Bogotá, D.C. 10 de mayo de 2018. Por Redacción Ecos. Foto: CRIC.- En un comunicado de Naciones Unidas en Colombia “condenan vehementemente la desaparición, entre abril y mayo, de cuatro personas en el Alto Naya” y se dirige a quienes las tengan retenidas para exigir que las devuelvan sanas y salvas.

Se trata de Hermes Angulo, Obdulio Angulo, Simeón Olave e Iber Angulo. También expresa su rechazo hacia la agresión a una misión humanitaria de la Defensoría del Pueblo.

La región del Naya está ubicada entre los municipios de Buenaventura, López de Micay y Buenos Aires. Esta zona está habitada en su mayoría por pueblos indígenas que han sufrido múltiples violaciones de sus derechos colectivos e individuales en el marco del conflicto armado.

La ONU insta al Estado a proteger la vida y la integridad de estos pueblos que viven en la región del Naya y en este contexto a que se cumplan las medidas cautelares a favor del consejo comunitario del Río Naya otorgadas en el 2002.

Las Naciones Unidas en Colombia están determinadas a continuar apoyando a los colombianos y a su Gobierno, en sus esfuerzos para construir la paz sostenible en el país.

Comments powered by CComment