La música de luto: Murió el pianista y compositor André Previn

Una muy triste noticia recibió el mundo de la música, el prolífico y multifacético pianista, compositor y director musical André Previn, ganador de cuatro Óscar de la Academia, falleció el 27 de febrero, en su domicilio de Manhattan, a los 89 años de edad, reportó su mánager a The New York Times.
Foto: Diario El Universal.

La prolífica obra y su desempeño como músico, director y compositor de Previn abarcó los mundos de Hollywood, el jazz y la música clásica.

Una muy triste noticia recibió el mundo de la música, el prolífico y multifacético pianista, compositor y director musical André Previn, ganador de cuatro Óscar de la Academia, falleció el 27 de febrero, en su domicilio de Manhattan, a los 89 años de edad, reportó su mánager a The New York Times.

Previn fue un niño prodigio nacido como Andreas Ludwig Priwin en el seno de una familia judía de Berlín que emigró a EE.UU. en 1938, huyendo del régimen nazi. En 1943, Previn obtiene la nacionalidad estadounidense y se establece en Los Ángeles, donde tres años más tarde comienza su carrera arreglando y componiendo música para películas de Hollywood. Durante muchos años trabajó en el departamento musical de la Metro Goldwyn Mayer, dirigido por Arthur Freed.

El músico es reconocido por haber difundido a la perfección los límites entre la música popular y la clásica. Además, trabajó en varios discos de jazz y puso sobre el panorama óperas clásicas que se habían dejado un poco de lado.

Intervino en más de 50 bandas sonoras, entre las que figuran Motivo de alarma (Cause for alarm!, 1951); Conspiración de silencio (Bad Day at Black Rock, 1955); Siempre hace buen tiempo (It's Always Fair Weather, 1955); La bella de Moscú (Silk Stockings, 1957); Bésame, tonto” (Kiss me, Stupid, 1964) y Jesucristo Superestrella (1973).

Aunque esta producción musical para el séptimo arte le reportó cuatro premios Oscar, dos por la orquestación de los famosos musicales Gigi (1958) y Porgy and Bess (1959) y otros dos por la adaptación musical de Irma la dulce (1963) y My Fair Lady (1964), a fines de los años 50 abandona su carrera en Hollywood para concentrarse en la composición de numerosas piezas de música clásica y ejercer como pianista de jazz.

En 1967 da el salto a la dirección orquestal al ser nombrado Director de la Orquesta Sinfónica de Houston y, un año más tarde, de la Sinfónica de Londres, con la que grabará numerosos y prestigiosos discos. Igualmente colaboró estrechamente con la Orquesta Sinfónica de Pittsburgh, la Royal Philharmonic Orchestra de Londres y la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles. Desde 2002 a 2006 fue director musical de la Filarmónica de Oslo.

Su primera ópera fue Un tranvía llamado deseo, con libreto de Philip Littell basado en la célebre obra de teatro de Tennessee Williams y estrenada en la Ópera de San Francisco en 1998 con Renée Fleming en el papel de Blanche Dubois. En 2009 estrenó en Chicago su segunda ópera Brief Encounter (Breve encuentro), sobre la película homónima de David Lean, con Nathan Gunn en el rol de Alec Harvey.

Entre sus numerosas obras destaca un Concierto para violonchelo dedicado a Yo-Yo Ma, un Concierto para piano dedicado a Vladimir Ashkenazy, un concierto para guitarra, ciclos de canciones dedicados a grandes intérpretes como Janet Baker, Kathleen Battle, Barbara Bonney, Anthony Dean Griffey.

Su vida personal también fue motivo de interés para la prensa, pues estuvo casado en cinco ocasiones, una de ellas con la actriz Mia Farrow, con quien tuvo tres hijos biológicos y adoptó otros tres, entre quienes destaca la coreana Soon-Yi Previn, iniciando una sonada relación con el cineasta Woody Allen esposo de Farrow en ese entonces.

Por su parte, Previn se casó con la violinista alemana Anne-Sophie Mutter, a quien dedicó una de sus composiciones.

Nueva York, 1 de marzo de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment