La decisión la dio a conocer el ministro de justicia Néstor Osuna, quien argumentó el hecho por la arremetida violenta de organizaciones criminales en contra de los guardianes del Inpec.

La iniciativa decretada por el gobierno incluye apoyo militar, restricción de las visitas a los centros de reclusión y aislamientos.

La decisión la dio a conocer el ministro de justicia Néstor Osuna, quien argumentó el hecho por la arremetida violenta de organizaciones criminales en contra de los guardianes del Inpec.

Las medidas pretenden controlar a los reclusos ante alteraciones del orden dentro de los penales.

El Consejo Directivo del Inpec decidió declarar esa medida luego de ataques contra dragoneantes que dejan a la fecha dos muertos y un herido. Además, se han difundido panfletos que anuncian de más acciones, pues hasta el momento dichas organizaciones criminales siguen realizando balaceras en contra de las instalaciones penitenciarias y vehículos oficiales.

“Esta emergencia obedece, por una parte, a la materialización e incremento de homicidios de guardianes del Inpec, que han tenido lugar en los últimos días, en distintos lugares del país; y a las amenazas y atentados contra la seguridad y la vida de estos funcionarios. Esta emergencia procura la protección de vida, integridad y trabajo tranquilo del cuerpo de vigilancia”, sostuvo el ministro de Justicia, Néstor Osuna.

La declaratoria de dicha medida permite a las autoridades tomar diferentes medidas, algunas de ellas drásticas, tanto en determinadas situaciones como sobre los privados de la libertad, para impedir que se salga de control la situación.

La arremetida violenta contra los guardianes del Inpec está relacionada con los operativos contra la corrupción y la extorsión desde las cárceles, así como la lucha contra la banda criminal la Inmaculada, que ha dejado a esas estructuras “muy golpeadas”.

Bogotá, D. C, 12 de febrero 2024

Ecos Actualidad

Comments powered by CComment