Hace cuatro décadas, los líderes de Egipto e Israel lograron poner fin a años de hostilidades, con la mediación de Estados Unidos. Sus experiencias con la violencia los llevaron a encontrar la paz en una región desgarrada.

Hace cuatro décadas, los líderes de Egipto e Israel lograron poner fin a años de hostilidades, con la mediación de Estados Unidos. Sus experiencias con la violencia los llevaron a encontrar la paz en una región desgarrada.

"Había llegado a creer que Dios quería que traiga la paz, y que de alguna manera encontraría la manera de hacerlo", señala Lawrence Wright en su libro 'Trece días de septiembre', que narra las dos semanas de 1978 en que se logró algo que parecía imposible: un Acuerdo de Paz entre el presidente egipcio, Anwar Sadat y el primer ministro israelí, Menahem Begin. Los Acuerdos de Camp David se firmaron oficialmente en marzo de 1979, pocos meses después de la histórica reunión.

Experimentar la violencia de primera mano

Tanto Sadat como Begin habían experimentado una ocupación violenta en su infancia. En 1918, cuando nació Sadat, Egipto estaba bajo control británico y él solía relatar episodios violentos de esa ocupación, producidos antes de que naciera. Menahem Begin, nacido en 1912, estuvo más directamente expuesto a la brutal violencia de una fuerza de ocupación. Brest-Litovsk, su ciudad natal, en lo que hoy es Bielorrusia, fue ocupada por el ejército alemán en 1941. Los nazis reunieron a todos los judíos de la ciudad para deportarlos a los campos de exterminio. La madre de Begin, Hassia, estaba en el hospital en ese momento. Los nazis la asesinaron en la cama. A su padre, Zeev Dov, lo ahogaron en el río Bug.

Esas experiencias llevaron a ambos hombres a luchar por la protección de sus respectivos compatriotas: Sadat en Egipto y Begin en Israel. Ambas partes veían el conflicto del Medio Oriente, que comenzó con la Declaración de Independencia de Israel, como un juego de suma cero: un logro de un país suponía una pérdida para el otro, con cada avance de Israel disminuyendo el territorio de los árabes y viceversa.

Hasta el final de la Tierra                                      

Y esa fue, en general, la forma en que sus predecesores veían la situación. La rivalidad que comenzó en 1948 se convirtió en hostilidad abierta. Antes de la cumbre de Camp David, ambos países habían librado cuatro guerras: la Guerra árabe-israelí de 1948-49, que siguió a la fundación del Estado de Israel; la Crisis de Suez de 1956; la Guerra de los Seis Días de 1967 y, finalmente, la llamada Guerra del Yom Kipur de 1973.

Hubo un acercamiento previo a Camp David. El 9 de noviembre de 1977, Sadat le dijo al Parlamento egipcio que iría a los confines de la Tierra, e incluso al Knesset israelí, si eso le permitiera salvar la vida de un soldado egipcio. Cuando Begin lo invitó, Sadat aceptó la oferta: el 20 de noviembre se dirigió al Parlamento israelí, lo que desató las furias de gran parte del mundo árabe. Siria, Irak, Libia y Argelia rompieron relaciones diplomáticas con Egipto. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) también criticó la decisión de Sadat.

A pesar de las críticas, menos de un año después Sadat y Begin se reunieron en Camp David. Ambos sabían que otra cuestión estaba en juego además de la paz: las relaciones con EE.UU. Las iniciales posturas inamovibles se flexibilizaron por las dos partes. En los Acuerdos de Camp David ambos países se comprometieron a reconocerse mutuamente como estados soberanos. También se puso fin al estado de guerra que comenzó en 1948. Israel acordó además devolver a Egipto las últimas secciones restantes de la Península del Sinaí bajo su control.

También se establecieron otros principios: se debían reconocer los derechos de los palestinos y desmantelar los asentamientos israelíes establecidos en los territorios ocupados. A cambio, a los barcos israelíes se les otorgaría un paso libre a través del Canal de Suez y el estrecho de Tirán y el Golfo de Aqaba serían reconocidos como aguas internacionales, proporcionando la libertad de paso para los barcos israelíes.

Ataque sorpresivo

Al mediodía del 6 de octubre de 1973, las Fuerzas Armadas de Egipto se acercaron a la península del Sinaí, ocupada por Israel. Simultáneamente, tropas sirias atacaron a los soldados israelíes en los Altos del Golán. Israel no estaba preparada para una guerra, y mucho menos cuando se celebraba la festividad judía del Yom Kipur. El Ejército de Israel no pudo ofrecer resistencia.

El destino de la nación

"Dos grandes líderes, grandes para la historia de sus naciones, el presidente Anwar Sadat y el primer ministro Menahem Begin, han demostrado más coraje, tenacidad e inspiración que cualquier general dirigiendo hombres y máquinas en el campo de batalla", dijo Carter, al elogiar el resultado de la cumbre.

Aún así, Sadat y Begin tuvieron dificultades para obtener la aprobación del acuerdo en sus países, a pesar de que los dos recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1978. "El destino de la nación pende de un hilo", refunfuñó Begin cuando Carter visitó Israel en marzo de 1979.

Muchos egipcios veían las cosas de la misma manera, especialmente los extremistas islámicos. Anwar Sadat fue luego asesinado por islamistas durante un desfile militar en octubre de 1981. El legado de Camp David se mantiene hoy, aunque con menos entusiasmo. Ambas partes saben que no pueden permitirse otra guerra, ya que las consecuencias para cada uno serían fatales. Al final, es un dictado de la razón mantener la paz.

Camp David, 17 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Fuente: Kersten Knipp.

Write comment (0 Comments)

Dos meses después de haber puesto fin oficialmente al conflicto que los enfrentaba desde hace casi 20 años, Eritrea y Etiopía firmaron un histórico Acuerdo de Paz que permitirá normalizar sus relaciones como países vecinos. La ceremonia se realizó en la ciudad de Yeda (Arabia Saudita) ante la presencia del rey de ese país, Salman bin Abdelaziz y el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Dos meses después de haber puesto fin oficialmente al conflicto que los enfrentaba desde hace casi 20 años, Eritrea y Etiopía firmaron un histórico Acuerdo de Paz que permitirá normalizar sus relaciones como países vecinos. La ceremonia se realizó en la ciudad de Yeda (Arabia Saudita) ante la presencia del rey de ese país, Salman bin Abdelaziz y el Secretario General de la ONU, António Guterres.

El Primer Ministro de Etiopía, Abiy Ahmed y el Presidente de Eritrea, Isaías Afwerki, signaron el documento en un acto donde no hubo discursos. Ambos países africanos se enfrentaron en un conflicto con decenas de miles de muertos entre 1998 y 2000, pero desde que Ahmed asumió el mando en Etiopía, se han producido acercamientos que buscaban poner fin a las diferencias.

Las reuniones y encuentros entre líderes de ambos países llevaron a que se pusiera fin al "estado de guerra”, que seguía imperando tras el final del conflicto, y a que el pasado martes 11 de septiembre, Etiopía y Eritrea volvieron a abrir su frontera después de 20 años. Además, desde el 9 de julio están restablecidos el tráfico aéreo, las relaciones diplomáticas y las conexiones telefónicas.

Estrechos lazos

Tras la firma del acuerdo, el monarca saudita impuso a los mandatarios el Gran Collar del rey Abdelaziz, la condecoración más importante que concede el país, ante el aplauso de las decenas de presentes en la sala. "El acuerdo de paz da como resultado la restauración de las relaciones entre los países, sobre la base de sus estrechos vínculos geográficos, históricos y culturales”, dijo el gobierno saudita a través de un comunicado.

Eritrea perteneció hasta su independencia en 1993 a Etiopía. Cinco años después estalló un conflicto fronterizo entre los dos países que costó la vida a decenas de miles de personas. Etiopía tiene unos 100 millones de habitantes. Los disturbios que hay en algunas partes del país han obligado a huir a un millón de personas en 2018. Pese a su rápido crecimiento económico, es considerado uno de los estados más pobres del mundo, al igual que Eritrea, que cuenta con una población de unos cinco millones de habitantes.

Yeda, 17 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

 

Write comment (0 Comments)

Hace un cuarto de siglo, israelíes y palestinos firmaron los Acuerdos de Oslo para la Paz en Cercano Oriente. Los noruegos recuerdan su éxito mediador, aunque el país escandinavo sabía que no podía ser del todo neutral.

Hace un cuarto de siglo, israelíes y palestinos firmaron los Acuerdos de Oslo para la Paz en Cercano Oriente. Los noruegos recuerdan su éxito mediador, aunque el país escandinavo sabía que no podía ser del todo neutral.

"El ambiente era relajado y bueno”, dice Jan Egeland sobre las conversaciones de paz entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) celebradas en Oslo en 1993. Egeland ha sido testigo de numerosos diálogos de crisis y ha visitado a menudo países en conflicto. Incluso una banda de pop noruego llamada Ylvis le ha dedicado una canción en la que el diplomático queda descrito como "Peacekeeping-Maschine”.

