Un nuevo parche ultrasónico portátil, que monitorea de forma no invasiva la presión arterial, en las arterias profundas debajo de la piel, podría ayudar a las personas a detectar problemas cardiovasculares de forma más temprana y con mayor precisión.
Foto: Xataka

Un nuevo parche ultrasónico portátil, que monitorea de forma no invasiva la presión arterial, en las arterias profundas debajo de la piel, podría ayudar a las personas a detectar problemas cardiovasculares de forma más temprana y con mayor precisión.

Un equipo de investigadores dirigido por la Universidad de California, en San Diego, describe su trabajo en un artículo publicado en Nature Biomedical Engineering.

Ultrasonidos

El parche usa ultrasonido, por lo que podría usarse para rastrear de forma no invasiva otros signos vitales y señales fisiológicas de lugares en el interior del cuerpo. Al integrar la tecnología de ultrasonido en wearables, se puede comenzar a capturar una gran cantidad de datos al respecto.

El nuevo parche de ultrasonido puede monitorear continuamente la presión arterial central en las arterias principales, a una profundidad de hasta cuatro centímetros debajo de la piel.

En el quirófano, especialmente en procedimientos cardiopulmonares complejos, se necesita una evaluación precisa en tiempo real de la presión arterial central: aquí es donde este dispositivo tiene el potencial de suplantar los métodos tradicionales.

El dispositivo mide la presión arterial central, que difiere de la presión arterial que se mide con un manguito inflable sujeto alrededor de la parte superior del brazo, conocido como presión arterial periférica.

La presión arterial central es la presión en los vasos sanguíneos centrales, que envían sangre directamente desde el corazón a otros órganos importantes en todo el cuerpo.

Los expertos consideran que la presión arterial central es más precisa que la presión arterial periférica y también dicen que es más útil para predecir enfermedades cardíacas.

Para conseguir medir la presión central se requieren procedimientos invasivos. Sin embargo, con este parche suave y elástico que se puede usar sobre la piel y proporcionar lecturas precisas en todo momento, el usuario incluso puede moverse sin afectar a las mediciones.

El parche se probó en un paciente masculino, que lo usó en el antebrazo, la muñeca, el cuello y el pie. Las pruebas se realizaron tanto cuando el sujeto estaba quieto como durante el ejercicio. Las grabaciones recopiladas con el parche fueron más consistentes y precisas que las grabaciones de un tonómetro comercial.

San Diego, 26 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Salud.

Comments powered by CComment