Rodrigo Duterte, Presidente de Filipinas, afirmó que el aumento de los casos de violaciones y asaltos sexuales en Davao se debe a que la ciudad de la que fue alcalde durante más de dos décadas tiene "muchas mujeres bonitas".
Foto: Ecos Media

Rodrigo Duterte, Presidente de Filipinas, afirmó que el aumento de los casos de violaciones y asaltos sexuales en Davao se debe a que la ciudad de la que fue alcalde durante más de dos décadas tiene "muchas mujeres bonitas".

Según los últimos informes de la Policía Nacional de Filipinas, Davao se sitúa a la cabeza en Filipinas como la localidad con mayor número de casos de asaltos sexuales, con un total de 42 incidentes de ese tipo en el segundo trimestre de 2018.

El presidente filipino, mujeriego confeso y conocido por sus discursos fuera de tono, ha estado en el centro de la polémica en varias ocasiones por sus comentarios misóginos, sexistas y despectivos hacia las mujeres.

Pero en esta oportunidad se intervención, siendo un jefe de estado, es inaceptable, porque promueve el desarrollo de la violencia sexual hacia las mujeres, porque justifica el delito por ser provocado por la belleza de éstas. Una pedagogía de la violencia.

Indudablemente su hija Sara, Alcaldesa de Davao desde 2016 y, a quien algunos senadores y congresistas promueven como candidata para sustituir a su padre al frente del gobierno, no está en esta lista.

Por eso desde Ecos le decimos al Presidente: Duterte ¿Por qué no te callas?

 

Comments powered by CComment