No a la Sala Especial en la JEP para investigar y juzgar militares involucrados en el conflicto armado, pero a cambio, incorporar 14 nuevos magistrados a la Jurisdicción Especial para la Paz, fue la decisión de la Comisión Primera del Senado, luego de dos semanas de discusión y acercamientos entre las diferentes bancadas, que incluso, reunió a adversarios entre ellos congresistas de las FARC, el expresidente Álvaro Uribe, militantes de la oposición como Iván Cepeda y al excandidato presidencial Gustavo Petro, entre otros.
Reunión entre senadores de todas las bancadas que permitió histórico Acuerdo en torno a funcionamiento de la JEP. Foto: Twitter.

No a la Sala Especial en la JEP para investigar y juzgar militares involucrados en el conflicto armado, pero a cambio, incorporar 14 nuevos magistrados a la Jurisdicción Especial para la Paz, fue la decisión de la Comisión Primera del Senado, luego de dos semanas de discusión y acercamientos entre las diferentes bancadas, que incluso, reunió a adversarios entre ellos congresistas de las FARC, el expresidente Álvaro Uribe, militantes de la oposición como Iván Cepeda y al excandidato presidencial Gustavo Petro, entre otros.

Al acuerdo se llegó luego de recesos tras recesos en las deliberaciones de dicha célula legislativa, que al final logró un consenso para avanzar en dicho proyecto que de alguna manera incide en el procedimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz, tribunal que fue el resultado del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC.

Se trata del primer debate hasta el momento, de una propuesta impulsada por el senador Álvaro Uribe, pero que tendrá siete debates más, si no archivan el proyecto que pasa ahora a la plenaria del Senado.

El Centro Democrático cuestiona que los militares tendrán que declararse culpables para acceder a los beneficios de la pena alternativa, pero que si no lo hacen, tendrán que demostrar su inocencia ante magistrados con sesgo ideológico y se expondrán a penas de 20 años de prisión.

El uribismo insiste en que a pesar de las garantías contra los militares y agentes del Estado, a través de la JEP, en la práctica, estarán sometidos al mismo tratamiento de los excombatientes, pero, a razón de lo aprobado en primer debate, se superó con el aumento del número de magistrados en la JEP con el objeto de que se ocupen de ese aspecto.

El senador Álvaro Uribe fue enfático en destacar que el respaldo al acuerdo no implica que el Centro Democrático renuncie a las opiniones que tiene sobre la JEP y a renunciar a presentar otro artículo sobre el tema, mientras que el congresista Roy Barreras señaló que lo aprobado es un artículo nuevo que refuerza la JEP y permite “con toda legitimidad actuar para todos los actores del conflicto, con más garantías para todos, incluyendo a las Fuerzas Militares, sin desmembrar la JEP, que es aquello que nosotros logramos evitar. Es resultado de un compromiso muy importante de todas las fuerzas políticas".

En el acuerdo, se aprobó un Comité de Escogencia Autónomo, conformado por dos delegados del Consejo Superior de la Judicatura, uno de la Comisión Interinstitucional de la rama judicial, y otro, del Procurador General.

Dicho Comité garantizará los principios de publicidad, transparencia y facilitar el seguimiento y veeduría ciudadana al proceso de selección. Dentro de los requisitos que deben tener dichos magistrados está la de tener conocimiento en Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario y Derecho operacional.

La iniciativa pasa a la Plenaria del Senado y luego a la Cámara con el objeto de que supla los cuatro primeros debates y sea aprobada en primera vuelta antes del 16 de diciembre.

Bogotá, D. C, 1 de noviembre de 2018

Por Luis Fernando García Forero.

Comments powered by CComment