El juez Sergio Moro, responsable de la Operación "Lava Jato” en primera instancia, aceptó la invitación del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para ser ministro de Justicia del Gobierno que asumirá el próximo 1 de enero.
Foto: latercera.com

El juez Sergio Moro, responsable de la Operación "Lava Jato” en primera instancia, aceptó la invitación del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para ser ministro de Justicia del Gobierno que asumirá el próximo 1 de enero.

Moro se desplazó hasta Río de Janeiro y mantuvo una reunión durante cerca de una hora y media con Bolsonaro, quien ya había manifestado su interés de que el magistrado fuera ministro de Justicia o magistrado del Tribunal Supremo de Brasil cuando se abriera la próxima vacante.

El juez ganó fama por llevar a la cárcel a importantes empresarios y políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), a quien condenó en julio de 2017 por corrupción pasiva y lavado de dinero durante sus dos mandatos (2003-2010).

"Después de una reunión personal en la cual fueron discutidas políticas para la cartera (de Justicia), acepté la honrosa invitación", señaló Moro en un comunicado difundido por medios brasileños.

El cargo, "significa en la práctica consolidar los avances contra el crimen y la corrupción de los últimos años y alejar riesgos de retrocesos, por un bien mayor", explicó el magistrado.

La inminente designación del juez para el gabinete de Bolsonaro había generado críticas de detractores del magistrado, que ven comprometida la credibilidad de la operación "Lava Jato".

Lula, preso desde abril, acusa a Moro de actuar por motivación política. En los días finales de la campaña electoral, el magistrado fue también blanco de críticas por haber publicado documentos bajo secreto judicial sobre los casos de corrupción del PT.

Río de Janeiro, 4 de noviembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Comments powered by CComment