Egeland recuerda muy bien la primera gran tarea que se le encomendó como representante del Ministro de Exteriores de Noruega. Su labor consistía era hacer posibles los diálogos entre bastidores entre representantes del Gobierno israelí y de la OLP en Oslo. "Ambas partes habían hablado directamente entre ellas. En ambos equipos había gente muy buena”, recuerda Egeland.

Como jefes negociadores del lado israelí estaban el entonces primer ministro Isaac Rabin y el diplomático Uri Savir. Del lado palestino, además del entonces presidente palestino, Yasir Arafat, considerado por Israel como terrorista, estaba Ahmed Kureia.

Egeland asegura que tanto él como los otros miembros del equipo mediador trataron a ambas partes con la misma consideración: "Los recogimos del aeropuerto en autos similares, los sentamos en las mismas mesas y recibieron la misma atención”, dice el diplomático noruego, que hoy dirige el Consejo Noruego de Refugiados y es coordinador especial de la ONU para Siria. "Poco a poco vimos que los esfuerzos por acercar a las partes enemigas empezaban a dar frutos”, dice.

Tras nueves meses y numerosas conversaciones, llegó el momento: los representantes de ambas partes se pusieron de acuerdo para emitir una declaración básica conjunta que allanaba el camino para la creación de una Autoridad autonómica Palestina y para el reconocimiento mutuo de Israel y la OLP. Así nacieron los Acuerdos de Oslo.

El 13 de septiembre de 1993, Isaac Rabin y Yasir Arafat estrecharon sus manos frente a la Casa Blanca. El entonces Ministro de Exteriores Noruego, Johan Jørgen Holst, también estaba allí para presenciar este gesto histórico de reconciliación. Bill Clinton, entonces presidente de Estados Unidos, agradeció en su discurso al país escandinavo por su apoyo. 25 años después, aquella escena parece sacada de una película de ciencia ficción, ya que ambas partes se encuentran más lejos que nunca de la paz.

Noruega en mitad del conflicto

Noruega no llegó por casualidad al proceso de paz en Cercano Oriente. Su mediación fue consecuencia de los intensos contactos del país escandinavo. "Desde hacía tiempo teníamos buenas relaciones a todos los niveles con Israel, pero también con la OLP”, relata Egeland. "Desde siempre había habido una estrecha relación entre el partido de los trabajadores israelí y el noruego. Y, tras el fin de la Guerra Fría, nos propusimos impulsar medidas para fomentar la confianza entre israelíes y palestinos”. Para Noruega, comprometerse en el conflicto en Cercano Oriente era una consecuencia lógica.

Pero fue la OLP la parte que en primer lugar se dirigió al país escandinavo. Arafat tenía en la mira a Noruega ya desde 1979 como posible país mediador por su estrecha relación con Israel. "En aquel entonces, Estados Unidos había pedido a Noruega suministrar petróleo a Israel, porque Irán, en el marco de su revolución islamista, había cesado el suministro”, dice Hilde Waage, historiadora de la Universidad de Oslo. "Pero el Gobierno noruego no quiso atender esta petición hasta no haber informado a la OLP”.

La razón es que Noruega había enviado en 1978 un millar de soldados a la misión de observación UNIFIL en el Líbano. Allí había una guerra civil en la que luchaban combatientes de la OLP. Noruega temía que sus soldados pudieran ser atacados, por lo que Oslo quiso informar a la OLP del suministro de petróleo a Israel. "Arafat no tenía problema alguno con ese tema”, relata Waage. "Al contrario, aprovechó la ocasión para pedir a Noruega que abriera un canal de diálogo con Israel. Así pues, Arafat utilizó a un amigo de Israel para poder negociar sobre un Estado palestino”.

 

Noruega tiene una larga tradición en el ámbito de la ayuda humanitaria y se sintió impelido a implicarse en el fin del conflicto. Además, su credibilidad estaba reforzada por un pasado libre de colonialismo y su independencia económica.

Pero durante una década entera no sucedió nada en el proceso de paz en Cercano Oriente. "Israel se negaba a dialogar con la OLP”, recuerda Jan Egeland. "Fue en 1992 cuando el Partido israelí de los Trabajadores llegó al Gobierno, cuando Israel se abrió a nuestra diplomacia.”

Hilde Waage recuerda que la primera Intifada acababa de quedar atrás, Arafat apostó por el caballo equivocado (Saddam Hussein) en la guerra entre Irak y Kuwait de 1990-91, por lo que perdió el apoyo de Kuwait y estaba metido en un buen embrollo financiero. "Arafat y la OLP se encontraban en una posición débil en aquel momento”, dice Waage. "Israel lo sabía, como también sabía que Arafat estaría dispuesto a hacer concesiones. Sencillamente, Israel era la parte más fuerte, mientras que la OLP estaba sometida a presión. Quería volver a la escena para luchar por un Estado palestino”.

La historiadora se planteó la cuestión de cuánto margen de maniobra para la negociación podía existir con una diferencia tal de fortaleza entre las partes. Llegó a la conclusión de que el margen era escaso. "Noruega era consciente de ello y ha admitido que sabía que los diálogos debían discurrir a favor de Israel, porque si no,  no se hubiera llegado a ningún acuerdo”, dice Waage. Egeland califica el papel de Noruega como el de "mediador cauto” y considera que los Acuerdos de Oslo cimentaron la asimetría de la relación de poderes entre ambas partes.

Sin embargo, Waage está convencida de que la voluntad de Noruega era buena y que el país se identificó con su papel de "tender puentes”. "El país creyó que se podía lograr paso a paso la paz”. Egeland dice al respecto: "¿Es peor haber logrado los Acuerdos de Oslo que no haber llegado a ningún acuerdo? Entonces solíamos decir que una paz con defectos es mejor que una guerra perfecta”

Oslo, lugar de paz

Israelíes y palestinos no han logrado vivir en paz, pero Noruega ha cosechado notoriedad internacional por su papel mediador. En Broadway se representa una obra de teatro titulada "Oslo” en homenaje al papel mediador noruego en los históricos diálogos de paz. No en vano se entrega el Premio Nobel de la Paz en la capital de Noruega: tras el punto de inflexión diplomático en Cercano Oriente que tuvo lugar en 1993, Oslo fue considerada, al menos durante un tiempo, como capital de la paz.

Oslo, 15 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Autora: Historiadora Diana Hodali (MS/ERS)

Write comment (0 Comments)

El Centro será el primero en su tipo a nivel mundial que se dedicará única y exclusivamente al análisis y generación de estadísticas con perspectiva de género.

El primer Centro Global de Excelencia en Estadísticas de Género será el primero en su tipo a nivel mundial que se dedicará única y exclusivamente al análisis y generación de estadísticas con perspectiva de género.

Así lo anunciaron ONU Mujeres México y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), quienes reafirman con este proyecto su liderazgo a nivel global en la generación de estadísticas con perspectiva de género.

“Este centro va a intentar recopilar las buenas prácticas en el mundo para poder mejorar las estadísticas de género y visualizar dónde están las mujeres y las niñas, para poder desarrollar políticas públicas y relevar excelencia para el desarrollo de esas políticas públicas”. Aseguró María Noel Vaeza, Directora de la División de Programas de ONU-Mujeres. 

Por su parte Julio Santaella, Presidente del INEGI, adelantó que la institución que él preside será garante del espacio físico donde se encontrarán las oficinas del CEEG, el instituto también brindó un capital semilla al proyecto, mismo que irá incrementándose hasta alcanzar un millón de dólares, aseguró el funcionario.

“Con este proyecto materializamos la cooperación entre ONU Mujeres y el INEGI, aprovechando que la ONU puede facilitarnos la detección de necesidades y esto puede complementarse con la experiencia que tenemos nosotros en estadística, nosotros firmamos un convenio desde el año pasado y poco a poco hemos venido apegando a lo convenido”, agregó Santaella.  

México, D.F. 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).

El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).

El Comité Ejecutivo Nacional del PT decidió que Haddad sea su candidato presidencial en la elección del 7 de octubre, dijo Fernando Pimentel, miembro del comité del partido y Gobernador del estado de Minas Gerais.

Lula, el primer presidente de clase trabajadora de Brasil y por lejos el político más popular del país a pesar de enfrentar varios juicios por corrupción, esperaba que fuera aceptada una apelación que buscaba extender un plazo dado al partido hasta el martes para decidir su candidato.

Pero el exmandatario finalmente decidió que era hora de pasarle el bastón a Haddad en el plazo establecido y no correr el riesgo de que el tribunal electoral excluya al partido de la papeleta electoral.

Lula, quien tras las rejas mueve los hilos del partido que fundó y determina su estrategia de cara a la elección presidencial, ha mantenido viva su candidatura el mayor tiempo posible esperando transferir la mayor cantidad de votos a Haddad, un exalcalde de Sao Paulo que no es muy conocido en muchas partes de Brasil.

Una encuesta de Datafolha mostró que la transferencia de votos ya comenzó. Si bien Haddad sigue estancado en un nivel de apoyo de un solo dígito, su respaldo aumentó del 4 al 9%, el mayor avance entre los 13 candidatos que se postulan a la presidencia.

