministro de agua dulce y la biodiversidad de la ciudad”.

El titular de la ONU recordó que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Nueva Agenda Urbana, presentan una hoja de ruta para lograr un mundo más sostenible y resiliente.

Nairobi, 3 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Según un Informe del Movimiento Break Free From Plastic, tres de las marcas que han firmado el compromiso con ONU, Coca-Cola, Pepsi y Nestlé, son las empresas que más contaminación por plástico producen.

Según un Informe del Movimiento Break Free From Plastic, tres de las marcas que han firmado el compromiso con ONU, Coca-Cola, Pepsi y Nestlé, son las empresas que más contaminación por plástico producen.

“El informe demuestra de forma irrefutable el papel de las grandes corporaciones en perpetuar la contaminación mundial de plástico”, señaló el Coordinador Global del Movimiento Break free from Plastic, Von Hernandez, en el lanzamiento del estudio en Manila.

Como informó Efe, Más de 10.000 voluntarios llevaron a cabo ente el 9 y el 15 de septiembre 239 acciones de limpieza de plásticos en costas y otros entornos naturales de 42 países como Filipinas, Tailandia, Vietnam, la India, Indonesia, Australia, Chile, Ecuador, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Marruecos o España.

En total recogieron más 187.000 piezas de plástico, de las que más del 65% correspondían a envoltorios de productos de grandes corporaciones mundiales, con Coca-Cola, Pepsi y Nestlé a la cabeza.

Alrededor de las 100.000 piezas o porciones de plástico recolectadas eran de materiales que son imposibles o muy difíciles de reciclar, como el poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno), usado sobre todo en botellas o el filme de plástico de un sólo uso.

Parece que la presión ha tenido sus efectos y la industria alimentaria aceptará, por fin, que si queremos seguir viviendo en la Tierra, determinados envases no tienen cabida.

Manila, 30 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Ecología.

Write comment (0 Comments)
En una iniciativa que la Organización de Naciones Unidas (ONU) describió  como el esfuerzo más ambicioso llevado a cabo nunca antes, para luchar contra la contaminación por plásticos, 250 grandes compañías alimentarias han firmado un compromiso para dejar de utilizar el plástico en sus envases en el 2025.

En una iniciativa que la Organización de Naciones Unidas (ONU) describió  como el esfuerzo más ambicioso llevado a cabo nunca antes, para luchar contra la contaminación por plásticos, 250 grandes compañías alimentarias han firmado un compromiso para dejar de utilizar el plástico en sus envases en el 2025.

Entre las firmantes se encuentran todos los grandes grupos de la industria alimentaria, como Coca-Cola, Pepsi Co., Kellog´s, Nestlé, Unilever, Danone o Mars.

La iniciativa es resultado de la colaboración entre The Ellen MacArthur Foundation y el Programa Medioambiental de Naciones Unidas (UNEP), las organizaciones que han logrado alcanzar el acuerdo con la industria.

Según cifras que detalla el Foro Económico Mundial, si en 2014 se produjeron 311 millones de toneladas de plásticos, se estima que en 2050 llegaremos a unos 1,124 millones de toneladas. Esto quiere decir que habrá más plástico que peces en los océanos.

No hay alternativa

Aunque es una noticia a todas luces positiva, más que un gesto de Responsabilidad Social Corporativa, el acuerdo es un movimiento de la industria para adelantarse a lo que pronto será un requisito legal, al menos en Europa.

La Comisión Europea presentó en primavera una serie de medidas para reducir significativamente la producción de plásticos y la contaminación que estos producen, especialmente en el mar. La semana pasada, el Parlamento votó por la erradicación total de todos los plásticos de un solo uso para 2021 (cuatro años antes que el compromiso alcanzado por la industria).

La UE ha puesto el ojo, en concreto, en 10 productos desechables que representan el 70 % de toda la basura marina: entre otros, la cubertería de plástico, las pajitas, las botellas y los envases de comida. La alternativa a estos envases desechables será una obligación legal, para la que muchas compañías están ya trabajando. 

Hasta ahora, el enfoque mayoritario para reducir los residuos plásticos pasaba por evitar que estos acabaran donde no debían. Pero esto ya no es suficiente.

“Sabemos que limpiar plásticos de nuestras playas y océanos es vital, pero esto no impide que la marea de plástico entre en los océanos cada año”, ha asegurado Ellen MacArthur, la exregatista británica que preside la fundación que se encuentra tras esta iniciativa. “Necesitamos avanzar río arriba hacia la fuente del flujo”.

Nueva York, 30 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Ecología.

Write comment (0 Comments)
Así lo anunció el Presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, quien señaló que la Empresa Colombiana de Petróleos va a adelantar el primer proyecto de ‘fracking’ en el Magdalena Medio con el único objetivo de evaluar con las academias y las comunidades, los beneficios e impactos que trae esa práctica para la exploración y explotación de hidrocarburos.

Así lo anunció el Presidente de Ecopetrol, Felipe Bayón, quien señaló que la Empresa Colombiana de Petróleos va a adelantar el primer proyecto de ‘fracking’ en el Magdalena Medio con el único objetivo de evaluar con las academias y las comunidades, los beneficios e impactos que trae esa práctica para la exploración y explotación de hidrocarburos.

El Presidente de la empresa estatal, Felipe Bayón, dijo que “Es un área más grande que Barrancabermeja y que puede tener 150 kilómetros de extensión por un lado y 60 kilómetros por el otro, e incluye no solo parte del departamento de Santander sino también otros siete en donde hemos identificado un importante potencial”.

Bayón fue contundente en afirmar que para que se pueda llevar a cabo ese proyecto se debe cumplir con los respectivos requisitos para el licenciamiento y dijo que se ampliará el diálogo con comunidades respecto a la práctica del ‘fracking’ en el territorio nacional.

Recordó el Presidente de Ecopetrol que Colombia tiene reservas de 2000 millones de barriles que  dan autosuficiencia por 6 años y agregó que el potencial que se ve en el Magdalena Medio alcanzaría entre 2000 y 7000 millones de barriles, lo que significa que se podría triplicar las reservas de crudo.

 “Es entendible la preocupación que existe en varios sectores, y es indudable que todos queremos cuidar el medio ambiente y los recursos hídricos. Este es un debate que lleva tiempo y por eso necesitamos dialogar para tener una mejor información, en donde nosotros tenemos que hacer más pedagogía para acercarnos a las comunidades”, explicó el presidente de la petrolera.

 “Nosotros no vamos a poner a competir el petróleo y el agua, si en algún momento pensáramos que alguna de nuestras operaciones tuviera impactos en el agua, pues no la realizaríamos ya que tenemos un total compromiso con el cuidado del medio ambiente”, aseguró Bayón, al destacar que Colombia todavía tiene potencial en los yacimientos convencionales, por lo que el ‘fracking’ es una alternativa a la que no se le puede apostar todo.

“El país, en los 100 años de la industria, ha producido solo el 19 % de lo que nosotros creemos que hay en el subsuelo y esto lo podemos subir al 24% y hasta el 30 %. Además, tenemos un potencial importante en gas, pero los yacimientos no convencionales son una alternativa para buscar los hidrocarburos que necesitan las refinerías y para que el país pueda tener autoabastecimiento y seguridad energética”, concluyó el Presidente de Ecopetrol Francisco Bayón.

Bogotá, D. C, 29 de octubre de 2018

Redacción Ecos Ecología

Write comment (0 Comments)
La Bioenergía moderna tendrá el mayor crecimiento en recursos renovables entre 2018 y 2023, lo que subraya su papel fundamental en la creación de una cartera renovable robusta y garantiza un sistema energético más seguro y sostenible, según el último pronóstico de mercado de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

La Bioenergía moderna tendrá el mayor crecimiento en recursos renovables entre 2018 y 2023, lo que subraya su papel fundamental en la creación de una cartera renovable robusta y garantiza un sistema energético más seguro y sostenible, según el último pronóstico de mercado de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Las energías renovables continuarán su expansión en los próximos cinco años, cubriendo el 40% del crecimiento del consumo energético mundial, de acuerdo con el informe de análisis y previsiones de mercado Renewables 2018 de la AIE.

