Papa levanta suspensión a Ernesto Cardenal 30 años después

El poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal, uno de los pilares de la Teología de la Liberación, fue rehabilitado por el Papa Francisco en sus funciones clericales tras más de 30 años de suspensión por su militancia política. El Pontífice revocó la “suspensión a divinis” que pesaba sobre Cardenal, impuesta por el Vaticano en 1984 y que le impedía ejercer sus funciones sacerdotales, informó la Nunciatura en Managua.
Foto: AFP.

El poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal, uno de los pilares de la Teología de la Liberación, fue rehabilitado por el Papa Francisco en sus funciones clericales tras más de 30 años de suspensión por su militancia política. El Pontífice revocó la “suspensión a divinis” que pesaba sobre Cardenal, impuesta por el Vaticano en 1984 y que le impedía ejercer sus funciones sacerdotales, informó la Nunciatura en Managua.

Cardenal, de 94 años y que está hospitalizado desde la semana pasada por una afección de vesícula, estaba impedido de administrar los sacramentos tras la sanción que le impuso Juan Pablo II debido a su militancia política.

El Pontífice acogió una petición que Cardenal “presentó recientemente” a través de su representante en Nicaragua para ser readmitido al ejercicio del ministerio presbiteral. “Agradezco y recibo (la decisión) amorosamente”, dijo Cardenal al conocer la decisión, según detalló a AFP su asistente, la poeta Luz Marina Acosta. En su lecho de enfermo, el sacerdote celebró su primera misa el domingo junto con el nuncio Sommertag, señaló Acosta.

La “suspensión a divinis” le fue impuesta a Cardenal cuando era ministro de Cultura durante el gobierno sandinista (1979-1990). El Vaticano alegó que su cargo no era compatible con su labor pastoral.

El hecho más recordado de este caso ocurrió cuando Juan Pablo II amonestó públicamente a Cardenal en el aeropuerto Augusto Sandino, durante su primera visita a Managua. Fue “injusta la reprimenda del Papa”, consideró Cardenal en su libro “La Revolución Perdida”, que obtuvo el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en 2012.

No obstante, “el sacerdote aceptó la pena canónica que le fue impuesta y se ha atenido siempre a ella, sin llevar a cabo ninguna actividad pastoral”, indicó un comunicado de la Nunciatura. Además, había abandonado “desde hace muchos años todo compromiso político”.

Cardenal, considerado uno de los pilares de la Teología de la Liberación en América Latina, también es uno de los poetas más importantes de la región. Entre sus obras más reconocidas están El evangelio en Solentiname, La Revolución Pérdida y poemas como Cántico Cósmico y Oración por Marilyn Monroe.

Cardenal fue ordenado sacerdote en 1965 y fundó en el lago de Nicaragua, en el archipiélago de Solentiname, una comunidad de artistas entre los isleños, que aún se mantiene. Apoyó activamente la lucha contra la dictadura de los Somoza, hasta el triunfo de la revolución sandinista.

En la década de los 90 renunció a la militancia del FSLN y actualmente es uno de los más férreos críticos a su líder, el Presidente Daniel Ortega.

Managua, 19 de febrero de 2019.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment