Piratas informáticos: ¿Hackers o Kamikazes?

Por Felicia Saturno Hartt. Foto: Technews.-  El avance de la Tecnología ha generado nuevos escenarios, pero también ha resucitado la mítica leyenda del Poderío Ruso. En tiempos de la Guerra Fría, los rumores sobre la capacidad militar, en términos de espionaje, desarrollo de agentes ultra capacitados y dispositivos extraordinarios, no sólo llenaron las butacas de los cines, sino crearon una herencia soviética que puede resucitar.

Aun cuando la tecnología ha democratizado el acceso a  la información, ha reducido las distancias territoriales y ha creado sociedades globales, también ha generado sus héroes y sus antihéroes. Los primeros son infinitos en el universo digital, pero los segundos han generado problemas a corporaciones, estados y organizaciones. Y no hay quien no diga, que los hackers son útiles para prefigurar la capacidad y las amenazas de los sistemas informáticos e incluso son empleados por las grandes e influyentes empresas tecnológicas.

La Era Digital tiene en los hackers sus antihéroes. Basta ver el impacto de la supuesta intervención de los hackers rusos en las Campañas Políticas de EE.UU. y Francia. E incluso se afirma que son responsables de la crisis de Qatar.

Los hackers rusos parecen ser capaces de incursionar en todas partes. Qatar ha sido su mayor éxito, hasta ahora, expresa el experto en inteligencia Andrej Soldatow, Editor en Jefe del portal ruso "Agentura.ru", dedicado a temas de inteligencia, reconocimiento y terrorismo.

En este sentido, Rusia se ha convertido en una "potencia de los piratas informáticos”, tan poderosos como sus cosmonautas, sus agentes de la KGB, sus armas de diseño y su Presidente.

Y esta idea, señala Soldatow, le gusta mucho a algunos rusos. Lo que hace que, en términos políticos, sea parte de una posible estrategia de legitimación social de gobierno de Putin.

Aunque el Presidente Putin lo ha negado oficialmente, el líder del Kremlin también ha reconocido que podría haber algunos "hackers patrióticos”, que prestan su servicio, por cuenta propia, como atacantes de los críticos de Rusia.

Putin ironizó recientemente diciendo que se trata de "artistas libres" que cuando se despiertan se enteran del acontecer de las relaciones intergubernamentales y deciden tomar cartas en el asunto. Dar su contribución.

"El sistema de hackeo ruso es complicado, pero eficaz”, explica Soldatov: "Las acciones son coordinadas desde las más altas esferas del Kremlin con agentes informales que no pertenecen a la burocracia estatal". Eso los hace más rápidos y flexibles, y sin responsabilidades. ¿Agentes libres o lobos solitarios?

Esta estrategia ha sido implementada con éxito por Rusia desde el año 2000, en contra de la oposición y periodistas críticos. En 2007 Moscú la usó en un ataque cibernético contra Estonia. Más tarde, "Nashi" (Nuestro pueblo), un grupo juvenil pro-Kremlin, asumió la  autoría.

El poder de hackers rusos proviene de una mezcla de la herencia soviética y la política estatal moderna rusa. La Unión Soviética tenía batallones de ingenieros que, tras el colapso de la dictadura, fortalecieron el mercado informático de Rusia.

Sin empleo o perspectivas, muchos rusos aún creen que Occidente los ha engañado. Este es el caldo de cultivo del cual se han aprovechado los servicios secretos de Rusia para reclutar a los mejores piratas informáticos.

El fin último ante la desesperanza globalizada, producto del miedo, el adoctrinamiento y la pobreza generalizada, es intervenir al enemigo.

Desde mi criterio profesional, espero que algunos de las grandes hackers rusos (Vladímir Levin, Ígor Klopov, Shaltay Boltay, Evgueni Bogachov, entre otros) intervengan los sitios de pederastas, comerciantes de drogas y corruptos.

Tal vez esta es una nueva guerra fría, pero digital.

Comments powered by CComment