Su uso continúa aumentando más rápidamente en el sector eléctrico, y representará casi un tercio de la generación eléctrica total mundial en 2023. Debido al apoyo político más débil y las barreras adicionales al despliegue, el uso de energías renovables se expande mucho más lentamente en los sectores de transporte y calefacción.

Si bien continuará el crecimiento de las energías solar fotovoltaica y eólica en el sector eléctrico, la Bioenergía sigue siendo la mayor fuente de energía renovable debido a su uso generalizado en calefacción y transporte, sectores en los que otras energías renovables desempeñan actualmente un papel mucho más pequeño.

“La Bioenergía Moderna es el gigante ignorado en el campo de las energías renovables”, dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE. “Su participación en el consumo mundial total de energías renovables es de aproximadamente el 50% en la actualidad, es decir, tanto como la energía hidráulica, eólica, solar y todas las demás fuentes de energía renovables combinadas. Esperamos que la Bioenergía Moderna continúe liderando el campo, y tiene grandes perspectivas de un mayor crecimiento. Pero serán esenciales políticas correctas y rigurosas regulaciones de sostenibilidad para alcanzar su máximo potencial”.

El enfoque en la Bioenergía es parte del análisis de la AIE de los “puntos ciegos” del sistema energético, cuestiones que son críticas para la evolución del sector energético pero que reciben menos atención de la que merecen, como el impacto de los sistemas de aire acondicionado en la demanda de electricidad, o el creciente impacto de los productos petroquímicos en la demanda mundial de petróleo. Suponiendo que estén en vigor fuertes medidas de sostenibilidad, el informe identifica un potencial adicional, sin explotar, de la bioenergía para hacer más verde y diversificar el uso de la energía en los sectores industrial y transporte.

China lidera el crecimiento mundial en energía renovable como resultado de las políticas para descarbonizar todos los sectores y reducir la contaminación atmosférica, y se convierte en el mayor consumidor de energía renovable, superando a la Unión Europea en 2023.

Entre los mayores consumidores de energía del mundo, Brasil tiene el mayor proporción de energías renovables en gran medida: casi el 45% del consumo total de energía final en 2023, impulsado por una contribución significativa de la bioenergía y la energía hidroeléctrica.

Mientras tanto, la energía solar fotovoltaica domina la expansión de la potencia eléctrica renovable. Las adición de 178 GW de potencia renovable en 2017 batió otro récord, representando por primera vez más de dos tercios del crecimiento de la potencia eléctrica neta mundial. La potencia fotovoltaica fue la que más se expandió (97 GW), más de la mitad en China. Mientras tanto, las adiciones de eólica terrestre disminuyeron globalmente por segundo año consecutivo, y el crecimiento de la energía hidroeléctrica continuó desacelerándose.

Se pronostica que la potencia fotovoltaica aumentará en casi 600 GW, más que todas las demás tecnologías renovables combinadas, o hasta el doble de la capacidad total de Japón, alcanzando 1 TW al final del período de pronóstico. A pesar de los recientes cambios políticos, China sigue siendo el líder absoluto en fotovoltaica, con casi el 40% de la potencia fotovoltaica instalada a nivel mundial en 2023. EE.UU. sigue siendo el segundo mayor mercado de crecimiento para la fotovoltaica, seguido de India, cuya potencia se cuadruplica. 

La energía eólica sigue siendo el segundo mayor contribuyente al crecimiento de la potencia renovable, mientras que la energía hidroeléctrica sigue siendo la mayor fuente de electricidad renovable para 2023. Similar a la previsión del año pasado, se espera que la potencia eólica se expanda en un 60%. Mientras tanto, impulsada por el progreso tecnológico y las significativas reducciones de costes, la potencia eólica marina se triplica, con un crecimiento que va más allá de Europa a Asia y Norteamérica.

Incluso con tecnologías renovables cada vez más competitivas, las políticas apropiadas y el diseño del mercado son críticos. En un caso acelerado, que supone mayores medidas de apoyo gubernamental, la expansión de las energías renovables en la electricidad y en el transporte podría ser un 25% mayor.

