Colombia en Estado de Emergencia

El presidente de la República Iván Duque Márquez decretó el Estado de Emergencia por la crisis sanitaria que ha originado el coronavirus Covid-19 y que oficialmente ha contagiado a 75 personas en el territorio nacional.
Foto: Juan Pablo Bello. Presidencia de la República

Por Luis Fernando García Forero.- El presidente de la República Iván Duque Márquez, decretó el Estado de Emergencia por la crisis sanitaria que ha originado el coronavirus Covid-19 y que oficialmente ha contagiado a 75 personas en el territorio nacional.

Dentro de las medidas excepcionales que en esos casos establece la Constitución Nacional, el jefe de Estado, en una alocución televisiva desde la Casa de Nariño, ordenó que desde el viernes 20 de marzo y hasta el 31 de mayo los mayores de 70 deben tener un aislamiento preventivo.

El mandatario colombiano acudió a esa figura constitucional debido a la calamidad pública que está avanzando en los cuatro puntos cardinales de la nación. Lo que según el Gobierno justifica la aplicación del artículo 215 de la Constitución que establece que cuando haya hechos que  “perturben o amenacen en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país, o que constituyan grave calamidad pública”, se debe decretar el Estado de Emergencia.

Sobre el tema y la situación que vive el país en materia de salud y que está afectando todos los estamentos del Estado colombiano, varios congresistas, liderado por el senador Horacio José Serpa, le habían pedido al presidente Iván Duque decretar la Emergencia Económica.

Según la carta fundamenta de los colombianos, el Gobierno debe convocar al Congreso en los 10 días siguientes a dicha declaratoria para que el Senado y la Cámara de Representantes examinen el informe y los alcances que motivaron al  Ejecutivo a utilizar ese estado de excepción.

La declaratoria de Emergencia Nacional hace responsables al Presidente de la República y a sus Ministros de lo que pueda ocurrir por el abuso cometido en el ejercicio de las facultades otorgadas al Gobierno durante la aplicación de dicha emergencia.

Alcances Estado Emergencia

Otro de los aspectos que contempla la constitución con la declaratoria de Estado de Emergencia es que “estos decretos deberán referirse a materias que tengan relación directa y específica con el Estado de Emergencia, y podrán, en forma transitoria, establecer nuevos tributos o modificar los existentes. En estos últimos casos, las medidas dejarán de regir al término de la siguiente vigencia fiscal, salvo que el Congreso, durante el año siguiente, les otorgue carácter permanente”.

Como en toda democracia, la declaratoria del Estado de Emergencia, tendrá el respectivo control de la Corte Constitucional.

“La pandemia es, sin duda, el mayor desafío de la humanidad en los tiempos recientes. De la solidaridad que demostremos hoy, de la responsabilidad con la que actuemos, depende que podamos recuperarnos del golpe tremendo que está recibiendo el mundo entero”, expresó el presidente Duque.

“He dado instrucciones a las entidades respectivas para que se facilite que estas personas mayores de 70 años reciban sus pensiones, subsidios o canasta alimenticia de la forma más conveniente” y agregó que “he dado instrucciones al Ministerio de Salud para que los servicios de salud se presten en sus hogares”.

Medida implica sacrificios

Al anunciar la medida el jefe de Estado dijo que la declaratoria del Estado de Emergencia “implica grandes sacrificios, y no fue fácil tomarla, pero la gravedad de las circunstancias nos impone la necesidad de actuar, protegiendo a los más vulnerables frente al ataque del coronavirus, y hacerlo con la debida severidad”.

Fue contundente en afirmar que “es muy importante que no sea el pánico el que dicte nuestras acciones. De nuestra serenidad para tomar las decisiones depende su contundencia. Tomamos decisiones difíciles, pero no irresponsables; una medida a la ligera es una oportunidad perdida”, aseveró.

El presidente fue claro destacar que “Este no es un momento para las divisiones políticas. El virus no reconoce entre sectores sociales ni compra ideologías. Este es el momento de la verdadera unión de los colombianos, de la verdadera Colombia, de esa Colombia que es resiliente, que no se detiene ante las adversidades y que siempre, siempre, sale adelante”.

Bogotá, D. C, 17 de marzo de 2020

Comments powered by CComment