Simplemente para sacarle el cuerpo a la lucha anticorrupción porque cuando el Presidente Duque quiere traer esas mismas normas al Senado y la Cámara, serán deterioradas, ya lo verán ustedes y la ciudadanía, aquí se evaporarán premeditadamente.
Foto: Twitter

El senador Gustavo Petro, paso a paso, en las calles, las plazas públicas, se le nota la fuerza para compenetrarse y cumplir con el deber que le dio la constitución y la ley de llegar al Congreso para liderar la oposición, fruto del Estatuto de la Oposición.

Dispuesto a legislar, también a ser protagonistas de debates de control político, y defender los Acuerdos de Paz logrados por el Gobierno Santos, el senador Petro respondió preguntas de ECOS sobre temas que empezaron a calentar la política en el foro de la democracia: el Congreso de la República.   

ECOS: ¿Respondieron los ciudadanos con el llamado a la movilización que usted convocó en momentos en que se posesionaba el nuevo jefe de Estado de Colombia Iván Duque?

GP: La movilización se hizo alrededor de la defensa de la vida, de la paz y de la justicia.

ECOS: ¿Cree que vamos a volver al pasado, la violencia?

GP: La pregunta que tendríamos que hacernos es si se merece una defensa de la vida en Colombia hoy afectada por masacres, asesinatos sistemáticos, por la amenaza, si vale la pena una defensa de la paz hoy amenazada por una serie de dirigentes políticos que les parece que deberíamos volver a las épocas del conflicto armado y deshacer lo que hizo el Gobierno saliente, que mal que bien, por lo menos logró que la guerrilla más grande de Colombia y de América Latina dejara sus armas.

ECOS: ¿Cree que la justicia ambién está amenazada?

GP: Acaso no está siendo amedrantada la Corte Suprema, los jueces de Colombia, acaso no hay ya toda una campaña en medios tradicionales, privados y en las calles y en las redes, de amentaza por parte de dirigentes políticos de la Corte Suprema de Justicia?, pues los que queremos la paz, la vida y la justicia nos debemos expresar y por eso lo hicimos en el día y el momento que se posesionó el nuevo jefe de Estado porque tiene mucho que decir y hacer sobre estas materias fundamentales y además porque se conmemora, en el 2019, 200 años de la batalla de Boyacá que nos dio la independencia y la forma de hacerlo es en paz, en alegría, libres en las plazas públicas de Colombia.

ECOS: ¿Considera que de nuevo puede llegar a cundir el miedo en Colombia?

GP: Esa es la intención, obviamente de quien asesina, que el miedo paralice la sociedad y entonces que ellos que son los dueños del narcotráfico, de la corrupción en Colombia, de la política corrupta, hagan y deshagan. La respuesta que merece eso, precisamente para que la violencia cese, es que el miedo no nos paralice, por eso salimos en multitud con la alegría y la no violencia de las ciudadanías libres, en todas las plazas públicas de Colombia.

ECOS: ¿Usted siente miedo?

GP: Siempre lo he sentido, he pasado por años de amenazas y de intentos de atentar contra mi vida. Allá en Cúcuta lo hicieron, pero he aprendido que el miedo no debe paralizar y que esa es la mejor arma de defensa de la vida.

ECOS: ¿Cómo le parecieron los discursos en la posesión del nuevo jefe de Estado de Colombia?

GP: Los discursos de Macias y Duque fueron complementarios. El uno es el Bravo, el otro se muestra decente, pero el fondo es el mismo.

ECOS: El Gobierno saliente y el ELN avanzaron en diálogo pero no se llegó a un acuerdo, ¿qué cree que viene ahora sobre el tema con el Gobierno Duque?

GP: Es un problema del ELN más que todo porque debió tener la audacia de una dejación de armas unilateral en Colombia. Ojalá haya más diálogo y se llegue a un acuerdo del fin del conflicto con esa guerrilla lo más pronto.

ECOS: Qué viene ahora para Colombia y usted como líder de la oposición en el Congreso?

GP: Viene una lucha entre las maquinarias corruptas y las ciudadanías libres.

ECOS: A propósito de la corrupción, la Bancada del Centro Democrático que apoyó la consulta anticorrupción dijo en las últimas horas que no la apoyaba porque respaldarán los proyectos que en el mismo sentido presentó el gobierno Duque. ¿Qué piensa?

GP: El Presidente Duque faltó a su palabra, hizo trizas la Consulta Anticorrupción y engañó ciertamente al electorado porque no es lo mismo hacer una consulta popular y obtener el mandato de la ciudadanía, que del trámite legislativo. El mandato popular es superior al voto del congresista en la democracia, en un Estado de Derecho de la constitución del 91. Acaso no se necesita esa fuerza para expedir un acuerdo nacional contra la corrupción en Colombia?

ECOS: ¿Sobre el tema cree que el Gobierno y su bancada se la van a jugar con el proyecto que ya sometió a consideración en el Congreso?

GP: El Presidente Duque no lo ha querido así y desdiciéndose de su palabra ha puesto los mismos temas que estaban en la consulta para que lo discutamos acá y, eso es engañoso. Jamás el Congreso ha expedido realmente normas anticorrupción eficaces y no lo ha podido hacer institucionalmente en la historia por la forma como se eligen los congresistas, por la manera como se construye el sistema político real en Colombia, tampoco esta vez será  posible.

ECOS: ¿Cómo ve esa estrategia entonces?

GP: Simplemente para sacarle el cuerpo a la lucha anticorrupción, porque cuando el Presidente Duque quiere traer esas mismas normas al Senado y la Cámara, serán deterioradas, ya lo verán ustedes y la ciudadanía, aquí se evaporarán premeditadamente.

ECOS: ¿Tiene la esperanza que el Presidente Duque no va hacer trizas lo que se avanzó en materia de paz en el pasado Gobierno?

GP: El camino es la paz, la vida y la justicia. Ese fue el mensaje que dimos el 7 de agosto en la plaza pública. Él verá cuál es su camino, obviamente está en su libertad y es el jefe de Estado, pero ese mensaje lo debe recibir, no es una carta ni es un discurso, no es un alegato en el Congreso de la República, es un mensaje de millones de personas en las plazas públicas de Colombia.

Bogotá, D. C, 9 de agosto de 2018

Por Luis Fernando García Forero

Comments powered by CComment