Colombia insólita

Lorena Rubiano
Lorena Rubiano

Por Lorena Rubiano.- Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos. ANONIMO. 

Nuestra querida y adorada patria colombiana, nos trae en el diario trasegar cosas tan insólitas que muchas veces nos cuesta trabajo creer que son reales y más bien nos parecen de pura ficción.

Veamos algunos ejemplos: En las últimas horas, funcionarios de la Concesión Cesar – Guajira S.A.S del peaje, Rincón Hondo, entre el municipio de Chiriguaná y el municipio de La Jagua de Ibirico, por míseros 9.000 pesos, que para nada afectan su multimillonario negocio, impidieron el paso de una ambulancia que la trasladaba, a la señora Cenelis Manosalva, remitida de urgencias del hospital regional de Aguachica a una clínica en Valledupar, tras sufrir un infarto, las funcionarias no la dejaron pasar indicando que si no leía el chip debían pagar los cerca de 9.000 pesos que cuesta. No tuvieron compasión ni escucharon las súplicas de un hijo de la mujer que se sentó en la carretera para pedir que los dejaran seguir, ni la insistencia del personal médico informándoles de la situación crítica de la paciente.

Insólito: valen más 9.000 pesos que la vida de un ser humano. En otras ocasiones no han dejado pasar a los carros de bomberos que van a apagar incendios.

Otro caso insólito, hinchas de millonarios en Santa Marta apedrearon el comercio del Rodadero, carros y dejaron daños a sus paso, pero lo más inhumano es que golpearon con palos y patadas a una niña que llevaba una camiseta del Unión Magdalena. Y la abandonaron gravemente herida, Estos violentos que quedaron grabados deben ser judicializados y se debe buscar remedio para estos atarvanes. Lo mismo sucedió en Armenia hace pocos días.

No he podido entender, como una guerrilla se arma para tratar de cambiar un sistema de gobierno o para derrocarlo e imponer el suyo. Pero no lo hace a través de planteamientos ideológicos, propuestas, reformas, como está sucediendo con el Eln, que todas las semanas ataca y destruye un oleoducto con grave afectación del ecosistema, de las fuentes de agua, como si ellos tuvieran la culpa, o asesinando campesinos policías o soldados, La pregunta ¿Cuánto tiempo demoraran haciendo esos daños para acceder al poder?    

Otro tema insólito y de no entender, y muy doloroso, es el asesinato sistemático de líderes sociales a lo largo y ancho del país, con el mismo modus operandi y no pasa nada. El país insolente ante esta masacre de colombianos que quieren hacer algo por su ciudad vereda o barrios y los asesinan. Van más de trescientos, ¿cuánto demoraran en asesinar a los más de cinco mil que hay en Colombia?

Y lo más aberrante e insólito de esta nuestra Colombia es el sistemático maltrato a nuestros niños, todos los días están violando y asesinando a inocentes, ¿Qué le está pasando a la sociedad? ¿Por qué no defendemos la vida? ¿Porque no estamos protegiendo ni salvaguardando nuestros niños? La perversidad, la demencia y la falta de valores están destruyendo nuestra sociedad.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Bogotá, D. C, 7 de junio de 2019

 

Comments powered by CComment