La medida permite activar todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a quienes han llegado a esa región, huyendo de los enfrentamientos.

Al finalizar la reunión del Puesto de Mando Unificado (PMU), en Arauquita, municipio del departamento de Arauca al oriente de Colombia, el Ministro del Interior, Daniel Palacios, estableció la declaratoria de Calamidad Pública debido a que en la última semana más de 4.700 personas, entre colombianos y venezolanos, se han desplazado de sus hogares, ubicados en la frontera, para huir de los enfrentamientos entre las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de ese país y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

La medida permite activar todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a quienes han llegado a esa región, huyendo de los enfrentamientos.

Es importante señalar que la declaratoria de Calamidad Pública irradia todo el departamento porque Arauquita no es el único municipio que alberga a los refugiados. El Gobieno destacó que la misma situación se vive en la capital, Arauca, y Saravena.

“Nuestro propósito es concluir el proceso de caracterización que permitirá tener un censo real de cuántos de los ciudadanos que se encuentran en el albergue, son ciudadanos venezolanos y cuántos colombianos en retorno. Además, saber quiénes se encuentran en condición de víctimas, entendiendo que aquí lo que puede haber es una vocación de retorno por una situación temporal que se presenta en territorio Venezolano”, señaló el ministro del Interior Daniel Palacios.

Dijo que se está trabajando con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y con la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), ambas entidades adscritas a las Naciones Unidas (ONU). También la Cruz Roja que puso a disposición un Equipo Médico de Emergencias (EMT) conformado por 20 personas. Ellos están en el albergue provisional, ubicado en la vereda Bayonero, corregimiento Cajaro, en Arauquita.

De otra parte Unicef Colombia también aportó 2.000 pañales y 99 kits de higiene familiar. Así mismo, puso a disposición 12 lavamanos, 15 baños y 8 duchas portátiles que están ubicados en dos de los refugios. De igual forma, trabajan con cerca de 300 niños y niñas, que participan en actividades lúdicas pedagógicas enfocadas en su recuperación emocional.

El Gobierno es consciente que se debe seguir buscando ayuda internacional para que actúe en Venezuela y la situación cese, tras señalar que si no van a continuar las  5.000 personas durante mucho tiempo. Las autoridades gubernamentales colombianas son conscientes que “El Estado colombiano no puede hacer mayor cosa en esta situación”.

Bogotá, D. C, 29 de maro de 2021

Redacción Ecos Noticia

Comments powered by CComment