Brasil estrenará el Congreso más fragmentado de su historia

El Congreso de Brasil, conformado por la Cámara de los Diputados y el Senado, va a estar más fraccionado el próximo año, cuando los parlamentarios electos tomen sus curules.
Foto: Wikipedia.

El Congreso de Brasil, conformado por la Cámara de los Diputados y el Senado, va a estar más fraccionado el próximo año, cuando los parlamentarios electos tomen sus curules.

De acuerdo con el Tribunal Superior Electoral (TSE), en la cámara baja, el número de partidos con diputados electos pasó de 25 a 30, en la actual legislatura, a partir de 2019.

El Partido de los Trabajadores (PT) tuvo el mayor número de diputados electos, no obstante, la bancada cayó de 61 a 56 parlamentarios. Luego se encuentra el Partido Social Liberal (PSL), cuyo crecimiento acompaña la votación del candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, habiendo pasado de ocho a 52 diputados electos.

El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y el Movimiento Democrático Brasileño (MDB) fueron las formaciones que perdieron más representantes en la cámara baja, ya que las bancadas pasaron de 49 a 29 y de 51 a 33 diputados, respectivamente.

En el Senado, el número de partidos con representación parlamentar pasó de 16 a 21, con la elección de nuevos senadores del Partido Social Liberal (PSL), Partido Republicano del Orden Social (Pros), Solidaridad, Partido Republicano Progresista (PRP) y del Partido Humanista de la Solidaridad (PHS), hasta ahora sin representación en la cámara alta del Congreso brasileño.

La mayor bancada del Senado va a continuar siendo el MDB, pero el número de representantes de este partido tuvo una reducción significativa. Hasta el final de la actual legislatura, el MDB tendrá 18 asientos, pero el próximo año pasará a tener solo 11 senadores. La segunda mayor bancada es, después de las elecciones de este domingo, la del PSDB, aunque pasó de 12 a ocho senadores. La mayor pérdida, sin embargo, fue registrada por el PT, que tenía 12 senadores y se quedará con apenas seis en 2019.

La expresidenta Dilma Rousseff y el candidato Eduardo Suplicy, ambos miembros del PT y que lideraban los sondeos de intención de voto, fueron derrotados y no conseguirán un curul en el Senado. Asimismo, Romero Jucá, Eunício Oliveira y Edson Lobão, aliados del MDB del gobierno del presidente Michel Temer, no consiguieron ser reelectos.

Ojalá que esta fragmentación logre integrar criterios de pluralidad.

Brasilia, 11 de octubre de 2018.-

Por Redacción Ecos Internacional.

Comments powered by CComment