Cundinamarca con el 23.27 % de su territorio sin muertes violentas

De acuerdo con el Sistema de Información y monitoreo de Violencias de Cundinamarca (SIMOVIC) y los protocolos de análisis y seguimiento del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Secretaría de Gobierno con la Policía de Cundinamarca, la Fiscalía, el Ejército y Medicina Legal, 27 municipios (23.27% del territorio) no han presentado ni una sola muerte violenta en más de dos años consecutivos.
La Palma, Cundinamarca. Foto: Sistema Informativo IRMAC.

De acuerdo con el Sistema de Información y monitoreo de Violencias de Cundinamarca (SIMOVIC) y los protocolos de análisis y seguimiento del Observatorio de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Secretaría de Gobierno con la Policía de Cundinamarca, la Fiscalía, el Ejército y Medicina Legal, 27 municipios (23.27% del territorio) no han presentado ni una sola muerte violenta en más de dos años consecutivos.

Las cifras cruzadas entre instituciones responden a un trabajo de análisis y priorización para la identificación de municipios modelo en seguridad y convivencia que ha sido orientado por el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel l, con el liderazgo y operatividad de la Policía de Cundinamarca, en cabeza del Coronel Edwin Chavarro Rojas.

“Cundinamarca sigue consolidándose en materia de seguridad.  En la vigencia del 2018, 43 municipios no reportaron homicidios y de esos, 27 tampoco reportaron muertes violentas en el 2017.  Esto obedece a un trabajo articulado, en cabeza del Gobernador Rey, a través de la ejecución de las metas del Plan de Desarrollo, y obviamente con unas acciones muy puntuales y concretas de la Policía Nacional, la Fiscalía, el CTI, el Ejército Nacional y todos los organismos de seguridad articulados con las administraciones municipales”, puntualizó Carlos Cotrino, secretario de Gobierno de Cundinamarca.

Así los municipios que cerraron el 2017 y 2018 con cero muertes violentas, convirtiéndose en referentes de seguridad, convivencia y paz, son: Beltrán, Caparrapí, Carmen de Carupa, Fosca, Fúquene, Gachalá, Gama, Granada, Guataquí, Guayabetal, Jerusalén, La Palma, Machetá, Ninaima, San Bernardo, Sesquilé, Simijacá, Supatá, Susa, Tibirita, Tocancipá, Ubaque, Une, Vianí, Villagómez, Yacopí y Zipacón.

Entre las razones identificadas desde el Observatorio de Seguridad están los procesos de cohesión social, la identificación de espacios de participación ciudadana y el fomento de actos de reconciliación en municipios que fueron víctimas de los procesos violentos en los 80s y 90s.

Además de los planes de prevención de violencias e incentivo a proyectos de vida con focalización en niños, niñas y adolescentes, logrando el desarrollo de capacidades en redes de afecto y fortalecimiento de los núcleos familiares. Y el fortalecimiento de la fuerza pública, asignación de personal, dotación en movilidad y comunicación desde las Alcaldías y Gobernación, entre muchas otras.

Con dicho panorama, Cundinamarca tiene a la fecha la tasa de homicidios más baja en los últimos 43 años, con 14 homicidios por cada 100 mil habitantes y 10 puntos por debajo de la nación.

Bogotá, D. C, 22 de enero de 2019

Fuente Gobernación de Cundinamarca

Comments powered by CComment