Durante el acto solemne realizado en el Puente de Boyacá, con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, el Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, recordó el ejemplo de los generales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, quienes, a pesar de sus marcadas diferencias, se unieron por la causa de la libertad y el bienestar de cinco naciones.

Durante el acto solemne realizado en el Puente de Boyacá, con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, el Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, recordó el ejemplo de los generales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, quienes, a pesar de sus marcadas diferencias, se unieron por la causa de la libertad y el bienestar de cinco naciones.

“Bolívar y Santander marcaron ese encuentro histórico, en el que sentaron las bases para la construcción de la nación y la unión de los pueblos; pero, óigase bien, sobre todo, en el que se hizo la mayor demostración de humildad, del trabajo en equipo y de unidad”, afirmó.

El Jefe de Estado recalcó que “¡en el ADN de nuestra sociedad están tanto el amor por la libertad como la creatividad, el empuje y nuestra diversidad!”, para referirse a las oportunidades que se abren para los colombianos al transitar los caminos de la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad, los pilares de su Gobierno.

Invitó a deponer los egos y a unirse para impulsar el desarrollo del país, pensando en la Colombia de los próximos 200 años, afirmó el Mandatario, quien estaba acompañado por la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ministros del despacho, la cúpula militar y autoridades locales y regionales.

“En Tame también podemos hacer remembranzas de ese gran preludio de grandeza. Bolívar y Santander marcaron ese encuentro histórico, en el que sentaron las bases para la construcción de la nación y la unión de los pueblos; pero, óigase bien, sobre todo, en el que se hizo la mayor demostración de humildad, del trabajo en equipo y de unidad”, aseveró.

Agregó que el Jefe de Estado fue enfático en señalar, así mismo, que el ejemplo dado por los próceres de la Independencia es el modelo que requiere el país en la actualidad para avanzar en el camino del desarrollo.

“Podemos hacer un llamado a lo que expresó el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez cuando se refería a la generación trágica. Decía que la más importante de las lecciones que nos dejó, es que los primeros dirigentes de la patria supieron cómo unirse, superando las diferencias”, dijo.

Recalcó que “¡en el ADN de nuestra sociedad están tanto el amor por la libertad como la creatividad, el empuje y nuestra diversidad!”, para referirse a las oportunidades que se abren para los colombianos al transitar los caminos de la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad, los pilares de su Gobierno.

Bogotá, D. C, 7 de agosto de 2019

Redacción Ecos Nacional

Write comment (0 Comments)

Este 7 de agosto se cumplirán 25 años de la ascensión al poder del último Presidente Liberal, Ernesto Samper. Su solo nombre inspira odios y amores.

Por Giovanni Décola Vásquez y Luis Fernando García Forero. Este 7 de agosto se cumplirán 25 años de la ascensión al poder del último Presidente Liberal, Ernesto Samper. Su solo nombre inspira odios y amores. 

Gobernó a Colombia entre 1994 y 1998 defendiéndose del proceso 8000, lo que no le impidió ejercer el mandato del Salto Social, cuyas principales banderas, aún le elogian los más necesitados, quienes se beneficiaron de sus programas sociales. 

Ecos Políticos lo entrevistó de manera exclusiva y no solo nos hizo una defensa de su obra, sino que analizó la actual coyuntura política, en donde el Gobierno Duque y la jefatura liberal de  Gaviria resultan duramente cuestionados. 

ECOS: Se dice que el mejor juez de la conducta de las personas es el tiempo, han pasado 25 años de haber sido Presidente de Colombia, ¿sigue creyendo que el Gobierno de Ernesto Samper, fue el Gobierno de la Gente?

ES: Por muchas circunstancias sí. No lo digo como un acto de vanidad, la revisión que hemos hecho  estos días sobre los resultados del Salto Social, que fue el nombre que tuvo mi Gobierno, indican que fue el primero en el cual se duplicó en cuatro años, la participación de la inversión social en el PIB. 

ECOS: ¿En qué se refleja esa inversión en la participación social?

ES: Por ejemplo el SISBEN, que permitió entrar al sistema de salud a más de 18 millones de colombianos; la Red de Solidaridad Social que se extendió a los nichos donde estaban las minorías, las personas jóvenes, los ancianos, también los ajustes que se hicieron en la política de bienestar para los maestros, el cubrimiento de los acueductos. Creo que fue el Gobierno más social de la segunda mitad del siglo pasado. 

ECOS: ¿Fue verdaderamente un pacto social, cómo lo compara con los pactos sociales actuales?

ES: Ahora lo que hay son pactos a la carrera. Lo que hicimos fue un gran pacto entre trabajadores, empresarios y el mismo Gobierno. Por ejemplo, para reducir las expectativas de inflación, evitar que subieran las tarifas de los servicios públicos por encima de los salarios, siguiendo el lema de mi campaña el cual decía que no iba a permitir que mientras los salarios subían por la escalera, los precios lo hacían por el ascensor. Fueron verdaderos pactos sociales. 

ECOS: ¿El SISBEN, por qué lo denomina la verdadera revolución en su Gobierno?

ES: Los más pobres no podían ir sino a la salud pública y no tenían la posibilidad de asomarse al sistema privado de salud. Cuando el Estado resuelve que a partir de un paquete básico de salud que incorporaba las necesidades más apremiantes de la población y a eso le da un valor y se presenta el sector privado diciendo yo voy a cubrir cualquier persona que venga a reclamar la salud, en estos términos y con estos valores, en ese momento, se produce la verdadera revolución. Es verdaderamente el acceso de los sectores sociales de bajos estratos a la salud privada. 

ECOS: ¿Al terminar su Gobierno cuántos colombianos se incorporaron al SISBEN?

ES: 23 millones de colombianos ya estaban en el SISBEN. 

ECOS: ¿Cree que se le deben hacer ajustes al SISBEN?

ES: Por supuesto que hay deficiencias que por ejemplo conllevan a la corrupción, pero se pueden corregir. Lo imperdonable sería lo que se conoció en unos  gobiernos recientes, darle a la gente medio subsidio, como quien dice le pago la mitad de su salud y usted muérase con el resto. Eso es inaceptable. El SISBEN es un sistema de identificación de necesidades básicas insatisfechas, un instrumento para poder discriminar dónde están los sectores más necesitados y focalizar la ayuda del Estado. 

ECOS: Es indudable el sello del Salto Social de su Gobierno, pero se recuerda también por el Proceso 8000. ¿Considera que ese escándalo se utilizó de manera mediática para detener su agenda social?

ES: Hoy 25 años después, hace muy poco, empecé a considerarlo así, viendo otros casos de persecución judicial como el de Lula en Brasil, la intención de destruirlo ideológicamente como una alternativa política. Es claro que la agenda social en mi Gobierno era una amenaza para ciertas élites que vivían enconchados dentro de sus privilegios, y ahora están tratando de conseguir lo mismo. 

ECOS: ¿En qué forma?

ES: Lo que se ha llamado populismos de derecha, populismo fiscal, quitarle a los de abajo para darle a los de arriba. Aumentar los impuestos a los de abajo, para quitárselos a los de arriba. O el populismo punitivo que es aumentar las penas hasta unos niveles infinitos olvidándose que el sistema carcelario de Colombia debe cumplir unas funciones de resocialización. Esos populismos de derecha también existían en mi época con unos que de alguna manera se confabularon para convertir el 8.000 en un proceso de deslegitimación de mi Gobierno. 

ECOS: ¿Usted fue el último Presidente Liberal, qué lo aleja y que lo acerca hoy al Partido?

ES: Bueno, mucho más lo que me aleja que lo que me acerca. Me aleja la misma manera de hacer la política. Nosotros hacíamos la política con ideas y propuestas, sin caer en el clientelismo. Tuve la fortuna de ser el último Presidente Liberal, elegido con votos liberales. Recuerdo la angustia que sentí cuando dejé la Presidencia y habiendo Horacio Serpa reiterado esas mayorías, porque las reiteró en su aspiración a la Presidencia,  vino lo que fue una especie de epidemia divisionista y que explotó en mil pedazos todo el espectro político. No se  impuso  el pluralismo, sino el particularismo, los intereses de los dirigentes políticos. Allí comenzó el caos que hoy estamos viviendo. 

ECOS: ¿No hay algo de mea culpa cuando usted y Horacio Serpa tenían las grandes mayorías al interior del Partido y entiendo  que fue usted el que propuso la jefatura única, en cabeza de César Gaviria, hoy qué queda de esa jefatura?

ES: Fue una responsabilidad compartida realmente. Una culpabilidad compartida para ser sinceros. Tuve  la visión cuando se lanzó la primera candidatura de Serpa que si le entregábamos a Gaviria la Dirección del Partido, representando Serpa y Gaviria dos alternativas distintas al interior de la colectividad, permitiría llegar fusionados a las elecciones, como en efecto se hizo y con buenos resultados. Lo que sucede es que después se rompió esa tradición que el candidato cuando era proclamado asumía la jefatura del Partido. Eso lo hice yo, López, el mismo Gaviria, pero él, no quiso entregar, después se quedó con el Partido y ahora se ha convertido en un club familiar a través de la figura de los avales. Lo poco que le queda de poder al Partido es plata y avales. 

ECOS: ¿Álvaro Uribe Vélez nació en las entrañas del Poder Popular, eran muy amigos pero últimamente desde el primer Gobierno de Álvaro Uribe vemos que él habla con cierta inquina hacía usted, dónde ocurrió esa fractura?

ES: Cuando Uribe ocupó la Gobernación de Antioquia. El Uribe que conocí fue el que llegó a la Gobernación de Antioquía, persona capaz, trabajadora, obsesiva con los horarios, muy distinta al Uribe actual. 

ECOS: ¿En qué sentido ahora?

ES: Uribe adoptó una posición ideológica de  derecha retardataria, a jugar en la guerra y con la guerra, a sacar teorías que no podía compartir, como por ejemplo la opinión de que en Colombia lo que había era una amenaza terrorista y no un conflicto armado. Tema que nos crearon abismos ideológicos entre los dos muy profundos y que todavía existen. 

ECOS: ¿Fue equivocado haberle dado una vía legal a las Convivir?

ES: Las Convivir no las cree yo, las creó el Gobierno de Gaviria al terminar su mandato. Lo que hice fue bautizarlas, pero compartía la idea original de que las Convivir permitiera a los particulares, que se sentían racionablemente amenazados, tuvieran no un criterio agresivo, sino defensivo, con radios de comunicación, por ejemplo. Lamentablemente en Antioquia, cuando Uribe era el gobernador, las Convivir se convierten en  sectores armados, eso las desfiguró totalmente, tanto que nos tocó al final de mi Gobierno prácticamente desarticularlas porque se convirtieron en una especie de organismos  paramilitares. 

ECOS: ¿En el trágico proceso 8000 pensó en renunciar, si fue así, quié se lo impidió?

ES: Nunca pensé en renunciar. Me acuerdo de una tarjetica que me dio mi mamá una vez que estábamos en la hacienda Hatogrande. Duramos más de siete horas discutiendo cuáles eran las salidas y mi mamá estuvo callada durante todo el tiempo. A la salida me entregó una tarjetica con un escrito: “Si es inocente no renuncie”. 

ECOS: ¿Fue un consejo práctico y elemental?

ES: Sí así fue. Renunciar por qué? Porque no me encontraban culpable, porque me quitaron una visa para entrar a un país que no me interesa volver, cómo a título de qué. Eso está muy bien explicado en una carta que me mandó Julio César Turbay donde decía exactamente eso,  que la consecuencia de haberme sometido a un proceso, haberlo hecho público, entregado todas las versiones, de haber aceptado que se presentaron todas las pruebas, de no haber perseguido ningún medio de comunicación, inclusive por inventar lo que hoy en día sería Facebook News, la consecuencia no puede ser que se vaya una persona que ha sido declarada inocente. 

ECOS: ¿Al Presidente Samper cómo cree que lo van a recordar finalmente?

ES: No por el proceso 8.000 mil que le interesaba a unas pocas personas de la élite, especialmente bogotana, para saciar sus apetitos de tener un presidente de bolsillo.  Me recordarán, por ejemplo, los beneficiarios del SISBEN que todavía me lo recuerdan y aplauden en las calles. Me recordarán los maestros que los ayudé con la prima de medio año, me van a recordar los beneficiarios de la Red de Solidaridad Social, los ancianos, lo jóvenes que no tenían trabajo, los que estaban sustituyendo por primera vez sus cultivos de coca haciendo una sustitución social y voluntaria; esa gente que beneficié con los programas sociales es la que finalmente me va a recordar y la que me importa que me recuerde. 

ECOS: ¿Este es el Gobierno de Duque o el tercer Gobierno de Uribe en cuerpo ajeno?

ES: Es una buena pregunta, necesitamos por lo menos un año más para saberlo. Si Duque no se deslinda de las tesis del Centro Democrático que pretenden devolver a este país a la guerra, en un año, va a tener un país ingobernable. 

