Indudablemente, los creadores de Odebrecht construyeron obras de envergadura en Brasil y América del Sur, pero el nieto articuló el negocio más grande, capaz de fracturar las instituciones democráticas de varias naciones.
Foto: Ecos Media

La Corrupción es un fenómeno complejo. Muchos la repudian, algunos la defienden y otros la usan. Ese fue el caso de la mega Constructora Brasilera Odebrecht, vinculada con todo un affaire de sobornos, coimas, vínculos gubernamentales y obras inconclusas, que involucran a más de 12 países de varias latitudes.

La mente maestra de la Corrupción en la citada empresa, Marcelo Odebrecht, fue condenado a más de 19 años de prisión en su país por crímenes de corrupción pasiva, asociación criminal y lavado de dinero. Pero su red de corruptos ya ha sacado de cargos públicos hasta a los más impolutos políticos y salpicados a los menos afortunados en las urnas.

Indudablemente, los creadores de Odebrecht construyeron obras de envergadura en Brasil y América del Sur, pero el nieto articulo el negocio más grande, capaz de fracturar las instituciones democráticas de varias naciones.

Bogotá, D.C. 30 de agosto de 2018.-

Comments powered by CComment