La Danza Colombiana en Crisis

Tras las medidas interpuestas por el gobierno y las alcaldías locales, el gremio de la danza se ha visto seriamente afectado, enfrentando una grave crisis. En medio de las contingencias, las academias de danza a lo largo y ancho del país se han visto obligadas a cerrar sus puertas.
Foto: Noches Colombianas del Folklor

Por Nicolás Andrade Quitián.- Tras las medidas interpuestas por el gobierno y las alcaldías locales, el gremio de la danza se ha visto seriamente afectado, enfrentando una grave crisis. En medio de las contingencias, las academias de danza a lo largo y ancho del país se han visto obligadas a cerrar sus puertas.

Si bien sus actividades no pararon, y han intentado continuar con su lucha por la cultura de manera virtual, lo cierto es que actualmente, este gremio se enfrenta ante su más grave crisis, puesto que los temas subsistencia y compromisos monetarios que tienen a su cargo, los han alcanzado y lastimosamente todas las actividades que les permiten generar ingresos, se encuentran suspendidas.

Para nadie es un secreto que este ha sido un gremio olvidado históricamente, pues el presupuesto que se destina para la cultura es mínimo, y todos estos artistas se ven obligados a subsistir con las uñas en un país donde la administración y el gobierno no ha mostrado un interés legítimos ni ayudas contundentes.

Por estos motivos los danzantes, sus directores, las escuelas y academias han decidido unirse y extender su petición a las redes sociales, con iniciativas como los Hashtags #NoAlCierreDeLasEscuelasDeDanza #LaDanzaNoEsInvisible por medio de  la cual quieren hacerse visibles.

El llamado es a las autoridades nacionales y locales para que del mismo modo que se están estableciendo medidas de ayuda para los demás sectores de la economía, se busquen establecer medidas que ayuden y alivien  la situación por la cual están atravesando los artistas y  el sector.
Es hora de darle a la cultura su lugar, y sacarla del olvido histórico en el cual la mantienen las administraciones.

Bogotá, D. C, 3 de mayo de 2020 

 

Comments powered by CComment