ECOS: ¿Hay un Duque buena persona, pero no un buen Presidente?

ES: Aquí hay una cara oculta que es la de los sectores radicales del uribismo y una cara amable que es la cara del Presidente y su equipo. Digamos como tener un carro con carrocería nueva y un motor viejo. Sería hasta preferible al revés, que fuera una carrocería vieja y un motor nuevo. 

ECOS: ¿Qué le ve de positivo al Presidente Duque?

ES: Que tiene un ángel, comunica bien, tiene inclusive algunas propuestas importantes en materia de tecnología, un lenguaje moderno en la política, pero cuando se mete en las peleas políticas las pierde todas. 

ECOS: ¿Por ejemplo en el Congreso, cree que le fue mal en el primer periodo legislativo?

ES: Ha perdido todas las grandes batallas políticas en las que se ha metido. La batalla de la JEP se perdió. La de Venezuela ya está perdida,  el diálogo ya es la alternativa. Liquidar UNASUR y los organismos de integración son una batalla inútil porque no lleva a ninguna parte.  Se ha metido a las batallas por cuenta del proyecto político del uribismo y por eso no le ha ido bien. 

ECOS: ¿Cree que el Presidente Duque acabará con la polarización política que hay en Colombia?

ES: Sí, si entiende que el país no necesita un acuerdo nacional sobre lo que ya estamos de acuerdo y con los que están de acuerdo con él, sino, un  acuerdo nacional sobre lo que estamos en desacuerdo y con los que no estamos en la orilla del Gobierno, que es  el acuerdo sobre la sostenibilidad de los acuerdos de paz. Así de sencillo. 

ECOS: ¿Por ejemplo estamos de acuerdo en la lucha contra la corrupción?

ES: Así es, u otro ejemplo, quién no va a estar de acuerdo para combatir la violencia sexual contra los niños. En lo que no estamos de acuerdo es que este país hizo una inversión para conseguir un comienzo de un proceso de paz y ahorita se está devolviendo. En eso no estamos de acuerdo. 

ECOS: ¿Cómo ve el manejo que le ha dado el Presidente Duque al tema de Venezuela?

ES: Es un manejo desastroso. El único país que no se puede dar el lujo de meterse a una guerra con Venezuela de frente, somos nosotros. Tenemos 2.300 kilómetros de frontera, casi 4 millones de personas viviendo en las zonas fronterizas de lado y lado. Era nuestro segundo socio comercial, teníamos programas  conjuntos de venta y compra de gas y de energía eléctrica. Entonces abanderamos la salida violenta al problema de Venezuela?, eso es inexplicable. Fíjense que poco a poco después de tres meses que el Gobierno vaticinaba que el Presidente de Venezuela se caería en horas, se caería en días, semanas, en meses; ahora va a decir que en años y que está a punto de caerse. 

ECOS: ¿En su concepto cuál es la salida para superar la crisis de Venezuela?

ES: La del diálogo y esa salida no se ha conseguido a la fuerza gracias al entendimiento de varios países que han estado presentes. 

ECOS: ¿Cómo acabar de una vez por todas contra los asesinatos de los líderes sociales y excombatientes de las Farc?

ES: Entendiendo quién y por qué los están matando. Los están matando los enemigos de la paz, los líderes sociales que están cayendo son guerreros de la paz. Luchan porque les cumplan los acuerdos en materia de tierras, de sustitución social de cultivos, porque les cumplan los acuerdos en materia de Derechos Humanos, por eso los están matando. No  se trata de ponerle 10 escoltas a cada líder social, sino entender que hay un entorno que los está liquidando sistemáticamente porque son una amenaza para los intereses de quienes en este momento están comprometidos de que este país vuelva a la guerra. 

ECOS: ¿Presidente usted que es un líder de la ciudad capital, ya tomó partida por la alcaldía?

ES: No, es que no tengo candidato. Primero, que hay una polarización que no me parece conveniente y que se está dando entre el peñalosismo y el antipeñalosismo. Es como la diferencia entre caer en la sartén o caer en el fuego. Segundo, no veo una identidad clara, una alternativa de Centro Izquierda que sería la que estaría apoyando. Tampoco veo que haya alguien que se la juegue por algo que para mí es un tema tan valioso en Bogotá como la paz, la diferencia entre hacer un metro subterráneo o hacer un metro elevado que no es un metro sino que es un Transmilenio Metro. En esos temas que en Bogotá son de fondo, aún no veo una opción que me diga por aquí es la cosa. 

ECOS: ¿De ideas liberales de avanzada, pero no participa en el Partido Liberal colombiano?

ES: He dicho que uno a esta edad, la del adulto mayor, no se sale de tres cosas: no cambia uno de mujer, ni de equipo de futbol y tampoco cambia de partido. Ahí estoy, no me voy a salir del Partido Liberal y mucho menos viendo quien se quedaría con el partido si me voy yo, eso sería un acto de irresponsabilidad. 

Ecos: ¿A quién recomendaría que fuese jefe del Partido Liberal?

ES: A los mismos que nos quedamos con el Partido cuando salió el expresidente López de jefe único, cuando hizo una convocatoria de los sectores jóvenes de la colectividad.  Veo a los nuevos dirigentes liberales a los que están haciendo carrera en el Congreso, en las organizaciones sociales y los sectores académicos, los veo en el partido. Hacer una especie de Nuevo Amanecer, como decía el Papa, donde volvamos a retomar el trabajo ideológico, a plantear tesis, hacer política en los sectores sociales, una agenda legislativa que comprometa las ideas. 

ECOS: ¿Sueña con ese nuevo Partido Liberal?

ES: Verdaderamente sí, pero para eso hay que esperar a que se dé la extremaunción y el santo entierro de lo que queda del Partido. Espero que lo que me quede de vida me dé para ver ese “Nuevo Amanecer”.  

ECOS: ¿Le recomendaría en sus mismos términos al expresidente Uribe que se vaya a ‘abueliar’?

ES: Claro que sí, Uribe se debe ir a ‘abueliar’. Considero que no es una ocupación deshonrosa, al contrario, me parece que al Diccionario de la Real Academia, le falta el verbo ‘abueliar. Es delicioso 'abueliar'.

Bogotá, D. C, 31 de julio de 2019

 

Write comment (0 Comments)

La ilusión de ser un periodista político le hizo el quite por el ciclismo y le abrió el horizonte al joven zipaquereño Egan Bernal Gómez, quien se convirtió en el primer corredor en la historia del ciclismo latinoamericano, al alcanzar la gloria para Colombia como campeón del Tour de Francia 2019.

Por Luis Fernando García Forero.- La ilusión de ser un periodista político le hizo el quite por el ciclismo y le abrió el horizonte al joven zipaquereño Egan Bernal Gómez, quien se convirtió en el primer corredor en la historia del ciclismo latinoamericano, al alcanzar la gloria para Colombia como campeón del Tour de Francia 2019.

Su primer semestre de Comunicación Social- Periodismo en la Universidad de la Sabana, donde se proyectaba haciendo entrevistas en el Capitolio Nacional, para hacer crónicas, entrevistas y reportajes a los ministros, senadores y representantes, entre otros, también se frustró: las fallas en las clases mañaneras, por estar entrenando y montado en su caballito de acero, lo apartaron del sueño de reportero político.

Colombia vibró con los pedalazos de Bernal en la 20 ava etapa en los Alpes franceses, que quedó reducida de 130 kilómetros a 59, cuando el director de la competencia, Christian Prudhomme, dejó el final del recorrido en el antepenúltimo premio de montaña.

El empinado Bernal, no cesaba en pedalear ese viernes 26 de julio del presente año, ni siquiera cuando le dijeron los jueces que no se continuaba la carrera, pues el mensaje era doble porque también le dijeron que había ganado la camiseta amarilla de líder, que hasta ese momento la tenía Julian Alaphilippe. El ciclista colombiano Bernal lo estaba superando por 45 segundos.

Egan Bernal Gómez, hijo de Germán y Flor, inició su carrera deportiva en el ciclismo de montaña (MTB), corriendo en varios equipos amateur y profesionales, logrando triunfos en las diferentes categorías.

En el 2013 Bernal ganó el Campeonato Panamericano en la categoría cadete de MTB en Tucumán, Argentina y campeón latinoamericano cadete en Catamarca, en ese mismo país. Campeón nacional prejuvenil B en Colombia y campeón nacional juvenil en Cuenca, Ecuador. Obtuvo medalla de plata en el 2014 en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría júnior en Hafjell, Noruega, superando al danés Simon Andreassen y que lo constituyó en la sorpresa de la competencia por su inexperiencia a nivel a nivel internacional.

Tambiénn alcanzó la medalla de bronce en el Campeonato Panamericano de Ciclismo de Montaña en Brasil, luego fue medalla de oro en la Copa Nacional AMPM en Cartago, Costa Rica y ocupó el tercer lugar en la Junior Series realizada en Vermont, USA.

Se coronó campeón panamericano júnior en Cota, Colombia, sobreponiéndose a una fractura de clavícula que requirió tratamiento quirúrgico. También campeón en las World Junior Series realizadas en San Dimas, California, y obtuvo medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría júnior en Vallnord (Andorra).

A sus 22 años logró lo que tanto anhelábamos los colombianos: ver en el podio a un compatriota como ganador de la vuelta más importante del mundo, la vuelta a Francia. Noticia que se convertirá en la más importante del 2019 en Colombia y una de las más sobresalientes en la historia del ciclismo mundial.

Desde el viernes los colombianos no solo han vibrado y llorado de emosión, sino ávidos del momento final cuando al término de la última etapa en las calles parisinas, el humilde, sencillo y joven ciclista nacido en Zipaquirá, en el andino departamento de Cundinamarca, Egan Bernal Gómez, pasó al podio a recibir el trofeo como ganador de la vuelta,  llenando de gloria la historia del ciclismo de América Latina y de Colombia.

El sueño de Egan Bernal de llegar al Congreso para hacer entrevistas, solo se frustró para ejercer el periodismo. Los pasillos y las columnas del Capitolio Nacional no tendrán al reportero que quería con crónicas y reportajes informar sobre el trabajo legislativo y político de los senadores y representantes.

Ahora los congresistas lo tendrán como uno de los más importantes visitantes, cuando en las plenarias de cada corporación llegue como héroe a recibir la máxima distinción del Congreso de la República de Colombia: La Orden de la Democracia.

Bogotá, D. C, 28 de julio de 2019

Write comment (0 Comments)

Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos, con el menor impacto fiscal posible, y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.

Por Luis Fernando García Forero.- Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos... y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.

García Turbay, quien fue postulado por su colega liberal de Santander Jaime Durán Barrera y respaldado por unanimidad en la votación, es oriundo del Carmen de Bolívar, región caribe de Colombia, donde no se escapó de la violencia armada.

“Allí se cometieron 455 de esos espectáculos brutales en los que era evidente el poder absoluto del actor armado sobre las víctimas…por eso “tenemos que velar, desde un control político permanente, por la protección de los líderes sociales de Colombia”, aseveró García Turbay.

Agregó: “No más asesinatos, no más exterminio. Desde este Congreso que hoy presido, acompañaremos a todos nuestros líderes sociales”, dijo, tras afirmar que existe un Acuerdo de Paz: “Es verdad, tiene su fe de erratas, seguramente menores de las que tuvieron los siete procesos de paz que le antecedieron porque toda negociación mejora la siguiente, pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente. Por favor”.

Congelar sueldo de congresistas

Ante la mirada y atención de todos los senadores presentes e invitados especiales, el nuevo Presidente del Senado afirmó que “Nos llegó la hora de pensar seriamente en congelar nuestro sueldo. Es tal la situación económica del país, que hoy debemos ponernos en los zapatos de los más desfavorecidos. Hagámoslos por los últimos tres años de esta legislatura. Esto no nos haría daño alguno, pero sí podríamos con esos recursos invertirlos en escuelas y puestos de salud”, por eso exhortó a sus colegas a ponerse de acuerdo en esa iniciativa.

Racionalizar Gasto

García Turbay fue enfático en señalar que la nación tiene muchas venas rotas que se deben cerrar porque en las últimas  dos décadas se han aumentado y creado nuevos impuestos, “por eso debemos racionalizar el gasto, perseguir a los evasores y crear la historia clínica digital para todos los colombianos”.

Recuperar la fe ciudadana

Para ese logro el nuevo Presidente del Congreso urgió por una reforma a la justicia “que debería garantizar, además de una mayor eficacia y transparencia en las acciones de juzgados, tribunales y cortes, la recuperación de la fe ciudadana”. Sobre el tema afirmó que “no nos hemos puesto de acuerdo, ni en los sentidos ni en los contenidos”.

