“Que el Gobierno diga de frente si quiere la megaminería en el páramo de Santurbán”: Senador Cristo

En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.
Foto: Ecos

-“Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia”.-

-“Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años”.-

Por Luis Fernando García Forero.- El senador Andrés Cristo Bustos,  oriundo de Norte de Santander y de la bancada del partido liberal, es un dirigente destacado dentro de la colectividad y el Congreso, por su liderazgo en temas que buscan el desarrollo regional, la defensa y cumplimiento de los Acuerdos de La Habana, toda vez que fue víctima del conflicto armado, la guerrilla del ELN le cegó la vida a su padre Jorge Cristo Sahium en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

Junto con su hermano, el exministro Juan Fernando Cristo, recogieron las banderas de su padre y han tenido un protagonismo político al servicio de Colombia.

En www.ecospoliticos.com, logramos conversar con el senador Andrés Cristo Bustos sobre la coyuntura política nacional, los problemas con la frontera en Venezuela, el páramo de Santurbán, el Partido Liberal, entre otros.   

ECOS: ¿La situación del Catatumbo va de mal en peor?

ACB: El Catatumbo no ha dejado de ser una zona de conflicto. Subsisten grupos como el ELN, disidencias de las FARC, Bandas Criminales que quedan del paramilitarismo, entre otros grupos delincuenciales, que están peleando por las zonas donde se encuentra la mayor cantidad de cultivos ilícitos que tiene el país. Todos los grupos ilegales se están peleando el territorio.

ECOS: ¿El Congreso ha abordado el tema, que ha pasado desde la óptica legislativa?

ACB: Hubo una sesión virtual de la Comisión de Paz del senado donde se trató el tema, no solo con los congresistas, sino con las víctimas. No es un problema menor, se lo hemos puesto de presente a los ministros y a todos quienes tienen que ver con el sector. Hay grupos indígenas completamente perseguidos, niños que están siendo incorporados a los grupos ilegales. No ha habido forma de parar esta crisis en estos últimos tres o cuatro años.

ECOS: ¿Ausencia de programas estatales, gubernamentales?

ACB: Es una zona de frontera completamente a la deriva, no es por este Gobierno, estamos hablando de años y años de abandono, no ha habido forma de parar esta crisis.

ECOS: ¿Falta más presencia de la Fuerza Pública?

ACB: Uno no puede llegar solamente con el Ejército, allá todos los grupos están peleando el espacio, quieren tener territorio para sembrar cultivos ilícitos, no hay un hospital que preste servicios de segundo nivel. No pudieron volver a ejercer los profesores, no están los alcaldes con todas las facultades porque se encuentran amenazados. El tema es demasiado complejo, el Catatumbo es un punto neurálgico, es urgente la revisión de una forma diferente y singular por parte del Gobierno Nacional.

ECOS: ¿Se le está saliendo de las manos a la institucionalidad colombiana?

ACB: La gente de esa región se ha quejado de la ausencia de inversión social. Si llegan a esos municipios planes de desarrollo con inversión social para los colegios, hospitales, para la sustitución de cultivos ilícitos, de la manera como quedó contemplado en el Acuerdo de Paz;  si llega el Gobierno central acompañando al gobernador y alcaldes evaluando la problemática y soluciones, las condiciones serían diferentes.

ECOS: ¿El tema también es la presencia del narcotráfico?

ACB: Si no hay presencia gubernamental más van a seguir aumentando los cultivos ilícitos. Ese es el problema grande que tenemos en el Catatumbo, una región próspera pero sin inversión social y sin logística de parte del Gobierno central. Es imposible para un Gobernador o para un alcalde, lograr superar esa difícil situación por cuenta de sus propios medios.

ECOS: ¿El tránsito de los migrantes venezolanos a su país complica aún más en estos momentos la situación?

ACB: Todo el tema migratorio ha aumentado la problemática en Norte de Santander y en el Catatumbo. En el inicio de este mes se registran alrededor de 7 mil venezolanos parqueados en Villa del Rosario esperando una orden de entrada para Venezuela.

ECOS: ¿En ese aspecto grave el tema por el cierre de la frontera?

ACB: Al tener cerrada la frontera lo que hacen es abrir las 70 trochas en el área metropolitana por donde roban,  entran y sacan la droga, el contrabando y pasan por la zona haciendo lo que quieren.

ECOS: ¿Sin embargo,  se les ha brindado atención humanitaria?

