Trabajé día y noche por el Alto Baudó

La Alcaldesa del Municipio del Alto Baudó chocoano, Carmen Edithza Londoño Mosquera, es una Administradora de Empresas de la universidad Santo Tomas de Aquino de Bogotá y especialista en Gerencia Publica de  la universidad de Medellín.
Foto: Ecos

Por William Acero Arango.- La Alcaldesa del Municipio del Alto Baudó chocoano, Carmen Edithza Londoño Mosquera, es una Administradora de Empresas de la universidad Santo Tomas de Aquino de Bogotá y especialista en Gerencia Publica de  la universidad de Medellín.

A escasos días de dejar su mandato, ha sido una de las alcaldesas más aguerridas porque demostró su talente en favor de las habitantes de esa localidad, a pesar de los inconvenientes que tuvo desde el inicio de su administración. El ELN, grupo armado que opera en esa zona del país, desde su campaña a la alcaldía, siempre se opuso a sus objetivos, por eso se les enfrentó.      

En pleno proceso electoral para alcanzar la alcaldía les dijo: “voy hacer política y a sacar este pueblo adelante, si me van a matar háganlo ya, pero nos tienen que matar a todos”. Cuatro años después sostiene que si se puede y que su administración en obras de infraestructura y desarrollo social validan que sus electores no se equivocaron y que por eso ganaron todos los habitantes del Alto Baudó.

Esa situación me llevó a contactar a la alcaldesa Londoño para hacerle eco a lo que fue su gestión en beneficio de los habitantes de esa importante región del país.  

El encuentro fue en Quibdó, donde me esperó para abordar una camioneta y trasladarnos a esa localidad e iniciar sobre el terreno su gestión, uno de los objetivos de este reportaje.  

Son 45 veredas, cuyos habitantes le agradecen, de una u otra manera, lo que hizo para el desarrollo de sus comunidades.

La ausencia de Estado se demuestra en las vías. Fueron más de cuatro horas de recorrido, desde Quibdó, donde no se le puede denominar carretera sino una completa trocha, tanto que alcanzamos a llegar a Puerto Melú, pues el móvil se varó.  

En Melú, Medio Baudó Chocoano, la alcaldesa también es líder. Allí compartimos con el alcalde de esa localidad Gilder Palacios Mosquera, abogado especializado y que también tiene un liderazgo importante.

En cada sitio donde nos trasladábamos, la alcaldesa no perdió la oportunidad para escuchar a su comunidad. Se reunió con los pescadores, líderes sociales, agricultores, concejales, entre otros. La noche parece interminable, siempre rodeada de sus seguidores. Es una líder total, los indígenas, negros, todos, tienen que ver con ella.

Una alcaldesa que no se amilana para nada. En las obras de la comunidad no le importaba coger una carretilla y aportar parte de su tiempo en la ayuda de la mano de obra.

“Esta señora trabajó los cuatro años cada día y siempre pasada la media noche, creía que al final sería distinto, pero no, me equivoque, sigue igual”, me dijo el conductor mientras nos embarcamos en una lancha para navegar río arriba en media noche con un promedio de 80 k/h. Solo me dedico a rezar por llegar bien a puerto, en medio de las pericias del motorista que con su experiencia en ese campo domina la ruta en medio de la oscuridad de la noche.

Entre el ruido del motor recibo el avío para calmar el hambre y pienso que toda esta gente humilde y trabajadora debe llegar por este medio o en helicóptero a su localidad.

Llegamos por fin al famoso Alto Baudó Chocoano, nos saludan algunos de los habitantes que aún quedan en las ventanas de las casas y nos dirigimos a la casa de la alcaldesa Carmen Edithza Londoño Mosquera.

La voluntad de parte y parte en avanzar con los objetivos para lograr el reportaje fue superior al sueño. Iniciamos el diálogo, se refirió a los más de 9 mil desplazados, las obras de su administración, lo que gestionó en el casco urbano en su paso por la alcaldía.

A las 6:00 de la mañana del 17 de diciembre de 2019, Salimos a hablar con las gentes de este maravilloso pueblo, abandonado por muchas de las administraciones presidenciales en más de 5 décadas.

Todos coincidieron en reconocer que antes este municipio del departamento del Choco nunca fue más próspero como hoy. Se oían las voces de la comunidad: “tenemos más de 10 calles pavimentadas, 10 nuevas instituciones educativas, el matadero, casa de la cultura en un sin número de veredas. Los logros de esta administración se ven”.

