Bogotá, D.C, 18 de mayo de 2018. Redacción Ecos. Foto: Leonardo Vargas.- Las denuncias por un fraude electoral en las elecciones para Presidente de la República este 27 de mayo continúan. Esta vez el senador Armando Benedetti advirtió en la plenaria de la corporación que están creando empresas pequeñas con empleados falsos para convertirlos en jurados falsos.

Benedetti aseveró que en el departamento del Atlántico se introdujeron cerca de 4.000 jurados de votación que no cumplirían con los requerimientos para realizar esta tarea de control ciudadano en las elecciones legislativas del pasado 11 de marzo.

“Lo que se acaba de encontrar es algo bochornoso. Bastante grave y hasta asustador. Sólo en Barranquilla, de 20 mil personas que son jurados, cuatro mil las insertaron, las incrustaron, las metieron sin tener que estar ahí, para poder manipular el conteo de los votos, hacer fraude y terminar metiéndole votos a una cantidad de personas que no los tienen”, aseguró el parlamentario de la U en la plenaria de la corporación.

Aseguró el congresista Benedetti  que de las 2.373 empresas que estaban obligadas a enviar sus listados de jurados de votación, sólo lo hicieron 1.609. Afirmó que de las 54.408 personas aptas para desempeñar esta labor, fueron elegidas poco más de 20 mil. De estos, sólo 16.106 aparecen relacionados al sistema de seguridad social, por lo que los restantes 4 mil jurados presentan irregularidades, pues o bien no tienen una relación contractual con la entidad que los postuló, o fueron presentados mediante información falsa.

“Aparecen 4.000 personas de la nada, que las reportaban las empresas pero que no tenían seguridad social. Es decir que las empresas las metieron para que fueran jurados y manipular entonces las elecciones. En estos días todo el mundo habla de fraude electoral y de falta de garantías, pero esto que estoy denunciando es producto de una investigación de más de dos meses. Eso arrojó que 4 mil personas fueron introducidas como jurados para hacer fraude, porque si no trabajaban en la empresa que los postuló no me explico entonces para qué las enviaron a las mesas de votación”, aseguró.

El congresista Armando Benedetti exhortó a la Registraduría para que investigue de manera exhaustiva dicha situación tras señalar que si es así en Barranquilla debe estar pasando en muchas ciudades del país.

“Empiezan a crear empresas chiquitas para meter empleados falsos y tener jurados falsos, esto puede llegar al 20% y esto termina en que la Registraduría no sancionó a las empresas que no enviaron sus empleados, pero además, algunas empresas mandaron personas que no trabajan allí”, enfatizó Benedetti.

Comments powered by CComment