La misma encuesta también mostró un fortalecimiento del apoyo a Ciro Gomes, otro político izquierdista que fue gobernador y ministro de Finanzas. La intención de voto aumentó del 10 al 13%.

Los candidatos favoritos del mercado, que dicen que continuarán con las reformas económicas del Presidente Michel Temer, tuvieron pocos avances en las encuestas.

La encuesta de Datafolha mostró que el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro aumentó en 2 puntos porcentuales al 24%, menos de lo que muchos esperaban después de que sobrevivió la semana pasada a un ataque con cuchillo que lo dejó en estado grave: "En pocas palabras: Bolsonaro parece tener asegurado un lugar en el balotaje", dijo en una nota Juliano Ferreira, estratega de la correduría BGC Liquidez. "Una vez allí, sus posibilidades de perder se ven más fuertes, sea quien sea su rival".

Uno de los funcionarios del partido dijo que la carta de Lula en la que consagra a Haddad como candidato a la presidencia será leída a los partidarios que han acampado frente al edificio de la policía durante cinco meses para protestar por su encarcelamiento, que consideran parte de un plan para evitar que el exmandatario regrese al poder.

Lula, que fue presidente entre 2003 y 2010, no puede ser candidato bajo la ley brasileña "Ficha Limpia", que prohíbe postular a cualquier cargo público a las personas que tienen condenas que han sido confirmadas tras una apelación.

Curitiba, 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El Parlamento Europeo inició proceso sancionatorio contra Hungría por atentar contra los valores fundamentales de la Unión Europea (UE), al aprobar informe crítico sobre el líder ultranacionalista Viktor Orban

El Parlamento Europeo inició proceso sancionatorio contra Hungría por atentar contra los valores fundamentales de la Unión Europea (UE), al aprobar informe crítico sobre el líder ultranacionalista Viktor Orban

La Carta de la Unión contempla sanciones para el Estado miembro concernido, incluida la pérdida del derecho de voto en el Consejo de la UE. Durante los últimos años, la negativa del Gobierno húngaro a acoger refugiados, las trabas a la libertad de prensa, y la aprobación de las leyes sobre universidades que obstaculiza a la Universidad Centroeuropea de George Soros y sobre el control de las ONG han generado el rechazo de Bruselas.

La moción que pone en marcha el procedimiento sancionador fue aprobada por 448 votos a favor, 197 en contra y 48 abstenciones, suficiente para alcanzar la necesaria mayoría de dos tercios. Ahora tiene que ocuparse del caso el Consejo Europeo, integrado por los jefes de Estado o de Gobierno de los 28 países miembros de la UE.

¿Suspensión del derecho a voto?

Es la primera vez que el Parlamento Europeo ha invocado el Artículo VII, que, en los casos más graves, permite la suspensión de los derechos de voto del país si existe una "violación grave y persistente" de los valores de la Unión por parte de un estado de la UE.

Sin embargo, para que la UE suspenda efectivamente los derechos de voto de un país miembro existen importantes obstáculos. Después de Polonia, Hungría es el segundo país miembro contra el cual se ha abierto un procedimiento sancionador. La votación se basó en un duro informe de la eurodiputada verde holandesa Judith Sargentini, encargado por el Parlamento Europeo, en el que se enumeran varios hechos que suponen un "claro riesgo de violación" de valores europeos en Hungría.

Orban "silencia medios independientes y destituye a jueces independientes"

Sargentini acusó al Gobierno húngaro de silenciar medios independientes, destituir a jueces independientes, reprimir a organizaciones no gubernamentales y alentar la corrupción.

Citando los resultados de investigaciones realizadas por instituciones como las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa, la eurodiputada concluyó que en Hungría existe una "amenaza sistémica a la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales".

El informe también critica el debilitamiento de los sistemas constitucional y judicial en Hungría, conflictos de intereses y violaciones de los derechos de minorías étnicas y refugiados. El Gobierno húngaro ya había rechazado tajantemente las acusaciones Orban dijo el martes en un discurso en la Eurocámara que el informe contiene numerosos errores fácticos. El primer ministro descalificó de antemano el procedimiento sancionador al considerar que este condena a su pueblo por su negativa a convertir Hungría en un país de inmigrantes.

Bruselas, 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, dijo que ese organismo ha seguido recibiendo, desde el pasado junio, informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, dijo que ese organismo ha seguido recibiendo, desde el pasado junio, informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

En su primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la nueva alta comisionada expresó que en el mismo periodo continuaron las denuncias de detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión en ese país.

"El gobierno no ha mostrado apertura para una rendición de cuentas genuina", sostuvo, en referencia a las violaciones de los DD.HH. que documentó la ONU durante las protestas masivas de 2017.

Bachelet, quien asumió el puesto de alta comisionada la semana pasada, indicó que el éxodo de venezolanos demuestra la importancia de proteger los DD.HH.  en toda circunstancia y, en este caso particular, de ayudar a los países que los están recibiendo.

"Falta de alimentos y medicinas"

Bachelet cifró en 2,3 millones el número de personas que han huido del país hasta el pasado 1 de julio, lo que equivale al 7 % de la población total. Las razones, expuso, han sido "la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica", así como "la inseguridad y la persecución política".

Mencionó la alta funcionaria de ONU que este movimiento no está decayendo, sino que por el contrario se está "acelerando", con 800 venezolanos que están entrando a diario a Brasil.

Asimismo, señaló que 4.000 venezolanos llegaron a Ecuador cada día en la primera semana de agosto, y que hubo 50.000 llegados a Colombia en un periodo de tres semanas en julio.

Crisis y violaciones de DD.HH. en Nicaragua

 

Bachelet, afirmó, además, que el número de personas que están huyendo de Nicaragua está aumentando de forma "exponencial" como consecuencia de la crisis en este país.

Al inaugurar la última sesión ordinaria del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Bachelet pidió a este órgano que refuerce su vigilancia sobre el país centroamericano.

"Entre tanto, nosotros seguiremos documentando las violaciones de los DD.HH.  en Nicaragua", aseguró.

Ello a pesar de la decisión de la semana pasada del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de expulsar a un equipo de observadores de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU que investigaba y documentaba las violaciones de los DD.HH. en este país, en el contexto de la represión de las protestas ciudadanas.

La entidad que dirige Bachelet tiene experiencia en documentar abusos en situaciones de crisis y conflicto en países donde los gobiernos le impiden el acceso.

Para ello despliega a sus expertos en países vecinos donde pueden recoger información directa entre las víctimas que han logrado huir, recoge testimonios a distancia y recolecta pruebas audiovisuales, entre otras estrategias que permiten ofrecer una descripción creíble de la situación.

La expulsión del equipo de la ONU se produjo tras la publicación, hace dos semanas, de un informe en el que denunciaba el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, así como arrestos arbitrarios y maltratos, con situaciones que llegaban a la tortura y violencia sexual en centros de detención.

Asimismo, se denunció la violación de la libertad de expresión y reunión, así como la criminalización de los defensores de los DD.HH., periodistas y manifestantes contra el Gobierno.

La crisis de Nicaragua ha provocado la muerte de unas 400 personas y dejado al menos heridas a 2.000, mencionó Bachelet.

Ginebra, 10 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)

El tercer país más grande de la zona euro es gobernado desde junio por populistas y ultraderechistas. El cambio prometido sigue siendo eso: una promesa, salvo en temas migratorios.

El tercer país más grande de la zona euro es gobernado desde junio por populistas y ultraderechistas. El cambio prometido sigue siendo eso: una promesa, salvo en temas migratorios.

En Italia, la alianza de Gobierno formada por el Movimiento 5 Estrellas y los radicales de derecha de la Liga Norte es conocida como la coalición verde-amarilla.

El diario La Repubblica califica los 100 primeros días del Ejecutivo como "modestos”. "Las promesas de campañas siguen siendo anuncios", tituló el periódico. Luigi di Maio, jefe del Movimiento 5 Estrellas, es ministro de Crecimiento Económico y Trabajo. Matteo Salvini, líder de la Liga, es titular del Interior.

Fuera de Italia, Salvini es conocido básicamente por el rudo cambio que hizo en política migratoria. Fue él quien ordenó el cierre de los puertos a las organizaciones privadas de rescate que salvan a quienes naufragan en el Mediterráneo, e incluso rechazó que un barco de la Guardia Costera italiana, el "Diciotti", pudiera atracar. Cuando, tras numerosas críticas, finalmente el barco pudo llegar a Sicilia, dio la orden de que los inmigrantes no descendieran.

Presión migratoria

Su meta es que "ningún migrante más" ingrese a Italia, como dijo el domingo 2 de septiembre. La Unión Europea se ha mostrado molesta con el curso que está tomando el Gobierno italiano. El chantaje no es un método político que se use en la UE, dijo el portavoz de la Comisión Europea.

A Matteo Salvini no le importó. Él se presenta como un político "de hechos más que de palabras" y forja nuevas alianzas con Hungría y Austria, donde los gobiernos también se oponen a la inmigración.