Cultura Nacional de Transparencia

Aseguró que contra la corrupción se debe propiciar un nuevo pacto ético en Colombia. “Como presidente del Senado, asumo hoy ante el país el compromiso de tramitar y rodear del ambiente legislativo necesario, el proyecto de ley anticorrupción que será presentado por el gobierno nacional, con el acompañamiento de  todas las fuerzas políticas de este Congreso y del Fiscal General de la Nación”

Dijo que además de una nueva ley,  se necesita una cultura nacional de transparencia, por eso anunció que radicará ante el Congreso un proyecto de ley que establezca la Cátedra anticorrupción obligatoria en los últimos grados de la educación básica secundaria, para empezar a formar entre las próximas generaciones una nueva moral pública”.

Crisis de Electricaribe

Como senador de la costa Caribe, García Turbay, a nombre de los casi 11 millones de habitantes de esa región que están afectados por el servicio de energía, instó al Gobierno Nacional para que no dilate más la solución a la crisis tras señalar que lo que se siente es una verdadera agresión a los derechos humanos.

“Lo nuestro - señor Presidente de la República, sé que me está escuchando- no es una petición sino un clamor. Esperamos que en octubre, como lo dispone el cronograma, tengamos varios operadores, con suficientes conocimientos, experiencias y músculos financieros para no volver a repetir ese drama”, afirmó vehementemente García Turbay.

Coherentes con los intereses del país

Por eso García Turbay fue enfático en manifestar que “no podemos equivocarnos. Este no es el Congreso de la izquierda y de la derecha. Aquí estamos todas las fuerzas políticas que congrega el país, con el legítimo derecho a exigir que se respeten posturas de centro o la opción de pensar diferente. Ojalá que la ciudadanía que sigue a unos y otros, lo asuma también de ese modo”.

Precisó, que “encontrar soluciones conjuntas no significa ceder ideológicamente ni conceder gracias a un contrincante que, por lo demás, no debe estar en el compañero o en los ministros que citamos, sino en la compleja realidad que aún tienen nuestras calles”.

No más polarización

Exhortó a sus colegas y a todos los colombianos a que “cesemos ya la horrible noche de la polarización y enarbolemos las banderas de un partido único, que se llama Colombia. Que la oposición no sea un fundamento del actuar legislativo, sino una opción discrecional cuando creamos que los proyectos, los programas o las decisiones son de inconveniencia nacional”.

Pidió a senadores y representantes que dieran ejemplo. “La tolerancia, el respeto y la unión que deseamos para todo el país, tienen que empezar por nosotros” dijo, tras recordar que “nunca antes habíamos tenido un Parlamento tan renovado: casi 80% en la Cámara de Representantes y 62% en el Senado de la República pero, por momentos, parecemos una institución vetusta, egoísta y vanidosa, que sobrepone sus intereses a los de los propios ciudadanos”.

Agregó que “el acuerdo nacional del que tanto se habló hace unos meses, tiene que empezar en el Congreso con debates en los que prime la razón sobre la emoción y la palabra sobre los gritos del corazón”.

García Turbay, quien le agradeció a Dios, así como al expresidente César Gaviria y las bancadas representadas en la corporación, el haber llegado a esa alta dignidad, dijo que “semejante gesto de confianza solo tendrá en la nueva Presidencia del Senado, una respuesta: lealtad, compromiso, abnegación, trabajo, disciplina y garantías a todos para que el Congreso sea la fuerza natural que acelere la transformación del país”.

Write comment (0 Comments)

Con la frase "un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad" Neil Armstrong hizo historia, aquel 16 de julio de 1969 y se convertía en el primero de su tripulación en pisar la superficie Lunar.  El equipo estadounidense estuvo formado por Michael Collins y Buzz Aldrin y Neil Armstrong, en el que Collins fue el encargado de pilotar la nave espacial.

Con la frase "un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad" Neil Armstrong hizo historia, aquel 16 de julio de 1969 y se convertía en el primero de su tripulación en pisar la superficie Lunar.

El equipo estadounidense estuvo formado por Michael Collins y Buzz Aldrin y Neil Armstrong, en el que Collins fue el encargado de pilotar la nave espacial.

Este viaje, lleno de aventuras, miedos y descubrimientos, tuvo una duración de 76 horas, en las que lograron realizar un recorrido de 386,242 kilómetros desde la Tierra hasta la Luna, según datos aportados por la NASA.

Para futuras investigaciones y como prueba de que habían logrado por primera vez tocar el suelo lunar, el trío de astronautas recolectó muestras rocosas, una acción en la que tardaron más de dos horas. 

Igualmente dejaron una placa firmada por todos e incluso con la firma del entonces Presidente de los EEUU, Richard Nixon, "Aquí los hombres del planeta Tierra pisaron la Luna por primera vez, en julio de 1969,  AD. Llegamos en paz para toda la humanidad".

Durante una entrevista a Armstrong en el 2012, el hombre admitió que el viaje no fue nada fácil y que por poco su aterrizaje fue en un cráter de gran profundidad. 

Otra de las curiosidades sobre este viaje espacial fue el comentario realizado por los astronautas, en el que decían que la Luna tenía un extraño olor pestilente, algo que se ha convertido en una gran interrogante que muchos expertos y científicos han tratado de averiguar a lo largo de los años y que se espera que pueda ser investigado con mayor intensidad cuando se realice el próximo viaje a la Luna.

Siempre ha habido polémica sobre la importancia de estas expediciones, sobre todo por su costos y por los temas estratégicos. Pero es indudable su aporte en el desarrollo de los estudios atmosféricos y ambientales.

Próximo viaje a la Luna.

La Misión Artemisa, nombrada de esa forma porque es la Diosa griega de la Luna y además la hermana gemela de Apolo, llevará a la primera mujer a ese satélite en el 2024, información aportada por la NASA en un comunicado, en donde además añadió que "nuestros esfuerzos incluirán nuevos trabajos en los centros de la NASA para proporcionar las tecnologías clave y la carga científica útil necesarias para la superficie lunar, lo que se suma a los esfuerzos que ya se están realizando en todo el país".

En este proyecto se estarán utilizando 651 millones de dólares, que se espera puedan respaldar la nave espacial Orion y el cohete que Boeing se encuentra construyendo para la próxima misión a la Luna: el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés). 

Además de toda esta investigación altamente innovadora, la NASA espera que la realización de la nueva exploración logre inspirar a las próximas generaciones de científicos. 

Cabo Cañaveral, 18 de julio de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

Así se desprende de la reflexión que llevaron a cabo recientemente los obispos para la proyección pastoral y evangelizadora de la Iglesia Católica en Colombia donde presentaron su aporte y visión  sobre las distintas realidades socio – económicas que impactan la dinámica de la nación, razón por la cual Ecos destaca como personaje a los jerarcas de la iglesia colombiana.

Por Luis Fernando García Forero.- Así se desprende de la reflexión que llevaron a cabo recientemente los obispos para la proyección pastoral y evangelizadora de la Iglesia Católica en Colombia, donde presentaron su aporte y visión sobre las distintas realidades socio – económicas que impactan la dinámica de la nación, razón por la cual, Ecos, destaca como personaje a los jerarcas de la iglesia colombiana.

Los obispos fueron contundentes en señalar que ‘la economía al servicio de la dignidad humana y del bien común’, fue el tema que los congregó, porque “para un cristiano es muy importante su compromiso político, el uso de los bienes y su relación con la creación”, según lo expresó Monseñor Óscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana.

En las reflexiones sobre la realidad nacional, los obispos fueron claros en precisar los siguientes aspectos: “El Ver: quiere mostrarnos lo que hay, la fenomenología de las situaciones, el panorama que se nos presenta. El juzgar: aquí no quiere decir emitir juicios sino el confrontar o el ver la iluminación que nos da la enseñanza de la Iglesia, la Palabra de Dios para ponerle una contraluz a esa realidad. El actuar: es proponernos caminos de práctica, de acción, de llevar a la realidad concreta el camino que hemos hecho”.

Bajo esas premisas, la centésima octava Asamblea Plenaria del Episcopado se centró principalmente “en la diferencia que existe entre nosotros, lo que llamamos la brecha social o la distancia entre ricos y pobres. (…) Analizamos la problemática del trabajo, todas las vertientes, los modelos económicos, es decir, todo lo que puede aportarnos a la visión de realidad”, enfatizaron los prelados.

Por ello no se quedaron por fuera temas como el fenómeno migratorio, donde Monseñor Víctor Ochoa Cadavid, obispo de Cúcuta, dijo que la problemática de migración venezolana inició desde 2015, agudizándose a partir de 2017. Exhortó a los colombianos para que respondamos con caridad y fraternidad a la crisis que viven los venezolanos. “Hoy, la Iglesia quiere ser caridad, una mano que acoge, alimenta, guía y acompaña a estas personas en sus dificultades y creo que esta es la intención de todos (…) La Iglesia lo está haciendo, es necesario que otras instituciones se sumen a esta necesidad y apoyen este drama”.

La economía y la persona humana

El Arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Oscar Urbina, fue contundente en señalar que “la Iglesia ve con preocupación que, en un país dotado de gran riqueza natural y potencial humano, existan tan altos niveles de inequidad”.

Destacó el alto prelado que “Los bienes no están proyectados hacia el bien de todos, sino al disfrute de quien los puede adquirir de una u otra forma. No estamos condenando a nadie, pero sí llamando a la conciencia de los empresarios, quienes son ante todo administradores que han recibido la posibilidad de hacer mucho bien. Además de lo que puedan recibir como beneficio propio, deben pensar más en las fuentes de trabajo que pueden ofrecer”.

Sobre lo que debe ser una Reforma Agraria, Monseñor Urbina precisó que la Iglesia está en mora de trabajar el tema de tierras. “Sabemos que el conflicto desplazó a muchas personas que les tocó irse hacia territorios que eran de nadie y allí han trabajado; ahora corren el riesgo de ser expulsados porque no tienen los títulos de propiedad.” Ante esta situación, agregó, “es necesario que los gobiernos hagan un trabajo especial que favorezca a las comunidades”, por eso hizo un llamado a los candidatos a las gobernaciones y alcaldías para que incluyan en sus planes de gobierno este tema, “que sin duda aportará al desarrollo integral de las personas”.

“La Iglesia quiere la paz y está al servicio de ella”

Así lo afirmó monseñor Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín y vicepresidente de la CEC, quien urgió por la implementación de los Acuerdos de Paz tras señalar que “La paz no es fácil, porque implica llegar a una concordancia de voluntades por parte de todos. Mientras el egoísmo de la persona esté a flor de piel y cada uno quiera buscar sus propios beneficios, lograr sus propios proyectos, todos estaremos contra todos y nos estaremos destruyendo”.

Protección de menores

Durante la asamblea se abordó también el tema de la implementación de la Carta Apostólica en forma Motu proprio “Vos estis lux mundi” (Ustedes son la luz del mundo), que tiene que ver con la puesta en marcha de organismos diocesanos estables para la atención de denuncias sobre abuso a menores.

En este sentido, el obispo auxiliar de Medellín,  Monseñor Elkin Álvarez,  dijo que “casi la totalidad de las jurisdicciones tiene organismos estables para recibir denuncias” y, además, “en varias diócesis se está avanzando en comisiones interdisciplinarias (psicólogos, canonistas, psiquiatras), para que no se trate solo de canalizar denuncias y activar la ruta, sino también se brinde un acompañamiento y manejo integral de estas situaciones.

“Exigimos proteger la integridad de los niños que son el futuro de Colombia", afirmaron los obispos.

Bogotá, D. C, 10 de julio de 2019

Write comment (0 Comments)

La iniciativa surgió por parte del Presidente de Colombia Iván Duque, durante el desarrollo de la XIV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realiza en Lima, Perú, al señalar que la lucha contra la corrupción es fundamental.

Las empresas que han estado inmersas en temas de corrupción, quedarán en una “lista negra” para aplicarles una sanción social y empresarial por parte de los países que conforman la Alianza del Pacífico.

La iniciativa surgió por parte del Presidente de Colombia Iván Duque, durante el desarrollo de la XIV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realiza en Lima, Perú, al señalar que la lucha contra la corrupción es fundamental.

El presidente Iván Duque fue contundente en manifestar ante los delegados de México, Chile y Perú, así como ante demás asistentes al evento, que la corrupción “es un crimen transnacional”, por eso agregó que “si queremos ser efectivos contra la corrupción tenemos que matar la hipocresía; pero no puede ser que aparezcan empresas que terminan corrompiendo funcionarios y, después de que han podrido la política y la administración, pretenden llegar de vuelta y decir: yo pago una multa, pero sigo contratando con el Estado”.

El jefe de estado colombiano propuso a la Alianza del Pacífico generar un veto a las empresas corruptas.

“La pauta debe ser, empresa que corrompa a un funcionario, debe estar vedada en volver a contratar con el Estado para que, realmente, se sancione al que peca por la paga, pero al que paga por pecar”, afirmó el presidente de Colombia Iván Duque.

Bogotá, D. C, 6 de julio de 2019

Redacción Ecos Internacional.

Write comment (0 Comments)

La nueva ministra de justicia Margarita Cabello, entra al escenario de la administración del presidente Iván Duque, en un momento donde precisamente la justicia es cuestionada por su aplicación en el escenario del posconflicto, por la decisión de la JEP  de ordenar la libertad del excombatiente de las Farc, Jesús Santrich, por considerar que no hay pruebas que garanticen su extradición, lo que generó la renuncia irrevocable del Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez y la dimisión a quien remplaza Gloria María Borrero.

Por Luis Fernando García Forero. La nueva ministra de justicia Margarita Cabello, entra al escenario de la administración del presidente Iván Duque, en un momento donde precisamente la justicia es cuestionada por su aplicación en el posconflicto, por la decisión de la JEP  de ordenar la libertad del excombatiente de las Farc, Jesús Santrich, por considerar que no hay pruebas que garanticen su extradición, lo que generó la renuncia irrevocable del Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez y la dimisión de quien remplaza, Gloria María Borrero.

Aunque muchos dirigentes políticos han señalado que todas esas circunstancias son cotidianidades de la administración del Estado, lo que si es cierto es que se han venido presentando hechos que de alguna manera han trastocado la independencia de los poderes públicos, toda vez que en el escenario de la implementación del Acuerdo de Paz por parte del Congreso, la solas objeciones que le hizo el presidente Duque a la ley estatutaria de la JEP, por considerarlas inconvenientes, ha generado enfrentamiento institucional no solo entre las bancadas del legislativo, el Gobierno y las Cortes,  sino que se prendió aún más por el caso Santrih.

Entra la nueva ministra Cabello con una justicia inferior a la credibilidad de los colombianos. Valiente reto para la nueva titular de dicha cartera quien de entrada debe definir, de una vez por todas, cómo llevar a cabo una reforma estructural a la Administración de Justicia en Colombia: si a través del Congreso o de una constituyente, como lo han expresado algunos sectores en el foro de la política colombiana.

Ese es el reto. Pero más allá de eso, el valor primordial para alcanzar un nuevo sistema de justicia, es buscar y lograr el verdadero consenso entre todos los partidos y movimientos políticos, que de una manera u otra, encarnan la expresión y el sentir de la otra Colombia, precisamente a la que no le llega la justicia.

Para alcanzarla, la nueva ministra Margarita Cabello, tiene todas las facultades, no solo por su experiencia y calidades en el ámbito académico, sino que tiene los conocimientos y el carisma para entender que con la política y por la política, es donde se logran alcanzar los grandes consensos para enderezar a nivel constitucional y legal, el desarrollo de una nación que quiere seguir el camino de la paz, a pesar de ciertos sectores que se le quieren atravesar.

Si logra un consenso con los partidos, incluyendo a la oposición, estamos seguros que se abre un gran paso para lograr la verdadera reforma a la justicia, a través de las cámaras, con un nuevo sistema que le llegue verdaderamente a los ciudadanos de a pie que son los que a diariamente reclaman que se le vulneran sus derechos.

Al hacer el anuncio de la nueva Ministra de Justicia, el presidente Iván Duque de entrada le encargo la responsabilidad de avanzar en todas las reformas que se requieran para la modernización del aparato judicial, también le encomendó la tarea de sacar adelante la implementación de la política de ‘Ruta Futuro’ y de liderar todos los esfuerzos para combatir con efectividad el narcotráfico desde el punto de vista normativo, entre otras tareas.

El hacinamiento carcelario, reformas al código penal y la lucha contra la corrupción, entre otros, serán los retos de la nueva ministra Margarita Cabello, quien como especialista en Derecho de Familia, tiene la sensibilidad social para que se alcance un nuevo sistema judicial, que sea incluyente, como legado para nuestros hijos y nietos que merecen vivir en una nación en paz.

El reto no es de poca monta, pero alcanzable para el bien de todos los colombianos. Adelante Ministra.

Bogotá, D. C, 17 de mayo de 2019

 

Write comment (0 Comments)

El actor Volodímir Zelenski consiguió un resultado récord en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania. ¿Por qué le creen sus compatriotas? ¿Qué le espera al país bajo su liderazgo? Las elecciones presidenciales han dejado varios récords en Ucrania.

El actor Volodímir Zelenski consiguió un resultado récord en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania. ¿Por qué le creen sus compatriotas? ¿Qué le espera al país bajo su liderazgo? Las elecciones presidenciales han dejado varios récords en Ucrania.

Primero, y de acuerdo con el conteo preliminar, el showman Volodímir Zelenski se ha llevado la victoria con casi tres cuartos de los votos. Esto no había sucedido antes, en casi 30 años de independencia del país. Al actual presidente, Petro Poroshenko, lo eligieron poco menos del 25% de los votantes.

Otro récord: la velocidad con la que Zelenski se catapultó a la cima del Estado. Anunció su candidatura en la víspera de Año Nuevo y, solo tres meses después, ganó la primera ronda electoral, a finales de marzo, con el 30% de los votos. En el balotaje, tres semanas después, obtuvo más del doble de esos apoyos. 

La siguiente novedad, para Ucrania, está en la derrota de un político de carrera frente  un novato, a un actor que interpreta –en la popular serie de televisión "Servidor del Pueblo"- a un maestro de escuela que es elegido presidente. 

¿Cómo ha podido este novato político de 41 años, sin un programa claro y casi sin campaña electoral, conseguir semejante voto de confianza? El resultado electoral de Zelenski sorprende solo a primera vista. Los sondeos de opinión muestran, desde hace años, el desencanto político de los ucranianos. Y, además, que los ciudadanos quieren ver nuevos políticos.

Ya en una encuesta realizada por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev (KIIS) en abril de 2018, un año antes de la elección, Zelenski punteaba como el más popular de una lista de 30 personas. El 40% de los encuestados lo valoraba positivamente, otro tanto lo hacía con neutralidad y solo el 11% tenía una opinión negativa sobre él.

En el mismo estudio, por otro lado, Poroshenko obtuvo alrededor de un 10% de valoraciones positivas, 13% neutrales y más de 70% negativas.

La victoria de Zelenskies el resultado de una decepción que limita con la ira hacia el presidente anterior. De ahí que, en el debate público propuesto por Zelenski, en el Estadio Olímpico de Kiev, el actor le espetara a Poroshenko: "No soy su oponente, soy su sentencia".

Pero hay otras razones para el traspaso de poder en Ucrania: los ucranianos son aparentemente reacios a darles una segunda oportunidad a sus jefes de Estado. De sus cinco presidentes, hasta hoy, solo Leonid Kuchma logró reelegirse, en 1999.

Para los observadores, Petro Poroshenko subestimó el deseo de cambio de sus compatriotas, al tiempo que sobrestimó el impacto de sus logros de política exterior, entre los que se contaba la entrada sin visado al espacio Schengen y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

No obstante, el descontento creció entre los ucranianos, partiendo por la forzada política cultural pro-ucraniana tras la anexión de Crimea por parte de Rusia, pasando por el cambio de nombre de ciudades, pueblos y calles con denominaciones y nombres soviéticos, hasta el aumento de los precios del gas y las denuncias de corrupción en el entorno del ahora saliente presidente.

El intento de Poroshenko de sacar provecho como líder supremo en la guerra del Donbás no funcionó. Y tampoco sus esfuerzos por fundar una Iglesia Ortodoxa ucraniana, independiente de Rusia, le brindaron simpatía adicional alguna.

De acuerdo con la mayoría de los observadores, la campaña electoral de Poroshenko fue débil y sin nuevas ideas. Al mismo tiempo, su oponente evitó entrevistas y prefirió –con éxito- llegar a los jóvenes a través de las redes sociales.

Quizás los buenos resultados electorales de Zelenski estén también relacionados con el hecho de que el recién electo presidente procede de Kryvyj Rih, la segunda ciudad industrial más grande de esta región.

Zelenski obtuvo sus mejores resultados en las regiones de habla rusa en el sur y el este de Ucrania, donde en el pasado ganaban candidatos que apostaban por el acercamiento con Rusia.

¿Cuáles son los mayores riesgos para la Ucrania de Zelenski?

Para superar el punto muerto en el proceso de Minsk, así como para llevar a cabo reformas en el país, Zelenski necesita una mayoría en el Parlamento, que se definirá en los comicios  legislativos de este otoño.

Por ahora, el recién fundado partido de Zelenski, "Servidor del Pueblo", lidera las encuestas. Sin embargo, mucho dependerá de los primeros meses de mandato del nuevo presidente, y de la gente en la que este político novato se apoye para gobernar. Entretanto, Poroshenko ya anunció que seguirá políticamente activo para defender sus logros. "El nuevo presidente tendrá una fuerte oposición", dijo.

Uno de los mayores riesgos para Ucrania después de la victoria de Zelenski es probablemente el peligro de una nueva confrontación al interior de la sociedad ucraniana. Las elecciones muestran nuevamente la antigua división en los frentes pro-occidental y pro-ruso. Y a esta polarización se agrega una nueva línea divisoria, pues los que abrazan a Occidente se deslindan ahora entre seguidores y oponentes de Zelenski.

Otro peligro, según los críticos del recién electo mandatario ucraniano, es que la influencia de los oligarcas en el país siga aumentando, como consecuencia de su falta de experiencia política.

Tras la primera ronda electoral, Poroshenko afirmó que Zelenski era un títere del magnate de los medios Ihor Kolomoyskyi. El propio Zelenski rechaza cualquier conexión política con el empresario, que actualmente vive en el extranjero.

Como sea, según observadores, quizás el mayor desafío para el nuevo presidente serán las altas expectativas y esperanzas de la gente. A diferencia de sus antecesores, sin embargo, Zelenski comienza, al menos, con una ventaja: ha prometido gobernar solo por un período.

Kiev, 25 de abril de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

Así lo expresó el Presidente de la Comisión II del Senado, Jaime Enrique Durán Barrera, quien señaló que el jefe de estado colombiano no solo debe dar cuenta al pueblo colombiano sobre el tema de la lucha antidrogas, sino que debe asumir “un Frente Común para establecer qué factores han hecho recrudecer el tráfico de estupefacientes, porque como está actuando el mandatario de los colombianos en esa materia, compromete la posición estratégica de Colombia en la region”.

Así lo expresó el Presidente de la Comisión II del Senado, Jaime Enrique Durán Barrera, quien señaló que el jefe de estado no solo debe dar cuenta al pueblo colombiano sobre el tema de la lucha antidrogas, sino que debe asumir “un Frente Común para establecer qué factores han hecho recrudecer el tráfico de estupefacientes, porque como está actuando el mandatario en esa materia, compromete la posición estratégica de Colombia en la region”.

El senador Liberal Durán Barrera no dudó en manifestar que “Trump está en campaña para las Elecciones del 2020 y tiene intereses. Hoy en día, la división entre países productores y países consumidores es una visión insuficiente", afirmó en forma contundente y fue enfático en señalar que el "Gobierno debe indentificar y perseguir a los que están generando la violencia con el combustible del narcotrafico”.

En diálogo con Ecos, Durán Barrera exaltó el rol histórico de Colombia en el contexto regional y dijo que nuestro país es fundamental para el equilibrio democrático de la zona.

“Colombia, con una influencia innegable en el mapa estratégico mundial, vive momentos de gran tensión. Por un lado, la responsabilidad de asumir las tareas del Postconflicto bajo la óptica de la polarización política, los inminentes conflictos internos producto de una gestión contraria al Proceso de Paz y una Administración que no tiene una posición clara respecto al rol estratégico en la región”, afirmó el Presidente de la Comisión II de Senado.

El senador Durán Barrera criticó al Presidente Duque sobre las acciones gubernamentales en material internacional y dijo que “si bien Colombia tiene intereses propios y posiciones soberanas, su política exterior requiere tener una visión global”.

Dijo que el jefe de estado “tiene que asumir su liderazgo en términos de sus aliados, las tensiones regionales y los intereses de Colombia" y agregó que “el Proceso de Paz y la apertura de un consenso global sobre las posibilidades y oportunidades del país, fue un proceso diplomático exitoso gracias a una política exterior que supo negociar posiciones válidas con sus interlocutores".

Destacó que la cooperación de otros países, como EEUU en materia estratégica, la Unión Europea y en específico de Noruega, en la firma del Acuerdo de Paz, hizo posible que no sólo Colombia superara más de 50 años de conflicto armado, sino que la Comunidad Internacional considerara a nuestro país, su gente y a sus realizaciones, más allá de la discriminación y el veto.

El congresista Durán Barrera fue directo en señalar que “las migraciones, la crisis de la Democracia, la Corrupción y el Tráfico de Drogas, entre otros, no son problemas puertas adentro, son fenómenos que requieren alianzas y aliados poderosos”.

Bogotá, D. C, 14 de abril de 2019

Por Luis Fernando García Forero.

Write comment (0 Comments)
Durante el acto solemne realizado en el Puente de Boyacá, con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, el Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, recordó el ejemplo de los generales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, quienes, a pesar de sus marcadas diferencias, se unieron por la causa de la libertad y el bienestar de cinco naciones.

Durante el acto solemne realizado en el Puente de Boyacá, con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia, el Presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, recordó el ejemplo de los generales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, quienes, a pesar de sus marcadas diferencias, se unieron por la causa de la libertad y el bienestar de cinco naciones.

“Bolívar y Santander marcaron ese encuentro histórico, en el que sentaron las bases para la construcción de la nación y la unión de los pueblos; pero, óigase bien, sobre todo, en el que se hizo la mayor demostración de humildad, del trabajo en equipo y de unidad”, afirmó.

El Jefe de Estado recalcó que “¡en el ADN de nuestra sociedad están tanto el amor por la libertad como la creatividad, el empuje y nuestra diversidad!”, para referirse a las oportunidades que se abren para los colombianos al transitar los caminos de la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad, los pilares de su Gobierno.

Invitó a deponer los egos y a unirse para impulsar el desarrollo del país, pensando en la Colombia de los próximos 200 años, afirmó el Mandatario, quien estaba acompañado por la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, ministros del despacho, la cúpula militar y autoridades locales y regionales.

“En Tame también podemos hacer remembranzas de ese gran preludio de grandeza. Bolívar y Santander marcaron ese encuentro histórico, en el que sentaron las bases para la construcción de la nación y la unión de los pueblos; pero, óigase bien, sobre todo, en el que se hizo la mayor demostración de humildad, del trabajo en equipo y de unidad”, aseveró.

Agregó que el Jefe de Estado fue enfático en señalar, así mismo, que el ejemplo dado por los próceres de la Independencia es el modelo que requiere el país en la actualidad para avanzar en el camino del desarrollo.

“Podemos hacer un llamado a lo que expresó el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez cuando se refería a la generación trágica. Decía que la más importante de las lecciones que nos dejó, es que los primeros dirigentes de la patria supieron cómo unirse, superando las diferencias”, dijo.

Recalcó que “¡en el ADN de nuestra sociedad están tanto el amor por la libertad como la creatividad, el empuje y nuestra diversidad!”, para referirse a las oportunidades que se abren para los colombianos al transitar los caminos de la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad, los pilares de su Gobierno.

Bogotá, D. C, 7 de agosto de 2019

Redacción Ecos Nacional

Write comment (0 Comments)
Este 7 de agosto se cumplirán 25 años de la ascensión al poder del último Presidente Liberal, Ernesto Samper. Su solo nombre inspira odios y amores.

Por Giovanni Décola Vásquez y Luis Fernando García Forero. Este 7 de agosto se cumplirán 25 años de la ascensión al poder del último Presidente Liberal, Ernesto Samper. Su solo nombre inspira odios y amores. 

Gobernó a Colombia entre 1994 y 1998 defendiéndose del proceso 8000, lo que no le impidió ejercer el mandato del Salto Social, cuyas principales banderas, aún le elogian los más necesitados, quienes se beneficiaron de sus programas sociales. 

Ecos Políticos lo entrevistó de manera exclusiva y no solo nos hizo una defensa de su obra, sino que analizó la actual coyuntura política, en donde el Gobierno Duque y la jefatura liberal de  Gaviria resultan duramente cuestionados. 

ECOS: Se dice que el mejor juez de la conducta de las personas es el tiempo, han pasado 25 años de haber sido Presidente de Colombia, ¿sigue creyendo que el Gobierno de Ernesto Samper, fue el Gobierno de la Gente?

ES: Por muchas circunstancias sí. No lo digo como un acto de vanidad, la revisión que hemos hecho  estos días sobre los resultados del Salto Social, que fue el nombre que tuvo mi Gobierno, indican que fue el primero en el cual se duplicó en cuatro años, la participación de la inversión social en el PIB. 

ECOS: ¿En qué se refleja esa inversión en la participación social?

ES: Por ejemplo el SISBEN, que permitió entrar al sistema de salud a más de 18 millones de colombianos; la Red de Solidaridad Social que se extendió a los nichos donde estaban las minorías, las personas jóvenes, los ancianos, también los ajustes que se hicieron en la política de bienestar para los maestros, el cubrimiento de los acueductos. Creo que fue el Gobierno más social de la segunda mitad del siglo pasado. 

ECOS: ¿Fue verdaderamente un pacto social, cómo lo compara con los pactos sociales actuales?

ES: Ahora lo que hay son pactos a la carrera. Lo que hicimos fue un gran pacto entre trabajadores, empresarios y el mismo Gobierno. Por ejemplo, para reducir las expectativas de inflación, evitar que subieran las tarifas de los servicios públicos por encima de los salarios, siguiendo el lema de mi campaña el cual decía que no iba a permitir que mientras los salarios subían por la escalera, los precios lo hacían por el ascensor. Fueron verdaderos pactos sociales. 

ECOS: ¿El SISBEN, por qué lo denomina la verdadera revolución en su Gobierno?

ES: Los más pobres no podían ir sino a la salud pública y no tenían la posibilidad de asomarse al sistema privado de salud. Cuando el Estado resuelve que a partir de un paquete básico de salud que incorporaba las necesidades más apremiantes de la población y a eso le da un valor y se presenta el sector privado diciendo yo voy a cubrir cualquier persona que venga a reclamar la salud, en estos términos y con estos valores, en ese momento, se produce la verdadera revolución. Es verdaderamente el acceso de los sectores sociales de bajos estratos a la salud privada. 

ECOS: ¿Al terminar su Gobierno cuántos colombianos se incorporaron al SISBEN?

ES: 23 millones de colombianos ya estaban en el SISBEN. 

ECOS: ¿Cree que se le deben hacer ajustes al SISBEN?

ES: Por supuesto que hay deficiencias que por ejemplo conllevan a la corrupción, pero se pueden corregir. Lo imperdonable sería lo que se conoció en unos  gobiernos recientes, darle a la gente medio subsidio, como quien dice le pago la mitad de su salud y usted muérase con el resto. Eso es inaceptable. El SISBEN es un sistema de identificación de necesidades básicas insatisfechas, un instrumento para poder discriminar dónde están los sectores más necesitados y focalizar la ayuda del Estado. 

ECOS: Es indudable el sello del Salto Social de su Gobierno, pero se recuerda también por el Proceso 8000. ¿Considera que ese escándalo se utilizó de manera mediática para detener su agenda social?

ES: Hoy 25 años después, hace muy poco, empecé a considerarlo así, viendo otros casos de persecución judicial como el de Lula en Brasil, la intención de destruirlo ideológicamente como una alternativa política. Es claro que la agenda social en mi Gobierno era una amenaza para ciertas élites que vivían enconchados dentro de sus privilegios, y ahora están tratando de conseguir lo mismo. 

ECOS: ¿En qué forma?

ES: Lo que se ha llamado populismos de derecha, populismo fiscal, quitarle a los de abajo para darle a los de arriba. Aumentar los impuestos a los de abajo, para quitárselos a los de arriba. O el populismo punitivo que es aumentar las penas hasta unos niveles infinitos olvidándose que el sistema carcelario de Colombia debe cumplir unas funciones de resocialización. Esos populismos de derecha también existían en mi época con unos que de alguna manera se confabularon para convertir el 8.000 en un proceso de deslegitimación de mi Gobierno. 

ECOS: ¿Usted fue el último Presidente Liberal, qué lo aleja y que lo acerca hoy al Partido?

ES: Bueno, mucho más lo que me aleja que lo que me acerca. Me aleja la misma manera de hacer la política. Nosotros hacíamos la política con ideas y propuestas, sin caer en el clientelismo. Tuve la fortuna de ser el último Presidente Liberal, elegido con votos liberales. Recuerdo la angustia que sentí cuando dejé la Presidencia y habiendo Horacio Serpa reiterado esas mayorías, porque las reiteró en su aspiración a la Presidencia,  vino lo que fue una especie de epidemia divisionista y que explotó en mil pedazos todo el espectro político. No se  impuso  el pluralismo, sino el particularismo, los intereses de los dirigentes políticos. Allí comenzó el caos que hoy estamos viviendo. 

ECOS: ¿No hay algo de mea culpa cuando usted y Horacio Serpa tenían las grandes mayorías al interior del Partido y entiendo  que fue usted el que propuso la jefatura única, en cabeza de César Gaviria, hoy qué queda de esa jefatura?

ES: Fue una responsabilidad compartida realmente. Una culpabilidad compartida para ser sinceros. Tuve  la visión cuando se lanzó la primera candidatura de Serpa que si le entregábamos a Gaviria la Dirección del Partido, representando Serpa y Gaviria dos alternativas distintas al interior de la colectividad, permitiría llegar fusionados a las elecciones, como en efecto se hizo y con buenos resultados. Lo que sucede es que después se rompió esa tradición que el candidato cuando era proclamado asumía la jefatura del Partido. Eso lo hice yo, López, el mismo Gaviria, pero él, no quiso entregar, después se quedó con el Partido y ahora se ha convertido en un club familiar a través de la figura de los avales. Lo poco que le queda de poder al Partido es plata y avales. 

ECOS: ¿Álvaro Uribe Vélez nació en las entrañas del Poder Popular, eran muy amigos pero últimamente desde el primer Gobierno de Álvaro Uribe vemos que él habla con cierta inquina hacía usted, dónde ocurrió esa fractura?

ES: Cuando Uribe ocupó la Gobernación de Antioquia. El Uribe que conocí fue el que llegó a la Gobernación de Antioquía, persona capaz, trabajadora, obsesiva con los horarios, muy distinta al Uribe actual. 

ECOS: ¿En qué sentido ahora?

ES: Uribe adoptó una posición ideológica de  derecha retardataria, a jugar en la guerra y con la guerra, a sacar teorías que no podía compartir, como por ejemplo la opinión de que en Colombia lo que había era una amenaza terrorista y no un conflicto armado. Tema que nos crearon abismos ideológicos entre los dos muy profundos y que todavía existen. 

ECOS: ¿Fue equivocado haberle dado una vía legal a las Convivir?

ES: Las Convivir no las cree yo, las creó el Gobierno de Gaviria al terminar su mandato. Lo que hice fue bautizarlas, pero compartía la idea original de que las Convivir permitiera a los particulares, que se sentían racionablemente amenazados, tuvieran no un criterio agresivo, sino defensivo, con radios de comunicación, por ejemplo. Lamentablemente en Antioquia, cuando Uribe era el gobernador, las Convivir se convierten en  sectores armados, eso las desfiguró totalmente, tanto que nos tocó al final de mi Gobierno prácticamente desarticularlas porque se convirtieron en una especie de organismos  paramilitares. 

ECOS: ¿En el trágico proceso 8000 pensó en renunciar, si fue así, quié se lo impidió?

ES: Nunca pensé en renunciar. Me acuerdo de una tarjetica que me dio mi mamá una vez que estábamos en la hacienda Hatogrande. Duramos más de siete horas discutiendo cuáles eran las salidas y mi mamá estuvo callada durante todo el tiempo. A la salida me entregó una tarjetica con un escrito: “Si es inocente no renuncie”. 

ECOS: ¿Fue un consejo práctico y elemental?

ES: Sí así fue. Renunciar por qué? Porque no me encontraban culpable, porque me quitaron una visa para entrar a un país que no me interesa volver, cómo a título de qué. Eso está muy bien explicado en una carta que me mandó Julio César Turbay donde decía exactamente eso,  que la consecuencia de haberme sometido a un proceso, haberlo hecho público, entregado todas las versiones, de haber aceptado que se presentaron todas las pruebas, de no haber perseguido ningún medio de comunicación, inclusive por inventar lo que hoy en día sería Facebook News, la consecuencia no puede ser que se vaya una persona que ha sido declarada inocente. 

ECOS: ¿Al Presidente Samper cómo cree que lo van a recordar finalmente?

ES: No por el proceso 8.000 mil que le interesaba a unas pocas personas de la élite, especialmente bogotana, para saciar sus apetitos de tener un presidente de bolsillo.  Me recordarán, por ejemplo, los beneficiarios del SISBEN que todavía me lo recuerdan y aplauden en las calles. Me recordarán los maestros que los ayudé con la prima de medio año, me van a recordar los beneficiarios de la Red de Solidaridad Social, los ancianos, lo jóvenes que no tenían trabajo, los que estaban sustituyendo por primera vez sus cultivos de coca haciendo una sustitución social y voluntaria; esa gente que beneficié con los programas sociales es la que finalmente me va a recordar y la que me importa que me recuerde. 

ECOS: ¿Este es el Gobierno de Duque o el tercer Gobierno de Uribe en cuerpo ajeno?

ES: Es una buena pregunta, necesitamos por lo menos un año más para saberlo. Si Duque no se deslinda de las tesis del Centro Democrático que pretenden devolver a este país a la guerra, en un año, va a tener un país ingobernable. 

