Pensionados de Ferticol, fuertemente atacados por el coronavirus de la "indiferencia"

Los pensionados de la empresa FERTILIZANTES COLOMBIANOS S.A., de la cual es dueña la Gobernación de Santander, no solo sufren por la actual pandemia ocasionada por el coronavirus, sino también “por su vejez, y por la indiferencia y abandono que muestra la administración departamental en la solución del problema pensional”.
Foto: Leonardo Vargas Mendoza

Por Luis Fernando García Forero.- Los pensionados de la empresa FERTILIZANTES COLOMBIANOS S.A., de la cual es dueña la Gobernación de Santander, no solo sufren por la actual pandemia ocasionada por el coronavirus, sino también “por su vejez, la indiferencia y abandono que muestra la administración departamental en la solución del problema pensional”.

En esa triste circunstancia se encuentran 130 jubilados quienes a través de sus voceros se comunicaron virtualmente con la redacción de Ecos para denunciar la situación que están viviendo no solo los pensionados sino sus familias, es decir un promedio de cerca de mil personas que mayoritariamente viven en Bucaramanga y el puerto petrolero de Barrancabermeja.

Señalan que “la solución de nuestro caso está en manos del Gobernador Mauricio Aguilar, quien en un acto de consideración por este grupo de personas, podría ordenar que se paguen las mesadas pensionales en mora desde julio de 2016, haciendo uso de los dineros existentes en la fiducia", afirmó el ingeniero Luis Felipe Mejía quien toda su vida se le dedicó profesionalmente a Ferticol.

Destacan que el valor de la nómina de pensionados tiene un costo estimado de $53 millones mensuales, o sea que el costo total en mora es del orden de $2.700 millones.

Expresaron la buena voluntad del Gobernador al anunciar a principios del 2020 la liquidación de Ferticol, a su vez, le enviaron una carta al mandatario departamental solicitándole una audiencia para tratar el tema, pero este hecho no se ha materializado hasta el presente.

Precisaron que “la empresa tiene en FIDUAGRARIA un patrimonio de $8.600 millones, con destino a cubrir el pasivo pensional de este grupo. ¿Qué hace dicho dinero en la fiducia?, se preguntaron, tras señalar que el gobernador podría autorizar el desembolso de todas las mesadas en mora y continuar pagando pensiones oportunamente sin necesidad de esperar que la empresa inicie y finalice el proceso de liquidación, a la cual actualmente está obligada por ley”.

Agregan los pensionados que FIDUAGRARIA ya está autorizada para llevar a cabo el pago de las mesadas pensionales, solo se necesita que la empresa le envíe la nómina y de la orden de girarles.

“La pandemia con el atraso de nuestras mesadas nos está limitando y acabando la vida”, dijo con melancolía Graciela Forero, quien trabajó más de 20 años como secretaria de gerencia de Ferticol en Barrancabermeja y ahora debe estar siempre con oxígeno por los problemas respiratorios que tiene y sin recibir su pobre pensión a la que por ley tiene derecho ganado.

Voceros de los pensionados precisaron que si la empresa llegare a pagar el valor total de las pensiones en mora y las sucesivas que se causen, le quedaría pendiente por llevar a cabo la conmutación pensional total, para lo cual se ha estimado se requiere un patrimonio autónomo de $12.500 millones, o sea que la gobernación deberá aportar los dineros que hacen falta para que exista el patrimonio necesario y se lleve a cabo la tan anhelada conmutación pensional.

Según la directiva de la Asociación de Pensionados de Ferticol, Apenferticol, el dinero necesario lo debe aportar la empresa por medio del señor Fabián Rolando Méndez Cáceres, comprador de dos lotes a Ferticol, quien tiene pendiente de pago un saldo por más de $20.000 millones por la compra de dichos terrenos.

Señalan que la empresa pactó con dicho señor que, del valor de la compra de uno de los lotes, saldrían los $6.500 millones requeridos para completar el patrimonio necesario y llevar a cabo la conmutación pensional.

“Gobernador Aguilar, la solución está en sus manos, creemos que usted nos hará respetar nuestros derechos”, puntualizó, el ingeniero Luis Felipe Mejía.

Bogotá, D. C, 27 de marzo de 2020

Comments powered by CComment