Debate que no llegó más allá de lo inmoral y lo ilegal

La expectativa del debate sobre los llamados “Bonos Carrasquilla”, en la plenaria del Senado de Colombia, no fue más allá del tema que ronda el ejercicio de la política y de algunos funcionarios de la administración pública: la conducta entre lo ilegal y lo inmoral.
Lo único cierto es que no hubo trámite para una moción de censura y los municipios siguen endeudados y, más aún, sin las obras en los sectores estratégicos y vinculados a la salud pública de sus respectivos habitantes. Foto: Leonardo Vargas

La expectativa del debate sobre los llamados “Bonos Carrasquilla”, en la plenaria del Senado de Colombia, no fue más allá del tema que ronda el ejercicio de la política y de algunos funcionarios de la administración pública: la conducta entre lo ilegal y lo inmoral.

El Senador Jorge Robledo, del Polo Democrático Alternativo, Partido de Oposición al Gobierno del Presidente Iván Duque, tuvo 50 minutos para decirle al ministro de hacienda  Alberto Carrasquilla, que cuando ocupó la misma cartera en el Gobierno del mandato Uribe, impulsó una reforma constitucional, en su primera vuelta,  que permitió el endeudamiento de los municipios para construir obras de infraestructura de saneamiento básico y agua potable.

Sostuvo Robledo que después de dejar el cargo Carrasquilla,  constituyeron una empresa para asesorar a los alcaldes en donde adquirieron unos créditos con el interés más alto que se ha visto para lograr los objetivos en obras de infraestructura en saneamiento básico y acueductos.

En su intervención Robledo dijo que 117 municipios fueron embarcados en unos créditos por $495.000 millones, con tasas del 11 % y plazos de hasta 20 años. Afirmó que Carrasquilla como creador de la firma Konfigura, junto al exdirector del Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín, Andrés Flórez, establecieron  los bonos para anticipar recursos del Sistema General de Regalías  SGP y financiar proyectos de alcantarillado, agua y saneamiento básico.

Robledo señaló que solo 12 de los 117 municipios mencionados, cuentan con las obras realizadas y que los demás están apurados pagando los altos intereses destacando que las administraciones locales comprometieron el 85 % de su presupuesto para ese tipo de proyectos.

“Por eso, con toda autoridad moral y en nombre de todos los colombianos, le estoy pidiendo al presidente Iván Duque que separe del cargo a este personaje del Ministerio de Hacienda”, dijo Robledo.

De otra parte el senador Alexander López, también del Polo Democrático Alternativo, sostuvo que el  Ministro de Hacienda liquidó una serie de empresas estatales que favorecieron los intereses de la empresa privada. Lo acusó de haber dejado negocios hechos, montados, y que cuando dejó el cargo, utilizó esas decisiones para su propio beneficio.

Carrasquilla se defiende

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien estuvo acompañado de la ministra del interior Nancy Patricia Gutiérrez le tocó el turno para defenderse: “Aquí estoy, con cuero grueso aguantando, no solamente el discurso del senador Robledo, sino tres semanas de andanada cargada de injuria, calumnia, mentira, medias verdades y falsedades absurdas, y eso es lo que voy a demostrar aquí”, dijo Carrasquilla.

Fue directo contra el senador Robledo y le dijo que “La calumnia y la mentira también son corrupción” y después de uno que otro vainazo al citante del debate procedió a defenderse.

Afirmó que propuso una reforma constitucional para darle continuidad al Sistema General de Participaciones (SGP). Luego aseguró que asistió únicamente a cuatro de los ocho debates constitucionales, pues se retiró del Ministerio de Hacienda en marzo de 2007 y el acto legislativo fue aprobado cuatro debates después, en julio de 2007, entrando a regir a partir de la vigencia 2008.

En ese sentido precisó que no participó en el proyecto que terminó en la Ley 1176 de 2007, pues el ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga fue el autor de la iniciativa que les dio vida a los Bonos de Agua.

“No me apropié ni me beneficié, solo me gané unos honorarios que, téngalo por seguro, no fueron regalados”, aseguró Carrasquilla, quien en forma contundente negó que hubiese maquinado todo el negocio desde el impulso a la ley que permitió los “Bonos Agua”.

Al señalar que es una persecución en su contra, Carrasquilla negó que tramitó una ley para beneficiarse dos años después. “Eso es falso, es una injuria. Es increíble que ya esté dos semanas el senador Robledo con esa cantaleta”.

Ante las voces desde las barras que pedían su renuncia, el ministro Carrasquilla les dijo: “Exijo que mi nombre se trate con respeto”. Aseguró que es un hombre responsable y  una persona que nunca ha cometido un acto de corrupción. “Son las dos semanas más desagradables que he tenido que vivir. Menos mal no tengo Twitter”, señaló.

Los militantes de la oposición sumaban las críticas por la conducta del Ministro Carrasquilla. Gustavo Petro afirmó que “en la medida en que observo una defensa turbia que esconde lo principal y los datos prevalentes y fundamentales, sí creo que usted no debería seguir siendo ministro de Hacienda de la República”.

Ante los ataques de la oposición el senador y ex presidente Álvaro Uribe dijo que “el ministro Alberto Carrasquilla es un hombre probo, además, el Congreso lo conoció y sabe que es un hombre que propone, discute, rectifica y modifica. El Congreso lo conoció en muchas reformas y estoy seguro de que este Congreso discutiendo con él, encuentra muy acertadas reformas en esa área”.

El Centro Democrático defendió a capa y espada al ministro Carrasquilla, en un debate que se fue tornando lánguido porque no fue más allá de las denuncias y ataques y las respuestas del Ministro como la defensa que le hizo la bancada de Gobierno.

Otro debate más que pasa en la historia del Congreso de la República,  donde el tema de la corrupción ronda, de una u otra manera, dentro del marco de la preguntas si lo ético lleva a decisiones políticas y jurídicas en las conductas de los hombres públicos, así no hayan rayado el límite de lo ilegal.

Bogotá, D. C. 19 de septiembre de 2018.

Por Luis Fernando García Forero.

Comments powered by CComment