ECOS: ¿Hay un Duque buena persona, pero no un buen Presidente?

ES: Aquí hay una cara oculta que es la de los sectores radicales del uribismo y una cara amable que es la cara del Presidente y su equipo. Digamos como tener un carro con carrocería nueva y un motor viejo. Sería hasta preferible al revés, que fuera una carrocería vieja y un motor nuevo. 

ECOS: ¿Qué le ve de positivo al Presidente Duque?

ES: Que tiene un ángel, comunica bien, tiene inclusive algunas propuestas importantes en materia de tecnología, un lenguaje moderno en la política, pero cuando se mete en las peleas políticas las pierde todas. 

ECOS: ¿Por ejemplo en el Congreso, cree que le fue mal en el primer periodo legislativo?

ES: Ha perdido todas las grandes batallas políticas en las que se ha metido. La batalla de la JEP se perdió. La de Venezuela ya está perdida,  el diálogo ya es la alternativa. Liquidar UNASUR y los organismos de integración son una batalla inútil porque no lleva a ninguna parte.  Se ha metido a las batallas por cuenta del proyecto político del uribismo y por eso no le ha ido bien. 

ECOS: ¿Cree que el Presidente Duque acabará con la polarización política que hay en Colombia?

ES: Sí, si entiende que el país no necesita un acuerdo nacional sobre lo que ya estamos de acuerdo y con los que están de acuerdo con él, sino, un  acuerdo nacional sobre lo que estamos en desacuerdo y con los que no estamos en la orilla del Gobierno, que es  el acuerdo sobre la sostenibilidad de los acuerdos de paz. Así de sencillo. 

ECOS: ¿Por ejemplo estamos de acuerdo en la lucha contra la corrupción?

ES: Así es, u otro ejemplo, quién no va a estar de acuerdo para combatir la violencia sexual contra los niños. En lo que no estamos de acuerdo es que este país hizo una inversión para conseguir un comienzo de un proceso de paz y ahorita se está devolviendo. En eso no estamos de acuerdo. 

ECOS: ¿Cómo ve el manejo que le ha dado el Presidente Duque al tema de Venezuela?

ES: Es un manejo desastroso. El único país que no se puede dar el lujo de meterse a una guerra con Venezuela de frente, somos nosotros. Tenemos 2.300 kilómetros de frontera, casi 4 millones de personas viviendo en las zonas fronterizas de lado y lado. Era nuestro segundo socio comercial, teníamos programas  conjuntos de venta y compra de gas y de energía eléctrica. Entonces abanderamos la salida violenta al problema de Venezuela?, eso es inexplicable. Fíjense que poco a poco después de tres meses que el Gobierno vaticinaba que el Presidente de Venezuela se caería en horas, se caería en días, semanas, en meses; ahora va a decir que en años y que está a punto de caerse. 

ECOS: ¿En su concepto cuál es la salida para superar la crisis de Venezuela?

ES: La del diálogo y esa salida no se ha conseguido a la fuerza gracias al entendimiento de varios países que han estado presentes. 

ECOS: ¿Cómo acabar de una vez por todas contra los asesinatos de los líderes sociales y excombatientes de las Farc?

ES: Entendiendo quién y por qué los están matando. Los están matando los enemigos de la paz, los líderes sociales que están cayendo son guerreros de la paz. Luchan porque les cumplan los acuerdos en materia de tierras, de sustitución social de cultivos, porque les cumplan los acuerdos en materia de Derechos Humanos, por eso los están matando. No  se trata de ponerle 10 escoltas a cada líder social, sino entender que hay un entorno que los está liquidando sistemáticamente porque son una amenaza para los intereses de quienes en este momento están comprometidos de que este país vuelva a la guerra. 

ECOS: ¿Presidente usted que es un líder de la ciudad capital, ya tomó partida por la alcaldía?

ES: No, es que no tengo candidato. Primero, que hay una polarización que no me parece conveniente y que se está dando entre el peñalosismo y el antipeñalosismo. Es como la diferencia entre caer en la sartén o caer en el fuego. Segundo, no veo una identidad clara, una alternativa de Centro Izquierda que sería la que estaría apoyando. Tampoco veo que haya alguien que se la juegue por algo que para mí es un tema tan valioso en Bogotá como la paz, la diferencia entre hacer un metro subterráneo o hacer un metro elevado que no es un metro sino que es un Transmilenio Metro. En esos temas que en Bogotá son de fondo, aún no veo una opción que me diga por aquí es la cosa. 

ECOS: ¿De ideas liberales de avanzada, pero no participa en el Partido Liberal colombiano?

ES: He dicho que uno a esta edad, la del adulto mayor, no se sale de tres cosas: no cambia uno de mujer, ni de equipo de futbol y tampoco cambia de partido. Ahí estoy, no me voy a salir del Partido Liberal y mucho menos viendo quien se quedaría con el partido si me voy yo, eso sería un acto de irresponsabilidad. 

Ecos: ¿A quién recomendaría que fuese jefe del Partido Liberal?

ES: A los mismos que nos quedamos con el Partido cuando salió el expresidente López de jefe único, cuando hizo una convocatoria de los sectores jóvenes de la colectividad.  Veo a los nuevos dirigentes liberales a los que están haciendo carrera en el Congreso, en las organizaciones sociales y los sectores académicos, los veo en el partido. Hacer una especie de Nuevo Amanecer, como decía el Papa, donde volvamos a retomar el trabajo ideológico, a plantear tesis, hacer política en los sectores sociales, una agenda legislativa que comprometa las ideas. 

ECOS: ¿Sueña con ese nuevo Partido Liberal?

ES: Verdaderamente sí, pero para eso hay que esperar a que se dé la extremaunción y el santo entierro de lo que queda del Partido. Espero que lo que me quede de vida me dé para ver ese “Nuevo Amanecer”.  

ECOS: ¿Le recomendaría en sus mismos términos al expresidente Uribe que se vaya a ‘abueliar’?

ES: Claro que sí, Uribe se debe ir a ‘abueliar’. Considero que no es una ocupación deshonrosa, al contrario, me parece que al Diccionario de la Real Academia, le falta el verbo ‘abueliar. Es delicioso 'abueliar'.

Bogotá, D. C, 31 de julio de 2019

 

Write comment (0 Comments)
La ilusión de ser un periodista político le hizo el quite por el ciclismo y le abrió el horizonte al joven zipaquereño Egan Bernal Gómez, quien se convirtió en el primer corredor en la historia del ciclismo latinoamericano, al alcanzar la gloria para Colombia como campeón del Tour de Francia 2019.

Por Luis Fernando García Forero.- La ilusión de ser un periodista político le hizo el quite por el ciclismo y le abrió el horizonte al joven zipaquereño Egan Bernal Gómez, quien se convirtió en el primer corredor en la historia del ciclismo latinoamericano, al alcanzar la gloria para Colombia como campeón del Tour de Francia 2019.

Su primer semestre de Comunicación Social- Periodismo en la Universidad de la Sabana, donde se proyectaba haciendo entrevistas en el Capitolio Nacional, para hacer crónicas, entrevistas y reportajes a los ministros, senadores y representantes, entre otros, también se frustró: las fallas en las clases mañaneras, por estar entrenando y montado en su caballito de acero, lo apartaron del sueño de reportero político.

Colombia vibró con los pedalazos de Bernal en la 20 ava etapa en los Alpes franceses, que quedó reducida de 130 kilómetros a 59, cuando el director de la competencia, Christian Prudhomme, dejó el final del recorrido en el antepenúltimo premio de montaña.

El empinado Bernal, no cesaba en pedalear ese viernes 26 de julio del presente año, ni siquiera cuando le dijeron los jueces que no se continuaba la carrera, pues el mensaje era doble porque también le dijeron que había ganado la camiseta amarilla de líder, que hasta ese momento la tenía Julian Alaphilippe. El ciclista colombiano Bernal lo estaba superando por 45 segundos.

Egan Bernal Gómez, hijo de Germán y Flor, inició su carrera deportiva en el ciclismo de montaña (MTB), corriendo en varios equipos amateur y profesionales, logrando triunfos en las diferentes categorías.

En el 2013 Bernal ganó el Campeonato Panamericano en la categoría cadete de MTB en Tucumán, Argentina y campeón latinoamericano cadete en Catamarca, en ese mismo país. Campeón nacional prejuvenil B en Colombia y campeón nacional juvenil en Cuenca, Ecuador. Obtuvo medalla de plata en el 2014 en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría júnior en Hafjell, Noruega, superando al danés Simon Andreassen y que lo constituyó en la sorpresa de la competencia por su inexperiencia a nivel a nivel internacional.

Tambiénn alcanzó la medalla de bronce en el Campeonato Panamericano de Ciclismo de Montaña en Brasil, luego fue medalla de oro en la Copa Nacional AMPM en Cartago, Costa Rica y ocupó el tercer lugar en la Junior Series realizada en Vermont, USA.

Se coronó campeón panamericano júnior en Cota, Colombia, sobreponiéndose a una fractura de clavícula que requirió tratamiento quirúrgico. También campeón en las World Junior Series realizadas en San Dimas, California, y obtuvo medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Ciclismo de Montaña en categoría júnior en Vallnord (Andorra).

A sus 22 años logró lo que tanto anhelábamos los colombianos: ver en el podio a un compatriota como ganador de la vuelta más importante del mundo, la vuelta a Francia. Noticia que se convertirá en la más importante del 2019 en Colombia y una de las más sobresalientes en la historia del ciclismo mundial.

Desde el viernes los colombianos no solo han vibrado y llorado de emosión, sino ávidos del momento final cuando al término de la última etapa en las calles parisinas, el humilde, sencillo y joven ciclista nacido en Zipaquirá, en el andino departamento de Cundinamarca, Egan Bernal Gómez, pasó al podio a recibir el trofeo como ganador de la vuelta,  llenando de gloria la historia del ciclismo de América Latina y de Colombia.

El sueño de Egan Bernal de llegar al Congreso para hacer entrevistas, solo se frustró para ejercer el periodismo. Los pasillos y las columnas del Capitolio Nacional no tendrán al reportero que quería con crónicas y reportajes informar sobre el trabajo legislativo y político de los senadores y representantes.

Ahora los congresistas lo tendrán como uno de los más importantes visitantes, cuando en las plenarias de cada corporación llegue como héroe a recibir la máxima distinción del Congreso de la República de Colombia: La Orden de la Democracia.

Bogotá, D. C, 28 de julio de 2019

Write comment (0 Comments)
Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos, con el menor impacto fiscal posible, y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.

Por Luis Fernando García Forero.- Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos... y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.

García Turbay, quien fue postulado por su colega liberal de Santander Jaime Durán Barrera y respaldado por unanimidad en la votación, es oriundo del Carmen de Bolívar, región caribe de Colombia, donde no se escapó de la violencia armada.

“Allí se cometieron 455 de esos espectáculos brutales en los que era evidente el poder absoluto del actor armado sobre las víctimas…por eso “tenemos que velar, desde un control político permanente, por la protección de los líderes sociales de Colombia”, aseveró García Turbay.

Agregó: “No más asesinatos, no más exterminio. Desde este Congreso que hoy presido, acompañaremos a todos nuestros líderes sociales”, dijo, tras afirmar que existe un Acuerdo de Paz: “Es verdad, tiene su fe de erratas, seguramente menores de las que tuvieron los siete procesos de paz que le antecedieron porque toda negociación mejora la siguiente, pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente. Por favor”.

Congelar sueldo de congresistas

Ante la mirada y atención de todos los senadores presentes e invitados especiales, el nuevo Presidente del Senado afirmó que “Nos llegó la hora de pensar seriamente en congelar nuestro sueldo. Es tal la situación económica del país, que hoy debemos ponernos en los zapatos de los más desfavorecidos. Hagámoslos por los últimos tres años de esta legislatura. Esto no nos haría daño alguno, pero sí podríamos con esos recursos invertirlos en escuelas y puestos de salud”, por eso exhortó a sus colegas a ponerse de acuerdo en esa iniciativa.

Racionalizar Gasto

García Turbay fue enfático en señalar que la nación tiene muchas venas rotas que se deben cerrar porque en las últimas  dos décadas se han aumentado y creado nuevos impuestos, “por eso debemos racionalizar el gasto, perseguir a los evasores y crear la historia clínica digital para todos los colombianos”.

Recuperar la fe ciudadana

Para ese logro el nuevo Presidente del Congreso urgió por una reforma a la justicia “que debería garantizar, además de una mayor eficacia y transparencia en las acciones de juzgados, tribunales y cortes, la recuperación de la fe ciudadana”. Sobre el tema afirmó que “no nos hemos puesto de acuerdo, ni en los sentidos ni en los contenidos”.

