“El reto no es cómo rectificar los acuerdos de paz, sino cómo aplicarlos de la manera más conveniente”: Lidio García

Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos, con el menor impacto fiscal posible, y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.
Foto: Leonardo Vargas. Ecos

Por Luis Fernando García Forero.- Al asumir como Presidente del Congreso de Colombia, el senador Lidio García Turbay fue contundente en afirmar que “nuestro desafío, ahora, es cómo agendar el futuro de la nación….buscar los recursos que necesitan los acuerdos... y proteger a quienes están regresando a sus tierras o buscando espacios de participación democrática, para no repetir experiencias de exterminio que aún siguen latentes en nuestra historia de derechos humanos”.

García Turbay, quien fue postulado por su colega liberal de Santander Jaime Durán Barrera y respaldado por unanimidad en la votación, es oriundo del Carmen de Bolívar, región caribe de Colombia, donde no se escapó de la violencia armada.

“Allí se cometieron 455 de esos espectáculos brutales en los que era evidente el poder absoluto del actor armado sobre las víctimas…por eso “tenemos que velar, desde un control político permanente, por la protección de los líderes sociales de Colombia”, aseveró García Turbay.

Agregó: “No más asesinatos, no más exterminio. Desde este Congreso que hoy presido, acompañaremos a todos nuestros líderes sociales”, dijo, tras afirmar que existe un Acuerdo de Paz: “Es verdad, tiene su fe de erratas, seguramente menores de las que tuvieron los siete procesos de paz que le antecedieron porque toda negociación mejora la siguiente, pero es el que logramos, con la mediación no de un gobierno sino del Estado. Ya fue suficiente. Por favor”.

Congelar sueldo de congresistas

Ante la mirada y atención de todos los senadores presentes e invitados especiales, el nuevo Presidente del Senado afirmó que “Nos llegó la hora de pensar seriamente en congelar nuestro sueldo. Es tal la situación económica del país, que hoy debemos ponernos en los zapatos de los más desfavorecidos. Hagámoslos por los últimos tres años de esta legislatura. Esto no nos haría daño alguno, pero sí podríamos con esos recursos invertirlos en escuelas y puestos de salud”, por eso exhortó a sus colegas a ponerse de acuerdo en esa iniciativa.

Racionalizar Gasto

García Turbay fue enfático en señalar que la nación tiene muchas venas rotas que se deben cerrar porque en las últimas  dos décadas se han aumentado y creado nuevos impuestos, “por eso debemos racionalizar el gasto, perseguir a los evasores y crear la historia clínica digital para todos los colombianos”.

Recuperar la fe ciudadana

Para ese logro el nuevo Presidente del Congreso urgió por una reforma a la justicia “que debería garantizar, además de una mayor eficacia y transparencia en las acciones de juzgados, tribunales y cortes, la recuperación de la fe ciudadana”. Sobre el tema afirmó que “no nos hemos puesto de acuerdo, ni en los sentidos ni en los contenidos”.

Cultura Nacional de Transparencia

Aseguró que contra la corrupción se debe propiciar un nuevo pacto ético en Colombia. “Como presidente del Senado, asumo hoy ante el país el compromiso de tramitar y rodear del ambiente legislativo necesario, el proyecto de ley anticorrupción que será presentado por el gobierno nacional, con el acompañamiento de  todas las fuerzas políticas de este Congreso y del Fiscal General de la Nación”

Dijo que además de una nueva ley,  se necesita una cultura nacional de transparencia, por eso anunció que radicará ante el Congreso un proyecto de ley que establezca la Cátedra anticorrupción obligatoria en los últimos grados de la educación básica secundaria, para empezar a formar entre las próximas generaciones una nueva moral pública”.

Crisis de Electricaribe

Como senador de la costa Caribe, García Turbay, a nombre de los casi 11 millones de habitantes de esa región que están afectados por el servicio de energía, instó al Gobierno Nacional para que no dilate más la solución a la crisis tras señalar que lo que se siente es una verdadera agresión a los derechos humanos.

“Lo nuestro - señor Presidente de la República, sé que me está escuchando- no es una petición sino un clamor. Esperamos que en octubre, como lo dispone el cronograma, tengamos varios operadores, con suficientes conocimientos, experiencias y músculos financieros para no volver a repetir ese drama”, afirmó vehementemente García Turbay.

Coherentes con los intereses del país

Por eso García Turbay fue enfático en manifestar que “no podemos equivocarnos. Este no es el Congreso de la izquierda y de la derecha. Aquí estamos todas las fuerzas políticas que congrega el país, con el legítimo derecho a exigir que se respeten posturas de centro o la opción de pensar diferente. Ojalá que la ciudadanía que sigue a unos y otros, lo asuma también de ese modo”.

Precisó, que “encontrar soluciones conjuntas no significa ceder ideológicamente ni conceder gracias a un contrincante que, por lo demás, no debe estar en el compañero o en los ministros que citamos, sino en la compleja realidad que aún tienen nuestras calles”.

No más polarización

Exhortó a sus colegas y a todos los colombianos a que “cesemos ya la horrible noche de la polarización y enarbolemos las banderas de un partido único, que se llama Colombia. Que la oposición no sea un fundamento del actuar legislativo, sino una opción discrecional cuando creamos que los proyectos, los programas o las decisiones son de inconveniencia nacional”.

Pidió a senadores y representantes que dieran ejemplo. “La tolerancia, el respeto y la unión que deseamos para todo el país, tienen que empezar por nosotros” dijo, tras recordar que “nunca antes habíamos tenido un Parlamento tan renovado: casi 80% en la Cámara de Representantes y 62% en el Senado de la República pero, por momentos, parecemos una institución vetusta, egoísta y vanidosa, que sobrepone sus intereses a los de los propios ciudadanos”.

Agregó que “el acuerdo nacional del que tanto se habló hace unos meses, tiene que empezar en el Congreso con debates en los que prime la razón sobre la emoción y la palabra sobre los gritos del corazón”.

García Turbay, quien le agradeció a Dios, así como al expresidente César Gaviria y las bancadas representadas en la corporación, el haber llegado a esa alta dignidad, dijo que “semejante gesto de confianza solo tendrá en la nueva Presidencia del Senado, una respuesta: lealtad, compromiso, abnegación, trabajo, disciplina y garantías a todos para que el Congreso sea la fuerza natural que acelere la transformación del país”.

Comments powered by CComment