Duque inició la reingeniería política para consolidar su gobernabilidad

El presidente Iván Duque Márquez, inició su proceso de reingeniería política para lograr sus mayorías en el Congreso.
Foto: Leonardo Vargas Mendoza

Por Luis Fernando García Forero.- El presidente Iván Duque Márquez, inició su proceso de reingeniería política para lograr sus mayorías en el Congreso.

El nombramiento de los ministros de salud, Fernando Ruiz Gómez; de agricultura, Rodolfo Enrique Zea; y de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, abre el camino para que los Partidos Cambio Radical, la U y el Partido Conservador, se encaminen a apoyar al Gobierno con las principales reformas y proyectos que va a presentar a consideración del Senado y Cámara.

El tema es sumar y debilitar las coaliciones que se vayan a dar entre la oposición y los partidos declarados como independientes, donde está el Partido Liberal que aún no ha tenido representación en el gabinete ministerial.

La fuerza y la batuta para lograr el jaque mate del ajedrez político en el Congreso, está en el liderazgo de la nueva ministra del interior,  Alicia Arango, quien es de las entrañas del uribismo. Sale del Ministerio de Trabajo donde se esforzó por lograr consensos entre la clase trabajadora y los empresarios, pero llega al escenario del Senado y la Cámara, donde la reforma laboral y pensional, serán dos iniciativas complejas, de quitar y poner artículos, que entran en la partida del forcejeo legislativo.

Lo cierto es que la representación de la bancada de Cambio Radical, que además presidirá el Congreso a partir del 20 de julio, según los acuerdos, es muy significante y no es directamente proporcional a lo que tienen actualmente en el gabinete. Esperan más representatividad.

Ecos conoció que hojas de vida de militantes de esa colectividad, están en Casa de Nariño y que además, reúnen las condiciones que exige el jefe de Estado para que sean ministros, es decir: “personas técnicas, con amplia trayectoria y gran sentido social”.

No hay duda que Cambio Radical en cabeza de su máximo jefe, el excandidato presidencial Germán Vargas Lleras, espera al menos que le den otra cartera ministerial.

Los conservadores no están contentos. Varios de los senadores y representantes de esa colectividad no se sienten representados con la Vicepresidenta de la República Marta Lucia Ramírez, pues sus precisiones son lógicas: “llegó a esa dignidad por votos”. Por esa razón creen que no sólo con la designación de Rodolfo Enrique Zea en Minagricultura sea suficiente, "porque hemos apoyado al Gobierno en todas sus iniciativas desde que se inició la administración. Es justo que nos den un mejor reconocimiento", le dijo un senador conservador a Ecos, quien pidió no dar a conocer su nombre.

El Partido de la U entró a la torta ministerial con la cartera de trabajo. El ex congresista Ángel Custodio Cabrera ha representado esa colectividad, lo que establece que aún hay militantes cercanos al uribismo, no importa que se alejen del santismo.

Una fuerza que puede ser definitiva para que el Gobierno consolide las mayorías en las dos corporaciones legislativas, es el Partido Liberal.

Aunque se siente una lejanía entre la bancada roja y el presidente Duque, los mensajes van y vienen. Hay liberales que están de acuerdo en acercarse al jefe de Estado y buscar consensos que permitan llevar a cabo la aprobación de importantes iniciativas que logren superar los graves problemas, principalmente sociales, que tiene el país.

Sin embargo, otros congresistas liberales opinan que mientras el Gobierno no demuestre un verdadero interés en acelerar proyectos que sigan implementando el proceso de paz, es muy difícil que esa colectividad entre a colaborar firmemente con la administración Duque, por eso señalan que la mejor posición es mantenerse como independientes.

Es importante destacar que el Presidente Duque en torno al tema, tampoco es que haya sido perdedor en el Congreso. Las mociones de censura contra el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla y del ministro de defensa de entonces, Guillermo Botero, no prosperaron. También sacó adelante proyectos como la reforma tributaria, entre otras iniciativas.

Lo que quiere el Gobierno, sin embargo, es consolidar unas fuerzas más representativas y mayoritarias.

Hay que ser realistas. No hay duda, la torta con mermelada sigue presente en la mesa del poder. Aunque el Presidente Iván Duque reitera que ha escogido su equipo ministerial, directores de institutos y asesores, entre otros, con "personas técnicas, con amplia trayectoria y gran sentido social”, el apoyo político es el punto de partida para los consensos que permitan alcanzar una verdadera gobernabilidad.

Eso es lo que se necesita para aprobar las grandes reformas, aún más, teniendo en cuenta a las minorías.

Bogotá, D. C, 9 de febrero de 2020

Comments powered by CComment