La Corte Constitucional declaró exequible y le da vía libre a la ley de borrón y cuenta nueva en las centrales de riesgo, iniciativa de los senadores Luis Fernando Velasco y David Barguil, y que le da tranquilidad a millones de colombianos que han estado reportados por ser morosos en los créditos del sistema financiero.

-La ley obliga a borrar de las centrales de riesgo a quiénes se pongan al día con sus deudas-

La Corte Constitucional, por decisión unánime, declaró exequible y le da vía libre a la ley de borrón y cuenta nueva en las centrales de riesgo, iniciativa de los senadores Luis Fernando Velasco y David Barguil, y que le da tranquilidad a millones de colombianos que han estado reportados por ser morosos en el sistema financiero.

“Millones de colombianos que estaban esperando esta gran noticia.  Es una gran herramienta para la reactivación económica que el país tanto necesita. En la Cámara de Representantes y en el Senado de la República dimos una lucha de varios años y aquí estamos dándole esta buena noticia a todos los colombianos”, afirmó el senador Barguil quien destacó que la ley fue aprobada en 2020 y por tratarse de una reforma a la Ley estatutaria de Habeas Data 1266 de 2008, se exigía una revisión por parte de la Corte Constitucional para luego pasar a sanción presidencial.

Son más de 10 millones de ciudadanos que se benefician de la ley para que puedan acceder a un crédito normal, lo que permite ser parte de la reactivación económica del país por la crisis generada por la pandemia del  Covid 19.

Según David Barguil, el “corazón del proyecto” es la amnistía que se da por una vez a personas que ya pagaron sus deudas; tras seis meses desde el pago, los ciudadanos saldrían inmediatamente del reporte negativo y se les restablece su calificación para que sean sujetos de crédito.

Los que más se benefician

Los principales beneficiarios de la ley son los  jóvenes y mujeres rurales, estudiantes con créditos en el Icetex y víctimas del conflicto, porque saldrán de manera inmediata del reporte una vez hayan saldado sus deudas, es decir, no deberán esperar un semestre.

“Las medidas ayudarán a que retomen su vida crediticia. Descubrí que mucha gente se había quedado por fuera de los programas de vivienda del Gobierno, porque dichos programas son a través del sistema financiero”, dijo Barguil.

La ley contempla que las personas que tengan deudas inferiores al 15 por ciento del salario mínimo (menos de $136.279) recibirán dos comunicaciones antes de ser reportadas negativamente (con 20 días de diferencia entre una y otra comunicación).

También se prohíbe la consulta a las centrales de riesgo para otorgar un empleo.

Bogotá, D. C, 26 de agosto de 2021

Redacción Ecos Noticia

Comments powered by CComment