Gobierno y Congreso con prioridades para solucionar los problemas de los colombianos.
Foto: Leonardo Vargas

La paz fue la columna vertebral del trabajo legislativo del Congreso saliente y el nuevo Gobierno con los senadores y representantes que se posesionaron el pasado 20 de julio, tendrán que darle prioridad a los temas de salud, pensiones, justicia y educación, como aspectos fundamentales del desarrollo del posconflicto, la nueva era para el mejor futuro de Colombia.   

El presidente entrante Iván Duque tendrá que entrar pisando fuerte en el terreno de las reformas estructurales pendientes en los primeros meses de su gobierno. 

De hecho, varios de los proyectos gruesos, necesarios para continuar con el proceso de saneamiento de las finanzas públicas, quedaron pendientes para este cuatrienio del Congreso en la era Duque. 

Entre ellos, la reforma pensional y de los regímenes especiales de miles de compatriotas están en el limbo. La reforma a la justicia, que sin duda alguna debe ser presentada ya, es la que más están reclamando los colombianos, el 95% de los ciudadanos no creen en la justicia de acuerdo con una estadística de la universidad Sergio Arboleda.

Si no se consiguen mejores resultados en materia de reformas estructurales en el nuevo Congreso, sobre todo en el tema pensional,  el país se puede ver abocado a una catástrofe. 

El periodo que terminó de los cuatro años deja alrededor de 300 leyes de toda índole, de honores, de saludos a la bandera, para reinados, para municipios y departamentos, leyes para todo. 

Pero sin duda el cuatrienio que terminó el 19 de julio de 2018 pasará a la historia de Colombia y del mundo por las normas aprobadas para el proceso de paz que adelantó el Presidente saliente de los colombianos Juan Manuel Santos, conjuntamente con la Unidad Nacional, vía FAS TRAC, sancionando un total de 289 nuevas leyes, de las cuales el 44,9% –es decir, 143 normas– fueron presentadas por el Ejecutivo; el 55% –equivalentes a 122 iniciativas– por los congresistas. 

El 0,9% de leyes aprobadas –es decir 3– fueron iniciativas de otras entidades: dos de la Fiscalía, Así lo señala Laura Wills, directora del observatorio Congreso Visible. 

En general, la legislatura del periodo 2104 -2018 dejó un saldo de 1.503 proyectos de ley radicados o presentados, 1.298 por iniciativa de los congresistas, 190 del gobierno y 15 de autoría mixta o de otras entidades del orden nacional.

De acuerdo con la información del observatorio, y en comparación con el cuatrienio anterior, el Legislativo saliente aprobó 180 leyes más: temas de política internacional. En suma, estas dos temáticas agrupan el 55% de la legislación sancionada. 

El Congreso saliente deja normas y reformas importantes de impacto nacional proyectos que no pasaron. 1.235 iniciativas radicados, es decir el 82,2% del total, terminaron archivadas durante el cuatrienio legislativo entre estos proyectos de ley se encuentran la reforma a la Educación, a la Justicia y a la Sistema de Salud, tres de los más polémicos y recordados por la opinión pública, menos reformas constitucionales. En contraste con el gobierno de Álvaro Uribe, quien en su primer mandato realizo 8 reformas a la Constitución y en el segundo adelantó 7, entre el gobierno de Santos solo tramitó 6 reformas de este tipo. 

“Del total de iniciativas presentadas a consideración del Congreso, 117 fueron Proyectos de Acto Legislativo, es decir, que pretendían modificar la Constitución Nacional”, reseña Congreso Visible. 

Los retos 

El balance de las fuerzas –gobiernistas y de oposición– en el Congreso que inició su trabajo el pasado 20 de julio, será diferente en comparación con el Legislativo saliente: la coalición de gobierno podría estar garantizada. 

Esta legislatura contará con más miembros en las dos cámaras los opositores serán más, ya no solo por cuenta del Polo Democrático Alternativo, sino también de las FARC quienes tendrán 10 curules, cinco en Senado e igual en Cámara. El partido verde con 10 senadores y en la Cámara 8. 

En este sentido, el reto del presidente Duque y del Congreso está en mantener buenas relaciones mutuas que les permitan sacar adelante las reformas pendientes (salud, justicia, electoral, reforma política y educación), así como las nuevas leyes que se requieran para implementar otras normas que hacen falta para avanzar en el posconflicto. 

Destacamos en en el cuatrienio pasado los resultados del gobierno de Santos, en términos legislativo fueron mejores que los de anteriores gobiernos.

El virtual Presidente de la Comisión Segunda Constitucional Permanente del Senado, Jaime Enrique Durán Barrera, quien se posesionará este miércoles para presidir dicha célula legislativa, se refirió al balance del Congreso anterior dijo que “es un balance positivo porque lo que se hizo en materia de paz no tiene precedentes en la historia del mundo ni de Colombia. Así mismo  el tema de la infraestructura se verá reflejado, y se está viendo reflejado en todo el territorio nacional”. 

