Duro golpe al Tráfico de Drogas, cayó Wall Street Market

El segundo de los sitios web más grandes para la compra ilegal de drogas, armas y otras mercancías o servicios ha sido clausurado. Tres alemanes sospechosos de operar la plataforma Wall Street Market fueron detenidos por la Oficina Alemana de Investigación Criminal (BKA) e incautaron la plataforma y sus contenidos criminales.
Foto: T. Fey.

El segundo de los sitios web más grandes para la compra ilegal de drogas, armas y otras mercancías o servicios ha sido clausurado. Tres alemanes sospechosos de operar la plataforma Wall Street Market fueron detenidos por la Oficina Alemana de Investigación Criminal (BKA) e incautaron la plataforma y sus contenidos criminales. 

En esa tienda virtual habían más de 5 mil cuentas, ofreciendo alrededor de 63 mil productos ilícitos a más de un millón de potenciales compradores. Era como una tienda E- Bay clandestina.

Con el respaldo de investigadores de Estados Unidos, de los Países Bajos y de Europol, la BKA les venía siguiendo el rastro desde hacía dieciocho meses, informó este el presidente de esa entidad, Holger Münch. 

Esta tienda digital, que usaba la red de navegación anónima TOR para conectar con sus posibles usuarios, cae porque fueron detenidos cuatro ciudadanos alemanes, en edades comprendidas entre los 22 y 31 años, sospechosos de operar esta plataforma, por poseer en sus residencias, documentos que los incriminaban, más de un millón y medio de euros en efectivo y millones  en criptomonedas. De ser hallados culpables pueden ser sentenciados a hasta quince años de prisión.

El cierre de Wall Street Market trae a la memoria el de Hansa-Market, cuyas transacciones movilizaron más de 1.000 millones de dólares. En 2017, varios ciudadanos alemanes ligados a ese sitio web fueron arrestados gracias a otro operativo policial internacional. Las posibilidades de hacer negocios tan riesgosos como lucrativos son grandes en la red oscura; actualmente hay al menos una docena de plataformas ilícitas con capacidad para llenar el vacío dejado por Wall Street Market. 

Sin embargo, la red oscura no es un espacio reservado para criminales; ella también es un refugio para quienes necesitan proteger sus comunicaciones. La violación sistemática de los DDHH que han vulnerado la libertad de expresión, el derecho a la información y la libertad de prensa ha legitimado el uso de las redes oscuras. Esa es la razón por la cual estas herramientas fueron condecoradas por la Free Software Foundation en 2011 y reconocidas hasta por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania. 

Con el navegador TOR, que es fácil de adquirir, se puede surfear también en las zonas más llanas de la red. Eso sí, la seguridad que ofrece tiene su precio: los datos fluyen con mucha más lentitud. 

Lo realmente lamentable es que mientras los gobiernos sólo se enfocan en la erradicación de cultivos y del microtráfico, el sofisticado mercado del tráfico de sustancias psicoactivas usa efectivamente todos los recursos tecnológicos, económicos y socioculturales del momento. 

Mientras defienden el uso peligroso y contaminante del glifosato, las redes criminales del comercio de drogas y otras actividades criminales analizan las potencialidades existentes para no sólo vender sus productos y servicios sino captar a los mejores profesionales jóvenes del globo. 

Berlín, 11 de mayo de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment