Una comisión dirigida por la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) y compuesta por una veintena de Premios Nobel, juristas e intelectuales presentó la Declaración Internacional de Información y Democracia.
Foto: Crónica Viva.

Una comisión dirigida por la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) y compuesta por una veintena de Premios Nobel, juristas e intelectuales presentó la Declaración Internacional de Información y Democracia.

El pacto, cuyo lanzamiento coincide con el 70º aniversario de la Declaración Universal de DD.HH., quiere que se reconozca que “el espacio global de la comunicación y la información es un bien común de la humanidad” que requiere garantías democráticas.

“La consagración de un 'Derecho a la Información' entendido como el derecho a una información fiable es una innovación que supone que los seres humanos son titulares de un derecho fundamental que les permite reivindicar la recepción de informaciones, recogidas, tratadas y difundidas de manera libre”, dice RSF en un comunicado.

La comisión -presidida por el Secretario General de RSF, Christophe Deloire y la Nobel de la Paz iraní Shirin Ebadi, y compuesta por otros Nobel como el hispano-peruano Mario Vargas Llosa, el estadounidense Joseph Stiglitz o el indio Amartya Sen- defiende que la “Libertad de Expresión” debe tener “excepciones limitadas”.

De acuerdo con su análisis, las entidades que crean la tecnología y las normas para el espacio informativo se sirven del concepto de “Libertad de Expresión” para justificar su irresponsabilidad, por eso se les solicita que garanticen el respeto de una neutralidad política, ideológica y religiosa, así como el pluralismo y una información fiable.

La comisión reclama, además, la creación de un grupo internacional de expertos, dirigido y financiado de forma que se garantice su independencia de empresas y gobiernos, con la misión de investigar las prácticas y las incidencias de estas instituciones en los medios.

“El espacio global de la comunicación y la información (...) debe ser protegido como tal para favorecer el ejercicio de la libertad de expresión y de opinión respetando los principios de pluralismo, libertad, dignidad y tolerancia, así como el ideal de la razón y del conocimiento”, argumenta.

El colectivo insta a los dirigentes de todos los continentes a que se comprometan “de manera firme” con la Declaración durante el Fórum de la Paz, que se celebra el próximo 11 de noviembre en París con motivo del centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial.

Los autores del texto consideran que “las libertades, la concordia civil y la paz” están ahora amenazadas por el “control político de la prensa y los medios, la desinformación masiva en internet”, la frágil situación económica del sector y la violencia contra los periodistas.

París, 9 de noviembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

 

Comments powered by CComment