Objeciones a la JEP en Senado vuelve y juega en el día del trabajo

El tire y afloje para definir las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz en el Senado, aún no se decide. La razón: el informe de los senadores Iván Marulanda y Jesús Alberto Castilla, primero que se radicó en secretaria de la corporación para su consideración y que propone el rechazo a los seis artículos objetados por el Presidente Duque, no alcanzó la votación que se requiere para definir el tema, según la mesa directiva de la corporación.
Foto: Leonardo Vargas. Ecos.

El tire y afloje para definir las objeciones presidenciales a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz en el Senado, aún no se decide. La razón: el informe de los senadores Iván Marulanda y Jesús Alberto Castilla, primero que se radicó en secretaria de la corporación para su consideración y que propone el rechazo a los seis artículos objetados por el Presidente Duque, no alcanzó la votación que se requiere para definir el tema, según la mesa directiva de la corporación.

El resultado de 47 votos rechazando las objeciones contra 34 que las apoyan no era suficientes según lo establecido por la Secretaría de la Corporación, que establece que se requerían 48 votos.

Las bancadas que se oponen argumentan que los 47 votos fueron suficientes para sepultar las objeciones, por eso antes de que se sometieran a otra votación, abandonaron el recinto para evitar que una nueva votación fuese manejada por el Presidente del Senado Ernesto Macías, señaló Roy Barreras, quien ha liderado el rechazo a las objeciones.

 “Las objeciones que le hacen daño a la JEP han sido negadas. Leí la jurisprudencia y está muy claro que para la mayoría absoluta se necesita la mitad de los integrantes, no la mitad más uno”, explicó ante la plenaria Barreras, quien en medio del desorden generado por la discusión, dijo que “108 miembros, en el peor de los casos. Nosotros consideramos que son 106 porque Iván Márquez y Aida Merlano nunca se posesionaron. Pero, aunque fuesen 108, menos 14 impedidos, son 94 —esas son matemáticas elementales aún para el presidente Macías—. Y la mitad de 94 es 47. Eso dice la ley y la jurisprudencia”.  

Por otra parte, el senador liberal Guillermo García Realpe denunció que  la curul de Mockus aún se encuentra vacante, lo que disminuiría aún más los votos para lograrse la votación calificada.

Según el Presidente del Congreso, Ernesto Macías, “el reglamento dice que la mayoría absoluta es la mitad más uno de los integrantes de la corporación y, en ese momento, no hay ninguna silla vacía (…) Luego, hay que contar sobre 108. Yo les salvé la ley esta noche porque aspiro a que mañana la voten y consigan el voto que les falta. Si mañana me insiste con eso y hay la misma votación, de pronto les hago caso y le hago un daño a la ley. Lo que hice fue salvar la ley porque con esa votación no están aprobadas. Dice el reglamento que no hubo decisión. No me puedo inventar las votaciones”.

Del tablero electrónico que registró la votación no apareció el voto de la senadora Maritza Martínez quien minutos antes criticó que se haya declarado la moción de suficiente ilustración solicitada por el senador liberal Lidio García Turbay, pero reiteró el voto negativo a dichas objeciones, lo cual nunca ocurrió. Se rumora que fue untada de mermelada mediante el decreto presidencial 734 del 26 de abril del 2019 por medio de la cual el Presidente de la República y el Ministro de Ambiente designaron a Orlando Barbosa Villalba como representante del Presidente Duque ante el Consejo Directivo de Cormacarena. El señor Barbosa registra como uno de los financiadores de la campaña de la senadora Martínez.

Otro de los senadores que no votó y que forma parte de la bancada de la U, fue el vicepresidente de la corporación Eduardo Pulgar, así como Miguel Amín y Berner Zambrano. Tampoco lo hizo Ana María Castañeda de Cambio Radical y la senadora liberal Laura Fortich Sánchez, a quién pese a que se le negó el impedimento presentado, ella dejó constancia que se retiraba de todas formas del recinto por considerar que sí tenía al menos un impedimento moral, tal como también lo hizo el Senador Conservador Laureano Acuña.

Así las cosas, las objeciones de la JEP siguen en el orden del día en el Senado y serán consideradas este miércoles festivo cuando se celebra el día del Trabajo y sus colegas de la Cámara avanzan en el Plan Nacional de Desarrollo.

Bogotá, D. C, 1 de mayo de 2019.

Redacción Ecos.

Comments powered by CComment