Senado debe pronunciarse oficialmente sobre ingreso de tropas extranjeras: José G Hernández

“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.
Foto: Twitter.

“El Presidente Duque está violando la constitución por omisión”.

“Estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus COVID-19 no obedece a los decretos”.

Por Luis Fernando García Forero.- Son muchas las controversias que se han desatado  sobre la llegada a Colombia de una brigada de Estados Unidos para Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, y que no ha sido aprobada por el senado.

www.ecospoliticos.com dialogó con el expresidente de la Corte Constitucional José Gregorio Hernández sobre ese tema y otros que tienen que ver con la situación que vive el país y el mundo, por los efectos del coronavirus:

ECOS: ¿Podríamos decir que un virus ha dejado  a los gobernantes sin manejo para superar la grave crisis sanitaria y económica por el COVID-19?

JGH: Es quizá la mayor catástrofe que se haya producido en muchísimos años en todo el mundo. Frente a esa pandemia, el poder se ha quedado corto.

ECOS: ¿Es decir, el poder como verbo?

JGH: El poder hacer algo, ese que ha fracasado no solamente en Colombia sino en el mundo. Lo vemos por ejemplo con la actitud del Presidente Trump al romper con la Organización Mundial de la Salud, echarle la culpa de sus falencias y de los más de 6.000 muertos en Estados Unidos, a la Organización Mundial de la Salud, aunque tampoco se puede decir que la OMS haya hecho lo mejor.

ECOS: ¿En el caso de Colombia, cómo ha actuado el Gobierno Nacional?

JGH: La Emergencia Económica estuvo bien decretada como lo dijo la Corte Constitucional. Evidentemente había una situación muy compleja para el momento de la declaratoria de la primera Emergencia Económica. Tengo mis dudas con la segunda, pero la primera tenía una razón en los hechos que en esos momentos se presentaban. Que sea válida la declaratoria no significa que los decretos sean exequibles, lo examinará la corte constitucional, pero me parece que no todos los decretos son acordes con la Constitución.

ECOS: ¿Cree que son muchos los decretos, van más de 100?

JGH: Ningún Gobierno en la historia de Colombia había utilizado en una Emergencia Económica desde su consagración, en 1968, dictar tantos decretos con fuerza de ley e inclusive en materias distintas de aquellas que justificaron la declaratoria de la emergencia. La corte constitucional tendrá que estudiar también la conexidad de esos decretos y la relación de cada uno con esa medida de emergencia.

ECOS: ¿Además de ser un gran número de decretos hay opiniones en el sentido que están llenos de textos y textos?

JGH: Sí, decretos muy largos en donde la motivación no contiene solamente hechos, circunstancias, sino una cantidad de jurisprudencias y de referencias didácticas que no guardan relación con lo que significa un decreto de esta naturaleza, eso no es una motivación.

ECOS: ¿El control político del Congreso, sobre estos decretos, ha estado a la altura de sus funciones?

JGH: Me da pena decirlo: hasta el momento el Congreso no ha ejercido el control político que le corresponde, ni el control específico en el caso de los decretos dictados en el ejercicio del estado de Emergencia Económica, Social por calamidad Pública y Ecológica.

ECOS: ¿Por las sesiones virtuales?

JGH: Es evidente que se han puesto a discutir si hacen sesiones virtuales o personales o presenciales, en eso nos hemos gastado una cantidad de tiempo. Además, ha habido unas reyertas de carácter político que son injustificables y han puesto al congreso a trabajar en otras materias distintas como por ejemplo la relativa a si el carriel de los antioqueños es un elemento de identificación nacional, por supuesto que todos lo queremos.

ECOS: ¿Debe sesionar el congreso en forma virtual, semipresencial o presencialmente?

JGH: Si la Corte Constitucional que es la guardiana de la integridad de la carta fundamental está sesionando virtualmente, creo completamente innecesario discutir acerca si el congreso puede sesionar virtualmente. Además hay una autorización mediante uno de los decretos legislativos para que todas las corporaciones puedan sesionar virtualmente.

ECOS: ¿Considera que se debe reformar el reglamento del congreso para votar proyectos, por ejemplo en esas circunstancias?

JGH: No, porque en 1992 cuando se aprobó la ley 5 de 1992, reglamento del congreso, a nadie se le ocurrió en ese momento que pudiera presentarse una situación como la que estamos viviendo por el coronavirus. Me parece que las sesiones pueden ser virtuales sin mayor problema. Además, cuando en este momento hay una apertura parcial, han autorizado la salida de personas, pues puede haber sesiones semipresenciales. No creo que eso vulnere la Constitución Política ni la ley. No hay duda, el congreso debe avanzar en los temas votando virtualmente, así como hemos actuado los profesores universitarios, como ha actuado la Corte Constitucional y la Corte Suprema de Justicia.

ECOS: ¿Considera que el Gobierno debe convocar a sesiones extraordinarias a partir del 20 de junio, por el represamiento de proyectos?

JGH: Claro, siempre y cuando no bloquee el control político. Todo indica que se van a convocar pero con una anotación desde el punto de vista constitucional: las sesiones extraordinarias solamente pueden ocuparse en aquellos asuntos que señale el jefe de Estado en el decreto de convocatoria. Además tiene que decir por cuanto tiempo extenderán las sesiones extraordinarias. Me parece que el Gobierno está creyendo que al convocar a sesiones extraordinarias, como quiera que establece el temario de las sesiones, va a impedir que el congreso ejerza el control y la función que le corresponde.

ECOS: ¿Estaría actuando en contra de la Constitución?

JGH: Eso sería ajeno a la Constitución. El Gobierno no puede pretender que en ese tiempo se ocupe solo de asuntos de su interés sino también que el congreso lleve a cabo el control político y legislativo sobre los decretos.

ECOS: ¿El congreso puede modificar decretos del Gobierno?

JGH: El Congreso puede legislar en ese tiempo y en cualquier momento leyes mediante los cuales modifique, adicione, inclusive, derogue, los decretos dictados por el Presidente.

ECOS: ¿En el decreto de sesiones extraordinarias, el Gobierno debe incluir textualmente el control político, si nos atenemos a la exigencias de las normas?

JGH: El control político lo ha debido tener desde el primer decreto, el que dictó el 17 de marzo, cuando se decretó la primera emergencia, no lo previó, ha debido preverlo en el texto mismo. La Constitución en el artículo 215 declara que el Gobierno en el decreto declaratorio indicará por cuánto tiempo utilizará las facultades extraordinarias propias de los estados excepcionales y así mismo indicará que para los 10 días siguientes a la culminación del uso de esas facultades se reunirá el Congreso. Pero si el Congreso ya está reunido, puede ejercer ese control de manera inmediata, eso es lo lógico.

ECOS: ¿Muy complejo todo, volvemos al tema de muchos decretos, expiden normas casi todos los ministerios, las gobernaciones, alcaldías?

JGH: La gente está desesperada con la cantidad de normas, eso no es el Estado de Derecho, se está generando confusión y una gran inseguridad jurídica. La gente ya no sabe si por ejemplo una persona mayor de 70 años debe salir durante una hora, lo mismo pasa con los niños. Sectores de la sociedad que pueden salir en una supuesta cuarentena pero en realidad todo se ha liberado, como que no hay en realidad cuarentena, pero el Gobierno sigue diciendo que prorroga la cuarentena.

ECOS: ¿Ahí es dónde debe estar actuando el Congreso?

JGH: Hay una actividad gubernamental compleja que debería estar ya analizándola el senado y la cámara. No necesariamente con nuevas normas, aunque las puede expedir, pero debería haber ya un control y una integración entre los órganos del poder público consagrado en el artículo 113 de la constitución: una colaboración armónica entre los órganos y las ramas del poder público. Como vamos, estamos creyendo que con cientos de decretos se puede contener el virus, creo que ese virus no obedece a los decretos.

ECOS: ¿El anuncio de la Embajada de Estados Unidos y el Ministerio de Defensa sobre la llegada a Colombia de una brigada norteamericana de Asistencia de Fuerza de Seguridad, que viene para ayudar en la lucha antidroga, debe ser aprobada por el senado. El Presidente se extralimitó en sus funciones con el tema?

