El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmó un acuerdo de cooperación con la Organización de los Estados Americanos (OEA) para luchar contra la Corrupción en América Latina y el Caribe.
Foto: PNUD/ONU.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) firmó un acuerdo de cooperación con la Organización de los Estados Americanos (OEA) para luchar contra la Corrupción en América Latina y el Caribe.

El Memorando de Entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés) fue firmado por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro y los miembros del Grupo de Trabajo Conjunto de Cumbres, que está compuesto por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Banco Mundial, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), el Banco de Desarrollo del Caribe, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El acuerdo se centra en la lucha contra la Corrupción en los países de América Latina y el Caribe, para promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible y para facilitar y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles (ODS 16).

“Debemos dar una respuesta frontal a un fenómeno que debilita la confianza de los ciudadanos y que dificulta el cumplimiento de la Agenda 2030 y una serie de compromisos sobre los cuales se sustentan nuestras democracias. Este acuerdo sella el compromiso de nuestras instituciones de seguir trabajando juntos”, dijo el Secretario General Almagro.

En los últimos años, la región experimentó un sólido aumento en las leyes e instituciones que promueven la transparencia y la rendición de cuentas en el sector público. Pero, según Transparencia Internacional, más de la mitad de las personas en la región sienten que a su gobierno le va mal en la lucha contra la corrupción.

"La corrupción ataca la base de la democracia de manera sin precedente, corroe la confianza de la ciudadanía en las instituciones gubernamentales, socava el estado de derecho, deteriora el sistema de controles y el equilibrio y contribuye a la violencia y la inseguridad en nuestros países. El PNUD se enorgullece de sumarse a la OEA, a otras agencias de Naciones Unidas y organizaciones para reafirmar su compromiso en la  lucha contra la corrupción", dijo Richard Barathe, Director del Centro Regional de PNUD en América Latina y el Caribe.

Washington, D.C. 6 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment