Tras ganar las elecciones en julio, el izquierdista y veterano líder político mexicano Andrés Manuel López Obrador fue juramentado como nuevo jefe de Estado de México, en la segunda mayor economía de América Latina.
Foto: A. Estrella/AFP.

Tras ganar las elecciones en julio, el izquierdista y veterano líder político mexicano Andrés Manuel López Obrador fue juramentado como nuevo jefe de Estado de México, en la segunda mayor economía de América Latina.

López Obrador, de 65 años, juró "guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República", después de más de una década buscando la Presidencia, con tres candidaturas presidenciales en 2006, 2012 y 2018.

Tras prestar juramento recibió la banda presidencial con los colores verde, blanco y rojo de la bandera de México que le entregó el presidente saliente, Enrique Peña Nieto (centro-derecha), a través del líder de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

El ex alcalde de Ciudad de México (2000-2005) llega al poder en el país latinoamericano más poblado después de Brasil con un fuerte apoyo popular. En julio ganó las elecciones con un 53% de los votos en una única vuelta y obtuvo la mayoría en ambas Cámaras Legislativas.

El fundador del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) gobernará por un único periodo de seis años hasta 2024 con un fuerte liderazgo personal, un programa económico nacionalista y antineoliberal y un discurso de renovación moral.

López Obrador quiere enfocarse en el mercado interno, lograr el autoabastecimiento de gasolinas y un desarrollo más incluyente, combatir la inseguridad con un nuevo cuerpo militarizado, la Guardia Nacional y prometió ejercer un Gobierno austero, honesto y cercano a la gente.

Ciudad de México, 4 de diciembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Comments powered by CComment