JGH: La ayuda que nos podría brindar otro país sería con el tema de la salud y de la vida de los colombianos, especialmente a temas científicos, técnicos, que pudieran colaborarnos contra el COVID19. La lucha contra el narcotráfico no justifica los medios. Se trata de trazar unas políticas adecuadas, no necesitamos de un apoyo extranjero para el efecto, menos en este momento. El Gobierno al albergar la presencia de tropas extranjeras debe cumplir la Constitución: es competencia exclusiva del senado y no del Presidente de la República. Cuando el congreso está en receso, el jefe de Estado puede autorizar el tránsito de tropas extranjeras, pero necesita concepto previo del Consejo de Estado. Eso no ha ocurrido.

ECOS: ¿Cree que el Presidente Duque se extralimitó en sus funciones, sin permiso del senado?

JGH: El Presidente Duque está violando la constitución por omisión. El jefe de Estado no se dirigió hacia el senado para preguntarle si acepta el paso de tropas. El senado le debería reclamar oficialmente al Gobierno que envíe el asunto para su consideración y es esa corporación la que debe verificar si es asesoría, son armas, es traslado de tropas. El Senado debe pronunciarse oficialmente sobre el tema con base en un análisis, no el Presidente, ni el Ministro de Defensa, ni del Interior. Lo que estoy diciendo no significa nada contra las tropas norteamericanas. Si nos quieren ayudar, magnifico que nos ayuden, pero debemos cumplir los requisitos internos.

ECOS: ¿En materia de justicia usted se ha referido a un nuevo virus, cuál es?

JGH: La interpretación de las normas no es que cada cual vaya sosteniendo lo que le parece. Hay ocasiones que alguien dice: interpreto la Constitución, y al interpretar, entre comillas, lo que hace es decirle a la norma lo contrario de lo que establece. Eso no es interpretación. La hermenéutica, que es la forma de interpretar las normas jurídicas es muy exigente. Hay unos principios que son los que conducen a la interpretación de la constitución y de la ley.

ECOS: ¿Todo el mundo trata de darle una interpretación a las normas?

JGH: No podemos interpretar la Constitución y la ley de cualquier manera. Cuando hablamos de abogados, de tribunales, de jueces, de altas corporaciones de justicia o de organismos de control, es inadmisible que salgan adelante con interpretaciones que son completamente contrarias a lo que establece una norma y que no tienen el rigor de la hermenéutica.

ECOS: ¿Qué opinión le merece la aceptación de la Corte Constitucional de haber aceptado una tutela para revisar el caso del exministro Andrés Felipe Arias?

JGH: El tema se ha politizado demasiado y esto hay que mirarlo con un sentido jurídico. Siempre tuvo el derecho acudir a un segundo grado de jurisdicción para que mirara su caso. También miremos los que están en la misma situación. No es admisible que se diga que hay unas personas de mejor familia que tienen el derecho a la doble instancia y otras que no. En este momento el Acto Legislativo número 1 de 2018 previó para los aforados el derecho a una segunda instancia pero hacia el futuro, sin embargo hay que decir que el derecho a la doble conformidad, que es el que reconoció la Corte Constitucional, si estaba en el bloque de constitucionalidad. En los tratados internacionales sobre derechos humanos y en al artículo 29 de la Constitución, el exministro Arias tenía derecho, se lo negaron, hay que reconocerle el derecho. Ahora, el derecho que se le reconozca no significa que le vayan a modificar la sentencia o revocarla o que le vayan a disminuir la pena.

ECOS: ¿El Acuerdo de Paz con las Farc, cree que está en peligro su aplicación, cómo salvarlo?

JGH: En un libro que publiqué sobre el tema considero que más que con el Acuerdo de Paz, he manifestado que fueron violadas varias normas constitucionales en su implementación. Con ese acuerdo de paz se desfiguró un poco la Constitución de 1991. Debemos tener en cuenta que la Corte Constitucional, esté de acuerdo o no, declaró exequibles las mayorías de las normas integrantes de los actos legislativos y de las leyes y decretos que se expidieron en desarrollo del Acuerdo de Paz. Ese acuerdo hay que respetarlo y cumplirlo, tengo discrepancias, están consignadas en muchos de mis escritos, pero hoy por hoy, avalados por nuestra Corte Constitucional y en un Estado de derecho tenemos que cumplir con lo pactado. Eso sí, no estoy de acuerdo con políticas oficiales que vengan a desconocer lo pactado y muchísimo menos, con actitudes violentas como las que se están presentando en muchos lugares del país donde están asesinado a los desmovilizados.

Bogotá, D. C, 2 de junio de 2020

 

 

Comments powered by CComment