Las autoridades británicas estiman que existen unos 80.000 pederastas en el Reino Unido, que suponen una amenaza sexual para los niños a través de la red, situación que ha ido en aumento en los últimos años.
Foto: El Nuevo Día.

Las autoridades británicas estiman que existen unos 80.000 pederastas en el Reino Unido, que suponen una amenaza sexual para los niños a través de la red, situación que ha ido en aumento en los últimos años.

El Ministro Británico de Interior, Sajid Javid, ha dejado claro que se ha fijado como "misión" combatir los abusos contra menores, tras recibir información sobre esta situación de la llamada Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con cifras divulgadas por el Ministerio de Interior, las denuncias a la NCA sobre imágenes de abusos de niños aumentaron un 700% en los últimos cinco años

El ministerio también advirtió de que la transmisión en vivo de abusos está en aumento, debido a una mayor velocidad del internet y la tecnología de la telefonía inteligente.

El titular de Interior, en un discurso que pronunciará y adelantado a los medios, afirma que un policía del NCA que trabajó en el pasado en la unidad antiterrorista le reveló que nunca se había sentido tan conmocionado por la gravedad de estas imágenes.

Otras cifras divulgadas indican que las fuerzas del orden en Inglaterra y Gales han registrado unos 23 delitos sexuales a través de la red todos los días entre 2017 y 2018, 15 casos más por día frente a los doce meses anteriores.

Los medios dicen que esta situación ha puesto de manifiesto la necesidad de que los gigantes tecnológicos tomen medidas para frenar el acceso a imágenes y vídeos de abusos sexuales de menores.

El responsable policial de protección de los menores a nivel nacional, Simon Bailey, ha advertido de que las nuevas tecnologías han abierto "oportunidades" para los pederastas y ha pedido a las compañías de internet que reconozcan su "responsabilidad social" y hagan un esfuerzo por impedir los abusos en sus plataformas.

La llamada Fundación de Vigilancia del Internet (IWF, siglas en inglés), que retira material de abusos de niños en la red, expresó su apoyo a los esfuerzos del Gobierno por atajar el problema por considerar que "reconoce una amenaza que evoluciona".

"La gravedad de las imágenes que hemos identificado están al alza y parece que los culpables se están volviendo más sofisticados en su delito", señaló Susie Hargreaves, Directora del IWF.

Londres, 5 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Tecnología.

Comments powered by CComment