ACB: Eso significa, como factor también migratorio, que al hospital Universitario Erasmo Meoz le deben $60.000 mil millones por la petición expresa del presidente de la República Iván Duque de atender humanitariamente a los venezolanos que entraban y salían. No veo verdaderamente la intensión del Gobierno de pagarle al hospital de Cúcuta.

ECOS: ¿El desempleo es alto no solo por el problema migratorio, ahora por la pandemia?

ACB: Estamos en un 30 % de desempleo y con más del 70 % de informalidad. Es la ceguera del Gobierno central, por eso insisto, necesitamos que el presidente de la república Iván Duque revise qué es lo que se debe adelantar frente al Gobierno venezolano. Nadie está diciendo que Nicolás Maduro sea un buen presidente, eso no lo está diciendo ningún cucuteño, norte santandereano y creo que ningún colombiano. Estamos disgustados porque llegan a Cúcuta, se quejan, hablan de política internacional, se largan de la ciudad  y dejan todos los problemas.

ECOS: ¿Está más interesado el jefe de Estado en la caída del presidente Maduro que en solucionar la problemática de Norte de Santander y el Catatumbo?

ACB: No hay derecho y no es fácil para una ciudad como Cúcuta, la quinta más poblada del país, con un altísimo desempleo y la mayor informalidad, inseguridad, todo, por cuenta de la crisis en la frontera entre Venezuela y Colombia.

ECOS: ¿Se le suma ahora otro tema y que toca al Gran Santander: la megaminería en el Páramo de Santurbán?

ECOS: Grave, como si fuera poco es otra situación que empieza a preocuparnos. Es lamentable porque en campaña escuchamos al presidente Duque referirse a la defensa de los páramos y quejándose de lo que significaba la megaminería.

ECOS: ¿Cree que está cambiando de parecer y explotar oro en ese páramo para reactivar la economía?

ACB: Estamos jugados a la reactivación económica pero si el Gobierno va a decir que por cuenta de la megaminería va a reactivar la economía, no se lo vamos a permitir. Es un atentado contra ese recurso natural que llevará a Bucaramanga a no tener en los próximos años agua, dejando a Norte de Santander, que posee casi el 70 % del páramo, sin condiciones ecológicas para sostener todo un sistema. Quieren atentar con el presente y futuro del agua en estas regiones del país. Esperamos que el Gobierno Nacional tenga una comunicación seria con los gobernadores y alcaldes, la clase dirigente y la misma ciudadanía, pero que entiendan que estamos en defensa de lo que significa el páramo de Santurban.

ECOS: ¿Es muy flexible la legislación en estos temas de la preservación de los recursos naturales?

ACB: Está la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ANLA, pero el páramo de Santurban es intocable para explotación de la megamineria.

ECOS: ¿La megaminería contra el páramo de Santurbán es un punto de honor, comunero, de los santanderes?

ACB: Estamos unidos en la defensa del páramo de Santurbán. Es el preciso momento para que los gobernadores Aguilar y Serrano inicien una convocatoria contra la megaminería con todas las personas que estén interesadas en la defensa del páramo de Santurbán, que es fuente de vida para los habitantes de esta región del país.

ECOS: ¿Han planteado otro debate, esta vez en el Senado sobre el tema?

ACB: Junto con los senadores Guillermo García y Jaime Durán vamos a realizar un debate con los Ministros de Ambiente, Minas y Energía, para que nos respondan sobre el tema. Necesitamos que el Gobierno nos diga de frente si están dispuestos a la explotación de la megaminería en Santurbán, le diga la verdad al país, no queremos evasivas. Sabemos que esto va a tener una reacción política, social en toda Colombia. El debate en el Senado es una oportunidad para ponerle freno a todas las iniciativas que pretendan afectar los páramos.

ECOS: ¿No se vieron los resultados esperados en el debate en la Cámara sobre el tema?

ACB: El Gobierno no ha sido capaz de decirlo. Estamos seguros que el Gobierno tiene como opción la megaminería en los páramos y no ha sido capaz de decirlo. No quieren tener en cuenta la posición política y social de los santandereanos en defensa del páramo. La idea de la megamineria en zonas de reserva natural no está dejando ningún tipo de herencia a las nuevas generaciones. Queremos escuchar al Ministro de Ambiente, que es de Santander, no va a tomar partida, me parece la posición más triste y deshonrosa que puede haber para este sector del país.

ECOS: Hablemos del Partido Liberal.  ¿Cómo ve los preparativos del Congreso virtual de la colectividad en los próximos días?