En su entrevista Salvini también tuvo palabras de aprobación hacia Alemania, que ha insistido en la necesidad de redistribuir en los otros Estados de la UE a los inmigrantes llegados a Italia. A mediados de julio, Salvini acordó con el ministro del Interior germano, Horst Seehofer (CSU), un nuevo "pacto" para defender de la inmigración a las fronteras externas de la UE.

No tan independiente

En Italia, en tanto, Luigi de Maio busca ganar apoyos internos con su propia agenda. Por ejemplo, anunció el retiro de las reformas que el Gobierno anterior, socialdemócrata, había impuesto. También quiere reforzar la protección de los trabajadores en caso de despido. Y el número de contratos de corta duración debería reducirse.

Todas las otras promesas, como un ingreso mínimo para los italianos pobres, una reforma fiscal drástica, una reforma a las pensiones y el retiro del anunciado aumento del IVA deberían estar incluidas en la Ley de Presupuesto de 2019 que la coalición presentará a fines de septiembre.

La agencia de noticias Bloomberg afirma que, para costear las promesas, el Gobierno requerirá de 100 mil millones de euros adicionales. La Ley de Presupuesto mostrará cómo se conseguirán esos fondos, dijo Salvini y declaró que su país es independiente de los mercados financieros, algo que en realidad no es tan así.

Para financiar su deuda pública, que asciende al 130% del PIB italiano, el país depende de bancos e instituciones privadas. El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, dijo que si es necesario no se cumplirá con los criterios de déficit de la UE, y los mercados financieros reaccionaron a esta declaración con un aumento en el precio de la deuda italiana. Luego Matteo Salvini matizó diciendo que no era necesario hacer todo a la vez, y eso relajó a los mercados.

¿Y dónde está el jefe de Gobierno?

El diario La Repubblica calificó de "avalancha de anuncios" los primeros 100 días, anuncios que ahora deben ser procesados. A esto se sumó el colapso del puente en Génova. Esta catástrofe y el fracaso del Gobierno en la supervisión de la infraestructura, han generado un intenso debate sobre si las autopistas privatizadas deben volver a manos del Estado, y cuáles serían los costos de ello.

El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, que no tiene partido y se ve a sí mismo como el "abogado de todos los italianos", se mantiene en segundo plano. El trabajo va bien, el Gobierno es un buen equipo, dijo Conte en una entrevista a Huffington Post con motivo de los 100 primeros días. "Nosotros no pertenecemos al viejo sistema", aseguró.

Conte fue confrontado en Bruselas especialmente por su exigencia de parar el flujo migratorio hacia Italia. En una cumbre realizada en junio, el académico estuvo de acuerdo con el anuncio de la creación de centros de migración en el Mediterráneo y en el norte de África, aunque hasta ahora no ha ocurrido nada concreto. Sin embargo, a instancias de Italia, la UE detuvo las operaciones de rescate ante las costas de Libia y entregó esa tarea al gobierno libio, que apenas controla una parte del país. Organizaciones de ayuda y la Agencia de la ONU para los Refugiados criticaron esta forma de enfrentar el problema.

"No tienen idea"

El veredicto que entrega el analista Maurizio Ferrara, de la Universidad de Milán, sobre los primeros 100 días, es descorazonador. "No tenían idea de cómo gobernar, y llegaron a trabajar sin tener la más mínima preparación. Estos meses han pasado básicamente como una continuación de la campaña", dijo Ferrara. El Ejecutivo en Roma se ve como uno de cambios, uno que prometió revoluciones. A fines de septiembre, cuando se entregue el presupuesto de 2019, se verá qué de todo esto se hace realidad.

Roma, 10 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Write comment (0 Comments)

La nueva ronda de conversaciones sobre el Cambio Climático en Bangkok, Tailandia, concluyeron este domingo con un progreso dispar en la mayoría de los puntos de negociación que han de trazar las directrices sobre cómo aplicar el Acuerdo de París. Estas normas son básicas para el progreso de la acción climática en todo el mundo de una manera transparente, destaco la UNFCCC.

La nueva ronda de conversaciones sobre el Cambio Climático en Bangkok, Tailandia, concluyó con un progreso dispar en la mayoría de los puntos de negociación que han de trazar las directrices sobre cómo aplicar el Acuerdo de París. Estas normas son básicas para el progreso de la acción climática en todo el mundo de una manera transparente, destaco la UNFCCC.

La negociación de estas pautas empezó el año 2016 y se aspira a adoptarlas en la conferencia anual sobre el cambio climático, la COP24, que se celebrará este diciembre en la ciudad polaca de Katowice.

La Secretaria Ejecutiva de la UNFCCC, Patricia Espinosa, destacó la disparidad de los avances en las negociaciones entre países y subrayó “la urgente necesidad de continuar trabajando en las próximas semanas", añadió.

Entre las disposiciones que los países están tratando de acordar se encuentra el incremento de medidas para mitigar los efectos del cambio climático, aumentar el apoyo a las iniciativas de los países en desarrollo a través de la financiación, la cooperación tecnológica y el apoyo a la formación.

Espinosa destacó que es “crucial” aplicar medidas “ambiciosas y transparentes” para alcanzar el Acuerdo de París que busca combatir limitar el incremento de las temperatura mundial por debajo de los 2 ºC y, a ser posible, reducir el aumento a 1,5 ºC.

Las delegaciones gubernamentales siguen buscando la manera de acotar las contribuciones y responsabilidades de los países desarrollados y en desarrollo “en función de sus respectivas circunstancias nacionales“, destacó la Convención Marco.

Los puntos debate más polémicos fueron los relacionados con la transparencia, el modo y la periodicidad con la que los países han de comunicar sus medidas, o cómo lograr la total claridad en relación al financiamiento climático tanto a corto como largo plazo.

“El Acuerdo de París está construido sobre un delicado equilibrio entre todos los países. Hemos de reconocer que cada país tiene realidades nacionales diferentes. Tienen diferentes niveles de desarrollo económico y social que conducen a diferentes situaciones domésticas”, dijo Espinosa.

Las negociaciones tienen lugar en un momento en que el mundo ha presenciado fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones o sequías que han provocado fallecimientos, pérdida de infraestructuras y medios de subsistencia tanto en países desarrollados como en desarrollo.

Bangkok, 10 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: ONU.

Write comment (0 Comments)

El Gobierno de Jimmy Morales anunció que no se permitirá el ingreso al país del titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez (foto principal), e incluso ordenó a las aerolíneas impedir que el abogado colombiano embarque en vuelos que se dirijan a Guatemala. Esta situación ha provocado malestar en Naciones Unidas, que reaccionó por medio de su secretario general.

El Gobierno de Jimmy Morales anunció que no se permitirá el ingreso al país del titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez (foto principal), e incluso ordenó a las aerolíneas impedir que el abogado colombiano embarque en vuelos que se dirijan a Guatemala. Esta situación ha provocado malestar en Naciones Unidas, que reaccionó por medio de su secretario general. 

A través de un comunicado, el portugués António Gurterres expresó este su "profunda preocupación” por lo ocurrido. "La Cicig y su titular desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la impunidad en Guatemala. 

Guterres "ha pedido” específicamente a Velásquez que siga adelante con su trabajo como jefe de la comisión creada en 2007 por la ONU y el gobierno guatemalteco desde "fuera de Guatemala” hasta que haya una "mayor claridad” en torno a lo sucedido. "El secretario general anima al Gobierno de Guatemala a continuar buscando una solución mediante el diálogo", expresa en un comunicado. 

Numerosas reacciones

La CICIG, desde su creación, ha destapado una serie de escándalos de corrupción, entre ellos uno que llevó a la captura del expresidente Otto Pérez (2012-2015). Actualmente el Ministerio Público y la CICIG se encuentran en medio de investigaciones que salpican al hijo y hermano del Presidente Jimmy Morales y a su partido. Las indagaciones han llevado a la CICIG a pedir el desafuero del mandatario, sobre quien pesan sospechas también.

En medio de todo esto, el Gobierno de Morales decidió no renovar el mandato de la CICIG, que vence en septiembre de 2019, y además impidió el ingreso al país de Velásquez por considerarlo un peligro para la seguridad pública.

Lo ocurrido ha desatado una tormenta política en el país, donde la Convergencia por los DD.HH, que aglutina a una decena de organizaciones, acusó al Gobierno de violar el orden constitucional.

También el Frente Ciudadano Contra la Corrupción, integrado por empresarios, sociedad civil, autoridades indígenas, legisladores y políticos, aseguró que Morales está llevando su administración "al margen de la ley”, mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su "profunda preocupación" por el rumbo que han tomado los hechos, al tiempo que la Premio Nobel Rigoberta Menchú llamó a los guatemaltecos a "no dejar vulnerar el orden constitucional”.

Nueva York, 6 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
Hace cuatro décadas, los líderes de Egipto e Israel lograron poner fin a años de hostilidades, con la mediación de Estados Unidos. Sus experiencias con la violencia los llevaron a encontrar la paz en una región desgarrada.