Durán Barrera destacó que las vías, acueductos, aeropuertos y la infraestructura en general, es otra, eso no lo podemos desconocer.”Tenemos otro país, que está creciendo, no en la proporción que quisiéramos, pero está creciendo”. 

El senador liberal santandereano Jaime Durán Barrera fue contundente en señalar que la ciudadanía en general le va reconocer al Presidente Santos, en unos años, “lo que hizo por este país. Equivocaciones, claro, como todo ser humano, se equivocó. El tema de esa reforma tributaria, fue uno de los mayores desaciertos del gobierno saliente, aquí perjudicamos a toda la clase media de este país, creo que fue un paso en falso”, reconoció el senador Jaime Duran Barrera. 

Aseguró que se falló en hacer reformas trascendentales a la justicia, la  Política y la pensional, que debemos tramitarla pero “eso sí, no como lo están señalando los fondos privados que un ciudadano que devengue más de 5 millones de pesos tiene que pagar más y grabar a la clase media, a eso no le jalamos”. 

El representante a la cámara y hoy senador electo del departamento de Antioquia, Juan Felipe Lemos del partido de la U señaló que “es un balance de altibajos como sucede en la mayoría de los gobierno, hay temas de resaltar y destacar como lo conoce la opinión pública nacional, a mi juicio el Presidente Juan Manuel Santos hizo un enorme esfuerzo en materia de infraestructura, mire que teníamos un atraso de más de 150 años en vías, aeropuertos, acueducto y alcantarillado”, agregó que por eso “estábamos rezagados en el ámbito internacional, nos miraban distinto porque no podíamos competir en vías y en otras aéreas con países como Ecuador, Venezuela, Chile, Bolivia y tantos otros hoy tenemos esa infraestructura que nos iguala y sobrepasa a muchas de estas naciones y tenemos que esperar que culminen todas estas inversiones”. 

Se refirió al proceso de paz: “a mi juicio fue muy importante para el país, y lo será en el futuro, fue muy mal manejado desde el comienzo, por el tema de la polarización innecesaria en Colombia”. 

“Se debe esperar pronunciamiento de la JEP sobre el tema de las curules para los integrantes de las FARC. Estos se deben posesionar como congresistas, tenemos que respetar esos acuerdos y que la JEP siga trabajando, si ya ellos deciden otra cosa, después se debe tener en cuenta, de lo contrario hay que seguir adelante”. 

El otro tema que criticó al Gobierno Santos es el que tiene que ver con la reforma tributaria. “Lo advertí en la plenaria de la cámara de representantes, fue una reforma que no fue estructural, desastrosa para la clase media, y muy dañina para la economía en general, reforma que no cumplió las expectativas esperadas, y desaceleró la inversión privada en Colombia, reforma que no corrigió muchos de los inconvenientes que se necesitaban para la economía”. 

Dijo que la reforma estructural al sistema de salud en el país no da espera por todo lo que está pasando con esta área en el territorio nacional, esto debe ser un tema para tratar desde el primer día de legislación en el congreso de la República.

Fue contundente en expresar la necesidad de la reforma a la justicia para adoptarla lo más pronto posible. “No estoy de acuerdo con que sea una sola corte la que opere en nuestro país como se dijo en alguna oportunidad. Las cortes están funcionando y creo que este sistema se debe mantener, deben tener total autonomía, no es bueno para una democracia que se piense en coartar las cortes” insistió el congresista Lemus del Partido de la U, al asegurar que otro elemento que se le debe aportar a la justicia es el presupuesto para que tenga una total autonomía. 

En resumen los congresistas que dialogaron con Ecos y que tuvieron dignidades en las mesas directivas del legislativo coincidieron en señalar que sin duda alguna el tema de las normas más importantes aprobadas por el senado y la cámara de representantes fueron las que tienen que ver con el proceso de paz con las FARC. 

El ex presidente del senado, Iván Name dijo “la legislatura que pasó este legislatura que presidí fue de mucho trabajo por el tema de la paz, pero hubo otras normas como la que tiene que ver con regalías, y las que hicimos para mejoras a las madres comunitarias”. 

Por su parte el senador Luis Fernando Velasco, expresidente del Senado sostuvo que el proceso de reglamentación de las formas para el proceso de paz fue muy complicado, de mucho debate. Los parlamentarios querían incidir en las propuestas presentadas por el gobierno y esto nos tomó mucho tiempo. 

El saliente Presidente del Congreso de la República Efraín Cepeda, dijo; “el tema de las elecciones dejo una brecha grande, pero en general le cumplimos al país. El tema de la paz y su reglamentación fue muy espinoso y se polarizo más por las elecciones presidenciales”. 

La legislatura que comienza debe de ser de mucha responsabilidad, para con la Salud, el tema pensional, el tema de la reforma política, el tema de la reforma a la justicia, el tema minero, el tema de la educación, estos deben ser la contante en el Congreso del Gobierno del Presidente de Iván Duque. 

Bogotá, D.C, 7 de agosto de 2018. 

Por William Acero Arango.

 

Comments powered by CComment