Populismo Conservador en Asamblea ONU

El ansiado discurso de Donald Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas tuvo un comienzo tambaleante, cuando se rieron de él, en cuestión de segundos, después de comenzar a hablar.
Foto: Onu Press.

El ansiado discurso de Donald Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas tuvo un comienzo tambaleante, cuando se rieron de él, en cuestión de segundos, después de comenzar a hablar.

El Presidente de Estados Unidos inició con su tan repetida frase "en solo dos años mi administración ha logrado más que casi cualquier otra administración en la historia de nuestro país", una exageración que provocó una oleada de murmullos y carcajadas de los diplomáticos presentes.

Trump se vio obligado a hacer una pausa y, hay que reconocerle mérito, se recuperó diciendo: "No esperaba esa reacción, pero está bien".

El presidente se dirigía a una multitud compuesta de 84 jefes de estado y 44 jefes de gobierno.

Poco después del incidente reapareció un tuit de Trump de 2014 en el que dijo: "Necesitamos un presidente que no sea el hazmerreír del mundo entero".

Lo interesante de esta escena global es que no es tan fácil ser pretensioso con el poder comunicativo de los medios y redes sociales. La tragedia de Florence, aún está golpeando al noreste americano, los pueblos de Puerto Rico aún sin luz a un año de los huracanes, los 129 niños de los inmigrantes centroamericanos aún presos, esposados, durmiendo en celdas y lejos de sus padres, las armas vendidas como caramelos sin control del estado, la crisis industrial, etc, son problemas que no ratifican sus logros.

Nueva York, 26 de septiembre de 2018.-

Fuente: www.huffingtonpost.com.mx.

Comments powered by CComment