Hace cuatro décadas, los líderes de Egipto e Israel lograron poner fin a años de hostilidades, con la mediación de Estados Unidos. Sus experiencias con la violencia los llevaron a encontrar la paz en una región desgarrada.

"Había llegado a creer que Dios quería que traiga la paz, y que de alguna manera encontraría la manera de hacerlo", señala Lawrence Wright en su libro 'Trece días de septiembre', que narra las dos semanas de 1978 en que se logró algo que parecía imposible: un Acuerdo de Paz entre el presidente egipcio, Anwar Sadat y el primer ministro israelí, Menahem Begin. Los Acuerdos de Camp David se firmaron oficialmente en marzo de 1979, pocos meses después de la histórica reunión.

Experimentar la violencia de primera mano

Tanto Sadat como Begin habían experimentado una ocupación violenta en su infancia. En 1918, cuando nació Sadat, Egipto estaba bajo control británico y él solía relatar episodios violentos de esa ocupación, producidos antes de que naciera. Menahem Begin, nacido en 1912, estuvo más directamente expuesto a la brutal violencia de una fuerza de ocupación. Brest-Litovsk, su ciudad natal, en lo que hoy es Bielorrusia, fue ocupada por el ejército alemán en 1941. Los nazis reunieron a todos los judíos de la ciudad para deportarlos a los campos de exterminio. La madre de Begin, Hassia, estaba en el hospital en ese momento. Los nazis la asesinaron en la cama. A su padre, Zeev Dov, lo ahogaron en el río Bug.

Esas experiencias llevaron a ambos hombres a luchar por la protección de sus respectivos compatriotas: Sadat en Egipto y Begin en Israel. Ambas partes veían el conflicto del Medio Oriente, que comenzó con la Declaración de Independencia de Israel, como un juego de suma cero: un logro de un país suponía una pérdida para el otro, con cada avance de Israel disminuyendo el territorio de los árabes y viceversa.

Hasta el final de la Tierra                                      

Y esa fue, en general, la forma en que sus predecesores veían la situación. La rivalidad que comenzó en 1948 se convirtió en hostilidad abierta. Antes de la cumbre de Camp David, ambos países habían librado cuatro guerras: la Guerra árabe-israelí de 1948-49, que siguió a la fundación del Estado de Israel; la Crisis de Suez de 1956; la Guerra de los Seis Días de 1967 y, finalmente, la llamada Guerra del Yom Kipur de 1973.

Hubo un acercamiento previo a Camp David. El 9 de noviembre de 1977, Sadat le dijo al Parlamento egipcio que iría a los confines de la Tierra, e incluso al Knesset israelí, si eso le permitiera salvar la vida de un soldado egipcio. Cuando Begin lo invitó, Sadat aceptó la oferta: el 20 de noviembre se dirigió al Parlamento israelí, lo que desató las furias de gran parte del mundo árabe. Siria, Irak, Libia y Argelia rompieron relaciones diplomáticas con Egipto. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) también criticó la decisión de Sadat.

A pesar de las críticas, menos de un año después Sadat y Begin se reunieron en Camp David. Ambos sabían que otra cuestión estaba en juego además de la paz: las relaciones con EE.UU. Las iniciales posturas inamovibles se flexibilizaron por las dos partes. En los Acuerdos de Camp David ambos países se comprometieron a reconocerse mutuamente como estados soberanos. También se puso fin al estado de guerra que comenzó en 1948. Israel acordó además devolver a Egipto las últimas secciones restantes de la Península del Sinaí bajo su control.

También se establecieron otros principios: se debían reconocer los derechos de los palestinos y desmantelar los asentamientos israelíes establecidos en los territorios ocupados. A cambio, a los barcos israelíes se les otorgaría un paso libre a través del Canal de Suez y el estrecho de Tirán y el Golfo de Aqaba serían reconocidos como aguas internacionales, proporcionando la libertad de paso para los barcos israelíes.

Ataque sorpresivo

Al mediodía del 6 de octubre de 1973, las Fuerzas Armadas de Egipto se acercaron a la península del Sinaí, ocupada por Israel. Simultáneamente, tropas sirias atacaron a los soldados israelíes en los Altos del Golán. Israel no estaba preparada para una guerra, y mucho menos cuando se celebraba la festividad judía del Yom Kipur. El Ejército de Israel no pudo ofrecer resistencia.

El destino de la nación

"Dos grandes líderes, grandes para la historia de sus naciones, el presidente Anwar Sadat y el primer ministro Menahem Begin, han demostrado más coraje, tenacidad e inspiración que cualquier general dirigiendo hombres y máquinas en el campo de batalla", dijo Carter, al elogiar el resultado de la cumbre.

Aún así, Sadat y Begin tuvieron dificultades para obtener la aprobación del acuerdo en sus países, a pesar de que los dos recibieron el Premio Nobel de la Paz en 1978. "El destino de la nación pende de un hilo", refunfuñó Begin cuando Carter visitó Israel en marzo de 1979.

Muchos egipcios veían las cosas de la misma manera, especialmente los extremistas islámicos. Anwar Sadat fue luego asesinado por islamistas durante un desfile militar en octubre de 1981. El legado de Camp David se mantiene hoy, aunque con menos entusiasmo. Ambas partes saben que no pueden permitirse otra guerra, ya que las consecuencias para cada uno serían fatales. Al final, es un dictado de la razón mantener la paz.

Camp David, 17 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Fuente: Kersten Knipp.

Write comment (0 Comments)
Dos meses después de haber puesto fin oficialmente al conflicto que los enfrentaba desde hace casi 20 años, Eritrea y Etiopía firmaron un histórico Acuerdo de Paz que permitirá normalizar sus relaciones como países vecinos. La ceremonia se realizó en la ciudad de Yeda (Arabia Saudita) ante la presencia del rey de ese país, Salman bin Abdelaziz y el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Dos meses después de haber puesto fin oficialmente al conflicto que los enfrentaba desde hace casi 20 años, Eritrea y Etiopía firmaron un histórico Acuerdo de Paz que permitirá normalizar sus relaciones como países vecinos. La ceremonia se realizó en la ciudad de Yeda (Arabia Saudita) ante la presencia del rey de ese país, Salman bin Abdelaziz y el Secretario General de la ONU, António Guterres.

El Primer Ministro de Etiopía, Abiy Ahmed y el Presidente de Eritrea, Isaías Afwerki, signaron el documento en un acto donde no hubo discursos. Ambos países africanos se enfrentaron en un conflicto con decenas de miles de muertos entre 1998 y 2000, pero desde que Ahmed asumió el mando en Etiopía, se han producido acercamientos que buscaban poner fin a las diferencias.

Las reuniones y encuentros entre líderes de ambos países llevaron a que se pusiera fin al "estado de guerra”, que seguía imperando tras el final del conflicto, y a que el pasado martes 11 de septiembre, Etiopía y Eritrea volvieron a abrir su frontera después de 20 años. Además, desde el 9 de julio están restablecidos el tráfico aéreo, las relaciones diplomáticas y las conexiones telefónicas.

Estrechos lazos

Tras la firma del acuerdo, el monarca saudita impuso a los mandatarios el Gran Collar del rey Abdelaziz, la condecoración más importante que concede el país, ante el aplauso de las decenas de presentes en la sala. "El acuerdo de paz da como resultado la restauración de las relaciones entre los países, sobre la base de sus estrechos vínculos geográficos, históricos y culturales”, dijo el gobierno saudita a través de un comunicado.

Eritrea perteneció hasta su independencia en 1993 a Etiopía. Cinco años después estalló un conflicto fronterizo entre los dos países que costó la vida a decenas de miles de personas. Etiopía tiene unos 100 millones de habitantes. Los disturbios que hay en algunas partes del país han obligado a huir a un millón de personas en 2018. Pese a su rápido crecimiento económico, es considerado uno de los estados más pobres del mundo, al igual que Eritrea, que cuenta con una población de unos cinco millones de habitantes.

Yeda, 17 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

 

Write comment (0 Comments)
Hace un cuarto de siglo, israelíes y palestinos firmaron los Acuerdos de Oslo para la Paz en Cercano Oriente. Los noruegos recuerdan su éxito mediador, aunque el país escandinavo sabía que no podía ser del todo neutral.

Hace un cuarto de siglo, israelíes y palestinos firmaron los Acuerdos de Oslo para la Paz en Cercano Oriente. Los noruegos recuerdan su éxito mediador, aunque el país escandinavo sabía que no podía ser del todo neutral.

"El ambiente era relajado y bueno”, dice Jan Egeland sobre las conversaciones de paz entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) celebradas en Oslo en 1993. Egeland ha sido testigo de numerosos diálogos de crisis y ha visitado a menudo países en conflicto. Incluso una banda de pop noruego llamada Ylvis le ha dedicado una canción en la que el diplomático queda descrito como "Peacekeeping-Maschine”.

Egeland recuerda muy bien la primera gran tarea que se le encomendó como representante del Ministro de Exteriores de Noruega. Su labor consistía era hacer posibles los diálogos entre bastidores entre representantes del Gobierno israelí y de la OLP en Oslo. "Ambas partes habían hablado directamente entre ellas. En ambos equipos había gente muy buena”, recuerda Egeland.

Como jefes negociadores del lado israelí estaban el entonces primer ministro Isaac Rabin y el diplomático Uri Savir. Del lado palestino, además del entonces presidente palestino, Yasir Arafat, considerado por Israel como terrorista, estaba Ahmed Kureia.

Egeland asegura que tanto él como los otros miembros del equipo mediador trataron a ambas partes con la misma consideración: "Los recogimos del aeropuerto en autos similares, los sentamos en las mismas mesas y recibieron la misma atención”, dice el diplomático noruego, que hoy dirige el Consejo Noruego de Refugiados y es coordinador especial de la ONU para Siria. "Poco a poco vimos que los esfuerzos por acercar a las partes enemigas empezaban a dar frutos”, dice.

Tras nueves meses y numerosas conversaciones, llegó el momento: los representantes de ambas partes se pusieron de acuerdo para emitir una declaración básica conjunta que allanaba el camino para la creación de una Autoridad autonómica Palestina y para el reconocimiento mutuo de Israel y la OLP. Así nacieron los Acuerdos de Oslo.

El 13 de septiembre de 1993, Isaac Rabin y Yasir Arafat estrecharon sus manos frente a la Casa Blanca. El entonces Ministro de Exteriores Noruego, Johan Jørgen Holst, también estaba allí para presenciar este gesto histórico de reconciliación. Bill Clinton, entonces presidente de Estados Unidos, agradeció en su discurso al país escandinavo por su apoyo. 25 años después, aquella escena parece sacada de una película de ciencia ficción, ya que ambas partes se encuentran más lejos que nunca de la paz.

Noruega en mitad del conflicto

Noruega no llegó por casualidad al proceso de paz en Cercano Oriente. Su mediación fue consecuencia de los intensos contactos del país escandinavo. "Desde hacía tiempo teníamos buenas relaciones a todos los niveles con Israel, pero también con la OLP”, relata Egeland. "Desde siempre había habido una estrecha relación entre el partido de los trabajadores israelí y el noruego. Y, tras el fin de la Guerra Fría, nos propusimos impulsar medidas para fomentar la confianza entre israelíes y palestinos”. Para Noruega, comprometerse en el conflicto en Cercano Oriente era una consecuencia lógica.

Pero fue la OLP la parte que en primer lugar se dirigió al país escandinavo. Arafat tenía en la mira a Noruega ya desde 1979 como posible país mediador por su estrecha relación con Israel. "En aquel entonces, Estados Unidos había pedido a Noruega suministrar petróleo a Israel, porque Irán, en el marco de su revolución islamista, había cesado el suministro”, dice Hilde Waage, historiadora de la Universidad de Oslo. "Pero el Gobierno noruego no quiso atender esta petición hasta no haber informado a la OLP”.

La razón es que Noruega había enviado en 1978 un millar de soldados a la misión de observación UNIFIL en el Líbano. Allí había una guerra civil en la que luchaban combatientes de la OLP. Noruega temía que sus soldados pudieran ser atacados, por lo que Oslo quiso informar a la OLP del suministro de petróleo a Israel. "Arafat no tenía problema alguno con ese tema”, relata Waage. "Al contrario, aprovechó la ocasión para pedir a Noruega que abriera un canal de diálogo con Israel. Así pues, Arafat utilizó a un amigo de Israel para poder negociar sobre un Estado palestino”.

 

Noruega tiene una larga tradición en el ámbito de la ayuda humanitaria y se sintió impelido a implicarse en el fin del conflicto. Además, su credibilidad estaba reforzada por un pasado libre de colonialismo y su independencia económica.

Pero durante una década entera no sucedió nada en el proceso de paz en Cercano Oriente. "Israel se negaba a dialogar con la OLP”, recuerda Jan Egeland. "Fue en 1992 cuando el Partido israelí de los Trabajadores llegó al Gobierno, cuando Israel se abrió a nuestra diplomacia.”

Hilde Waage recuerda que la primera Intifada acababa de quedar atrás, Arafat apostó por el caballo equivocado (Saddam Hussein) en la guerra entre Irak y Kuwait de 1990-91, por lo que perdió el apoyo de Kuwait y estaba metido en un buen embrollo financiero. "Arafat y la OLP se encontraban en una posición débil en aquel momento”, dice Waage. "Israel lo sabía, como también sabía que Arafat estaría dispuesto a hacer concesiones. Sencillamente, Israel era la parte más fuerte, mientras que la OLP estaba sometida a presión. Quería volver a la escena para luchar por un Estado palestino”.

La historiadora se planteó la cuestión de cuánto margen de maniobra para la negociación podía existir con una diferencia tal de fortaleza entre las partes. Llegó a la conclusión de que el margen era escaso. "Noruega era consciente de ello y ha admitido que sabía que los diálogos debían discurrir a favor de Israel, porque si no,  no se hubiera llegado a ningún acuerdo”, dice Waage. Egeland califica el papel de Noruega como el de "mediador cauto” y considera que los Acuerdos de Oslo cimentaron la asimetría de la relación de poderes entre ambas partes.

Sin embargo, Waage está convencida de que la voluntad de Noruega era buena y que el país se identificó con su papel de "tender puentes”. "El país creyó que se podía lograr paso a paso la paz”. Egeland dice al respecto: "¿Es peor haber logrado los Acuerdos de Oslo que no haber llegado a ningún acuerdo? Entonces solíamos decir que una paz con defectos es mejor que una guerra perfecta”

Oslo, lugar de paz

Israelíes y palestinos no han logrado vivir en paz, pero Noruega ha cosechado notoriedad internacional por su papel mediador. En Broadway se representa una obra de teatro titulada "Oslo” en homenaje al papel mediador noruego en los históricos diálogos de paz. No en vano se entrega el Premio Nobel de la Paz en la capital de Noruega: tras el punto de inflexión diplomático en Cercano Oriente que tuvo lugar en 1993, Oslo fue considerada, al menos durante un tiempo, como capital de la paz.

Oslo, 15 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Autora: Historiadora Diana Hodali (MS/ERS)

Write comment (0 Comments)
El Centro será el primero en su tipo a nivel mundial que se dedicará única y exclusivamente al análisis y generación de estadísticas con perspectiva de género.

El primer Centro Global de Excelencia en Estadísticas de Género será el primero en su tipo a nivel mundial que se dedicará única y exclusivamente al análisis y generación de estadísticas con perspectiva de género.

Así lo anunciaron ONU Mujeres México y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), quienes reafirman con este proyecto su liderazgo a nivel global en la generación de estadísticas con perspectiva de género.

“Este centro va a intentar recopilar las buenas prácticas en el mundo para poder mejorar las estadísticas de género y visualizar dónde están las mujeres y las niñas, para poder desarrollar políticas públicas y relevar excelencia para el desarrollo de esas políticas públicas”. Aseguró María Noel Vaeza, Directora de la División de Programas de ONU-Mujeres. 

Por su parte Julio Santaella, Presidente del INEGI, adelantó que la institución que él preside será garante del espacio físico donde se encontrarán las oficinas del CEEG, el instituto también brindó un capital semilla al proyecto, mismo que irá incrementándose hasta alcanzar un millón de dólares, aseguró el funcionario.

“Con este proyecto materializamos la cooperación entre ONU Mujeres y el INEGI, aprovechando que la ONU puede facilitarnos la detección de necesidades y esto puede complementarse con la experiencia que tenemos nosotros en estadística, nosotros firmamos un convenio desde el año pasado y poco a poco hemos venido apegando a lo convenido”, agregó Santaella.  

México, D.F. 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).

El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).

El Comité Ejecutivo Nacional del PT decidió que Haddad sea su candidato presidencial en la elección del 7 de octubre, dijo Fernando Pimentel, miembro del comité del partido y Gobernador del estado de Minas Gerais.

Lula, el primer presidente de clase trabajadora de Brasil y por lejos el político más popular del país a pesar de enfrentar varios juicios por corrupción, esperaba que fuera aceptada una apelación que buscaba extender un plazo dado al partido hasta el martes para decidir su candidato.

Pero el exmandatario finalmente decidió que era hora de pasarle el bastón a Haddad en el plazo establecido y no correr el riesgo de que el tribunal electoral excluya al partido de la papeleta electoral.

Lula, quien tras las rejas mueve los hilos del partido que fundó y determina su estrategia de cara a la elección presidencial, ha mantenido viva su candidatura el mayor tiempo posible esperando transferir la mayor cantidad de votos a Haddad, un exalcalde de Sao Paulo que no es muy conocido en muchas partes de Brasil.

Una encuesta de Datafolha mostró que la transferencia de votos ya comenzó. Si bien Haddad sigue estancado en un nivel de apoyo de un solo dígito, su respaldo aumentó del 4 al 9%, el mayor avance entre los 13 candidatos que se postulan a la presidencia.

La misma encuesta también mostró un fortalecimiento del apoyo a Ciro Gomes, otro político izquierdista que fue gobernador y ministro de Finanzas. La intención de voto aumentó del 10 al 13%.

Los candidatos favoritos del mercado, que dicen que continuarán con las reformas económicas del Presidente Michel Temer, tuvieron pocos avances en las encuestas.

La encuesta de Datafolha mostró que el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro aumentó en 2 puntos porcentuales al 24%, menos de lo que muchos esperaban después de que sobrevivió la semana pasada a un ataque con cuchillo que lo dejó en estado grave: "En pocas palabras: Bolsonaro parece tener asegurado un lugar en el balotaje", dijo en una nota Juliano Ferreira, estratega de la correduría BGC Liquidez. "Una vez allí, sus posibilidades de perder se ven más fuertes, sea quien sea su rival".

Uno de los funcionarios del partido dijo que la carta de Lula en la que consagra a Haddad como candidato a la presidencia será leída a los partidarios que han acampado frente al edificio de la policía durante cinco meses para protestar por su encarcelamiento, que consideran parte de un plan para evitar que el exmandatario regrese al poder.

Lula, que fue presidente entre 2003 y 2010, no puede ser candidato bajo la ley brasileña "Ficha Limpia", que prohíbe postular a cualquier cargo público a las personas que tienen condenas que han sido confirmadas tras una apelación.

Curitiba, 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El Parlamento Europeo inició proceso sancionatorio contra Hungría por atentar contra los valores fundamentales de la Unión Europea (UE), al aprobar informe crítico sobre el líder ultranacionalista Viktor Orban

El Parlamento Europeo inició proceso sancionatorio contra Hungría por atentar contra los valores fundamentales de la Unión Europea (UE), al aprobar informe crítico sobre el líder ultranacionalista Viktor Orban

La Carta de la Unión contempla sanciones para el Estado miembro concernido, incluida la pérdida del derecho de voto en el Consejo de la UE. Durante los últimos años, la negativa del Gobierno húngaro a acoger refugiados, las trabas a la libertad de prensa, y la aprobación de las leyes sobre universidades que obstaculiza a la Universidad Centroeuropea de George Soros y sobre el control de las ONG han generado el rechazo de Bruselas.

La moción que pone en marcha el procedimiento sancionador fue aprobada por 448 votos a favor, 197 en contra y 48 abstenciones, suficiente para alcanzar la necesaria mayoría de dos tercios. Ahora tiene que ocuparse del caso el Consejo Europeo, integrado por los jefes de Estado o de Gobierno de los 28 países miembros de la UE.

¿Suspensión del derecho a voto?

Es la primera vez que el Parlamento Europeo ha invocado el Artículo VII, que, en los casos más graves, permite la suspensión de los derechos de voto del país si existe una "violación grave y persistente" de los valores de la Unión por parte de un estado de la UE.

Sin embargo, para que la UE suspenda efectivamente los derechos de voto de un país miembro existen importantes obstáculos. Después de Polonia, Hungría es el segundo país miembro contra el cual se ha abierto un procedimiento sancionador. La votación se basó en un duro informe de la eurodiputada verde holandesa Judith Sargentini, encargado por el Parlamento Europeo, en el que se enumeran varios hechos que suponen un "claro riesgo de violación" de valores europeos en Hungría.

Orban "silencia medios independientes y destituye a jueces independientes"

Sargentini acusó al Gobierno húngaro de silenciar medios independientes, destituir a jueces independientes, reprimir a organizaciones no gubernamentales y alentar la corrupción.

Citando los resultados de investigaciones realizadas por instituciones como las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa, la eurodiputada concluyó que en Hungría existe una "amenaza sistémica a la democracia, el Estado de derecho y los derechos fundamentales".

El informe también critica el debilitamiento de los sistemas constitucional y judicial en Hungría, conflictos de intereses y violaciones de los derechos de minorías étnicas y refugiados. El Gobierno húngaro ya había rechazado tajantemente las acusaciones Orban dijo el martes en un discurso en la Eurocámara que el informe contiene numerosos errores fácticos. El primer ministro descalificó de antemano el procedimiento sancionador al considerar que este condena a su pueblo por su negativa a convertir Hungría en un país de inmigrantes.

Bruselas, 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
La nueva Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, dijo que ese organismo ha seguido recibiendo, desde el pasado junio, informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

La nueva Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, dijo que ese organismo ha seguido recibiendo, desde el pasado junio, informaciones sobre casos de muertes relacionadas con la malnutrición y enfermedades que se pueden prevenir en Venezuela.

En su primer discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la nueva alta comisionada expresó que en el mismo periodo continuaron las denuncias de detenciones arbitrarias, maltratos y restricciones a la libertad de expresión en ese país.

"El gobierno no ha mostrado apertura para una rendición de cuentas genuina", sostuvo, en referencia a las violaciones de los DD.HH. que documentó la ONU durante las protestas masivas de 2017.

Bachelet, quien asumió el puesto de alta comisionada la semana pasada, indicó que el éxodo de venezolanos demuestra la importancia de proteger los DD.HH.  en toda circunstancia y, en este caso particular, de ayudar a los países que los están recibiendo.

"Falta de alimentos y medicinas"

Bachelet cifró en 2,3 millones el número de personas que han huido del país hasta el pasado 1 de julio, lo que equivale al 7 % de la población total. Las razones, expuso, han sido "la falta de alimentos y de acceso a medicinas esenciales y a atención médica", así como "la inseguridad y la persecución política".

Mencionó la alta funcionaria de ONU que este movimiento no está decayendo, sino que por el contrario se está "acelerando", con 800 venezolanos que están entrando a diario a Brasil.

Asimismo, señaló que 4.000 venezolanos llegaron a Ecuador cada día en la primera semana de agosto, y que hubo 50.000 llegados a Colombia en un periodo de tres semanas en julio.

Crisis y violaciones de DD.HH. en Nicaragua

 

Bachelet, afirmó, además, que el número de personas que están huyendo de Nicaragua está aumentando de forma "exponencial" como consecuencia de la crisis en este país.

Al inaugurar la última sesión ordinaria del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Bachelet pidió a este órgano que refuerce su vigilancia sobre el país centroamericano.

"Entre tanto, nosotros seguiremos documentando las violaciones de los DD.HH.  en Nicaragua", aseguró.

Ello a pesar de la decisión de la semana pasada del Gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de expulsar a un equipo de observadores de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU que investigaba y documentaba las violaciones de los DD.HH. en este país, en el contexto de la represión de las protestas ciudadanas.

La entidad que dirige Bachelet tiene experiencia en documentar abusos en situaciones de crisis y conflicto en países donde los gobiernos le impiden el acceso.

Para ello despliega a sus expertos en países vecinos donde pueden recoger información directa entre las víctimas que han logrado huir, recoge testimonios a distancia y recolecta pruebas audiovisuales, entre otras estrategias que permiten ofrecer una descripción creíble de la situación.

La expulsión del equipo de la ONU se produjo tras la publicación, hace dos semanas, de un informe en el que denunciaba el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, así como arrestos arbitrarios y maltratos, con situaciones que llegaban a la tortura y violencia sexual en centros de detención.

Asimismo, se denunció la violación de la libertad de expresión y reunión, así como la criminalización de los defensores de los DD.HH., periodistas y manifestantes contra el Gobierno.

La crisis de Nicaragua ha provocado la muerte de unas 400 personas y dejado al menos heridas a 2.000, mencionó Bachelet.

Ginebra, 10 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)
El tercer país más grande de la zona euro es gobernado desde junio por populistas y ultraderechistas. El cambio prometido sigue siendo eso: una promesa, salvo en temas migratorios.

El tercer país más grande de la zona euro es gobernado desde junio por populistas y ultraderechistas. El cambio prometido sigue siendo eso: una promesa, salvo en temas migratorios.

En Italia, la alianza de Gobierno formada por el Movimiento 5 Estrellas y los radicales de derecha de la Liga Norte es conocida como la coalición verde-amarilla.

El diario La Repubblica califica los 100 primeros días del Ejecutivo como "modestos”. "Las promesas de campañas siguen siendo anuncios", tituló el periódico. Luigi di Maio, jefe del Movimiento 5 Estrellas, es ministro de Crecimiento Económico y Trabajo. Matteo Salvini, líder de la Liga, es titular del Interior.

Fuera de Italia, Salvini es conocido básicamente por el rudo cambio que hizo en política migratoria. Fue él quien ordenó el cierre de los puertos a las organizaciones privadas de rescate que salvan a quienes naufragan en el Mediterráneo, e incluso rechazó que un barco de la Guardia Costera italiana, el "Diciotti", pudiera atracar. Cuando, tras numerosas críticas, finalmente el barco pudo llegar a Sicilia, dio la orden de que los inmigrantes no descendieran.

Presión migratoria

Su meta es que "ningún migrante más" ingrese a Italia, como dijo el domingo 2 de septiembre. La Unión Europea se ha mostrado molesta con el curso que está tomando el Gobierno italiano. El chantaje no es un método político que se use en la UE, dijo el portavoz de la Comisión Europea.

A Matteo Salvini no le importó. Él se presenta como un político "de hechos más que de palabras" y forja nuevas alianzas con Hungría y Austria, donde los gobiernos también se oponen a la inmigración.

En su entrevista Salvini también tuvo palabras de aprobación hacia Alemania, que ha insistido en la necesidad de redistribuir en los otros Estados de la UE a los inmigrantes llegados a Italia. A mediados de julio, Salvini acordó con el ministro del Interior germano, Horst Seehofer (CSU), un nuevo "pacto" para defender de la inmigración a las fronteras externas de la UE.

No tan independiente

En Italia, en tanto, Luigi de Maio busca ganar apoyos internos con su propia agenda. Por ejemplo, anunció el retiro de las reformas que el Gobierno anterior, socialdemócrata, había impuesto. También quiere reforzar la protección de los trabajadores en caso de despido. Y el número de contratos de corta duración debería reducirse.

Todas las otras promesas, como un ingreso mínimo para los italianos pobres, una reforma fiscal drástica, una reforma a las pensiones y el retiro del anunciado aumento del IVA deberían estar incluidas en la Ley de Presupuesto de 2019 que la coalición presentará a fines de septiembre.

La agencia de noticias Bloomberg afirma que, para costear las promesas, el Gobierno requerirá de 100 mil millones de euros adicionales. La Ley de Presupuesto mostrará cómo se conseguirán esos fondos, dijo Salvini y declaró que su país es independiente de los mercados financieros, algo que en realidad no es tan así.

Para financiar su deuda pública, que asciende al 130% del PIB italiano, el país depende de bancos e instituciones privadas. El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi di Maio, dijo que si es necesario no se cumplirá con los criterios de déficit de la UE, y los mercados financieros reaccionaron a esta declaración con un aumento en el precio de la deuda italiana. Luego Matteo Salvini matizó diciendo que no era necesario hacer todo a la vez, y eso relajó a los mercados.

¿Y dónde está el jefe de Gobierno?

El diario La Repubblica calificó de "avalancha de anuncios" los primeros 100 días, anuncios que ahora deben ser procesados. A esto se sumó el colapso del puente en Génova. Esta catástrofe y el fracaso del Gobierno en la supervisión de la infraestructura, han generado un intenso debate sobre si las autopistas privatizadas deben volver a manos del Estado, y cuáles serían los costos de ello.

El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, que no tiene partido y se ve a sí mismo como el "abogado de todos los italianos", se mantiene en segundo plano. El trabajo va bien, el Gobierno es un buen equipo, dijo Conte en una entrevista a Huffington Post con motivo de los 100 primeros días. "Nosotros no pertenecemos al viejo sistema", aseguró.

Conte fue confrontado en Bruselas especialmente por su exigencia de parar el flujo migratorio hacia Italia. En una cumbre realizada en junio, el académico estuvo de acuerdo con el anuncio de la creación de centros de migración en el Mediterráneo y en el norte de África, aunque hasta ahora no ha ocurrido nada concreto. Sin embargo, a instancias de Italia, la UE detuvo las operaciones de rescate ante las costas de Libia y entregó esa tarea al gobierno libio, que apenas controla una parte del país. Organizaciones de ayuda y la Agencia de la ONU para los Refugiados criticaron esta forma de enfrentar el problema.

"No tienen idea"

El veredicto que entrega el analista Maurizio Ferrara, de la Universidad de Milán, sobre los primeros 100 días, es descorazonador. "No tenían idea de cómo gobernar, y llegaron a trabajar sin tener la más mínima preparación. Estos meses han pasado básicamente como una continuación de la campaña", dijo Ferrara. El Ejecutivo en Roma se ve como uno de cambios, uno que prometió revoluciones. A fines de septiembre, cuando se entregue el presupuesto de 2019, se verá qué de todo esto se hace realidad.

Roma, 10 de septiembre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Write comment (0 Comments)
La nueva ronda de conversaciones sobre el Cambio Climático en Bangkok, Tailandia, concluyeron este domingo con un progreso dispar en la mayoría de los puntos de negociación que han de trazar las directrices sobre cómo aplicar el Acuerdo de París. Estas normas son básicas para el progreso de la acción climática en todo el mundo de una manera transparente, destaco la UNFCCC.

La nueva ronda de conversaciones sobre el Cambio Climático en Bangkok, Tailandia, concluyó con un progreso dispar en la mayoría de los puntos de negociación que han de trazar las directrices sobre cómo aplicar el Acuerdo de París. Estas normas son básicas para el progreso de la acción climática en todo el mundo de una manera transparente, destaco la UNFCCC.

La negociación de estas pautas empezó el año 2016 y se aspira a adoptarlas en la conferencia anual sobre el cambio climático, la COP24, que se celebrará este diciembre en la ciudad polaca de Katowice.

La Secretaria Ejecutiva de la UNFCCC, Patricia Espinosa, destacó la disparidad de los avances en las negociaciones entre países y subrayó “la urgente necesidad de continuar trabajando en las próximas semanas", añadió.

Entre las disposiciones que los países están tratando de acordar se encuentra el incremento de medidas para mitigar los efectos del cambio climático, aumentar el apoyo a las iniciativas de los países en desarrollo a través de la financiación, la cooperación tecnológica y el apoyo a la formación.

Espinosa destacó que es “crucial” aplicar medidas “ambiciosas y transparentes” para alcanzar el Acuerdo de París que busca combatir limitar el incremento de las temperatura mundial por debajo de los 2 ºC y, a ser posible, reducir el aumento a 1,5 ºC.

Las delegaciones gubernamentales siguen buscando la manera de acotar las contribuciones y responsabilidades de los países desarrollados y en desarrollo “en función de sus respectivas circunstancias nacionales“, destacó la Convención Marco.

Los puntos debate más polémicos fueron los relacionados con la transparencia, el modo y la periodicidad con la que los países han de comunicar sus medidas, o cómo lograr la total claridad en relación al financiamiento climático tanto a corto como largo plazo.

“El Acuerdo de París está construido sobre un delicado equilibrio entre todos los países. Hemos de reconocer que cada país tiene realidades nacionales diferentes. Tienen diferentes niveles de desarrollo económico y social que conducen a diferentes situaciones domésticas”, dijo Espinosa.

Las negociaciones tienen lugar en un momento en que el mundo ha presenciado fenómenos meteorológicos extremos como inundaciones o sequías que han provocado fallecimientos, pérdida de infraestructuras y medios de subsistencia tanto en países desarrollados como en desarrollo.

Bangkok, 10 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Fuente: ONU.

Write comment (0 Comments)
El Gobierno de Jimmy Morales anunció que no se permitirá el ingreso al país del titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez (foto principal), e incluso ordenó a las aerolíneas impedir que el abogado colombiano embarque en vuelos que se dirijan a Guatemala. Esta situación ha provocado malestar en Naciones Unidas, que reaccionó por medio de su secretario general.

El Gobierno de Jimmy Morales anunció que no se permitirá el ingreso al país del titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez (foto principal), e incluso ordenó a las aerolíneas impedir que el abogado colombiano embarque en vuelos que se dirijan a Guatemala. Esta situación ha provocado malestar en Naciones Unidas, que reaccionó por medio de su secretario general. 

A través de un comunicado, el portugués António Gurterres expresó este su "profunda preocupación” por lo ocurrido. "La Cicig y su titular desempeñan un papel fundamental en la lucha contra la impunidad en Guatemala. 

Guterres "ha pedido” específicamente a Velásquez que siga adelante con su trabajo como jefe de la comisión creada en 2007 por la ONU y el gobierno guatemalteco desde "fuera de Guatemala” hasta que haya una "mayor claridad” en torno a lo sucedido. "El secretario general anima al Gobierno de Guatemala a continuar buscando una solución mediante el diálogo", expresa en un comunicado. 

Numerosas reacciones

La CICIG, desde su creación, ha destapado una serie de escándalos de corrupción, entre ellos uno que llevó a la captura del expresidente Otto Pérez (2012-2015). Actualmente el Ministerio Público y la CICIG se encuentran en medio de investigaciones que salpican al hijo y hermano del Presidente Jimmy Morales y a su partido. Las indagaciones han llevado a la CICIG a pedir el desafuero del mandatario, sobre quien pesan sospechas también.

En medio de todo esto, el Gobierno de Morales decidió no renovar el mandato de la CICIG, que vence en septiembre de 2019, y además impidió el ingreso al país de Velásquez por considerarlo un peligro para la seguridad pública.

Lo ocurrido ha desatado una tormenta política en el país, donde la Convergencia por los DD.HH, que aglutina a una decena de organizaciones, acusó al Gobierno de violar el orden constitucional.

También el Frente Ciudadano Contra la Corrupción, integrado por empresarios, sociedad civil, autoridades indígenas, legisladores y políticos, aseguró que Morales está llevando su administración "al margen de la ley”, mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su "profunda preocupación" por el rumbo que han tomado los hechos, al tiempo que la Premio Nobel Rigoberta Menchú llamó a los guatemaltecos a "no dejar vulnerar el orden constitucional”.

Nueva York, 6 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Write comment (0 Comments)