La otra cara de la moneda

Ya nos hemos referido al boom de las exportaciones colombianas, ahora nos proponemos mostrar la otra cara de la moneda.

En efecto, el boom exportador tiene su contrapartida en el boom importador,  las importaciones de todo género siguen desbordadas, así como también en la repatriación de capitales. Las compras de bienes en el exterior rondarían los US $52.000 millones en 2011. De tal modo que la balanza comercial colombiana habría terminado el 2011 con un superávit ligeramente superior a los US $2.000 millones. Además, como lo señala el profesor Eduardo Sarmiento, “en el presente año el déficit en cuenta corriente ascenderá a US $12.000 millones (5% del PIB), que constituye el desbalance más grande del mundo, superior al de Estados Unidos…La experiencia en América Latina y ahora de los países desarrollados muestra que las revaluaciones y el déficit creciente en cuenta corriente no son sostenibles”.

Javier Diaz, Presidente de ANALDEX, advierte que los acuerdos de libre comercio “no van a ser los impulsores de las ventas al exterior durante este año”. Pero hay que dejar en claro que dichos tratados impulsan las ventas y también las compras; es más, según el estudio realizado por el B de la R en 2007, a propósito del TLC con EEUU, las importaciones crecerán en mayor proporción (12%) que las exportaciones (6.4%), afectando negativamente la balanza comercial de Colombia. El resultado de este estudio lo corrobora otro de la Comisión de Comercio Internacional, responsable de la política de comercio exterior estadounidense (USTR), según el cual “gracias al TLC las exportaciones estadounidenses a Colombia podrían aumentar en un 10%, cerca de US $1.100 millones y las importaciones en unos US $487 millones”.

Así las cosas, hay que recibir los resultados que muestran las estadísticas con beneficio de inventario y tener en claro que la dinámica de las exportaciones está determinada por variables exógenas, que están fuera del control de las autoridades colombianas. Los reveses de las economías de ultramar repercuten seriamente sobre las exportaciones colombianas y muy poco puede hacerse desde esta orilla para conjurarlos o contrarrestarlos. En su Informe Perspectivas Económicas Mundiales 2012, el Banco Mundial advierte que, “contrario a lo que se pensaba, los países emergentes están actualmente en una posición más vulnerable que en la crisis de 2008. Ahora tienen que buscar cómo crecer sin los desarrollados y en un escenario con una economía global más débil, con menos disponibilidad de capital, oportunidades comerciales reducidas y menos posibilidad de financiamiento para las actividades públicas y privadas”. Según el organismo la menor demanda en los países desarrollados e incluso en China afectarán las exportaciones.

Concomitantemente con el boom exportador e importador también se dio en 2011 un repunte de la Inversión Extranjera Directa (IED) con respecto a 2010. En 2011 alcanzó el récord de US $15.032 millones, según datos de la Balanza cambiaria que maneja el Banco Emisor, un 58% más que en 2010 y más del doble del promedio en lo que va corrido del siglo, US $6.000 millones. En ello ha influido notoriamente el boom de los productos mineros y petroleros en los mercados internacionales, el cual explica que 81.4% de esta inversión se orientara hacia este sector. Colombia se constituyó en el tercer destino de la IED en Latinoamérica después de Brasil y México.

No obstante, como lo sostiene el Director de Portafolio Ricardo Ávila “Lo que sale por concepto de dividendos a cuenta de las empresas extranjeras que operan en el país, es superior a lo que entra”. Como lo señala el experto Mauricio Cabrera, en ese mismo lapso se giraron al exterior por concepto de dividendos US $10.200 millones y se espera en el año completo US $13.500 millones. Es más, “si se mantiene la misma tendencia en el 2012, podría haber giros al exterior por dividendos cercanos a US $16.000 millones, y como es muy poco probable que la IED alcance esos montos, se tendría un efecto negativo sobre la balanza de pagos con más dólares saliendo que entrando por estos conceptos”. Como quien dice lo comido sale por lo servido. Lo mismo aconteció entre 2001 – 2010 cuando entraron y salieron los mismos US $60.000 millones!

 

Bogotá, febrero 11 de 2012

 

www.amylkaracosta.net

Comments powered by CComment