María Elena Palomino, una mujer de contextura muy grande y de un vozarrón afirma: somos muy felices con lo que tenemos, el logro más importante de esta señora Alcaldesa es haber conseguido los recursos para poder salir del Alto Baudó vía terrestre, que es una petición que se le hizo durante más de 30 años a todos los gobierno y finalmente hoy creo que ya es una realidad”.

La comunidad lo dice casi al unísono: “Carmen Elithza Londoño Mosquera es la mejor Alcaldesa de Colombia, esta mujer, nos ha dado tranquilidad con las obras que tenemos, pero sin duda alguna, lo más importante es que  está anunciando que para el mes de junio tendremos vía terrestre, que es lo que hemos reclamado durante tantos años”, señaló doña Helena, una líder de la comunidad.

Los habitantes de la localidad coinciden en señalar que desde la institución de la elección popular de alcaldes, hace más de 20 años, todos los elegidos fueron hombres, pero ninguno ha tenido el trabajo y la visión que tiene la alcaldesa Londoño. “Este pueblo está hoy como está, gracias a esta señora que le ha entregado toda su sabiduría, su conocimiento, su amor y el trabajo para que hoy tengamos tantas cosas. La educación a la que le apuestan muchos mandatarios y el Presidente de la República es a lo que más le ha apostado esta administración”.

El diálogo en firme con la alcaldesa no se hizo esperar:

ECOS: ¿Quién es Carmen Elzthza Londoño Mosquera?

CELM: La tercera de 11 hermanos. Nací en el hogar de un agricultor y mi madre ama de casa, soy la única mujer de los 11 hijos. Estudié Administración de Empresas, me especialicé en gerencia en la universidad de Medellín, tengo mi esposo que es un ingeniero civil. Dos hijos de 12 y 16 años. Soy una líder de esta tierra que la quiero como mi sangre.

ECOS: ¿Me llama mucho la atención que sus hermanos le hacen caso, es la general, como se gana este espacio dentro de sus hermanos todos varones?

CELM: Risas...no, por el contrario somos una familia muy unida. Desde que  tengo uso de razón fui líder. Mi padre fue concejal, a muy temprana edad, en 1995, fui la concejal más joven de Colombia, desde allí comencé a trabajar con las comunidades, posteriormente fui la primer secretaria de gobierno de mi municipio. Heredé esa vena de mi padre, no mando, soy la que lidero las cosas.

ECOS: ¿Cómo logra la alcaldía en un pueblo tan machista y con tanta hegemonía masculina?

CELM: Por los cargos que he ocupado: concejal, secretaria de gobierno, jefe de control interno etc. he trabajado por esta región desde siempre y lo seguiré haciendo.

ECOS: ¿Uno de niño piensa con hacer muchas cosas, usted pensó en ser alcaldesa de su pueblo?

CELM: No…(risas)…quería o soñé con ser médico, pero pudo más la política, ayudar a la gente, trabajar por los demás, servir. El contacto con la gente es sagrado para mí, siempre quiero estar allí para ayudar a mis ciudadanos.

ECOS: ¿Cuando llega a la Alcaldía el primero de enero de 2016, en dónde empezó a gobernar, no tenía sede administrativa, no había historia de las cuentas, no había absolutamente nada, nadie le entrego, o hizo empalme?

CELM: Encontré que debíamos o teníamos un pasivo pensional de alrededor de $100 mil millones. Todo lo que le mostramos es lo que hemos hecho. Ya tenemos los recursos para construir la sede de la alcaldía. Aquí donde usted está, es una bodega que hicimos para tener sede de la alcaldía, tenemos todo sistematizado, con carpeta de estos cuatro años. El trabajo del equipo de gobierno es de lujo, tenemos alrededor de 70 empleados en donde también le hemos dado participación a los indígenas que son parte de nuestro territorio.

ECOS: ¿Cuántos habitantes tiene el Alto Baudó?

CELM: En el último censo del 2005 fuimos 38 mil, con una población afro de 19 mil más o menos, y 19 indígenas.

ECOS: ¿El tema del orden público sin duda alguna es el más complicado, cómo sortea esto?

CELM: La verdad, fue muy complicado, hoy es menos complejo. Hay problemas pero tratamos de salir adelante, antes la gente no podía salir ni a la calle y se tenía que guardar en sus casas temprano. Hoy usted se dio cuenta que la gente sale hasta tarde a las calles, no podemos desconocer que hay problemas, la gente la asesinaban en cualquier lado, hoy por ejemplo solo nos han asesinado a una sola persona.

ECOS: ¿Uno tiene columna vertebral en los proyectos que inicia, cual es el suyo en este cuatrienio?

CELM: Llevamos décadas peleando con todos los gobernantes de turno tanto nacionales como departamentales y obviamente locales para que nos habilitaran la vía por tierra, pero fue imposible. Hoy gracias a mi equipo de la administración, al gobierno nacional y por supuesto, a las regalías, conseguimos $30.000 mil millones. Los tenemos en los bancos para este proyecto, el Alto Baudó Chocoano, tendrá vía de la cabecera municipal a Quibdó a partir del mes de junio o julio del 2020. Fue una lucha titánica, pero lo hemos logrado y los pobladores de mi municipio pueden contar con que la vía está asegurada para el próximo año.

ECOS: ¿Cómo va a ser esto, explíquenos?

CELM: Son 30 kilómetros que tendremos para asentar la vía entre La Victoria, Salvi y llegar a Pie de Pató. Permitir que lleguen los vehículos desde Quibdó y todos podamos llegar al resto del departamento con los productos agrícolas. No podemos desconocer que esta región y esta zona en general, tienen cultivos de comida. Con esta vía vamos a lograr que nuestros campesinos saquen sus productos y logren una mejor calidad de vida. Así llegaran muchos de otros pueblos a comprar cada uno de los productos que saca esta región: plátano, arroz, cacao, y otros productos.

ECOS: ¿Hoy cuánto cuesta  para un campesino salir del Alto Baudó Chocoano a Quibdó?

CELM: Es muy complejo, no es solo para llegar hasta Quibdó, debe ir hasta el Medio Baudó o Puerto Melú, y luego para Quibdó. Son alrededor de $130.000. $50.000 mil hasta Melú, $50.000 hasta Quibdó y finalmente $30.000 de comida. La sola salida y la devuelta, pero si llegamos desde Santa María, hasta Quibdó serian $400.000 por persona. Con esta carretera que tendremos para el 2020 cada ciudadano solo pagaría entre $25.000 y 30.000 pesos y solo se tardaría 2 horas 30 minutos. Todo esto sin lugar a dudas significa calidad de vida.

ECOS: ¿Alcaldesa que contesta usted cuando hay gentes señalando, por fuera de su municipio que usted utilizó la alcaldía para tratar de elegir a su esposo alcalde de Condoto y que ayudo a elegir el Alcalde electo?

CELM: Creemos que la oposición tiene sed de poder, hemos trabajado por estas gentes como nadie. Usted ha visto las obras, la gente está totalmente de acuerdo con lo que se hizo, me están señalando porque hemos hecho cosas de cara al pueblo. Cómo creen que fui jefe de debate de mi esposo, si ni siquiera fui a Condoto, eso es absurdo. Es un medio de comunicación que dijo eso, pero es totalmente falso. Le he pedido a todos los medios de comunicación y a las IAS: Fiscalía, Procuraduría, Contraloría, que lleguen aquí y se den cuenta de la realidad, tenemos todas las cuentas en orden, y al servicio del que quiera revisar.

ECOS: ¿Hay críticos de su administración?               

CELM: Es muy fácil hablar desde un escritorio en Bogotá o en Quibdó, desde cualquier otra parte. Los invito a que vengan, les pongo las lanchas y la comida para que lleguen a ver realmente la situación. Imagínese que llegaron a señalar que había contratado artistas por más de $600 millones a artistas nacionales para las fiestas del Alto Baudó chocoano. Nada más falso, la mentira más grande de la tierra, cómo se les ocurre, o a quien se le ocurre si quiera creer que en un municipio tan pobre y con tantas necesidades fuéramos a hacer una contratación de esa índole. Nada más macondiano que eso.

ECOS: ¿Cuéntenos el tema de la pavimentación?

CELM: Toda la vida caminamos sobre el barro, hoy tenemos vías y ya tenemos proyectadas otras, esta es una realidad, no se podía distinguir la cabecera municipal de las demás vías, hoy es distinto.

ECOS: ¿Me llamo mucho la atención de lo que hizo ayer a esas horas, abordar una lancha, comer en el camino, sin luz con esa tranquilidad, no es desafiar la suerte o la naturaleza?

CELM: No es fácil, pero cuando a uno la ciudadanía le da estas responsabilidades, es para trabajar y hacer cosas por la comunidad así sea con sacrificio. Me da mucha satisfacción hacer cada día más y más por mi comunidad.

ECOS: ¿Pero no es muy arriesgado teniendo en cuenta el orden público, la noche y esa lancha sin luz?

CELM: Nosotros hemos administrado bajo el amparo de la voluntad de Dios, siempre nos encomendamos a él y lo seguiremos haciendo.

ECOS: ¿El tema de las amenazas cómo esta?

CELM: Pasamos de un tema crítico a manejar el tema de orden público de la mejor manera, hay algo de delincuencia.

ECOS: ¿Los logros de su administración dieron pie para que aquellos grupos que operan en la zona no la molesten, por llamarlo de algún modo?

CELM: Creo que sí. Antes ningún alcalde despachaba desde aquí, todos después de electos despachaban desde Quibdó, yo lo estoy haciendo desde mi pueblo y con toda la comunidad, hemos trabajado en el tema social como nunca, las cuales son las que nos han blindado de los grupos al margen de la ley.

ECOS: ¿Usted tiene una flota de carros y edificios?

CELM: Risa…Tengo una moto desde hace años y una casa que fue donde usted se quedó. No tengo más nada, aquí no hay carros ni motos ni nada que se le parezca. Tengo un vehículo que me asigno la UNP y las lachas de la alcaldía. No he tenido ni un solo carro a nombre mío, ni de nadie.

ECOS: ¿Quién manda aquí?

CELM: La Alcaldesa. A mí me eligieron y siempre he estado al frente de la administración de mi municipio.

ECOS: ¿La policía y el ejército, qué papel juegan?

CELM: Soy la primera autoridad del municipio y la policía trabaja mancomunadamente con nosotros. El ejército en este 2019 ha brillado por su ausencia, de hecho lo hemos necesitado y solicitado por el tema del desplazamiento. La verdad son más de 4000 mil personas desplazadas y 3000 confinadas, tenemos más de 9 mil personas que no sabemos qué hacer con ellas, y en repetidas oportunidades nos hemos dirigido al ejercito por escrito y no obtenemos respuesta alguna.

ECOS: ¿No hay respuesta?

CEML: No hemos tenido respuesta realmente del ejército. Nos hemos dirigido al Ministerio del Interior y al Ministerio de la Defensa. El Ministerio del interior nos respondió y afirmo que ya el Ministerio de la Defensa Nacional tiene las peticiones requeridas por usted.

ECOS: ¿Son más de 9 mil los desplazados, que le han dicho las autoridades, en que van estas investigaciones, con respecto al desplazamiento de los ciudadanos?

CELM: Hemos logrado darles alimentación y adicionalmente hemos pedido ayuda a la Fundación Mapa y la Unidad de Victimas los cuales nos han dado víveres. El Consejo Noruego nos ha ayudado, pero es muy complicado alimentar todas estas personas, es una gran responsabilidad,  este municipio es pobre no tenemos más recursos, en este momento obtenemos unos alimentos del PMA, pero no tenemos los recursos para el transporte de los mismos. 

ECOS: ¿Es cierto que los más de 38 mil ciudadanos no pagan impuestos, no pagan luz, agua, explíqueme cómo es eso?

CELM: Tiene toda la razón. La población no paga impuestos, ni luz ni agua, las condiciones realmente de la población y los ingresos son muy escasos, la gente trabaja la tierra y realmente venden los alimentos que sacan para poder comprar la libra de carne, de arroz o una ración de pollo. Realmente el Alto Baudó está protegiendo la tierra, el medio ambiente, ayudando a la naturaleza tan desprotegida por el mundo. La historia de nuestro país debe mirar más hacia esta parte de la tierra que es el pulmón del mundo, ya es hora que el Gobierno Nacional nos mire, nos proteja y nos ayude.

ECOS: ¿Qué piensa del proceso de paz, le sirvió al país y a ustedes?

CELM: Si, mucho. Creo que es lo mejor que le pasó a Colombia, los ciudadanos del Chocó y los municipios nos sentimos mucho más seguros, podemos transportarnos por todos los municipios. La verdad, tenemos preocupación con lo que pueda pasar. Tenemos mucha incertidumbre porque vemos que se puede desaparecer el proceso de paz y el logro que tenemos no lo podemos dejar ir. Toda la población chocoana tiene mucha perplejidad.

ECOS: ¿Qué piensa de la implementación de los acuerdos de paz, se hace lo necesario por parte del Gobierno Nacional?

CELM: No, siempre hemos creído necesario trabajar mucho. No podemos permitir los colombianos que se desborone este proceso de paz que tanto nos ha costado a los que hemos sufrido la guerra.

ECOS: ¿Se va contenta de su paso por la alcaldía, satisfecha?

CELM: Claro que sí porque aquí no se había gobernado de cara al pueblo, hemos llegado a 148 comunidades, con obras,  infraestructura, alimentación, vías, educación y transporte para los estudiantes. Me voy contenta y compensada.

Comments powered by CComment