Los familiares directos que no convivan con los menores de 12 años podrán beneficiarse del llamado 'bono niñera' aprobado por el Gobierno con motivo de la pandemia.

Los familiares directos que no convivan con los menores de 12 años podrán beneficiarse del llamado 'bono niñera' aprobado por el Gobierno con motivo de la pandemia.

Ejercer de abuela o de tía en Italia al cuidar a un nieto o a un sobrino menor de 12 años va a estar recompensado con hasta 1.200 euros. El llamado 'bono niñera', puesto en marcha por el Gobierno de Roma para que las familias puedan contratar a cuidadores que se hagan cargo de los pequeños tras el cierre de los colegios debido a la pandemia, también podrá ser utilizado con los familiares directos, siempre eso sí que no convivan en la misma casa con los críos.

El organismo estatal que gestiona los servicios de la seguridad social en Italia (Inps) aclaró recientemente que los abuelos y los tíos podrían beneficiarse de esta ayuda por un máximo de 1.200 euros (960 tras el pago de impuestos) hasta el 31 de julio. También se pueden contabilizar los servicios de cuidado de los niños realizados de forma retroactiva a partir del 5 de marzo, cuando entró en vigor el cierre de todos los centros educativos en el país.

La apertura a que los abuelos puedan beneficiarse de esta ayuda supone un significativo reconocimiento estatal a la contribución que hacen en la crianza de las familias. No hay más que ver quiénes se encargan de llevar y de recoger a los niños de los colegios o de acompañarlos a los parques para confirmar el papel que juegan: son uno de los pilares de la sociedad. Según los datos del Instituto oficial de estadística italiano (Istat), cuando los dos padres trabajan, en el 60,4% de los casos son los abuelos, y principalmente las abuelas, las que se encargan del cuidado de los hijos. El porcentaje sube al 61,3% cuando el niño tiene entre 3 y 5 años de edad.

El 'bono niñera' se puede pedir en alternativa al permiso parental especial de 30 días aprobado por el Gobierno para que uno de los dos padres se haga cargo de los niños debido a la pandemia. También está previsto que los 1.200 euros puedan gastarse, de forma total o parcial, para pagar campamentos de verano para los niños, que vuelven a estar permitidos desde el 15 de junio.

El acceso de un abuelo, un tío o incluso un amigo al 'bono niñera' no implican el establecimiento de una relación de trabajo y puede dar lugar a la picaresca. Basta con que uno de los padres y con que el cuidador se dé alta ante el Inps para embolsarse el dinero. Es por ello que la asociación Assindatcolf, que representa a las familias que contratan niñeras, ha pedido una estrategia diversa para responder a este problema y que tenga además en cuenta que sólo el 40% de los alrededor de dos millones de empleados domésticos tienen un contrato. En este sector son mayoría las extranjeras.

El Gobierno puso en marcha el pasado mes de mayo un proceso extraordinario para regularizar temporalmente a los inmigrantes que se encuentran en situación ilegal trabajando en la agricultura, la ganadería y el servicio doméstico. Se esperaba que unas 200.000 personas se beneficiaran de esta medida, pero el alto coste del proceso y las reticencias de los empleadores ha hecho que, hasta el 15 de junio, sólo se presentaran 32.000 solicitudes de regularización, la gran mayoría (91%) relativas a servicios del hogar.

Roma 29 de junio de 2020

Darío  Menor. HOY.

Comments powered by CComment