Lula da Silva tiró la toalla

El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).
Foto: Folha.

El encarcelado exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se retiró este martes de la carrera por la Presidencia de Brasil para que su compañero de fórmula, Fernando Haddad, pueda postular en las elecciones del próximo mes, dijo un alto funcionario del Partido de los Trabajadores (PT).

El Comité Ejecutivo Nacional del PT decidió que Haddad sea su candidato presidencial en la elección del 7 de octubre, dijo Fernando Pimentel, miembro del comité del partido y Gobernador del estado de Minas Gerais.

Lula, el primer presidente de clase trabajadora de Brasil y por lejos el político más popular del país a pesar de enfrentar varios juicios por corrupción, esperaba que fuera aceptada una apelación que buscaba extender un plazo dado al partido hasta el martes para decidir su candidato.

Pero el exmandatario finalmente decidió que era hora de pasarle el bastón a Haddad en el plazo establecido y no correr el riesgo de que el tribunal electoral excluya al partido de la papeleta electoral.

Lula, quien tras las rejas mueve los hilos del partido que fundó y determina su estrategia de cara a la elección presidencial, ha mantenido viva su candidatura el mayor tiempo posible esperando transferir la mayor cantidad de votos a Haddad, un exalcalde de Sao Paulo que no es muy conocido en muchas partes de Brasil.

Una encuesta de Datafolha mostró que la transferencia de votos ya comenzó. Si bien Haddad sigue estancado en un nivel de apoyo de un solo dígito, su respaldo aumentó del 4 al 9%, el mayor avance entre los 13 candidatos que se postulan a la presidencia.

La misma encuesta también mostró un fortalecimiento del apoyo a Ciro Gomes, otro político izquierdista que fue gobernador y ministro de Finanzas. La intención de voto aumentó del 10 al 13%.

Los candidatos favoritos del mercado, que dicen que continuarán con las reformas económicas del Presidente Michel Temer, tuvieron pocos avances en las encuestas.

La encuesta de Datafolha mostró que el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro aumentó en 2 puntos porcentuales al 24%, menos de lo que muchos esperaban después de que sobrevivió la semana pasada a un ataque con cuchillo que lo dejó en estado grave: "En pocas palabras: Bolsonaro parece tener asegurado un lugar en el balotaje", dijo en una nota Juliano Ferreira, estratega de la correduría BGC Liquidez. "Una vez allí, sus posibilidades de perder se ven más fuertes, sea quien sea su rival".

Uno de los funcionarios del partido dijo que la carta de Lula en la que consagra a Haddad como candidato a la presidencia será leída a los partidarios que han acampado frente al edificio de la policía durante cinco meses para protestar por su encarcelamiento, que consideran parte de un plan para evitar que el exmandatario regrese al poder.

Lula, que fue presidente entre 2003 y 2010, no puede ser candidato bajo la ley brasileña "Ficha Limpia", que prohíbe postular a cualquier cargo público a las personas que tienen condenas que han sido confirmadas tras una apelación.

Curitiba, 13 de septiembre de 2018.-

Por Felicia Saturno Hartt.

Comments powered by CComment