ACB: Entendemos que por la situación sanitaria no puede haber un Congreso presencial, de manera virtual solo se va a escuchar a los congresistas que no son ni el 10 por ciento de la colectividad. Están cerrando las puertas a las gentes que no han tenido garantías como militantes, vamos por un mal camino.

ECOS: ¿Por qué por un mal camino?

ACB: Hemos visto cómo ha disminuido el Partido Liberal. Hace tres años tuvimos un excelente candidato a la presidencia de la república, Humberto de la Calle, y el resultado no fue el mejor. La representación en el Senado disminuyó, también en la Cámara. No hay duda que en el partido la gente joven y las mujeres han dejado de tener importancia a nivel electoral. Sobre ese tema y otros, hemos pedido que se nos escuche y no hay respuesta.

ECOS: ¿Lo van a plantear en el Congreso virtual?

ACB: Nos toca porque no hemos sido escuchados. Le hemos pedido al presidente Gaviria entienda que aceptamos el Congreso del Partido pero que no puede ser un evento para dos años, sin que hablen las mujeres y los jóvenes, los concejales y obreros, los campesinos liberales, también los empresarios, la gente que se ha apartado de la colectividad, que los podamos escuchar y ver qué proyecciones se pueden hacer en los próximos dos años. Mirar a ver si las personas que se han alejado de la colectividad, regresen.

ECOS: ¿Cuál es el fondo de las críticas que le hace al partido que representa?

ACB: El partido liberal ha dejado escapar la bandera de la paz, del medio ambiente, la bandera de los principios y programas liberales. La bandera de la reforma política y de la justicia, de la defensa de los derechos humanos. Hemos quedado en la mitad de la polarización política entre la  izquierda y derecha, no hemos sabido aprovechar la posición de centro, que siempre vamos a defender.

ECOS: Se ha referido al regreso de quienes se han alejado del partido. Cuál sería el milagro para que regresen, los acepten, entre ellos a su hermano Juan Fernando Cristo?

ACB: El milagro no lo podemos hacer nosotros, lo debe hacer el jefe del partido, César Gaviria, él debe decidir y entender que el partido Liberal tiene diferentes tendencias, de ahí su nombre. Hay gente que se queda en la izquierda, otra en el centro, otros que tienen una posición más arraigada frente al proceso de paz, pero obviamente es el expresidente Gaviria el que debe invitar y llamar a los dirigentes que se han ido.

ECOS: ¿Siente que el Partido Liberal va de mal en peor?

ACB: Hemos venido mal, la salida de dirigentes y militantes, es un ejemplo de la situación que vive la colectividad. Una encuesta reciente de una empresa seria mostró que el partido liberal ha pasado aun deshonroso tercer puesto. Es tarea del jefe del partido, además de defender el proceso de paz, abrir las puertas a las diferentes tendencias, no solamente a Juan Fernando Cristo, Amylkar Acosta y otros líderes que se han alejado del partido, sino a dirigentes que hacen política y defienden el ideario liberal para que nos encaminemos, bajo las tesis liberales y programas, permitan disminuir la inequidad, la pobreza y mejorar la calidad de vida de los colombianos, para recuperar el poder.  

ECOS: Por esos días se ha cuestionado mucho la posición del presidente Duque respecto a la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe, ¿Qué piensa al respecto?

ACB: Como se lo dijo la periodista Vanessa de la Torre, él es el presidente de todos los colombianos y no de un sector político o una ideología. Todo ciudadano debe acatar los fallos judiciales y el presidente debe dar ejemplo. Si bien es cierto que está opinando sobre el tema, debe recordar que el Presidente de la República es el símbolo de la unidad nacional.

ECOS: ¿La propuesta de una constituyente para reformar la justicia es un tema más pasional que racional, si nos referimos a la situación de la detención domiciliaria del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez?

ACB: No se les había ocurrido hasta que no tocaron al expresidente y senador Uribe. Hablan de constituyente única y exclusivamente pensando en un debate para crear una corte única, son ideologías populistas o amarillistas. Ponen a la gente a salir a pelear a la calle. La Corte Suprema de Justicia y todos los tribunales, merecen respeto. Es una propuesta más con el corazón que con la razón.

ECOS: ¿No es el momento para una constituyente a pesar de las falencias en la justicia?

ACB: Es el momento para que haya un presidente con suficiente peso, un estadista que llame a la oposición, a los partidos independientes y a los que lo apoyan, para sacar adelante una agenda legislativa que salve a Colombia.

Bogotá D.C, Agosto 9 de 2020

Comments powered by CComment