Adiós al reportero y amigo Fabio Callejas Ramírez

Nos sorprendió la muerte inesperada y temprana de Fabio Callejas Ramírez.
Foto: Caracol Radio

Por Luis Fernando García Forero.- Nos sorprendió la muerte inesperada y temprana de Fabio Callejas Ramírez.

La reportería fue la esencia de su vida. Era un reportero nato, lo conocí en los pasillos del Capitolio Nacional de Colombia, siempre buscando la ‘Chiva’, ese dato noticioso, certero y polémico, que iba de voz en voz ante la opinión nacional, definiendo los acontecimientos legislativos y políticos.

Las ‘Chivas de Callejas’ marcaron de manera relevante la opinión popular de los ciudadanos de a pie, contribuyendo a la formación de una actitud basada en hechos en pos de los principios más legítimos del periodismo, como es la veracidad e inmediatez de la noticia.

Personajes como Fabio Callejas Ramírez, deberían ser estudiados como prototipos de la reportería política, tal vez la disciplina más responsable, más comprometida y más peligrosa frente a los hechos.

La radio que fue el escenario de su oficio, extrañará las dimensiones de su capacidad para conectar la información con la ciudadanía. No todos los que tenemos esta profesión podemos empatizar con nuestro radio escuchas, de la forma cotidiana, cercana y veraz que exige el periodismo radial y que dominaba a la perfección, Fabio Callejas Ramírez.   

Ojalá algún día exista la voluntad de preservar el legado periodístico de las voces de la radio de Colombia.

Nuestro hacer cotidiano del periodismo político, nos hizo amigos y compañeros en Caracol Radio, donde integramos, bajo la Dirección de Darío Arizmendi y con nuestros jefes Juan Darío Lara y Carlos Ruiz,  un equipo apasionado del tema político, porque estábamos conscientes de su importancia y la responsabilidad social al informar lo que sucedía, teniendo en cuenta los principios éticos del ejercicio del periodismo para el sostén y desarrollo de nuestra democracia.

Amigo Fabio, desde Ecos Políticos, que también fue un escenario periodístico para tu oficio, pues varias columnas quedaron en la memoria escrita y digital, deseamos que tu alma descanse en el sitio de los justos.

Acompañamos en este dolor a su esposa María Eugenia, a sus hijos Laura Camila, Nicolás y demás familia, elevando una plegaria en su partida.

Fabio, feliz viaje a la luz del creador, puedes estar convencido de tu legado como ciudadano, periodista y amigo.

Descansa en Paz.

Bogotá, D. C, 6 de diciembre de 2019

Comments powered by CComment