Vándalos quieren deslegitimar el derecho a la protesta

Un derecho fundamental consagrado en la Constitución Política, la protesta, se está deslegitimando por vándalos que se aprovechan de las manifestaciones de los sectores sociales, para destruir, por las vías de hecho, las infraestructuras arquitectónicas  y el espacio público, poniendo en peligro no solo la paz ciudadana, sino la estabilidad institucional y democrática del país.
Foto: Leonardo Vargas, Ecos.

Un derecho fundamental consagrado en la Constitución Política, la protesta, se está deslegitimando por vándalos que se aprovechan de las manifestaciones de los sectores sociales, para destruir, por las vías de hecho, las infraestructuras arquitectónicas y el espacio público, poniendo en peligro no solo la paz ciudadana, sino la estabilidad institucional y democrática del país.

El derecho a manifestarse, cuando se violan derechos fundamentales, es inherente al ser humano. El constituyente del 91 lo dejó claro en la carta fundamental: “Artículo 37: Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”. 

Pero los vándalos e inhumanos sujetos que quieren establecer la anarquía en Colombia, a través de las vías de hecho, los rechazamos en forma contundente.

Sus acciones delincuenciales no pueden seguir haciendo desastre y ruina a una Colombia que si bien está viviendo un complejo avance en materia institucional, después de la firma del fin del conflicto con las Farc, está ávida de seguir construyendo la verdadera reconciliación nacional.

Contra ellos, todo el peso de la ley.

Bogotá, D. C, 26 de abril de 2019.

 

Comments powered by CComment