Bogotá, D.C, 10 de abril de 2018. Por Luis Fernando García Forero. Foto: Prensa JMG.- La sesión del Congreso en pleno para cumplir con la ley de víctimas, fue una deliberación no sólo para escuchar las inquietudes de las víctimas del conflicto en Colombia y radicar el proyecto de reforma constitucional para asignarles a las víctimas 16 curules en la Cámara de Representantes, sino, que culminó con la noticia de la detención de Jesús Santrich, negociador de las Farc, por solicitud de la justicia norteamericana, lo que se convirtió en un runrún que hizo eco en el Salón Elíptico del Capitolio Nacional, hasta el punto que se oían voces del fracaso de la paz con ese grupo insurgente.

Uno de los protagonistas de la sesión fue el Presidente de la Comisión de Seguimiento a la ley de Víctimas, senador Juan Manuel Galán, quien hizo un balance de lo que se ha hecho, desde la perspectiva del campo político, de esa norma que surgió de los acuerdos de paz.

Al responder a ECOS sobre el presente y futuro de las víctimas, Galán también se refirió a los asesinatos de los líderes sociales, lo que pasa en el proceso electoral para la elección del nuevo presidente de Colombia, al Partido Liberal y lo que piensa de esa colectividad; pero también, a su futuro político y ni más faltaba, a la noticia que rodea a Colombia y al mundo sobre la detención de Santrich.

ECOS: ¿Como Presidente de la Comisión de Seguimiento a la ley de víctimas, qué balance presenta sobre la aplicación de la misma en la sesión en pleno del Congreso?

JMG: Fue un hecho histórico adoptar este sistema legislativo regulatorio institucional para atender y reconocer a las víctimas, poderles dar sus derechos a la verdad, justicia, reparación y a la no repetición. Es una ley que fue presupuestada para 4 millones de víctimas y terminaron siendo 8 millones 690 mil, más del doble.

ECOS: ¿Significa    que quedó corta la ley para beneficiar a las víctimas?

JMG: Sí. Lo lógico es prorrogar  la vigencia de la ley de víctimas.

ECOS: ¿Qué datos tiene la Comisión de Seguimiento a dicha ley respecto a cuántas víctimas se han reparado y cuánto se ha gastado?

JMG: Van 800 mil víctimas reparadas, es una cifra significativa pero todavía muy limitada frente a las 8 millones 690 mil. Se han invertido 5 billones de pesos en reparaciones.

ECOS: ¿Preocupante lo que está ocurriendo con los asesinatos de los líderes sociales y que usted lo denunció en la sesión en pleno con las víctimas?

JMG: Se requiere proteger a los líderes sociales que están siendo victimizados, amenazados, amedrantados, asesinados, la UNP tiene la responsabilidad de diseñar esquemas de protección adaptados a las zonas rurales. No es lo mismo un esquema de protección en las zonas urbanas como está acostumbrada la UNP, a diseñar esquemas de protección para las zonas rurales donde actúan estos líderes sociales. De modo que esos son los retos principales, pero el mayor reto de todos es el político.

ECOS: ¿En qué aspecto fundamentalmente?

JMG: En el resultado de las elecciones presidenciales. Dependiendo el Presidente que se elija, se decide el rumbo de la Ley de Víctimas. Sí continúa o al contrario le dan más profundidad, implementarla más; pero también podría resultar truncada, lo cual sería una frustración para Colombia.

ECOS: ¿Mandó un S.O.S en este recinto por los asesinatos de los líderes sociales y de defensores de derechos humanos?

JMG: Hay que protegerlos, darles todas las garantías. Que el proyecto de Acto Legislativo que se radicó en la sesión de este 9 de abril, sea aprobado. Con las 16 curules en la Cámara de Representantes, las víctimas van a participar en el desarrollo del posconflicto de la nueva Colombia.

ECOS: ¿Las curules deben ser verdaderamente para las víctimas?

JMG: Sí y que sean las organizaciones de víctimas y las Mesas de Víctimas a nivel nacional, las que postulen a sus candidatos para que tengan la legitimidad y la representatividad de quienes sufrieron en carne propia el conflicto armado en Colombia.