El potencial sin explotar de la Bioenergía en las industrias del cemento, el azúcar y el etanol también es significativo. El crecimiento de la bioenergía en los sectores de industria, transporte y electricidad combinados podría ser tan considerable como el de otras energías renovables en el sector eléctrico. Una proporción significativa de este potencial se basa en los residuos que ofrecen bajas emisiones de gases de efecto invernadero y mitigan las preocupaciones sobre el cambio de uso de la tierra. Además, el uso de estos recursos puede mejorar la gestión de residuos y la calidad del aire.

Madrid, 19 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Ecología.

Fuente: FuturEnergy/AIE.

Write comment (0 Comments)
Una red latinoamericana busca investigar el problema de la basura en ríos y mares, a través de un programa de ciencia ciudadana con escolares. La iniciativa comenzó en Chile y fue replicada también en Alemania.

Una red latinoamericana busca investigar el problema de la basura en ríos y mares, a través de un programa de ciencia ciudadana con escolares. La iniciativa comenzó en Chile y fue replicada también en Alemania.

Son los Científicos de la Basura. Un grupo de investigadores de la Universidad Católica del Norte (UCN), en Coquimbo, Chile, comenzó en 2007 un programa de ciencia ciudadana. Casi por casualidad, el alemán Martin Thiel, biólogo marino y profesor de esta universidad, se encontró con este preocupante tema.

"Como trabajábamos mucho en terreno a lo largo de la costa de Chile, siempre nos cruzábamos con basura, tanto flotando en el mar como en las playas. Era un tema que ya no podíamos eludir y del que nos dimos cuenta que no había mucha investigación científica. Todos sabían que había basura en la playa, pero no cuánta era, de qué tipo y, especialmente, de donde venía”, cuenta el director del programa en entrevista con DW.

La idea es investigar y generar información relevante para abordar el problema, llevar la ciencia a los colegios, y fomentar la conciencia ambiental. Partieron con alumnos de Coquimbo y pronto se extendieron a otras ciudades de Chile, con el apoyo de profesores e investigadores, haciendo estudios en el litoral y en los ríos.

"Rápidamente nos dimos cuenta de que lo más problable era que la basura no venía de otros países, sino que en su gran mayoría tenía fuentes locales. Y si viene de Chile, tenemos que hacer educación ambiental y generar información científica, trabajando con los colegios”, explica el director de Científicos de la Basura.

Unas 40 escuelas del país se han sumado al proyecto, en el que los alumnos aprenden de primera mano a hacer ciencia: formulan preguntas, aplican una metodología estandarizada y reúnen datos comparables. "¡Qué mejor forma de abordar este problema!”, destaca Thiel.

Ahora están formando la Red Latinoamericana, a la que se han unido representantes de 10 países de la costa del Pacífico. Además de 13 colegios chilenos, se han anotado otros 25 de Perú a México. Los datos permitirán hacer una radiografía comparativa de la situación en la región.

Del río al mar

Las investigaciones de los Científicos de la Basura han arrojado datos reveladores. El promedio de basura en playas es mayor a dos unidades por metro cuadrado; la gran mayoría, de 80 a 90 por ciento, es plástico. También registraron una alta acumulación de desechos en las riberas de los ríos.

"Esto es indicio de vertimientos ilegales de personas que intencionalmente van a los ríos a depositar su basura, principalmente domiciliaria. Esta no sólo se queda en la ribera, sino que además, por crecidas o temporales, llega al curso de agua y es transportada por el mismo río a la zona costera”, indica a DW la bióloga marina Daniela Honorato, coordinadora de la Red Latinoamericana Científicos de la Basura.

Aunque en Chile no se han observado aún situaciones como la playa saturada de residuos de República Dominicana, "hay ciertos lugares con condiciones parecidas, focos de mucha basura, lo que probablemente está relacionado con ríos. Cuando hay lluvias, crecidas o de un golpe con las primeras lluvias al final del verano el río bota toda la basura que se ha acumulado en el año, vemos fenómenos similares”, explica Thiel.

El problema se repite en muchos lugares del continente. "Es un recuerdo importante para quienes viven al interior del país, muchas veces lejos del mar, que también tienen una alta responsabilidad en lo que ocurre en el mar”, afirma el investigador.

Coquimbo, 18 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Ecología.

Fuente: Autor Victoria Dannemann.

Write comment (0 Comments)