Cultura Nacional de Transparencia

Aseguró que contra la corrupción se debe propiciar un nuevo pacto ético en Colombia. “Como presidente del Senado, asumo hoy ante el país el compromiso de tramitar y rodear del ambiente legislativo necesario, el proyecto de ley anticorrupción que será presentado por el gobierno nacional, con el acompañamiento de  todas las fuerzas políticas de este Congreso y del Fiscal General de la Nación”

Dijo que además de una nueva ley,  se necesita una cultura nacional de transparencia, por eso anunció que radicará ante el Congreso un proyecto de ley que establezca la Cátedra anticorrupción obligatoria en los últimos grados de la educación básica secundaria, para empezar a formar entre las próximas generaciones una nueva moral pública”.

Crisis de Electricaribe

Como senador de la costa Caribe, García Turbay, a nombre de los casi 11 millones de habitantes de esa región que están afectados por el servicio de energía, instó al Gobierno Nacional para que no dilate más la solución a la crisis tras señalar que lo que se siente es una verdadera agresión a los derechos humanos.

“Lo nuestro - señor Presidente de la República, sé que me está escuchando- no es una petición sino un clamor. Esperamos que en octubre, como lo dispone el cronograma, tengamos varios operadores, con suficientes conocimientos, experiencias y músculos financieros para no volver a repetir ese drama”, afirmó vehementemente García Turbay.

Coherentes con los intereses del país

Por eso García Turbay fue enfático en manifestar que “no podemos equivocarnos. Este no es el Congreso de la izquierda y de la derecha. Aquí estamos todas las fuerzas políticas que congrega el país, con el legítimo derecho a exigir que se respeten posturas de centro o la opción de pensar diferente. Ojalá que la ciudadanía que sigue a unos y otros, lo asuma también de ese modo”.

Precisó, que “encontrar soluciones conjuntas no significa ceder ideológicamente ni conceder gracias a un contrincante que, por lo demás, no debe estar en el compañero o en los ministros que citamos, sino en la compleja realidad que aún tienen nuestras calles”.

No más polarización

Exhortó a sus colegas y a todos los colombianos a que “cesemos ya la horrible noche de la polarización y enarbolemos las banderas de un partido único, que se llama Colombia. Que la oposición no sea un fundamento del actuar legislativo, sino una opción discrecional cuando creamos que los proyectos, los programas o las decisiones son de inconveniencia nacional”.

Pidió a senadores y representantes que dieran ejemplo. “La tolerancia, el respeto y la unión que deseamos para todo el país, tienen que empezar por nosotros” dijo, tras recordar que “nunca antes habíamos tenido un Parlamento tan renovado: casi 80% en la Cámara de Representantes y 62% en el Senado de la República pero, por momentos, parecemos una institución vetusta, egoísta y vanidosa, que sobrepone sus intereses a los de los propios ciudadanos”.

Agregó que “el acuerdo nacional del que tanto se habló hace unos meses, tiene que empezar en el Congreso con debates en los que prime la razón sobre la emoción y la palabra sobre los gritos del corazón”.

García Turbay, quien le agradeció a Dios, así como al expresidente César Gaviria y las bancadas representadas en la corporación, el haber llegado a esa alta dignidad, dijo que “semejante gesto de confianza solo tendrá en la nueva Presidencia del Senado, una respuesta: lealtad, compromiso, abnegación, trabajo, disciplina y garantías a todos para que el Congreso sea la fuerza natural que acelere la transformación del país”.

Write comment (0 Comments)
Con la frase "un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad" Neil Armstrong hizo historia, aquel 16 de julio de 1969 y se convertía en el primero de su tripulación en pisar la superficie Lunar.  El equipo estadounidense estuvo formado por Michael Collins y Buzz Aldrin y Neil Armstrong, en el que Collins fue el encargado de pilotar la nave espacial.

Con la frase "un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad" Neil Armstrong hizo historia, aquel 16 de julio de 1969 y se convertía en el primero de su tripulación en pisar la superficie Lunar.

El equipo estadounidense estuvo formado por Michael Collins y Buzz Aldrin y Neil Armstrong, en el que Collins fue el encargado de pilotar la nave espacial.

Este viaje, lleno de aventuras, miedos y descubrimientos, tuvo una duración de 76 horas, en las que lograron realizar un recorrido de 386,242 kilómetros desde la Tierra hasta la Luna, según datos aportados por la NASA.

Para futuras investigaciones y como prueba de que habían logrado por primera vez tocar el suelo lunar, el trío de astronautas recolectó muestras rocosas, una acción en la que tardaron más de dos horas. 

Igualmente dejaron una placa firmada por todos e incluso con la firma del entonces Presidente de los EEUU, Richard Nixon, "Aquí los hombres del planeta Tierra pisaron la Luna por primera vez, en julio de 1969,  AD. Llegamos en paz para toda la humanidad".

Durante una entrevista a Armstrong en el 2012, el hombre admitió que el viaje no fue nada fácil y que por poco su aterrizaje fue en un cráter de gran profundidad. 

Otra de las curiosidades sobre este viaje espacial fue el comentario realizado por los astronautas, en el que decían que la Luna tenía un extraño olor pestilente, algo que se ha convertido en una gran interrogante que muchos expertos y científicos han tratado de averiguar a lo largo de los años y que se espera que pueda ser investigado con mayor intensidad cuando se realice el próximo viaje a la Luna.

Siempre ha habido polémica sobre la importancia de estas expediciones, sobre todo por su costos y por los temas estratégicos. Pero es indudable su aporte en el desarrollo de los estudios atmosféricos y ambientales.

Próximo viaje a la Luna.

La Misión Artemisa, nombrada de esa forma porque es la Diosa griega de la Luna y además la hermana gemela de Apolo, llevará a la primera mujer a ese satélite en el 2024, información aportada por la NASA en un comunicado, en donde además añadió que "nuestros esfuerzos incluirán nuevos trabajos en los centros de la NASA para proporcionar las tecnologías clave y la carga científica útil necesarias para la superficie lunar, lo que se suma a los esfuerzos que ya se están realizando en todo el país".

En este proyecto se estarán utilizando 651 millones de dólares, que se espera puedan respaldar la nave espacial Orion y el cohete que Boeing se encuentra construyendo para la próxima misión a la Luna: el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés). 

Además de toda esta investigación altamente innovadora, la NASA espera que la realización de la nueva exploración logre inspirar a las próximas generaciones de científicos. 

Cabo Cañaveral, 18 de julio de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Así se desprende de la reflexión que llevaron a cabo recientemente los obispos para la proyección pastoral y evangelizadora de la Iglesia Católica en Colombia donde presentaron su aporte y visión  sobre las distintas realidades socio – económicas que impactan la dinámica de la nación, razón por la cual Ecos destaca como personaje a los jerarcas de la iglesia colombiana.

Por Luis Fernando García Forero.- Así se desprende de la reflexión que llevaron a cabo recientemente los obispos para la proyección pastoral y evangelizadora de la Iglesia Católica en Colombia, donde presentaron su aporte y visión sobre las distintas realidades socio – económicas que impactan la dinámica de la nación, razón por la cual, Ecos, destaca como personaje a los jerarcas de la iglesia colombiana.

Los obispos fueron contundentes en señalar que ‘la economía al servicio de la dignidad humana y del bien común’, fue el tema que los congregó, porque “para un cristiano es muy importante su compromiso político, el uso de los bienes y su relación con la creación”, según lo expresó Monseñor Óscar Urbina Ortega, arzobispo de Villavicencio y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana.

En las reflexiones sobre la realidad nacional, los obispos fueron claros en precisar los siguientes aspectos: “El Ver: quiere mostrarnos lo que hay, la fenomenología de las situaciones, el panorama que se nos presenta. El juzgar: aquí no quiere decir emitir juicios sino el confrontar o el ver la iluminación que nos da la enseñanza de la Iglesia, la Palabra de Dios para ponerle una contraluz a esa realidad. El actuar: es proponernos caminos de práctica, de acción, de llevar a la realidad concreta el camino que hemos hecho”.

Bajo esas premisas, la centésima octava Asamblea Plenaria del Episcopado se centró principalmente “en la diferencia que existe entre nosotros, lo que llamamos la brecha social o la distancia entre ricos y pobres. (…) Analizamos la problemática del trabajo, todas las vertientes, los modelos económicos, es decir, todo lo que puede aportarnos a la visión de realidad”, enfatizaron los prelados.

Por ello no se quedaron por fuera temas como el fenómeno migratorio, donde Monseñor Víctor Ochoa Cadavid, obispo de Cúcuta, dijo que la problemática de migración venezolana inició desde 2015, agudizándose a partir de 2017. Exhortó a los colombianos para que respondamos con caridad y fraternidad a la crisis que viven los venezolanos. “Hoy, la Iglesia quiere ser caridad, una mano que acoge, alimenta, guía y acompaña a estas personas en sus dificultades y creo que esta es la intención de todos (…) La Iglesia lo está haciendo, es necesario que otras instituciones se sumen a esta necesidad y apoyen este drama”.

La economía y la persona humana

El Arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Oscar Urbina, fue contundente en señalar que “la Iglesia ve con preocupación que, en un país dotado de gran riqueza natural y potencial humano, existan tan altos niveles de inequidad”.

Destacó el alto prelado que “Los bienes no están proyectados hacia el bien de todos, sino al disfrute de quien los puede adquirir de una u otra forma. No estamos condenando a nadie, pero sí llamando a la conciencia de los empresarios, quienes son ante todo administradores que han recibido la posibilidad de hacer mucho bien. Además de lo que puedan recibir como beneficio propio, deben pensar más en las fuentes de trabajo que pueden ofrecer”.

Sobre lo que debe ser una Reforma Agraria, Monseñor Urbina precisó que la Iglesia está en mora de trabajar el tema de tierras. “Sabemos que el conflicto desplazó a muchas personas que les tocó irse hacia territorios que eran de nadie y allí han trabajado; ahora corren el riesgo de ser expulsados porque no tienen los títulos de propiedad.” Ante esta situación, agregó, “es necesario que los gobiernos hagan un trabajo especial que favorezca a las comunidades”, por eso hizo un llamado a los candidatos a las gobernaciones y alcaldías para que incluyan en sus planes de gobierno este tema, “que sin duda aportará al desarrollo integral de las personas”.

“La Iglesia quiere la paz y está al servicio de ella”

Así lo afirmó monseñor Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín y vicepresidente de la CEC, quien urgió por la implementación de los Acuerdos de Paz tras señalar que “La paz no es fácil, porque implica llegar a una concordancia de voluntades por parte de todos. Mientras el egoísmo de la persona esté a flor de piel y cada uno quiera buscar sus propios beneficios, lograr sus propios proyectos, todos estaremos contra todos y nos estaremos destruyendo”.

Protección de menores

Durante la asamblea se abordó también el tema de la implementación de la Carta Apostólica en forma Motu proprio “Vos estis lux mundi” (Ustedes son la luz del mundo), que tiene que ver con la puesta en marcha de organismos diocesanos estables para la atención de denuncias sobre abuso a menores.

En este sentido, el obispo auxiliar de Medellín,  Monseñor Elkin Álvarez,  dijo que “casi la totalidad de las jurisdicciones tiene organismos estables para recibir denuncias” y, además, “en varias diócesis se está avanzando en comisiones interdisciplinarias (psicólogos, canonistas, psiquiatras), para que no se trate solo de canalizar denuncias y activar la ruta, sino también se brinde un acompañamiento y manejo integral de estas situaciones.

“Exigimos proteger la integridad de los niños que son el futuro de Colombia", afirmaron los obispos.

Bogotá, D. C, 10 de julio de 2019

Write comment (0 Comments)
La iniciativa surgió por parte del Presidente de Colombia Iván Duque, durante el desarrollo de la XIV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realiza en Lima, Perú, al señalar que la lucha contra la corrupción es fundamental.

Las empresas que han estado inmersas en temas de corrupción, quedarán en una “lista negra” para aplicarles una sanción social y empresarial por parte de los países que conforman la Alianza del Pacífico.

La iniciativa surgió por parte del Presidente de Colombia Iván Duque, durante el desarrollo de la XIV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se realiza en Lima, Perú, al señalar que la lucha contra la corrupción es fundamental.

El presidente Iván Duque fue contundente en manifestar ante los delegados de México, Chile y Perú, así como ante demás asistentes al evento, que la corrupción “es un crimen transnacional”, por eso agregó que “si queremos ser efectivos contra la corrupción tenemos que matar la hipocresía; pero no puede ser que aparezcan empresas que terminan corrompiendo funcionarios y, después de que han podrido la política y la administración, pretenden llegar de vuelta y decir: yo pago una multa, pero sigo contratando con el Estado”.

El jefe de estado colombiano propuso a la Alianza del Pacífico generar un veto a las empresas corruptas.

“La pauta debe ser, empresa que corrompa a un funcionario, debe estar vedada en volver a contratar con el Estado para que, realmente, se sancione al que peca por la paga, pero al que paga por pecar”, afirmó el presidente de Colombia Iván Duque.

Bogotá, D. C, 6 de julio de 2019

Redacción Ecos Internacional.