ECOS: ¿Preocupan los recursos para lo de las víctimas?

JMG: En la ley se establecieron recursos para 4 millones de víctimas y ahora estamos hablando de 8 millones 690 mil, entonces hay que buscar fuentes de recursos distintas, esquemas de reparación colectiva a través de proyectos productivos que le den sostenibilidad a la reparación. Que no sean dineros para reparación individual, que se vaya de fiesta, comprar dos televisores, sino que asegura una sostenibilidad, una fuente de ingresos permanente. Eso es mucho más valioso y sostenible que simplemente la reparación individual.

ECOS: ¿Con las 16 curules para las víctimas en la Cámara  significa que van a ser protagonistas del desarrollo de la vida institucional de Colombia?

JMG: Así es. Creo que es muy importante que estén acá, que tengan  voz y voto en todas las decisiones, que ejerzan liderazgo, representatividad y que esto sea el camino para que muchas otras víctimas, muchos otros territorios y comunidades que no han tenido representación política y que han vivido aislados, marginados del proceso de desarrollo nacional, puedan tener ese protagonismo que se merecen.

ECOS: ¿Qué lectura le da a lo que ocurrió con Santrich, negociador de las Farc y que está detenido, se le abre proceso por narcotraficante, por solicitud de la justicia norteamericana?

JMG: Es un pésimo mensaje de las Farc al país porque se les ha dado la confianza y aceptado la negociación y que llegó a la firma del fin del conflicto. Es una violación al Acuerdo porque toda la legislación que aprobamos de la Justicia Especial para la Paz era para delitos cometidos anteriormente al 2016,  a partir de esa fecha, los delitos que cometiesen serán perseguidos por la justicia ordinaria. Si Santrich incumplió el Acuerdo, que asuma las consecuencias.

ECOS: Todo indica que va con solicitud de extradición.

JMG: Aún más grave y complicado. Creo que es un mensaje que necesitaba el país y las Farc. Este es un proceso serio, por eso las instituciones de justicia en Colombia deben proceder con toda contundencia. Se les da una oportunidad para una negociación de un acuerdo de paz, pero si van más allá y lo violan, es una burla al país y a la comunidad internacional que también ha confiado en esta causa de la paz. Debe asumir las consecuencias.

ECOS: ¿Se debe extraditar?

JMG: Las autoridades tomarán la decisión que corresponda. La Corte Suprema y el Gobierno Nacional son los que finalmente tienen la última palabra sobre cualquier extradición.

ECOS: ¿Muchos colombianos y seguidores del Nuevo Liberalismo, el que fundo su padre, Luis Carlos, se preguntan cada día para dónde va Juan Manuel Galán en estas elecciones presidenciales?

JMG: No tengo ningún afán de figurar ni de apoyar de manera oportunista a un candidato simplemente por buscar un espacio en un gobierno. He defendido unas ideas, he buscado e intentado por todos los medios ser coherente, fiel y leal con esas convicciones y esos ideales que hemos defendido. Veo que el espacio se agotó en el Partido Liberal para seguir defendiendo esas banderas liberales y por eso lo que me propongo es una refundación del liberalismo a través del Nuevo Liberalismo.

ECOS: ¿Vale decir una disidencia?

JMG: Un movimiento político nuevo. Una expresión política distinta que convoque a muchos liberales que se sienten decepcionados, frustrados,  desmoralizados por lo que han visto en los últimos tiempos en el Partido Liberal. A ellos los convoco, pero también a muchos Colombianos que no participan, que no votan, que no se sienten representados para que nos acompañen y vean en esta expresión política un mecanismo de representación y de interpretación política.

ECOS: ¿Con la frase de Gaitán, a la carga, y la de su padre Luis Carlos: “Ni un paso atrás, siempre adelante?

JMG: Con la frase de José Antonio Galán el comunero que dijo: “En el nombre de Dios por la libertad, por la justicia, por la paz, siempre adelante ni un paso atrás y lo que fuere menester sea”.

Comments powered by CComment