Con la promesa de ser el Presidente de todos, Joe Biden se dirigió a los ciudadanos de los EEUU, luego de ser proclamado el jefe de Estado número 46 en la historia democrática de ese país norteamericano, tras superar los 270 votos electorales se convierte en el mandatario más votado de la Unión Americana.

Con la promesa de ser el Presidente de todos, Joe Biden se dirigió a los ciudadanos de los EEUU, luego de ser proclamado el jefe de Estado número 46 en la historia democrática de ese país norteamericano, tras superar los 270 votos electorales y que lo convirtieron en  el mandatario más votado de la Unión Americana.

Con 273 votos electorales Joe Biden llega a la jefatura de Estado acompañado por la vicepresidenta Kamala Harris quien representa a las minorías étnicas, convirtiéndose en la primera mujer para ocupar ese cargo en toda la historia democrática de los Estados Unidos.

El presidente electo Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, con ese importante resultado electoral, dan un paso fundamental y significativo en las luchas por la equidad de género y la comprensión del Pluralismo que define a la democracia como sistema político.

Biden agradeció la confianza dada para alcanzar la victoria para asumir la jefatura de Estado en el duro momento que vive los EEUU con la Pandemia de Covid19 y sus consecuencias en el mercado laboral, las empresas y los elevados costos de la recuperación nacional.

Algunos analistas creen que entre los posibles aspectos positivos de la Administración Biden está el regreso de EEUU al Acuerdo de París sobre Cambio Climático, su reincorporación a la OMS y un manejo menos visceral de las relaciones internacionales con los países de la Alianza del Pacífico.

Otros estudiosos de la escena política suman la posibilidad de replantear la lucha contra el tráfico de drogas y el fenómeno de la Inmigración, que tantas críticas levantaron contra la Administración Trump. No sólo por el daño ecológico de la erradicación química de cultivos sino también la construcción del muro fronterizo con México, cuyas consecuencias no sólo marcaron la vida de familias enteras, sino que llegaron a afectar los ecosistemas.

No podemos dejar de señalar lo más preocupante en términos sociopolíticos: la Polarización.

Cómo bien lo señala el periodista Ezra Klein hay una declarada Polarización Afectiva. Dos bandos enfrentados de forma emocional, no por ideas políticas, sino por toda una historia de exclusión y de marginación que creó posiciones emocionales sobre temas globales.

La polarización es el tema más complejo que le toca a Biden. Acercar a los divergentes en un contexto complejo y plural que es palpable no solo en el proceso electoral sino en la pandemia que ha azotado a todas las naciones en este 2020.

Por el bien de la Democracia Hemisférica, se espera que se puedan construir esos puentes. La Democracia Hemisférica dependerá de una gestión que busque la estabilidad política, con el concurso de los diferentes actores globales. El presidente electo, Joe Biden, tiene esa responsabilidad histórica.

El Pueblo de EEUU desea una Administración centrada en el respeto de los DDHH, la incorporación de todos los factores sociales y el manejo de una economía con incentivos y oportunidades.

Bogotá, D. C, 7 de noviembre de 2020

Redacción Ecos Internacional.

Comments powered by CComment