La Unidad Nacional es uno de los principales objetivos del nuevo mandatario de los colombianos Iván Duque Márquez.
Foto: elsolweb.tv

El jefe de Estado colombiano que se posesiona este martes 7 de agosto del 2018 en la Plaza de Bolívar de Bogotá, Iván Duque Márquez, elegido con 10.373.080 votos, inicia su mandato presidencial con un país polarizado, pero además, con unos retos sustanciales inmediatos en reformas políticas y sociales, que de una u otra forma, van de la mano en el avance  del posconflicto para fortalecer la verdadera paz en todo el territorio colombiano.

La mirada de millones de compatriotas en Colombia y el mundo, estará centrada esta tarde festiva en el acto de posesión del nuevo Presidente de la República, pero además, con los anuncios que presentará en su discurso y que tiene a la expectativa a la opinión nacional y mundial, sobre todo en el tema de la paz, del cual ha sido un crítico dentro de las políticas del partido Centro Democrático que lidera el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien se encuentra por estos días defendiéndose de las investigaciones que por el presunto delito de fraude procesal y soborno, investiga la Corte Suprema de Justicia.

La paz, conseguida por el Presidente saliente Juan Manuel Santos, un avance que es más reconocido por la comunidad internacional que la nacional, debe estar dentro de los temas fundamentales de la actual administración, en el sentido que no la hará trizas como lo ha manifestado el nuevo mandatario, sino que se esperan ajustes en materia legal, sobre todo en la participación política de los excombatientes de las Farc.

Lo anterior es apenas una parte de los retos que tiene la administración Duque en estos cuatro años de Gobierno y donde en el 2019  se celebran 200 años de independencia.

Una reforma política, a la salud, al sistema judicial, pensional, educativo, la seguridad ciudadana y rural, lucha contra los cultivos ilícitos y narcotráfico, revisión de los códigos como el Minero Energético, Laboral y hasta la definición de un nuevo ordenamiento territorial que viabilice el fortalecimiento de las regiones y la descentralización administrativa para impulsar el desarrollo local, entre otros, forman parte fundamental del avance del posconflicto y que debe liderar Duque.

Pero indudablemente el reto y desafío más esperado y que es el mensaje que a través de Ecos queremos enviarle al nuevo jefe de Estado de Colombia, Iván Duque Márquez, es aplicar la constitución nacional en su artículo 118 que reza que el Presidente de la República es el símbolo de la Unidad Nacional.

Es el momento Presidente Duque de restaurar la unidad en Colombia para sacar a un país que después de más de 50 años de conflicto armado, está cada día más ávido de la paz.

Por Luis Fernando García Forero.

Foto: elsolweb.tv

Comments powered by CComment