Write comment (0 Comments)
La nueva ministra de justicia Margarita Cabello, entra al escenario de la administración del presidente Iván Duque, en un momento donde precisamente la justicia es cuestionada por su aplicación en el escenario del posconflicto, por la decisión de la JEP  de ordenar la libertad del excombatiente de las Farc, Jesús Santrich, por considerar que no hay pruebas que garanticen su extradición, lo que generó la renuncia irrevocable del Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez y la dimisión a quien remplaza Gloria María Borrero.

Por Luis Fernando García Forero. La nueva ministra de justicia Margarita Cabello, entra al escenario de la administración del presidente Iván Duque, en un momento donde precisamente la justicia es cuestionada por su aplicación en el posconflicto, por la decisión de la JEP  de ordenar la libertad del excombatiente de las Farc, Jesús Santrich, por considerar que no hay pruebas que garanticen su extradición, lo que generó la renuncia irrevocable del Fiscal General de la Nación Néstor Humberto Martínez y la dimisión de quien remplaza, Gloria María Borrero.

Aunque muchos dirigentes políticos han señalado que todas esas circunstancias son cotidianidades de la administración del Estado, lo que si es cierto es que se han venido presentando hechos que de alguna manera han trastocado la independencia de los poderes públicos, toda vez que en el escenario de la implementación del Acuerdo de Paz por parte del Congreso, la solas objeciones que le hizo el presidente Duque a la ley estatutaria de la JEP, por considerarlas inconvenientes, ha generado enfrentamiento institucional no solo entre las bancadas del legislativo, el Gobierno y las Cortes,  sino que se prendió aún más por el caso Santrih.

Entra la nueva ministra Cabello con una justicia inferior a la credibilidad de los colombianos. Valiente reto para la nueva titular de dicha cartera quien de entrada debe definir, de una vez por todas, cómo llevar a cabo una reforma estructural a la Administración de Justicia en Colombia: si a través del Congreso o de una constituyente, como lo han expresado algunos sectores en el foro de la política colombiana.

Ese es el reto. Pero más allá de eso, el valor primordial para alcanzar un nuevo sistema de justicia, es buscar y lograr el verdadero consenso entre todos los partidos y movimientos políticos, que de una manera u otra, encarnan la expresión y el sentir de la otra Colombia, precisamente a la que no le llega la justicia.

Para alcanzarla, la nueva ministra Margarita Cabello, tiene todas las facultades, no solo por su experiencia y calidades en el ámbito académico, sino que tiene los conocimientos y el carisma para entender que con la política y por la política, es donde se logran alcanzar los grandes consensos para enderezar a nivel constitucional y legal, el desarrollo de una nación que quiere seguir el camino de la paz, a pesar de ciertos sectores que se le quieren atravesar.

Si logra un consenso con los partidos, incluyendo a la oposición, estamos seguros que se abre un gran paso para lograr la verdadera reforma a la justicia, a través de las cámaras, con un nuevo sistema que le llegue verdaderamente a los ciudadanos de a pie que son los que a diariamente reclaman que se le vulneran sus derechos.

Al hacer el anuncio de la nueva Ministra de Justicia, el presidente Iván Duque de entrada le encargo la responsabilidad de avanzar en todas las reformas que se requieran para la modernización del aparato judicial, también le encomendó la tarea de sacar adelante la implementación de la política de ‘Ruta Futuro’ y de liderar todos los esfuerzos para combatir con efectividad el narcotráfico desde el punto de vista normativo, entre otras tareas.

El hacinamiento carcelario, reformas al código penal y la lucha contra la corrupción, entre otros, serán los retos de la nueva ministra Margarita Cabello, quien como especialista en Derecho de Familia, tiene la sensibilidad social para que se alcance un nuevo sistema judicial, que sea incluyente, como legado para nuestros hijos y nietos que merecen vivir en una nación en paz.

El reto no es de poca monta, pero alcanzable para el bien de todos los colombianos. Adelante Ministra.

Bogotá, D. C, 17 de mayo de 2019

 

Write comment (0 Comments)
El actor Volodímir Zelenski consiguió un resultado récord en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania. ¿Por qué le creen sus compatriotas? ¿Qué le espera al país bajo su liderazgo? Las elecciones presidenciales han dejado varios récords en Ucrania.

El actor Volodímir Zelenski consiguió un resultado récord en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania. ¿Por qué le creen sus compatriotas? ¿Qué le espera al país bajo su liderazgo? Las elecciones presidenciales han dejado varios récords en Ucrania.

Primero, y de acuerdo con el conteo preliminar, el showman Volodímir Zelenski se ha llevado la victoria con casi tres cuartos de los votos. Esto no había sucedido antes, en casi 30 años de independencia del país. Al actual presidente, Petro Poroshenko, lo eligieron poco menos del 25% de los votantes.

Otro récord: la velocidad con la que Zelenski se catapultó a la cima del Estado. Anunció su candidatura en la víspera de Año Nuevo y, solo tres meses después, ganó la primera ronda electoral, a finales de marzo, con el 30% de los votos. En el balotaje, tres semanas después, obtuvo más del doble de esos apoyos. 

La siguiente novedad, para Ucrania, está en la derrota de un político de carrera frente  un novato, a un actor que interpreta –en la popular serie de televisión "Servidor del Pueblo"- a un maestro de escuela que es elegido presidente. 

¿Cómo ha podido este novato político de 41 años, sin un programa claro y casi sin campaña electoral, conseguir semejante voto de confianza? El resultado electoral de Zelenski sorprende solo a primera vista. Los sondeos de opinión muestran, desde hace años, el desencanto político de los ucranianos. Y, además, que los ciudadanos quieren ver nuevos políticos.

Ya en una encuesta realizada por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev (KIIS) en abril de 2018, un año antes de la elección, Zelenski punteaba como el más popular de una lista de 30 personas. El 40% de los encuestados lo valoraba positivamente, otro tanto lo hacía con neutralidad y solo el 11% tenía una opinión negativa sobre él.

En el mismo estudio, por otro lado, Poroshenko obtuvo alrededor de un 10% de valoraciones positivas, 13% neutrales y más de 70% negativas.

La victoria de Zelenskies el resultado de una decepción que limita con la ira hacia el presidente anterior. De ahí que, en el debate público propuesto por Zelenski, en el Estadio Olímpico de Kiev, el actor le espetara a Poroshenko: "No soy su oponente, soy su sentencia".

Pero hay otras razones para el traspaso de poder en Ucrania: los ucranianos son aparentemente reacios a darles una segunda oportunidad a sus jefes de Estado. De sus cinco presidentes, hasta hoy, solo Leonid Kuchma logró reelegirse, en 1999.

Para los observadores, Petro Poroshenko subestimó el deseo de cambio de sus compatriotas, al tiempo que sobrestimó el impacto de sus logros de política exterior, entre los que se contaba la entrada sin visado al espacio Schengen y el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

No obstante, el descontento creció entre los ucranianos, partiendo por la forzada política cultural pro-ucraniana tras la anexión de Crimea por parte de Rusia, pasando por el cambio de nombre de ciudades, pueblos y calles con denominaciones y nombres soviéticos, hasta el aumento de los precios del gas y las denuncias de corrupción en el entorno del ahora saliente presidente.

El intento de Poroshenko de sacar provecho como líder supremo en la guerra del Donbás no funcionó. Y tampoco sus esfuerzos por fundar una Iglesia Ortodoxa ucraniana, independiente de Rusia, le brindaron simpatía adicional alguna.

De acuerdo con la mayoría de los observadores, la campaña electoral de Poroshenko fue débil y sin nuevas ideas. Al mismo tiempo, su oponente evitó entrevistas y prefirió –con éxito- llegar a los jóvenes a través de las redes sociales.

Quizás los buenos resultados electorales de Zelenski estén también relacionados con el hecho de que el recién electo presidente procede de Kryvyj Rih, la segunda ciudad industrial más grande de esta región.

Zelenski obtuvo sus mejores resultados en las regiones de habla rusa en el sur y el este de Ucrania, donde en el pasado ganaban candidatos que apostaban por el acercamiento con Rusia.

¿Cuáles son los mayores riesgos para la Ucrania de Zelenski?

Para superar el punto muerto en el proceso de Minsk, así como para llevar a cabo reformas en el país, Zelenski necesita una mayoría en el Parlamento, que se definirá en los comicios  legislativos de este otoño.

Por ahora, el recién fundado partido de Zelenski, "Servidor del Pueblo", lidera las encuestas. Sin embargo, mucho dependerá de los primeros meses de mandato del nuevo presidente, y de la gente en la que este político novato se apoye para gobernar. Entretanto, Poroshenko ya anunció que seguirá políticamente activo para defender sus logros. "El nuevo presidente tendrá una fuerte oposición", dijo.

Uno de los mayores riesgos para Ucrania después de la victoria de Zelenski es probablemente el peligro de una nueva confrontación al interior de la sociedad ucraniana. Las elecciones muestran nuevamente la antigua división en los frentes pro-occidental y pro-ruso. Y a esta polarización se agrega una nueva línea divisoria, pues los que abrazan a Occidente se deslindan ahora entre seguidores y oponentes de Zelenski.

Otro peligro, según los críticos del recién electo mandatario ucraniano, es que la influencia de los oligarcas en el país siga aumentando, como consecuencia de su falta de experiencia política.

Tras la primera ronda electoral, Poroshenko afirmó que Zelenski era un títere del magnate de los medios Ihor Kolomoyskyi. El propio Zelenski rechaza cualquier conexión política con el empresario, que actualmente vive en el extranjero.

Como sea, según observadores, quizás el mayor desafío para el nuevo presidente serán las altas expectativas y esperanzas de la gente. A diferencia de sus antecesores, sin embargo, Zelenski comienza, al menos, con una ventaja: ha prometido gobernar solo por un período.

Kiev, 25 de abril de 2019.

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Así lo expresó el Presidente de la Comisión II del Senado, Jaime Enrique Durán Barrera, quien señaló que el jefe de estado colombiano no solo debe dar cuenta al pueblo colombiano sobre el tema de la lucha antidrogas, sino que debe asumir “un Frente Común para establecer qué factores han hecho recrudecer el tráfico de estupefacientes, porque como está actuando el mandatario de los colombianos en esa materia, compromete la posición estratégica de Colombia en la region”.

Así lo expresó el Presidente de la Comisión II del Senado, Jaime Enrique Durán Barrera, quien señaló que el jefe de estado no solo debe dar cuenta al pueblo colombiano sobre el tema de la lucha antidrogas, sino que debe asumir “un Frente Común para establecer qué factores han hecho recrudecer el tráfico de estupefacientes, porque como está actuando el mandatario en esa materia, compromete la posición estratégica de Colombia en la region”.

El senador Liberal Durán Barrera no dudó en manifestar que “Trump está en campaña para las Elecciones del 2020 y tiene intereses. Hoy en día, la división entre países productores y países consumidores es una visión insuficiente", afirmó en forma contundente y fue enfático en señalar que el "Gobierno debe indentificar y perseguir a los que están generando la violencia con el combustible del narcotrafico”.

En diálogo con Ecos, Durán Barrera exaltó el rol histórico de Colombia en el contexto regional y dijo que nuestro país es fundamental para el equilibrio democrático de la zona.

“Colombia, con una influencia innegable en el mapa estratégico mundial, vive momentos de gran tensión. Por un lado, la responsabilidad de asumir las tareas del Postconflicto bajo la óptica de la polarización política, los inminentes conflictos internos producto de una gestión contraria al Proceso de Paz y una Administración que no tiene una posición clara respecto al rol estratégico en la región”, afirmó el Presidente de la Comisión II de Senado.

El senador Durán Barrera criticó al Presidente Duque sobre las acciones gubernamentales en material internacional y dijo que “si bien Colombia tiene intereses propios y posiciones soberanas, su política exterior requiere tener una visión global”.

Dijo que el jefe de estado “tiene que asumir su liderazgo en términos de sus aliados, las tensiones regionales y los intereses de Colombia" y agregó que “el Proceso de Paz y la apertura de un consenso global sobre las posibilidades y oportunidades del país, fue un proceso diplomático exitoso gracias a una política exterior que supo negociar posiciones válidas con sus interlocutores".

Destacó que la cooperación de otros países, como EEUU en materia estratégica, la Unión Europea y en específico de Noruega, en la firma del Acuerdo de Paz, hizo posible que no sólo Colombia superara más de 50 años de conflicto armado, sino que la Comunidad Internacional considerara a nuestro país, su gente y a sus realizaciones, más allá de la discriminación y el veto.

El congresista Durán Barrera fue directo en señalar que “las migraciones, la crisis de la Democracia, la Corrupción y el Tráfico de Drogas, entre otros, no son problemas puertas adentro, son fenómenos que requieren alianzas y aliados poderosos”.

Bogotá, D. C, 14 de abril de 2019

Por Luis Fernando García Forero.

Write comment (0 Comments)