Para el senador y presidente de la Comisión Quinta, Guillermo García Realpe, quien hace parte de la Comisión de Paz, lo que sucede en Nariño es grave: “el Estado, los gobiernos nacional y regional y la fuerza pública, no han sido capaces de contener el baño de sangre, los muertos en los últimos días se cuentan por decenas, los violentos y criminales actúan a sus anchas. ¿Hay connivencia con la fuerza pública, como lo denuncian algunos líderes sociales?” se preguntó el legislador.

La comisión de Paz del Senado de la República, instó al Gobierno Nacional a que aumente las medidas en el departamento de Nariño, para evitar que sigan los asesinatos y masacres en esa región del sur del país, situación que tiene en alerta no sólo a las autoridades, sino también a varios sectores políticos y sociales de la nación. 

El más reciente acto de barbarie sucedió en la vereda Puerto Rico de Tumaco, el pasado fin de semana, donde hombres armados incursionaron a un escenario deportivo y sin mediar palabra asesinaron a ocho personas que se encontraban en el lugar. Este hecho se suma a otros tres actos violentos sucedidos en otras zonas. El número total de asesinatos, asciende a once en total en Nariño en los últimos días. 

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, Tumaco registró el año pasado 193 de los 364 homicidios registrados en todos los 64 municipios de Nariño. 

Para el senador y presidente de la Comisión Quinta, Guillermo García Realpe, quien hace parte de la Comisión de Paz, lo que sucede en Nariño es grave: “el Estado, los gobiernos nacional y regional y la fuerza pública, no han sido capaces de contener el baño de sangre, los muertos en los últimos días se cuentan por decenas, los violentos y criminales actúan a sus anchas. ¿Hay connivencia con la fuerza pública, como lo denuncian algunos líderes sociales?” se preguntó el legislador. 

García Realpe, también señaló que el gobierno nacional definitivamente perdió el control de los territorios en Colombia y se quedó sólo en anuncios, comunicados de prensa y consejos de seguridad que no solucionan absolutamente nada en las regiones”, también exigió al gobierno y a las autoridades medidas extremas de seguridad que permitan recobrar la tranquilidad y la sana convivencia en la región, tan golpeada por diversos actores ilegales que operan en esa zona del sur occidente del país. 

Bogotá, D. C, 22 de febrero de 2021

Redacción Ecos Actualidad

 

Comments powered by CComment