El peruano Alejandro Toledo está entre los más beneficiados por Odebrecht, es uno de los Colosos de la Corrupción, descubiertos en América Latina.
Foto: Diario El Luchador.

El periodista colombiano Jorge González así lo señala en las 200 páginas de su libro “Odebrecht, la historia completa”, editada por Penguin Random House bajo el sello Aguilar.

La historia corrupta  del otrora líder social del Perú Posible, redimido de la miseria por su profesionalización en Stanford, es un caso terrorífico.

"En Perú, la prensa logró determinar el crecimiento injustificado patrimonial de Toledo y a partir de estas pesquisas se llegó a saber que el patrimonio de Toledo provenía, en su gran medida del cobro de 35 millones de dólares que hizo el 4 de noviembre de 2004, en una reunión privada con Marcelo Odebrecht, en un hotel de Copacabana (Río de Janeiro)", manifestó González en una entrevista a EFE.

La suegra de Toledo, Eva Fernenbug, sirvió como testaferro para que el exmandatario comprara, años después, en enero de 2013 una mansión por 3,7 millones de dólares en un sector acomodado de Lima, con dinero proveniente de los sobornos de la compañía brasileña. 

Así Odebrecht logró la adjudicación de la construcción del Corredor Vial Interoceánico Perú-Brasil, "una obra colosal que terminaría costando 4.233 millones de dólares", que no se realizó como otras muchas, como el tercer puente en el Río Orinoco en Venezuela.

Y los más triste para ese país es que los expresidentes Ollanta Humala, Alan García y el defenestrado Pedro Pablo Kuczynski se vieron implicados también por su relación con esa multinacional.

Bogotá, D.C. 8 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos al Oído Internacional.

Comments powered by CComment