En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.
Foto: Ecos Media.

En muy pocos días será 24 y es muy importante planificar con tiempo todos los aspectos asociados a la Cena de Navidad. Este es un evento único en el año, donde convergen no sólo los familiares y amigos, sino las tradiciones, la culinaria familiar y la gastronomía de las diferentes regiones.

A quienes se encargan de cocinar cada año, probablemente les guste sorprender a los suyos con nuevas elaboraciones, entrantes, principales y postres que conquisten sus paladares y hagan surgir aquello de ¿Cómo lo has hecho?

Pero no sólo es encender los fuegos y cocinar rico. Es crear una atmosfera festiva para compartir y disfrutar en familia tan bella fecha.

Algunas sugerencias para una Cena de Noche Buena

1.- Pequeños detalles para grandes momentos. La mesa navideña, aparte de organizar la comida y diseñar el menú, tiene que ser bonita y decorada con pequeños detalles, como unos piñones o unas velas de sobremesa, arreglos de flores o personajes navideños,  como complemento ideal.

2.- Menú Navideño. Comenzar el menú navideño con entrantes ligeros, como una ensalada de aguacate; de primero, una crema de espárragos o un caldito y de segundo, pescado, pollo, carne de res o pavo, acompañados de una ensalada y de dos contornos calientes como puré de papas, arroz, vegetales salteados. O puedes complementar las carnes servidas con platos típicos navideños como tamales, hallacas, bollos, etc. No debes olvidar el pan o alguna variedad de Pan de Jamón, típico navideño.

Puedes acompañar tu comida navideña con una copa de vino, blanco o tinto, según la carne servida y jugos de frutas de estación.

En el postre puedes mostrar la tradición familiar o regional donde esté ubicado. Como propuesta de postre, disfruta de un combinado infalible y rico: Helado y torta de navidad, natilla con frutas de estación con un ponqué o panetton, dulcería criolla de membrillos, guayaba, lechoza u otras frutas locales con torta o ponqué. La imaginación y la tradición pueden casarse en la Mesa de Navidad.

Junto al postre elegido, se puede tomar un rico y humeante café, en sus diferentes variedades o un chocolate o cocoa. También un pluscafé, como una crema de whisky, un coñac, un ponche crema, etc.

Será el fin de fiesta de un Menú Navideño perfecto en familia y con amigos.

Feliz Navidad a todos.

Maracay, 20 de diciembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment