Tailandia celebra sus primeros comicios desde el golpe de estado de 2014

Los colegios electorales abrieron sus puertas en el inicio de los comicios legislativos celebrados en Tailandia, después de casi cinco años de junta militar liderada por el general golpista Prayut Chan-ocha.
El primer ministro tailandés, Prayut Chan-ocha, del Partido Palang Pracharat, pronuncia en Bangkok un discurso ante partidarios durante la campaña electoral. Foto: Pacific Press.

Los colegios electorales abrieron sus puertas en el inicio de los comicios legislativos celebrados en Tailandia, después de casi cinco años de junta militar liderada por el general golpista Prayut Chan-ocha.

Unos 51 millones de tailandeses están llamados a votar en unas elecciones que han sido retrasadas media docena de veces por la junta militar, desde que tomó el poder en un golpe de Estado en mayo de 2014.

Los votantes elegirán 500 escaños de la Cámara de Representantes (Cámara baja), 350 de ellos elegidos por circunscripción y otros 150 en lista de partido.

Los diputados serán los encargados de designar al nuevo primer ministro en una votación conjunta con los 250 senadores, elegidos a dedo por la junta militar y que incluyen a los jefes de las fuerzas armadas.

Partido destronado es favorito

Según los sondeos, el partido Puea Thai, afín a la familia Shinawatra y que fue defenestrado en la asonada de 2014, es el favorito, aunque no se prevé que pueda alcanzar mayoría absoluta, a pesar de contar con el respaldo de la mayoría rural del norte y noreste.

Otras formaciones relevantes son el Partido Demócrata, el más antiguo de Tailandia y con gran apoyo entre la clase media-alta y en el sur, y el emergente Anakot Mai (Nuevo Futuro), que se ha grajeado las simpatías de gran parte del voto joven.

Prayut es el único candidato para primer ministro del promilitar Palang Pracharat y, aunque tiene en principio menos tirón electoral que el resto de los partidos, contará con toda probabilidad con los votos de los senadores y solo necesitaría ganar 126 escaños.

Tailandia, marcada por los golpes de Estado

En estos comicios no se ha autorizado una "misión internacional de observadores", aunque la delegación de la Unión Europea informó de que ha acreditado a diplomáticos para supervisar el proceso solo para informes internos.

Tailandia padece una profunda crisis política desde el golpe de Estado de 2006 contra el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, que actualmente vive en el exilio y fue condenado en rebeldía a dos años de cárcel por un caso de corrupción en 2008.

El Ejército volvió a dar otra asonada en mayo de 2014 contra el Gobierno de Yingluck Shinawatra, la hermana de Thaksin que también vive en el exilio, donde huyó antes de ser condenada a cinco años de prisión por negligencia en 2017.

Bangkok, 25 de marzo de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment